arrow

Aloha

4,3
2.603
votos
Sinopsis
Un contratista en materia de defensa, Brian Gilcrest (Bradley Cooper), supervisa el lanzamiento de un satélite desde Hawai junto a una piloto de las Fuerzas Aéreas, Allison Ng (Emma Stone), por la que comienza a sentir algo. Además en la isla se reencontrará con el viejo amor de su vida, Tracy Woodside (Rachel McAdams), ahora casada y con dos hijos. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
11 de agosto de 2015
26 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
No es una de romance, no es de ficción, no es de suspenso, no es comedia, no es drama, no es de militares, no es... Sencillamente no es...

Semejantes actores parecía una garantía del algo, pero no. Es un rejunte de talento para un experimento que al final se hace difícil de soportar. La película no parte desde ningún lado, ni se dirige a ningún lado. Pocas veces he asistido a un sinsentido tan categórico. No te enamora, no te entristece, no te alegra, no te enoja, no nada.

Creo que una gran definición es la vertida por el crítico del New York Times, quien con algo de misericordia arrojó: "Disfruté de 'Aloha' como del que disfruta de una cerveza rápida con un viejo amigo con el que no tienes ya nada en común."
Joshua03
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de agosto de 2015
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aún con buenas aportaciones como la música y la fotografía del gran paisaje Hawaiano la película no convence. Ha intentado mezclar el tema de la moral, la política, el dinero, el amor, el desengaño y no ha llegado a profundizar en gran cosa. Los personajes resultan desconocidos al final y hay algunos momentos en los que no he llegado a entender de qué hablaba o simplemente adónde se dirigía.

Tampoco es un desastre del todo, quiero decir, es agradable ver cómo explica la cultura de Hawaii y se entreve la historia de amor, pero no hace reír (bueno, la escena de Alec Baldwin gritando a pleno pulmón tiene su encanto, pero creo que es porque personalmente Baldwin siempre me ha hecho mucha gracia) y tampoco llorar (aunque cabe destacar la carta de Woody a Tracy).

Resumiendo no es el mejor trabajo de Cameron Crowe pero tampoco un desastre, algo difícil de seguir pero con cierto toque tierno.

Y, de verdad, cada día me indigna más la traducción en español de las películas. ¿"Bajo el mismo cielo"? ¿EN SERIO?
BigCrunch
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de agosto de 2015
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Partiendo de que vas a ver una película romántica facilona, de las que hay veces que apetecen, para solo disfrutar como espectador, sin intención de ir más allá. Partiendo de esto, hacía tiempo que no veíamos un despropósito de tal calibre. La película se deja ver, pero sorprendiéndote continuamente, por no entender ni el argumento, ni las conductas de los personajes, ni los cambios de guión. Mezcla un batiburrillo de ingredientes, dejando cabos sueltos por todos los lados, y dejando al espectador en su asiento, incrédulo ante las situaciones que se plantean. Los actores se pasean perdidos ante una dirección inexistente. Totalmente prescindible.
Cine a la fresca
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de septiembre de 2015
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Reconozco mi debilidad por Cameron Crowe. Admiro su evidente capacidad a la hora de abordar las complicaciones emocionales que, unida a su sensibilidad, son fuentes de las que emana buen cine. Aun así, tan sólo dos de sus películas me parecen muy recomendables, “Casi famosos” y “Elizabethtown”, ambas con infinidad de secuencias que no me canso de ver y con diálogos e interpretaciones que perviven en mi memoria. En el resto de su filmografía (“Jerry Maguirre”, “Solteros” o “Un lugar para soñar”), el número de escenas realmente emocionantes disminuye considerablemente.
En otras palabras, su virtuosismo para rodar planos memorables es inversamente proporcional a su habilidad para combinarlos en un producto final coherente y creíble. Personalmente le perdono este defecto, que ha compensado con creces tocando mi fibra sensible, pero no todos los espectadores son así de indulgentes y el número de aficionados que ya consideran a Crowe una joven promesa venida a menos y que acrecienta su decadencia con cada nuevo título, aumenta por momentos. Lo que es cierto es que esa incompetencia para dotar de rigor a su obra comienza a ser preocupante. Las extravagancias y excentricidades que oferta agradan cada vez a menos gente y los minutos de metraje que reflejan una emotividad sincera quedan difuminados en el desorden del relato.
“Aloha” cuenta la historia de un ingeniero militar, contratista en materia de Defensa, que pretende cambiar su mala racha profesional supervisando el lanzamiento de un satélite desde Hawai. Allí coincide con una capitana, piloto de las Fuerzas Aéreas, y con su antigua novia, a quien no ve desde hace trece años. Sus mundos personal y laboral se complicarán con rapidez en una trama en la que la idiosincrasia hawaiana adquiere un especial protagonismo.
Aunque incluso a mí me resultaron tediosos varios tramos del largometraje, pueden creerme cuando afirmo que existe calidad en Cameron Crowe. Tan sólo es preciso tener paciencia y saber descubrir lo bueno que hay en él. Las bromas relativas a esas islas del Pacífico tal vez se entiendan en Estados Unidos, así como los problemas de su nacionalismo, pero a este lado del Atlántico son difíciles de digerir. Asimismo, el planteamiento de un consorcio privado que utiliza a las Fuerzas Armadas norteamericanas para emprender la conquista del espacio resulta demasiado chapucero y ridículo.
Sin embargo, dentro de ese caos narrativo, surge la valía de Crowe a través de algunas escenas, un realizador capaz transmitir los sinsabores del amor y de exprimir el jugo del corazón. Sin alcanzar el nivel “Elizabethtown”, proporciona algunos instantes de grata emotividad y de hilarante comicidad.
Un elenco de primer orden incluye como pareja protagonista al cuatro veces nominado al Oscar Bradley Cooper -que ya ha mostrado una enorme versatilidad tanto para la comedia como para el drama- y a Emma Stone, que ha optado igualmente a la estatuilla dorada de Hollywood por su interpretación en “Birdman” y que sigue añadiendo argumentos favorables para ser considerada una gran actriz. Les acompañan una correcta Rachel McAdams, un desdibujado y desentonado Bill Murray y un histriónico, pero no errático, Alec Baldwin.
Espero que Cameron Crowe retorne a a sus orígenes y vuelva a la senda de sus prometedores inicios. Aptitudes no le faltan, siempre y cuando consiga controlar esa inclinación a la estridencia y a las salidas de tono. De lo contrario, terminaré por ser el único que le defienda como ese gran captador de la sensibilidad humana que es.

www.cineenpantallagrande.blogspot.com
@gerardo_perez_
gerardops
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de enero de 2016
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace un par de años -2014, maldición, cómo pasa el tiempo- las bases de datos de Sony fueron pirateadas y se filtraron varios miles de correos privados entre directivos, productores y estrellas de cine, además de informes sobre películas no destinados al público, y otras informaciones mucho más personales como salarios concretos y números de seguridad social. Incluso películas enteras como "Spectre" o "Siempre Alice" fueron filtradas al público antes de su estreno.

En uno de esos 12.000 correos filtrados, la co-presidenta de Sony Pictures, Amy Pascal, se quejaba de que "Aloha" era un sinsentido. Aseguraba que jamás iba a aprobar de nuevo la producción de una película si el guión era tan ridículo como el de ésa. Aunque adoraba los trabajos previos del director y los actores, SABÍA que no iba a funcionar, y tenía reticencias a estrenarla porque sabía que iba a ser mucho peor opción que distribuirla directamente a DVD o televisión a la carta -como se ha hecho finalmente en gran parte de fuera de Estados Unidos-.

Y tenía razón. "Aloha" ha sido un batacazo terrible en taquilla. Y no sólo por la evidente falta de confianza del estudio, ni por las críticas raciales que se le han hecho por "blanquear" el reparto, llenando de caucásicos una trama donde la cultura y las tradiciones de Hawai tienen mucha importancia en la "trama" -llegan a meter un personaje de raíces hawaianas interpretado por Emma Stone, que más pálida y rubia no puede ser-.

"Aloha" es mala de narices. Bradley Cooper me cae bien, me fascina la imagen de falsa dulzura de Rachel MacAdams y su versatilidad, estoy rabiosamente seducido por Emma Stone, Bill Murray es de los actores más carismáticos que hay en las pantallas desde hace décadas y aunque sea uno de los pocos en defender a Alec Baldwin, lo haré, porque me parece un actor realmente solvente y con una presencia apabullante. Pero se me hace difícil pensar ahora mismo en alguna película que encadene más frases ridículas e inconexas por minuto que ésta. No me ha llegado a enganchar en ningún momento, y creo que estaba desde antes de la primera media hora mirando el reloj con desesperación. La única razón por la que la he terminado es porque tengo recuerdos de un tráiler excelente, que es mucho mejor que el producto final.

Es un crimen que desaprovechen así a todo ese grupo de actores que están muy por encima de la media -lo que hacen con Murray y Baldwin es para finiquitar a los guionistas y encargados de casting- y nos vendan un producto tan vacío, absurdo y flojo que no se merece ni el calificativo de "fallido". No, no, es malo y punto.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
McMartigan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados