arrow

Birdman o (La Inesperada Virtud de la Ignorancia)

7,1
66.075
votos
Sinopsis
Después de hacerse famoso interpretando en el cine a un célebre superhéroe, la estrella Riggan Thomson (Michael Keaton) trata de darle un nuevo rumbo a su vida, luchando contra su ego, recuperando a su familia y preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway que le reafirme en su prestigio profesional como actor. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
10 de enero de 2015
548 de 879 usuarios han encontrado esta crítica útil
Yo acabo de ver la película y he salido desconcertado.

Y es que no lo entiendo. Es cierto que yo, aunque sí que soy MUY asiduo al cine, no soy (ni pretendo ser) un experto de estos que evalúan los planos, la fotografía y el maquillaje de las películas con una bata y una taza de café en su casa. Pero eso no quita que cuando una película recibe buenas críticas, a mí quizá me gustará más o menos, pero al menos comprendo su calidad.

Eso no me ha pasado con esta película. Puedo ver que hay buenas actuaciones... pero seamos realistas: es un peñazo. Me ha aburrido soberanamente y no entiendo ni comparto el revuelo que está causando.

Veo normal que la nominen a no sé cuantos BAFTA y no sé qué premios más, puesto que son premios que otorgan actores y esta película va sobre actores y el mundo que les rodea, y probablemente les pase igual que a mí, que soy médico y si veo una serie o película sobre médicos y es mínimamente seria pues me gusta más que si va de otra cosa... pero lo que sí que tengo claro es que si en Filmaffinity esta película acaba teniendo notaza, una de dos: o sólo la han ido a ver actores y gente del gremio, o hay mucha gente que tiene un ego que no le cabe en la casa, y necesita sacarlo a pasear por los foros porque sino revienta por dentro.

En fin, para mi totalmente soporífera, sobretodo porque lo que viene siendo la trama es muy limitada. No sé si la tendrá o no, simplemente me parece que está hecha para un mundillo muy concreto, y que si no perteneces a él (y menos si la vida de la farándula te la trae al pairo, como a mi) ni puedes entenderla ni te aporta demasiado.

No se la recomiendo a nadie que no sea capaz de pasarse dos horas evaluando los planos y el montaje de la película, ni a nadie que valore un guión mínimamente interesante.
Nilaween
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de enero de 2015
409 de 679 usuarios han encontrado esta crítica útil
Que tedioso es utilizar la técnica para maquillar, velar u ocultar la falta de ideas o las incongruencias de una trama exangüe, repetitiva, ostentosa, hinchada e indigesta. Porque estamos ante una de las películas más sobrevaloradas de la temporada, donde se confunde pretendida brillantez con falsa pedrería de saldo o bisutería de mercadillo veraniego: brilla, parece querernos seducir, se contonea garbosa pero deja a las claras que aunque la mona se vista de seda, mona se queda. En este caso, las ansias por impactar visualmente (¿celos de Alfonso Cuarón?) acaban por acogotar y lastrar lo que podría haber dado lugar a una película interesante sobre lo que es el estrellato, la popularidad y el talento.

No le faltan virtudes reseñables: sobre todo los actores están perfectos en un ejercicio coral muy elogiable, donde se complementan con envidiable fluidez, complicidad y compenetración. También resalta el reflejo del mundo del teatro, con sus servidumbres, enconos, petulancias, orgullos, egos estratosféricos e inseguridades abisales o arbitrarios críticos prejuiciosos… todos están retratados con cruel malicia, penetrante poder de observación y astuta ironía. Pero el intento de filmar la mayor parte de la cinta en un único (falso y falaz) plano secuencia no es una de sus virtudes, ya que lastra la fluidez narrativa, resulta artificioso y cansa porque hay demasiados momentos de tránsito (para maquillar los ensamblajes ‘invisibles’ o para demostrar un virtuosismo que no es tal). El cine es emoción y esta película no emociona ni a las plañideras de pago.

Por ello, el conjunto me resulta insatisfactorio, como si su director y coguionista hubiera querido abarcar demasiadas cosas, sucumbiendo a su exceso de ambición. Se hace pesada, premiosa, cansina, repetitiva y previsible. Su temática tampoco es nueva (¿qué es talento?, ¿qué es la fama?, ¿están relacionados?) ni se presenta ninguna variación novedosa ni ninguna reflexión original, tan solo asistimos a la enumeración de los consabidos tópicos (éxito mediático frente a talento esforzado, crítica mendaz y recelosa cegada por su vanidad prepotente, fatigosa relación paterno-filial emponzoñada por las ausencias laborales de un padre distraído y narcisista, etc.). Y uno se pregunta qué nos quieren decir o qué nos quieren contar que justifique y compense el precio de la entrada.

Sin llegar a ser un truño, se acerca peligrosamente a serlo. Es pretenciosa, asfixiante y naufraga sobre todo por el tono de jactanciosa importancia y arrogante trascendencia que tiene y los aires de inteligencia autosuficiente y chulesca con que se reviste. El insoportable lastre de la petulancia.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de noviembre de 2014
289 de 468 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con el paso de los años se ha popularizado la idea de que todo está ya inventado en el cine, que el cine Norteamericano se roba las ideas del extranjero y las adapta a su cultura, además de su baja capacidad para crear arte en una pantalla gigante.

Si bien es cierto que el realizador es extranjero, en estos momentos no es un orgullo ser Mexicano, el cine de Hollywood sabe como adentrarse a los diferentes públicos, como se dice, la cosa es buscarle.

Birdman es una pasada, por donde se le quiera ver, la fotografía en un 99% cámara secuencia, las actuaciones de Keaton y Norton no recuerdan a sus mejores momentos, sino que pareciese que están en su mejor momento, y el guion, que raya en la perfección absoluta de un escritor que tuvo una idea maravillosa en un sueño y cuando despertó seguía intacta.

Iñárritu escribe un personaje que con el tiempo se hará mítico, un personaje hecho a la medida de un actor que como en la película ha vivido años mejores pero está de regreso con una fuerza atroz.

Michael Keaton, tu persona ha hecho que cada fotograma sea un sincero monólogo de las imágenes públicas necesitadas de atención, hacia los críticos, que sin la capacidad de muchos de nosotros de crear arte, destrozamos una producción de 6 meses en minutos, en una página que parece más de quejas que de análisis.

De esas veces que sientes que la entrada al cine te ha salido muy barata, porque disfruté como enano este hermoso film que saca sonrisas cuando las lágrimas se han agotado. Porque Birdman como Icaro, vuela tan alto cercano al sol. La diferencia es que este no trae alas de cera.
Pridery
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de enero de 2015
199 de 300 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siento disentir de la mayoría de la crítica que la condecora como una gran obra. Pero además creo que en este caso público y crítica van a estar opuestos.
De entrada me parece una película sobrevalorada, pretenciosa y aburrida.
Soy admirador del cine de Iñárritu, pero del que hacía cuando colaboraba con él el guionista Guillermo Arriaga, con obras maestras como “Amores perros” o “21 gramos”. Una vez separados, “Biutiful” ya no fue lo mismo.
En este caso a mí no me interesa lo que está contando, me aburre ese culto a la fama de los personajes y si es pretendidamente divertida no me llega la onda.
Si que destaco la parte técnica de la fotografía, con ese plano secuencia continuo, unidos los planos con trucos de cámara y efectos dígitales.
También las interpretaciones están a gran nivel, pero dentro de una historia repetitiva e indigesta no consiguen levantar el vuelo del interés.
Me da la impresión que está pensada para los Oscar y para los profesionales egolatras y frustados.
floro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de noviembre de 2014
128 de 175 usuarios han encontrado esta crítica útil
Birdman, la nueva apuesta del director de Amores Perros, no solo representa el renacer de la carrera de Michael Keaton, perdido en años y años de papeles muy menores, sino también representa un viraje en la carrera del mismo director.

González Iñarrritu había caído en un espiral sin fin en cuanto a su narrativa, a pesar del divorcio artístico con su guionista de sus primeros films, el también mexicano Guillermo Arriaga, si bien estilísticamente la separación significó un cambio en su cine no lo fue así en cuanto a la temática, cada vez más incisiva en mostrar las miserias del hombre, y lo peor, en cada película lo hacía de manera más abyecta.

Birdman está filmada muy lejos de esos tópicos, de entrada Iñarritu, además de alejarse del tremendismo, se olvida de puzles temporales sin sentido y en está ocasión presenta una historia lineal en un falso plano secuencia único donde sobresale la pericia y gran técnica de Emmanuel Lubezki con la cámara en mano con un gran trabajo de fotografía, uno de los tantos aciertos del film que dota del vértigo necesario a la historia que se cuenta dentro del medio del teatro.

Keaton interpreta a Riggan, un actor que vivió su gran momento de fama en los años 90 cuando se puso en la piel de un superhéroe en una saga de 4 exitosas películas, no por casualidad es Keaton quien lo interpreta, quien también en los años 90 hizo el Batman de Tim Burton; Riggan está ensayando para el estreno su propia adaptación a un relato de Raymond Carver, buscando un renacer de su carrera y el prestigio que da montarla en Broadway.

Mostrando los vericuetos y entretelones de toda puesta en escena, y el riesgo que esto conlleva, Iñarritu toma altos vuelos con un inicio bastante frenético y que sirve para mostrar al maravilloso casting que ha conformado, donde además de Keaton brilla intensamente un insoportable Edward Norton, junto a Naomi Watts, Zach Galifianakis, y los hermosos ojos de Emma Stone.

Como un verdadero tour de force, Birdman alcanza su momento más intenso en el duelo actoral entre Keaton y Norton, que interpreta a un actor que saca de sus casillas el ego de Riggan y lo hace caer al fondo de donde buscará resurgir, esto sin demeritar el trabajo del resto del elenco.

Dolido por ciertas lapidarias críticas que han recibido sus últimos trabajos (21 grams, Babel y Biutiful), Iñarritu arremete con todo apelando en buenos momentos al humor aunque con algo de resentimiento, lo mismo en los dardos lanzados contra cierto cine comercial, según se escucha en algunos de los diálogos. Pero Birdman ofrece mas cosas a favor que en contra; el excelente trazo de cada plano secuencia, todas las actuaciones, los exquisitos diálogos en los que el grupo de guionistas han realizado una verdadera labor titánica y por momentos la música de bateria a cargo de Antonio Sánchez, aunque en algunos tramos resulta demasiado invasiva.

El humor negro le sienta bien al mexicano en esta precisa comedia de redenciones y nuevos comienzos, donde incluso lo fantástico, surreal y grotesco encuentran buen acomodo en el relato, aunque al final Iñarritu no se resiste y agrega una escena más cercana a su cine habitual, pero no importa, si después podemos ver en primer plano los tremendos ojos de Emma Stone.
Quique Mex
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados