Haz click aquí para copiar la URL

Las secretarias

Comedia Tres jóvenes y atractivas secretarias, Julia, Paula y Doli, trabajan en una compañía de seguros. En sus fatigosas jornadas de trabajo colaboran con sus jefes, supliendo en ocasiones sus deficiencias. Pero estas chicas, en su vida privada, también tienen problemas que resolver e incluso dramas muy íntimos. (FILMAFFINITY)
1 2 >>
Críticas 7
Críticas ordenadas por utilidad
13 de enero de 2021
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es el cine de otra época, es un cine agradable, entretenido, divertido y jovial, no se pretendía hacer más maravillas, no hay que ser demasiado exigentes con estas películas de barrio.

Todos sabemos que estas películas son para ese “cine de barrio” que todos conocemos los domingos, es un cine menos ambicioso y cuyo objetivo era simplemente hacernos pasar un buen rato.

Han pasado los años y me sigue entreteniendo este cine, porque se respira un buen rollo, y es porque yo tampoco le pido mucho.

Pero entre medio encuentro cosas muy buenas, un fondo social y un cine un tanto feminista, una crítica social, y un retrato de una época que aún existe.
Los modelos de las secretarias son dignos de exposición, están realmente guapas y retrata una época en la moda española.

Aunque es una película para pasar un buen rato, hay cosas muy buenas que podrían ser de un cine mayor.
manuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de octubre de 2021
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Las secretarias es una película viajera e iniciática. Viajera pues capaz es de transportarnos a la sociedad española medio burguesa de los sesenta. Iniciática pues predice por donde nos moveremos –Pedro´s incluidos-.


Qué horror de sociedad y sin embargo avanzada. Eso es lo que nos dice Lazaga, de nombre Pedro. Cómo hemos cambiado -sobre todo el macho ibérico citadino- que se ha ido lustrando vertiginosamente a lo largo de los pocos años que nos separa del año que retrata la película (1968), y sin embargo hoy en día las feministas más pusilánimes son capaces de señalarles en las cavernas más profundas, señalarlos como más machos, más ibéricos y más simples, casi naturales. Lazaga avanza en esta película como la mujer tiene subterfugios suficientes para salir de agobio social sin provocar mayor perjuicio -a su partener macho ibérico- que el causado por el puro cambio (que no fue poco, si bien tampoco traumático).

Señalamos como escena costumbrista, por increíble que parezca, esa en la que la mujer amada, en su primer día de matrimonio, se levanta para preparar el desayuno del amado monstruo, él la recrimina el defecto de azúcar en el café, ella sólo contesta “mañana ya sabré cómo servirlo… “

Portentosa, la denuncia de lo fácilmente corruptible que era el pequeño funcionario español. Las funcionarias encerradas dentro del estómago del Leviatán, viviendo sin vida para servir a una burocracia atroz -como la actual, sólo que electrónica-, buscando ese segundo trabajo capaza de completar un salario mensual capar de permitir huir de la inevitable corruptela funcionarial, vivir mejor aunque suponga trabajar de 16 a 19 horas, anteriores horas de siesta. Contentas, llegan hasta ir –a su edad- a trabajar con minifalda.

De cómo, entre las mujeres se pueden enseñar las bragas de estreno sin que signifique más allá que el mero hecho de presumir poseer un capricho más o menos erótico o, cómodo o envidioso.

Exacto augurio de lo que será el próximo cine español, incluso con el caudillo vivo. El advenimiento de la españolada. Acertaron de lleno incluso con los actores.

La llegada de las computadoras inteligentes que van suicidando a esas máquinas de escribir que se atoran con la letra M, el cambio de artesano de las Olivetti`s por los incipientes técnicos de los IBM´s

Y por último la reivindicación social de los derechos laborales, que por supuesto fueron llegando.
Sin desperdicios. Lo demás es puritanismo de evidente vanguardia.
iovErdÈ
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de mayo de 2013
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primero cuenta las anécdotas sentimentales de tres monísimas secretarias y para darle una mayor consistencia al producto después hay una situación en la que las secretarias tienen que protestar para evitar el despido de una compañera. Así se consigue una comedia simpática y humana a la vez que además refleja el talento de Lazaga para retratar los colectivos humanos, algo que ya había demostrado en películas anteriores. Las fabulosas Sonia Bruno y Teresa Gimpera se llevan los mejores momentos del film y también destaca la presencia de la gran actriz Mary Carrillo. Florinda Chico y Rafaela Aparicio actuan con la gracia acostumbrada. El guión es bueno en general aunque en un momento dado se pronuncia alguna frase bastante desafortunada. En general es una de las más agradables comedias que surgieron a raíz de la colaboración entre Lazaga y Masó, quienes marcaron una época con sus dinámicos productos.
Cromatico
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de octubre de 2021
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Realizada en plena época de desarrollismo económico, cuando la mujer se empezaba a incorporar a la vida laboral, esta es una película muy entretenida, y divertida.

Abarca varias personalidades de secretarias:

la ligona, la sexy, la ingenua, la responsable, la secretaria madura que se ve superada por las jóvenes....
me gusta el papel de Teresa Gimpera, en su rol de mujer fuerte que se niega a dejar su trabajo después de su boda y a quedarse en casa con "la pata quebrada";

Saza, en un papel que parece muy divertido, pero que en la vida real supondría acoso laboral y que hoy obviamente no hace ni pizca de gracia y no se incluiría en una comedia;

Florinda Chico y Rafaela Aparicio están magistrales, como siempre, sencillamente se comen a sus compañeras de reparto;

Me quedo con Juanjo Menéndez, un actor con cuyos papeles casi siempre me identifico, aunque en esta peli su divertidísimo personaje aparece poco y está bastante desaprovechado.

Sin duda, para pasar un buen rato delante de la tele.
axturias
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de julio de 2021
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para mí, esta película debe de ser una de las peores de la larga filmografía de su director, el catalán Pedro Lazaga, y no por su reparto de actores, que es estupendo, sino por un guión lleno de tópicos y tonterías. La comedia hace poca gracia, y el drama no convence. Algunos diálogos son tan malos que dan vergüenza ajena, y parecen salidos de una fotonovela barata, especialmente los de Teresa Gimpera.

Los únicos elementos que tienen interés son la picante secuencia de los créditos iniciales, y los personajes de Florinda Chico y Rafaela Aparicio, dos funcionarias del Ministerio de Obras Públicas que se ponen a trabajar por la tarde en la misma empresa aseguradora en la que trabaja Sonia Bruno: en los años 60 existía el pluriempleo, motivado por unos sueldos bastante bajos en la administración pública.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Pedro Triguero_Lizana
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow