arrow

Retrato de una dama

5,7
2.203
votos
Sinopsis
1872. Isabel Archer (Kidman) es una joven norteamericana que vive en Inglaterra con unos parientes. No quiere comprometerse con ningún hombre hasta haber conocido todas las posibilidades que la vida puede ofrecerle. Tras la muerte de su tío, hereda una gran fortuna que le permitirá viajar y tener nuevas experiencias. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
15 de marzo de 2008
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primero habrá que leer el libro, digo yo, para poder opinar acerca de la adaptación del guión. Si uno lee el libro - o aunque uno no lo lea porque queda bastante claro en los primeros diálogos- sabrá que la protagonista no es inglesa sino norteamericana...
Henry James fue un excelente novelista y "Retrato de una dama" una de sus obras más conseguidas. Pero le ocurría una cosa y es que se sentía fascinado por la vieja Europa y sufría no terriblemente pero si un poquito por no poder ser el heredero de Chastworth House.
Aún así, frecuentó los mismos lugares comunes de la fantasía british hacia el continente con la especial e inevitable predilección insular por Italia.
Al margen de estas boutades, hay que decir que la novelística de James no es fácil ni lineal por lo que cualquier adaptación al cine de una obra suya plantea cómo expresar los matices inexpresos de sus personajes; pero sí tiene una cosa, mire usted, muy fácil de plasmar porque constituye un cliché y se repite hasta la saciedad en cada una de sus novelas y es la tesis subyacente de una oposición insuperable entre la honradez, ingenuidad y nobleza de los "americanos" ( el entrecomillado es deliberado) y la sofisticación , el cálculo y algo así como una suerte de corrupción moral en función del peso histórico, de los europeos.
James es muy complejo formalmente, muy sutil desde un punto de vista psicológico, pero muy simple ideológicamente. Y la Campion lo hace muy bien porque le quita hierro al engranaje interno de los personajes si restarles hondura mientras que soslaya lo verdaderamente tedioso de James.
Sí, es larga, pero en ella están ocurriendo un montón de cosas pequeñas que afectan a todo y a todos.¿ Esteticista? Esteticista es el cine de Ivory, y a veces, sólo es eso.
Peixesapo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de enero de 2007
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Basada en la novela de Henry James, esta adaptación de la neozelandesa Jane Campion ("Un ángel en mi mesa", "El piano") resulta fría, distante, aburrida y demasiado larga. No se extrae nada de jugo relevante, ni se retiene ninguna imagen en la retina digna de tal mención tras verla: una dama bien interpretada por una Kidman aquí en pleno proceso de efervescente madurez como actriz y mujer, como ha demostrado en películas posteriores, una dama británica perdidamente enamorada de un hombre (Malkovich) que no la corresponde, llena de inseguridades y trabas. Parece, solo parece, que quiere llegar Campion al alma de los personajes más que centrarse en la reconstrucción de época o en la ostentación de la producción (lo primero propio del estilizado y casi siempre monocorde cine británico y lo segundo propio del materialista e impersonal cine americano), usando una fotografía oscura y un tanto distante porque quizás eso sea lo que pide la propia adaptación, pero la verdad es que los resultados son muy limitados y muy olvidables. Largo y buen reparto, dónde descolla la estimulante Barbara Hershey.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de marzo de 2007
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hasta mitad de la película, no se desarrolla ninguna historia, todo es presentación, lenta, morosa y casi sin ningún interés, descripción del mundo burgués de finales de siglo XIX, sólo a partir de la segunda mitad cobra algo de interés, pero hay saltos en el tiempo que no ayudan para nada, sino todo lo contrario (¿qué ha pasado entretanto?), y al final es cuando es un poco resolutivo, pero a esas alturas si no estás dormido, te felicito. Muy normalita, fallo clamoroso de guión y dirección inexistente, poco eficaz y sin dinamismo alguno. Si la aprobamos es por la eficiencia de la ambientación y los actores, y poco más.
rosbar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de febrero de 2006
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
La talentosa Jane Campion nos dá aqui una obra un poco fría, lenta y solemne, que no llega ser una obra maestra, pero que tampoco es un fiasco. Tiene algo especial, que la distingue.
Contando las idas y venidas de una joven quien recientemente acab de heredar una fortuna y está en busca de un amor, también de dos ambiciosos seres que solo quieren su beneficio a costa de ella.
Contando con una puntillosa dirección de arte, que recrea muy bien espacios exteriores e interiores, así como también la estupenda dirección de vestuario, el film tiene sus aciertos.
En lo que es trama, sin duda podría haber sido un poco más versatil y ligera, también un poco más cálida. Sobre los actores, Nicole Kidman esta muy bien pero no excelente, John Malkovich lo mismo. Es aqui la estupenda Barbara Hershey la que da la actuación más sobresaliente del reparto, aportando enigma y sugestión a su Serena.
Como ya dije no pasará a los anales de la historia, tampoco es espantosa, pero tien algo que no la hace regular y nos deja ver un cine distinto, clásico, cuidado y perfeccionista en los detalles exteriores.
esteban_trivi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de septiembre de 2014
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Durante el largo tiempo que pasó en Europa, el escritor americano, Henry James (New York, 1843), tuvo muchas ocasiones de apreciar comparativamente las costumbres y particularidades de una y otra cultura, habiendo sido éste el tema central de varios de sus cuentos y novelas, en donde un personaje americano (hombre o mujer) viaja a algún país del viejo continente y allí tiene una intensa –y por lo demás notable y/o conmovedora- aventura.

Sobre este eje narrativo, donde la inocencia, las ansias de vivir o la buena voluntad, chocan con el arribismo, los prejuicios extremos o la traición, se han desarrollado títulos tan sobresalientes como “El americano”, “Daisy Miller”, “Las alas de la paloma”… y por supuesto “Retrato de una dama” (1881), otra de las trascendentales novelas que hicieron de James, una de las figuras claves de la literatura de los últimos siglos.

Con grandes conocimientos sobre la psicología humana, de seguro influido por su hermano mayor, el renombrado psicólogo William James, en “RETRATO DE UNA DAMA” también se logra ahondar en el carácter de una muchacha americana llamada Isabel Archer, quien al recibir una jugosa herencia y convertirse en una mujer bella, rica e inteligente, la pone en la mira de Serena Merle, quien se convence de que es la suerte de mujer que debería conquistar… su amante, el inglés Gilbert Osmond. Así, se abre la puerta para el drama de una muchacha muy apetecida que esperaba encontrar por fin la felicidad… y de pronto, se ve metida en un infierno de ambiciones y malos tratos del que parece bien difícil que pueda sobrevivir.

En manos de la directora neozelandesa Jane Campion, quedó la realización de esta película que se sostiene por la brillante historia que nos ofrece James; por una atractiva fotografía que deja ver el esplendor de los paisajes europeos en verano y en invierno; por una banda sonora que refuerza con efectividad las imágenes; y por unas muy buenas actuaciones de Nicole Kidman, cuyo rostro ilumina cada plano en el que aparece; John Malkovich, el hombre dispuesto a lo que sea necesario para aumentar sus caudales; y entre otros, Barbara Hershey, con una madurez muy bien llevada y cuyo personaje es una suerte de perverso titiritero tras la cortina. Pero el excesivo metraje, alargado mediante desplazamientos innecesarios y una que otra situación de ninguneada relevancia -con el claro propósito de convertir el filme en un fuerte y extenso drama de época (oscarizable)-, más el enclaustramiento en ambientes de poca complementación narrativa y la gelidez de muchos encuentros, terminan por generar un demérito notable en un filme que lo tenía todo para ser una obra bien importante.

Un reconocimiento a la dama española (¿Quién es?) que dobló a Nicole Kidman, cuya voz ya he oído en otras películas y me resulta fascinante. Y para reflexionar, una frase de Mark Touchett dicha en el filme: “Una persona es rica cuando consigue satisfacer los deseos de su imaginación”.
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados