arrow
Copiar al portapapeles

Perfectos desconocidos

6,6
21.308
votos
Sinopsis
En una cena entre cuatro parejas, que se conocen de toda la vida, se propone un juego que pondrá sobre la mesa sus peores secretos: leer en voz alta los mensajes, y atender públicamente las llamadas, que reciban en sus móviles durante la cena. Remake del exitoso film italiano "Perfetti sconosciuti" (2016), de Paolo Genovese. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 4 5 6 10 33 >>
11 de abril de 2018
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
El espejo no devuelve nunca la imagen de quien deseábamos ser o quien soñábamos llegar a ser… El trabajo de los actores es magnífico, todos parecen sentirse cómodos, a excepción de Belén Rueda que aguanta pero no cuaja. Me he dado cuenta que es una actriz que funciona estupendamente en un cierto tipo de registro.

La película promete más de lo que ofrece. A la mayoría, les parece suficiente... Y eso está bien.
LEUGIM
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de diciembre de 2017
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si la película fuese una hamburguesa o un bocadillo de chorizo, se me presenta la carne o el embutido como un pedazo de alimento jugoso, sabroso y bien elaborado, y del pan que al principio y la final se alinean para darle consistencia al conjunto diría que sobra, que está demasiado cocido, el principio, y con sabor raro al final.
El principio por poco natural, demasiado sugerente y por tanto artificioso. Entre miraditas, morisquetas, gestos y algún suceso sorprendente se nos dice que algo especial va a suceder. No casa con el buen hacer y la naturalidad de un docudrama de situación tan bien dirigido.
Se debería haber dejado al espectador que fuese descubriendo lo que sucede sin tanta pista. Al final está claro que se va a montar una buena.
Y el final, igual. Incursión en la intromisión.
¿A qué viene ese final? Lo de la brujería y lo diabólico está condicionando la obra de Alex de la Iglesia de manera castradora. A mi modesto ver.
Como una tapadera, que tapa un buen producto al que no se le deja respirar, es lo que me parece el final. Mata la película.
Lástima, porque durante toda esta obra de teatro llevada al cine en la que brillan Eduard Fernández, Pepón Nieto y Dafne Fernández, y los demás en mayor o menor grado se muestran afectados y poco naturales, se había pergeñado una buena historia con momentos álgidos de dramatismo y humor.
Sin el principio y sin el final, tendríamos obra de teatro para rato. De esas que están en los escenarios años y años.
Ah, los móviles han llegado para quedarse, así que mejor que los administremos bien. Ahora sufrimos los excesos del principiante pero aprenderemos. Como hemos hecho con todo, desde que apareció la rueda o el fuego. Eso sí que cambió nuestras vidas.
cinefiloman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de diciembre de 2017
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La mejor película de Álex de la Iglesia. Un film donde todo está impecable: el reparto, el guión, la puesta en escena. Te atrapa desde la vertiente psicológica desde el primer instante, y ya no te suelta, no cae en ningún momento en lo fácil, sino que profundiza en la naturaleza humana usando el humor, algo que nunca se debería dejar de lado, y así, gracias al humor, te mantienes despierto, expectante y con ganas de más, que es lo mejor que le puede pasar a una película. Esto es lo que mejor hace de la Iglesia: la comedia negra.
gpiqueras
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de marzo de 2018
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para mí las películas de continuos reproches son un auténtico revulsivo. Yo me siento a ver una peli para divertirme y disfrutar, o emocionarme, no para soportar los problemas conyugales de otros, aunque sean ficticios. En la segunda mitad de la película la cosa mejora porque llega la parte tragicómica, pero aún así, la primera parte me parece infumable.

Esta película no es del estilo de las de Álex de la Iglesia. Más bien parece un rodaje "alimenticio", como decía el gran José Luís López Vázquez, esto es, que da para ir comiendo. Que sea un remaque de una peli italiana y que ande Mediaset por medio, confirman mi teoría.

Me ha encantado ver de nuevo a Dafne Fernández, a la que perdí la pista tras "Un paso adelante". Sigue estando igual de buena. Su intepretación y la de Pepón Nieto (al que tanto he criticado en épocas pasadas), son las únicas que me han parecido convincentes, espontáneas, creíbles. Belén Rueda está claramente sobreactuada. Noriega ni fu, ni fa. Eduard Fernández, Alterio y su mujer, francamente mal.

Tampoco me ha gustado el final. ¿Qué somos, niños de primaria que necesitamos un final a lo Walt Disney?
echulin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de diciembre de 2017
8 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
La gracia que tiene el diablo reside en su continua mutación, nunca para quieto y cambia constantemente de forma. Por eso sobrevive y siempre está presente.
Ahora es el móvil. El invento más perverso y destructivo que ha creado el mal desde el final de la segunda guerra mundial.
Es tan perfecto en su dolor y mezquindad que se ha hecho imprescindible, anodino e inadvertido.
Es como un virus. Mucho peor que cualquiera de los anteriores o actuales, los supera por goleada, ya que este triunfa en todas partes prácticamente, miles de millones se han intoxicado, están contaminados y no paran de contagiarse unos a otros.
El número de muertos (¿espirituales?) es tan grande que no hay ni cifras al respecto, son incontables, las matemáticas ya no sirven, necesitaríamos fórmulas abstractas, aforismos, maldiciones, exabruptos u onomatopeyas.
Y no solo es todo lo que ha matado, a ese horror inefable hay que sumarle todo lo que ha deformado, pervertido y torcido, todo ese destrozo abismal y pringoso que ha producido en su irradiación expansiva y agonística.
Por supuesto, que no hay marcha atrás. De esta ya no nos podremos recuperar jamás. La enfermedad es universal, mortal de necesidad. No hay remedio ni antivirus conocido. Va a ir a más.
Tendríamos que buscar a algún humano todavía no dañado, limpio, inmaculado. Pero son casi imposible de encontrar. Y los pocos que quedan, están desapareciendo, debido a su larga edad o a la presión social. El contaminado no soporta la visión o cercanía de un sano, y por ello utiliza todos los medios a su alcance para que se contagien también. De ahí que sea una plaga imposible de curar y erradicar.
Y no solo es el terrible daño moral o la destrucción colosal de cuerpos y almas, hay que señalar además el grado de imbecilidad que ha propagado. Si somos como especie, por naturaleza, muy susceptibles de contraer la idiotez supina en cualquier momento, este artilugio demoníaco la ha convertido en una idolatría feroz, insuperable e indestructible, la memez como un Dios al que adorar y alimentar cada día, ofreciéndole infinitas muestras de nuestro amor y rendición, de nuestro sacrificio, renuncia y perdición.
No hace falta decir que es el signo definitivo del apocalipsis. El anuncio del fin de los tiempos. Esta vez lo merecemos, por fin lo conseguiremos. Desapareceremos.
Por todo ello, esta película es una profecía, una señal de muerte. Detrás de su liviana y boba apariencia de comedia burda y rala, hay un aviso para navegantes, un presagio del fin.
Y ese es su único valor, como advertencia o augurio.
Ya que como película deja mucho que desear. Costumbrismo tópico, aire rancio, humor grueso, interpretaciones forzadas y quizás solo se salve algún destello de buen actor y la dirección eficaz y hasta con algún detalle minúsculamente hermoso de nuestro amado Álex.
Homosexualidad, sexo deseado, reprimido, realizado, sexo, sexo y sexo. El resto, muerto.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ferdydurke
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 4 5 6 10 33 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados