Haz click aquí para copiar la URL

Corea, hora cero

Bélico. Romance En la primavera de 1950, las tropas norcoreanas empiezan a bombardear e invadir Corea del Sur. El ejército estadounidense trata de frenar el avance del invasor. Se ordena la evacuación de la población civil norteamericana, y el coronel Steve Janowski obliga a Linda Day, una funcionaria de las Naciones Unidas de quien se ha enamorado instantáneamente, a abandonar el país. Herido en combate, Steve reencuentra a Linda en un hospital ... [+]
Críticas 4
Críticas ordenadas por utilidad
27 de marzo de 2008
18 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estados Unidos fue el principal impulsor de la creación de las Naciones Unidas nada más terminar la SGM, e incluso hoy en día sigue siendo el que más dinero pone para que aquello funcione.

Pero no nos engañemos, muy rápidamente, en los primeros años, los norteamericanos se dieron cuenta que aquello no iba a ser tan fácil de controlar y que habían creado un monstruo que podía ir en contra de ellos mismos.

Y eso ya empezó a producirse en la Guerra de Corea. Mientras aún estaban recientes los juicios de Nuremberg y posteriores contra personal nazi, acusados de crímenes contra la Humanidad, los Estados Unidos hicieron su capa un sayo y se les fue la mano en tierras coreanas. Esta película, “Corea hora cero” trata de justificar algunas de las masacres realizadas entonces, y es que según ellos cuando un órgano está enfermo, hay que amputar para salvar la vida del paciente.

En el metraje de esta insólita película, veremos ni más ni menos que el bombardeo a población civil. Como lo oyen. Motivos: Los rojos se camuflan entre ellos para tomar posiciones en la retaguardia.

Lo más curioso es que se utiliza la figura de una mujer que pertenece a la ONU, como elemento de persuasión, ya que va cronológicamente entendiendo que esa es la posición que hay que tomar ante los desalmados norcoreanos. Sobran comentarios.

Cinematográficamente, se nota la mano de Howard Hugues en la producción (enamorado de los aviones de combate) y del director Tay Garnett –expiloto del Aire- ya que son las escenas bélicas aéreas las que tienen mayor calidad en todos los sentidos.

Robert Mitchum, en un papel de Coronel que tiene que tomar decisiones difíciles, le va correcto, aunque el excesivo dramatismo de alguna escena no es perfecto con su bis cómica.

Si como película bélica, cumple aceptablemente, como política y ética la cosa es deleznable. Ya no es que se justifiquen bombardeos a civiles, es que el menosprecio a la comunidad internacional clama al cielo, y encima hay un total olvido de los surcoreanos que lucharon y murieron por su patria sin que aparezcan en ningún momento... eso sí, aparecen australianos, británicos... y todo hijo de la Commonwealth. Media hora más y vemos gibraltareños.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de agosto de 2005
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película realizada por Tay Garnett, renombrado por la dirección de "El cartero siempre llama dos veces" (1946), protagonizada por Lana Turner. La obra corresponde a la última etapa de su producción.

La historia explica las incidencias que rodearon el inicio de la Guerra de Corea (primavera de 1950), con la invasión por las tropas norcoreanas del territorio de Corea del Sur. El coronel Steve Janowski (Robert Mitchum), destacado en la zona, tras participar en la evacuación del personal civil, es destinado al frente, donde cae herido, por lo que es evacuado a Tokio. Mientras se recupera de las heridas, se reencuentra con Linda Day, funcionaria de la ONU, a la que había conocido en Corea y de la que se había enamorado. Restablecido, es destinado de nuevo a Corea donde decide inmovilizar a un grupo de refugiados que marchan hacia el Sur, porque entre ellos se ocultan soldados enemigos y abundante material bélico. Finalmente, fuerza la dispersión del grupo ordenando que se proceda con fuego a discreción contra ellos. Linda, de nuevo en Corea en misión humanitaria, es testigo del hecho y decide romper con Steve. Un ayudante del comandante le explicará las razones de lo ocurrido. El coronel recibe órdenes de cortar el aprovisionamiento del enemigo que se realiza mediante el avance de una caravana de camiones a través de un valle que oculta la operación. La acción es encarnizada y sangrienta, pero no se perderá todo.

Garnett combina romance y escenas bélicas de gran dureza. Habla de victorias, pero expone con realismo y crudeza el coste de las mismas en esfuerzos, dolor y vidas humanas militares y civiles. Es una de las primeras películas norteamericanas que trata el tema de la intervención militar de su país con escenas que muestran la barbarie y el horror de la guerra. No adopta posiciones de crítica ni apunta sentimientos de remordiemiento, pero prepara el camino para que dos años más tarde éstos hagan su aparición en "Los puentes de Toko-Ri" (1954), de Mark Robson.

Destaca la correcta dirección de las secuencias bélicas, en las que sobresale la interpretación sobria de Mitchum. Los efectos visuales y sonoros son abundantes y acertados. Es una pelícua indispensable para cinéfilos amantes del análisis histórico del género bélico.
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de agosto de 2021
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Francamente entretenida película bélica, que por supuesto que debe considerarse como pura propaganda a favor del Ejército de Los Estados Unidos en su lucha contra "los rojos", pero que resulta muy amena y con algunas buenas escenas, tanto de acción como incluso románticas.
Y es que las escenas entre Robert Mitchum y la siempre maravillosa Ann Blyt, destilan elegancia y finura, con estimables diálogos y sobrios silencios que dicen más que las palabras.
Una preciosa relación que no obstante tiene algún recurso facilón, algo gratuito y poco explicado, que hay que aceptarlo sin más, cuando la mínima reflexión obliga al descreimiento.
Amena en todo momento, mientras se ve se pasa un rato agradable.

https://filmsencajatonta.blogspot.com/
Baraka1958
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de enero de 2024
Sé el primero en valorar esta crítica
Al estilo de Israel en estos tiempos, los estadounidenses tampoco se alteraron demasiado en la guerra de Corea a la hora de bombardear civiles si sospechaban que algún villano 'rojo' o 'terrorista' se escondía entre ellos. La secuencia de exterminio es lo más destacado de un filme de pura propaganda bélica protagonizado por un Robert Mitchum en un difícilmente tolerable papel de héroe machista, valiente y algo cortito. Buenas secuencias de acción de los cazas norteamericanos y muy poco más.
Ojka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow