Haz click aquí para copiar la URL

El último beso del káiser

Drama Un oficial alemán (Jai Courtney) es enviado a Holanda para determinar si el Servicio Secreto británico se ha infiltrado en la casa del Káiser Wilhelm II (Christopher Plummer) durante el inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero comienza un peligroso romance con una joven judía holandesa (Lily James) con consecuencias que ni ellos ni el Káiser podrían haber previsto. (FILMAFFINITY)
1 2 3 >>
Críticas 14
Críticas ordenadas por utilidad
10 de junio de 2017
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película basada en la novelita de Paul Judd del 2003, "The last Kaiser´s kiss", cuenta los últimos tiempos del Kaiser Wilhem II, exiliado en Doorn.
El Kaiser interpretado por un maravilloso y octogenario Christopher Plummer, cuya presencia es muy querida y reconfortante en esta película que pone de manifiesto las generaciones cuyo crepúsculo aún brilla como la pareja de Janet McTeer como la princesa Hermione y el Kaiser y Jai Courtney junto a Lily James, quienes interpreta al capitán a cargo de la protección del Kaiser, y a la infiltrada criada Mieke de Jong de la Resistencia británica.

Realmente la película está contada en clave de thriller romántico y bélico, dejando un gran espacio para la tragedia personal de los cuatro grandes protagonistas, compuestos por la pareja de ancianos gobernantes y los jóvenes, la del oficial de las SS Brandt enamorado sin remedio de la judía a la que debe detener.

La historia de amor de Courtney y James funciona a las mil maravillas, pese a la inexpresividad de este último, quien por primera vez brilla de verdad en la pequeña pantalla en escenas dramáticas que no son de puro músculo gracias a la inigualable química que inesperadamente ha surgido "onscreen" entre él y Lily James, acostumbrada a los melodramas de época y al drama real, de lujo.

La película no adolece de aburrimiento argumental, David Leveaux para ser debutante en la dirección llena muy bien los huecos y da a cada personaje su espacio para crecer, quemarse, luchar y morir o vivir. Las dos parejas contrastan mientras la película del "Libro negro" va quedando más y más atrás en cuanto a comparaciones, en un primer momento pensé que Verhoeven iba a ser recordado pero no lo hizo. Plummer aporta el aplomo necesario para hacer de esta cinta una joyita preciosa de pelis que vienen a engrosar la complicada temática de la Segunda Guerra Mundial en un papel corto pero determinante, mientras el resto del guión respeta la novela pero toma sus propias decisiones. Una banda sonora deliciosa y elegante cumple su función en cada momento, engradeciendo la ya entretenida película. Gran vestuario y exteriores.
barbara12
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de enero de 2018
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aparte de que esta película no llegara a estrenarse en España (la he visto por cortesía de M+), no deja de tener su aquel, pese a que es poquita cosa. De hecho, ignoraba por completo que el káiser Guillermo II viviera en el exilio después de la Primera Guerra Mundial, por haber sido considerado el artífice de la peor derrota militar de Alemania, y que los nazis no le tuvieran la menor simpatía.
Un oficial alemán es enviado a la residencia del káiser al sospechar que le han infiltrado un espía en su mansión, pero se enamora de una escultural judía durante su investigación. La película ahonda en la relación entre ambos, y entre la muchacha y el exiliado monarca. El debutante David Leveaux hace lo que puede con el material que le ha caído entre manos, y pretende entregar una mezcla vistosa de romance, guerra, espionaje y drama histórico, que al final se le escapa de las manos. Por suerte, ahí tenemos a Christopher Plummer, con esa elegancia y dignidad que pasea en su ocaso, para otorgar a la película cierto encanto. La pareja protagonista es desigual. Jai Courtney es algo sosillo, y Lily James se desenvuelve mejor. Por lo visto, ambos se desnudan por primera vez en la pantalla. Él exhibe unos robustos atributos (fugaces, no os hagáis ilusiones), y el breve plano del culo de Lily nos impulsa a darle ánimos para que no se ande con tapujos y se exhiba con más frecuencia y generosidad.
Por fin, consignar la estupenda aparición de Eddie Marsan como Himmler: está repulsivo, untuoso y, definitivamente, odioso. Una película para ver sin demasiadas expectativas, pero aceptable en sus escasas ambiciones.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de junio de 2017
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Se trata de una drama romántico británico que buenas y malas, aunque predominan las primeras. Argumentalmente es efectista y comercial, evitando los riesgos dramáticos, con muchas situaciones previsibles y el nudo narrativo puede y se revela rápidamente. Las buenas interpretaciones de Christopher Plummer y Lily James le aportan mucho realce para salvar las debilidades.
El debutante director David Leveaux consigue una combinación atractiva de personajes, ambientaciones y las aristas políticas de una Alemania en la que el nazismo avanza de manera arrolladora mientras arranca la Segunda Guerra Mundial.
En ese marco refinado, prolijo y muy acertado con la mayoría de las actuaciones, el guión escrito por Simon Burke muestra las mayores debilidades al intentar evitar complejizar la trama y optando por el melodrama en logar de ahondar en los conflictos.
La ópera prima de David Leveaux resulta una película llevadera, por momentos atractiva, pero todo es previsible y especialmente el vuelco más importante, salvo algunos pocos giros menores, y con un final que dilapida parte de los logros. Gracias a las buenas interpretaciones y las ambientaciones consigue remontar los problemas y se convierte en una drama poco dramático que deriva en un romanticismo demasiado meloso.

Calificación Fanaseriecine: 6 sobre 10
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
fanaseriecine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de septiembre de 2017
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Historia de amor de tintes épicos y un tanto controvertidos que se entremezcla con un hecho histórico del nazismo. Al inicio de la segunda guerra mundial, un oficial de las SS recibe la misión de encargarse de la seguridad personal del káiser Guillermo II que reside en Holanda alejado de la vida política y del poder. En su destino conoce a una chica del servicio del káiser con la que comienza una discreta relación. Pero la visita de Himmler para entrevistarse con el káiser acelera el desenlace de su relación y del futuro de Guillermo II.

Emotivo papel el que realiza Plummer, dando vida a un ególatra, orgulloso y autoritario káiser, que rodea y articula al resto de personajes, cada uno con sus historias particulares: un romance imposible, un espía infiltrado y perseguido, una esposa ansiada de poder a la sombra de su marido, y la entrevista de Himmler con el káiser.

La película es entretenida. La interpretación de Plummer está por encima del resto, incluso consigue ocultar las carencias de la película. Los diálogos son ingeniosos sin ser vertiginosos y arrolladores. La dirección gestiona perfectamente la tensión mezclando diálogos sosegados con escenas de acción. No obstante, la historia de amor no se la cree ninguno de los dos: ni el rudo oficial de las SS que de pronto se enternece con la criada, ni la sirvienta enamorándose del rudo oficial. El mejunje al que nos somete el director enreda tanto la trama que al final el sabor de boca que se queda es más parecido al de una historia de amor tradicional que al de un drama.
borjugon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de marzo de 2021
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película ramplona que destila falsedad en el centro de su argumento, no precisamente por lo ficticio de los hechos (lo cual es perfectamente admisible), sino por el romance absolutamente vacío de sus protagonistas.

La historia de "amor" empieza tan pronto que piensas que te has perdido algo y Lily James nos toma el pelo poniendo cara de anunciar perfume toda la película, da igual la índole de la escena en la que participe.

La verdadera excepción a la mediocridad que rodea toda la cinta es, cómo no, Christopher Plummer, que salva los trastos, pero hubiera merecido una película mucho mejor y un Káiser menos dulcificado. Su actuación es intachable, llena de sutilezas. Como suele decirse, se come la pantalla cuando aparece, pero esta vez hay tal abismo entre Plummer y el resto de elementos, que terminamos con sensación de estafa.
Nashville
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow