arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Familia

Comedia. Drama Santiago después de levantarse baja a la cocina, donde lo espera toda la familia para felicitarlo: es su cumpleaños. Todos le cantan el "Feliz cumpleaños", y él empieza a abrir los regalos; cuando le toca el turno al de su hijo pequeño, se enfada y dice que no le gusta. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 8 >>
21 de junio de 2005
60 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primera película de León de Aranoa, en la que se nos cuenta una historia triste, pero con mucho sentido del humor (como lo hace también en sus otras obras, "Barrio" y "Los lunes al sol"); y demostrando que cuando hay talento no hacen falta presupuestos de escándalo para rodar buenas películas.
La historia comienza con un padre que se levanta el día de su cumpleaños, y al que su familia está esperando para darle los regalos. Hasta ahí todo normal, pero la cosa cambia cuando abre el regalo de su hijo pequeño: se enfada por el regalo y le dice a su hijo que está despedido.
Esto deja totalmente desconcertado al espectador, si no sabe de qué trata la película; y ahí comienza lo bueno del película, con un guión muy original, contado con grandes dosis de humor, pero sin dejar de lado la tristeza del tema. Además, tratando temas como las relaciones familiares , los celos o la amistad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Toma Primera
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de mayo de 2007
44 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
El debut tras las cámaras de Fernando León de Aranoa es más que encomiable, pues tras "Familia" se hallan verdaderos escollos que podrían haber hecho caer el film en una propuesta burda y sin valor, sin embargo, y en primer lugar, hay que aplaudir el riesgo que asumió Aranoa al querer realizar este proyecto, pues tras su originalidad y ese planteamiento tan curioso como resulta un grupo de actores que median de familia durante unos días, se encuentran obstáculos que lo podrían haber dejado todo en algo nimio, vano.
Obstáculos como algunas de las situaciones que puede llegar a propiciar una situación tan extraña como forzada, ya sea en el comportamiento de sus protagonistas o mediante situaciones que hicieran de la cinta algo incongruente.
Sin embargo, el realizador madrileño juega con inteligencia sus cartas y hace de "Familia", además de un interesante drama con inmejorables instantes, una comedia por momentos, de lo más apta y que da cierta ligereza a la propuesta.
Y bien le viene, pues los obstáculos mencionados antes aparecen en determinadas ocasiones (ya sea mediante diálogos raros -como algunas conversaciones que mantiene Galiardo con Anaya, verdaderamente inesperadas- o situaciones de lo más comprometedoras -como la que propician Anaya y Querol o el momento en la cocina entre Amparo Muñoz y el supuesto hermano de Galiardo), aunque terminen quedando sencillamente en meros trámites que ni entorpecen el relato ni adquieren excesiva importancia dentro de lo que cabe.

Como ya es normal en él, Aranoa trabaja con esa sencillez que le caracteriza: Ni escenarios recargados, ni iluminación singular, ni una fotografía que desvíe la atención hacía otros elementos que no debieran tenerla, y que tan buen resultado le da en esta ocasión, pues el hecho de intentar conformar una historia sin demasiadas pretensiones y con sobrado ingenio es suficiente motivo como para no añadir chucherías que distraigan la atención del espectador.
Además de ello, el elenco interpretativo es prácticamente inmejorable: Galiardo cumple con empaque, Anaya está verdaderamente soberbia, Amparo Muñoz también realiza un papel muy bueno y el resto del reparto se dedica a añadir su granito de arena para que "Familia" funcione debidamente y ofrezca algo más de 90 min. de impecable entretenimiento y buena comicidad añadida con cuentagotas y sin sobrecargar.
Grandine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de abril de 2008
30 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Meritorio debut de uno de los tres mejores directores españoles en activo, Fernando León de Aranoa, que recoge las dos esencias del cine patrio, por un lado la dirección de actores y los diálogos y por otro lado el espíritu surrealista y buñueliano que tantas horas de buen cine nos ha dado.

En lo primero, Aranoa resuelve magníficamente la composición en las escenas dejando hacer a sus protagonistas, algo que se ha ido perdiendo en nuestro cine, y que fue lo que siempre se nos dio bien. Además hace lo que tiene que hacer un buen director, dar oportunidades y descubrir talentos (Elena Anaya), recuperar a miembros de la profesión casi desaparecidos con talento (Ágata Lys y Amparo Muñoz, guapísima por cierto) y contar con los buques insignias de nuestro cine (Chete Lera y sobre todo Juan Luis Galiardo, sobrado y enorme como siempre).

En cuanto a lo segundo, el entonces joven director madrileño, se apega a lo rocambolesco de una historia, que hace que en otros países pudiera salir inverosímil, pero que en la piel de toro se convierte en una virtud, ya que ante las extrañezas de la historia permite que el ingenio de los actores se muestre mucho más fresco, y es que los enredos familiares es un subgénero muy nuestro.

Lo peor la música y algunas cuestiones técnicas de sólo relativa importancia. Lo de las nubes no es tampoco de quitarse el sombrero.

Goya merecido a mejor dirección nobel, que afortunadamente no se quedó sólo en eso sino que sería posteriormente corroborado y mejorado por Aranoa. Y eso sí que ya no es tan normal.

Divertida, cruda e inteligente. Se percibe la calidad de alguien que será importante detrás de la cámara y escribiendo guiones, no hay duda.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de enero de 2007
27 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cae la luz y mientras aparecen los créditos con nubes en forma de caballo de fondo, sientes una alegría y a la vez una tristeza indescriptibles.

Sin grandes alardes técnicos, Fernando León nos cuenta una historia sencilla pero perfectamente trenzada, con una primera escena para enmarcar: una familia feliz que calcula, nerviosa, cuándo bajará el padre el día de su cumpleaños a desayunar y recibir sus regalos. Tras el latigazo que supone para el espectador la conclusión de esa escena se desarrolla una monumental película llena de sonrisas, amarguras, momentos de complicidad entre el director y uno mismo y grandes actuaciones.

Diferente a todo lo que uno se pueda imaginar antes de verla. Altamente recomendable.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Cesar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de enero de 2006
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
La mejor película de Fernando León de Aranoa es esta comedia dramática, o drama cómico, o cómo quieran llamarlo. Una historia fresca, innovadora, dinámica, y excelentemente llevada e interpretada por un grupo de actores digno de alabanza, y que destaca por encima del paupérrimo nivel del cine español de los últimos años.

Al comienzo parece que nos van a plantear la clásica película dramática de tragedias familiares, pero conforme avanza la película, vamos viendo que nada es lo que parece y el espectador permanece atento a la pantalla debido a lo interesante que se pone la historia. Un guión nada pretencioso, que en ningún momento sufre altibajos, muy muy original, y divertido, y con dosis dramáticas en su justa medida cuando la historia lo requiere, con varios giros de guión que hacen que la historia cambie de manera radical. Una auténtica metáfora sobre si la familia, destrozando costumbres y tópicos familiares, representados por un grupo de actores de teatro realmente asustados ante el desarrollo de los acontecimientos. Y ante esta situación, vamos viendo como se resquebrajan las relaciones entre los personajes por culpa del trabajo, de como se tensan las relaciones entre ellos hasta llegar al borde del miedo, de los celos y la paranoia.

Sobre el reparto, ninguna queja. Galiardo está extraordinario, perfecto, poniendo la nota excéntrica a su personaje. Sus escenas con Juan Querol y Elena Anaya son divertidísimas, y realmente nos hace creer que es el padre de esta familia tan pintoresca. Chete Lera como el director está bestial. Parece no importarle nada de lo que le ocurra a la compañía si al final puede terminar de pagar su coche. Realmente mantiene un gran duelo interpretativo con Galiardo, y nos regala auténticos momentos únicos. Elena Anaya, que es mi actriz favorita desde que la vi en esta película a los 11 años, demuestra una tranquilidad, y una naturalidad ante la cámara impropia de su edad, y nos regala una de sus mejores interpretaciones, al igual que su " hermano" Juan Querol, quien esta magnífico, y es una lástima que no sepamos nada de él.

En definitiva, una película muy recomendable para quien quiera descubrir que no todo son dramas insustanciales dentro del cine español, para echar un buen rato viendo una agradabilísima película.
Tony Montana
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados