arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Skhizein (C)

7,5
6.557
votos
Sinopsis
Henry es un personaje que, golpeado por un meteorito de 150 toneladas, se ve condenado a vivir a exactamente 91 centímetros de su cuerpo. Partiendo de esta premisa, el corto narra las desventuras de Henry y las soluciones momentáneas que encuentra para tratar de seguir llevando una vida cotidiana “normal”. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
5 de diciembre de 2010
127 de 135 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si en "Une histoire vertébrale" Jérémy Clapin se centraba sobre un hombre diferente que buscaba encajar en su entorno, en "Skhizein" se narra la historia de un hombre normal que se ve desplazado de su entorno como consecuencia de algo más espeluznante: el haberse desplazado de sí mismo.

En "Skhizein" el tema es más existencialista y el planteamiento es más filosófico que en "Une histoire vertébrale". El tono es más oscuro en contraposición con el del sutilmente humorístico y esperanzador trabajo anterior, la retórica brilla permanentemente al prescindir de excesivas explicaciones o juicios que rompan con los sugerentes matices del argumento. La animación está logradísima y la música complementa a la perfección a la grisácea y lúgubre atmósfera que se nos brinda, acorde con la temática, pudiendo llegar el conjunto a poner los pelos de punta en los momentos finales.

Brillante.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Nietzsbender
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de julio de 2010
65 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
Jérémy Clapin es un director francés que acaparó la atención de los seguidores de la animación hace ya unos años, con su primer trabajo, "Une Histoire Vertébrale". Pero fue en 2008 cuando regresó a la actualidad por todo lo alto con este "Skhizein", uno de los trabajos animados más valientes y conscientes de su valor intelectual desde el primer segundo hasta el último, que he visto en mucho tiempo. No hay retórica barata en "Skhizein", tampoco pedantería: hay una historia fantásticamente narrada sobre un hombre que, tras sufrir el impacto de un meteorito, se encuentra a si mismo (su 'ser') desplazado a 91 centímetros de su cuerpo físico. Deberá, pues, aprender a lidiar con esta disfunción.

"Skhizein" es una palabra griega que viene a significar algo así como "separar" o "dividir". Así mismo, la raíz de la palabra procede de schizophrenia (es decir, esquizofrenia). Durante el corto, que se inicia con un joven tumbado en un diván en la consulta de un psicólogo, vemos como el director no emite juicios sobre su personaje sino que se limita a mostrar cómo lidia con sus problemas. No sabemos si está loco, si lo que se nos muestra es real o imaginación. Sólo tenemos la certeza de que pase lo que pase, hay algo raro en el ambiente. El cómo evoluciona el concepto y la forma en la que Clapin decide terminar el trabajo son méritos suficientes como para hacer de "Skhizein" un trabajo recomendable para su visionado, te guste o no la animación. Si te atraen los trabajos sobre el existencialismo, la filosofía o cualquier elemento más allá del "simple" entretenimiento, no lo dudes. Podría ser un complemento al "Waking Life" de Richard Linklater, aunque eso sí: esta se sigue mejor.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de abril de 2011
46 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sé, yo creo que eso de que tiene que ver con el existencialismo... Juraría que trata de la esquizofrenia, de ahí el título, ¿no? Creo que -skhizein- es separar; en este caso, le quita el final que daría con la palabra esquizofrenia y que me parece que viene a significar algo así como separar la mente.

No destripo nada del final en lo que voy a decir, pero lo pongo en spoiler para quien quiera pensar por sí mismo/a antes que leer una reflexión de otra persona.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
merops_apiaster
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de agosto de 2010
40 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando vi este gran cortometraje me asaltó la idea de que al fin y al cabo hay momentos en la existencia en que necesitamos que algo/alguien haga palanca y consiga desplazarnos. Este desplazamiento resulta realmente desagradable cuando no estamos acostumbrados a sentir verdaderamente nuestra individualidad; esa persona llevaba una vida ordenada, un horario, una serie de ritos que lo sepultaban completamente, que lo convertían en alguien más. Cuando el meteorito cambia su posición, cambia la posición de su ser, de sus ideas, de su perspectiva ante un mundo concienciado en la pasividad, por primera vez el personaje trasciende y es capaz de existir totalmente a pesar de tener que estar continuamente atento con qué chocará, o en qué herrará. Ya no es el hombre gris que teclea enfrente de una máquina de escribir, ahora atraviesa un muro para asomarse al mundo por primera vez, para entregarse al universo como fin último.
Salome_e
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de noviembre de 2011
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lección en 15 minutos escasos de existencialismo, relativismo, despersonalización y, claro, esquizofrenia, o lo que comúnmente llamaríamos locura. Lo peor -lo mejor- de un texto inspiradísimo es lo jodidamente reconocible que se hace para cualquiera que se zambulla en sus imágenes tal contexto de degradación mental y personal, y es que no hace falta que tengas psicoanalista propio o te alcance un meteorito para saber bien a qué te enfrentas en los días grises: exacto, peligrosa nada. Desligarte de ti mismo y no dar con la forma de recomponerte. O no encontramos los pedazos u olvidamos hacernos con el manual de instrucciones. "Psss, no lo necesito, estoy por encima del mundo y sus achaques, yo Soy". Sí, lo que eres es un completo inútil navegando en una cáscara de nuez hacia el desastre.

Como digo, 'Skhizein' es grande porque, primeramente, visualmente es inmejorable, con un trazo y un dibujo tremendamente sugestivos, unido además a una banda sonora modélica, que te mece poco a poco hasta dejarte noqueado con un final de aúpa, tristísimo y aun así maravilloso (soy de los que quisieran ver ese vaso medio lleno pero qué difícil es casi siempre). Los dibujos en el suelo y las paredes se me borran fácilmente y acabo olvidando quién era y qué propósitos son míos, con quién puedo contar y quién no es más que un charlatán sin puta idea de esto que pasa por mi mente, de forma caótica, desordenada, como proyectado desde miles y miles de kilómetros hasta el choque inevitable. Y el desorden. Y la manía por darle un sentido algo mayor a lo que quizá nunca lo tuvo.

[Como líneas discontinuas en la carretera, nos fuimos distanciando de la vida, negra vida. Tonto yo que te seguía, mi sombra, mi ausencia...]
José (FullPush)
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados