arrow

Violeta se fue a los cielos

6,9
1.526
votos
Sinopsis
“Escribe como quieras, usa los ritmos que te salgan, prueba instrumentos diversos, siéntate al piano, destruye la métrica, grita en vez de cantar, sopla la guitarra y toca la corneta. Odia las matemáticas y ama los remolinos. La creación es un pájaro sin plan de vuelo, que jamás volará en línea recta” (Violeta Parra). Reconstrucción sin una línea cronológica del mundo interior de la artista chilena y de las personas que compartieron su ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
19 de agosto de 2011
14 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Violeta Parra es uno de los exponentes más importantes del folclore latinoamericano, ha influenciados a un sinnúmero de artistas con sus letras, su canto etc… Esta polifacética artista (pintora, escultora, bordadora, ceramista), recorre localidades rurales grabando y recopilando música folclórica. Rescatando una tradición de gran riqueza hasta ese momento escondida, descubriendo la poesía y el canto popular de los más diversos rincones de Chile.

A partir de las experiencias de vida de Violeta y sus momentos significativos, Andrés Wood elabora una película conmovedora. Ignoro si se debe a que conozco la obra de esta artista y su música me hace vibrar, o es porque la película logra transmitir emociones y nos acerca al personaje en todas sus dimensiones: Carácter, humor, caprichos, contradicciones, talento etc…

Considero un acierto del director profundizar en la personalidad de esta cantautora por sobre lo meramente biográfico, complementando el relato lineal con escenas pasado y futuro que sutilmente se acoplan a la historia.

La actuación de Francisca Gavilán me parece notable por la dificultad de encarnar el personaje de Violeta. Además de interpretar sus canciones al punto de tener que revisar en la red si es que era la voz de Violeta o de la actriz.

Destaca la fotografía (Sobre todo en la escena campesina del siglo pasado y la metáfora del Gavilán), y un guión más que aceptable.

Además cabe destacar la visión que Violeta tenia del arte. Alejada de academicismos. Su arte nacía desde las entrañas para dar total libertad creativa, sin moldes ni estereotipos, un producto genuino y único. En fin, un gran homenaje a Violeta, la flor que vive en el alma de Chile.
Rosco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de diciembre de 2011
13 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Uyyy¡¡¡ qué bien, Una película sobre la gran Violeta Parra, una de mis artistas favoritas de todos los tiempos, película chilena de 2011, habrá que ir a verla aunque sólo sea por rendir homenaje a la credora de tantas canciones que forman parte de mi aprendizaje.
Pero ¿y si se trata de una película biográfica tópica y típica?, sería necio hacer tipismo de una de las mujeres más diferentes y diferenciadas que ha habido, pero uno ha visto ya tantas cosas raras que espera cualquier cosa. Tengo que admitir que ignoraba la obra del director Andrés Wood.
Ale, al cine, al menos oiremos canciones de Viola.
Y aquí es donde empezaron todas las sorpresas positivas, una gran película, sabiamente tratada, alejada de tópicos, una compenetración perfecta entre la palabra y la imagen, al fin y al cabo eso es el cine; una interpretación magistral de Francisca Gavilán; la vida de una gran mujer narrada desde sus propias palabras, con el apoyo musical de sus canciones que no son sino la prolongación de sus ideas, verdaderamente sublime la interpretación de "Y arriba quemando el sol", la poesía no sólo estaba en las canciones, también en las palabras y en las imágenes.
Resumiendo, he desempolvado los discos de Violeta que hacía tiempo no escuchaba y me dispongo a pasar una semana de semifiesta entre "volver a los 17", "un río de sangre", "casamiento de negros" y "el rin del angelito".
estaeslacosa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de diciembre de 2011
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con un primer primerísimo plano de unos ojos que abre el relato (e igualmente lo cierra), esta cinta narrada en primera persona nos habla de la vida de la cantante chilena Violeta Parra (Francisca Gavilán). Pero, no es simplemente así de sencillo. Es que la herencia de su padre (“¡Una guitarra que me dejó llena de cantos de pájaro!”), nos señala una voz sufrida (como ella misma lo expresa), y, que en la puesta en escena del cineasta Wood, lo podemos percibir.

De manera que esta vida de Violeta entre susurros y cantos, nos deja al final la sensación de melancolía. Y es que cómo la artista lo sentenció, siempre prefirió a la gente a su prolífica vida de artista y poeta. No en vano escuchamos algunas de sus canciones emblemáticas (“Gracias a la vida”), que no sólo nos remite a aquellos años sesentas, sino a una América Latina cargada de canciones con “cantos de pájaros”.

En lo estrictamente cinematográfico, un relato rico en lo pausado y lacónico ante la retrospección de la acción de una vida como la cantante chilena, con el plus de una excelente fotografía (parca, en el sentido de no enfatizar y equilibrada añoranza).
gonzalo restrepo sanchez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de enero de 2012
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
El biográfico es un genero menor del cine (y también de la literatura), aunque pueda estar lleno de excepciones que confirmen la regla ¿Que aspectos de la vida de una persona construyen su relato? ¿Cuales hay que contar para saber quien fue? ¿Es el recuento de sus principales hitos biográficos? Y en el caso de Violeta Parra ¿hay algo que hable más de su vida que su apabullante legado musical? Frente a estas preguntas, más bien retóricas, y con todos los méritos que pueda tener esta película, no es mucho más que una biografía correcta.

Andrés Wood, el más canónico, prolífico y regular de los directores chilenos actuales, construye una película que goza en buena parte de los méritos de sus anteriores metrajes – técnicamente impecables e incuestionablemente efectivos – pero no parece suficiente para elevar la historia de “La Viola” a la altura de su legado. Ni mucho menos. Aunque quizás ninguna película sería capaz de hacerlo. Con todo, abundan recursos narrativos, simbolismos interesantes y algunas escenas de antología (por ejemplo, la de cristo arengando jovialmente a los espectadores desde la cruz)

Por último, no comparto la decisión de reemplazar la voz cantante de la autora. En la quebradiza y doliente voz de Violeta Parra reside la mitad de su mensaje.
erialnoreste
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de febrero de 2012
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los mejores biopics no son aquellos que recuerdan la vida de una figura célebre sino las películas que saben trasladar al medio cinematográfico el respirar, el alma, el universo del artista retratado. Los mejores biopics no son una mera colección de datos, una sucesión de escenarios y fechas. Los mejores biopics esquivan la manida estructura en orden cronológico y adaptan espacio y tiempo, sonidos y texturas al espíritu de la persona recordada. Los mejores biopics saben que no basta con contar obras y gracias de una personalidad concreta, porque los ejemplos más célebres del género son aquellos que no se limitan a 'contar' sino que 'son'. El biopic de un artista, cantante o actor, escultor o pintor, debe dar la sensación de estar dirigido por ese propio artista, como si las imágenes llegasen a nuestros ojos tras haber pasado por el filtro del arte de la emoción y la mímesis. El director debe empaparse del imaginario y la estética del personaje a retratar, por eso siempre resultarán sospechosos aquellos biopics rodados por un realizador de nacionalidad distinta a la de su personaje. La destreza del biopic, su belleza, no está tanto en ser fiel como en ser verdadero.

Por todo esto, los chilenos deben estar muy orgullosos con esta Violeta se fue a los cielos, una película personal y con personalidad, comprometida y con un personaje de rompe y rasga, libre y radical. La película de Andrés Wood consigue que a lo largo de todo su metraje me sienta embelesado e inmerso en el universo de Violeta Parra, y al finalizar el film logra que me interese por su personaje e investigue quién fue y cómo fue una de las cantautoras y pintoras más importantes de la historia reciente de Suramérica. Porque el biopic no debe tener una estructura cerrada, sino ser el soporte a partir del cual se construye un imaginario y una atracción por el ser recreado. A muchos les molestará la anarquía formal de Violeta se fue a los cielos, pero... ¿cómo acercarse si no a Parra, un pájaro libre que criticaba la simbólica superioridad del gavilán frente a la gallina? Una película que opta por el camino difícil, pero con tenacidad, con las ideas muy claras, sabiendo quién era Violeta Parra; y con la certeza de que la vía más complicada es también la más interesante visualmente, la más cinematográfica (un biopic nunca debe imitar las reglas de una biografía escrita). Uno de los biopics más bellos y rotundos de los últimos años.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities
Xavier Vidal
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados