arrow

Rocky

7,0
84.198
votos
Año
1976
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Drama | Deporte. Boxeo
Sinopsis
Rocky Balboa es un desconocido boxeador a quien se le ofrece la posibilidad de pelear por el título mundial de los pesos pesados. Con una gran fuerza de voluntad, Rocky se prepara concienzudamente para el combate y también para los cambios que acabarán produciéndose en su vida. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 35 >>
19 de octubre de 2007
207 de 238 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un día te levantas por la mañana, te estiras, bostezas ampliamente, te levantas como puedes de tu cama de 90x160 y apartas las cajas del suelo para abrirte paso. Pegas una patada a la ropa sucia de ayer, y tanteando con la mano enciendes la luz. Te tapas la mano porque la visión de aquello podría causarte daños en la retina. Sigues palpando por el pasillo hasta llegar al baño, donde saludas a tus amigas Cuca y Ratata, y te mojas la cara mientras les preguntas que tal durmieron esta noche. Ves que tienen mejor cara que tú. O quizás sea ese espejo roñoso que no limpias desde... nunca.
Te enfundas las deportivas como buenamente puedes, coges tu bolsa de deporte y te diriges como todos los días al gimnasio.
Hoy tienes un día de perros... tu llave no abre la taquilla, quizá algún gamberro jodió la cerradura, la revientas a puñetazos y descubres que alguien te la ha quitado, ha metido sus cosas...
Preguntas al gruñón y cascarabias del dueño y te dice que ya no sirves para nada, eres un viejo que pasó sin pena ni gloria, que ya no es tu lugar... que te jubiles. Te mueres de asco. No te dejan hacer lo que piensas que haces mejor, lo único que sabes hacer... desperdicias tu talento ayudando a gente miserable para ganarte el dinero, lo sabes, pero necesitas el dinero. ¡¡Maldito dinero!!
Encima te gusta una chica y no sabes conquistarla, te sientes torpe, feo y absurdo. Eres como un gorilla intentando ligar con una flor. Piensas que hasta King Kong tendría más éxito.....
Te mueres del asco...
Hasta que un día, el día menos pensado, te ofrecen un combate, una oportunidad, una esperanza... sería un reconocimiento mundial. Sabes que es algo imposible, pero eso no te va a hacer echar atrás, no tienes nada que perder... debes aprovecharlo, tienes que aprovecharlo, convencer a los demás que no estás acabado, que sirves... convencerte a ti mismo. Coges tus guantes, atas tus botas, bajas las escaleras, suena tu canción... hoy es tu día. Hoy te sientes bien contigo mismo. Hoy eres Rocky Balboa. Y mañana sabrá todo el mundo quién es Rocky Balboa.
Dragondave
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de diciembre de 2007
155 de 165 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Rocky" es una muy digna película que acaba por emocionar gracias a un clímax muy bien conseguido y a la genial descripción de los personajes. A veces pienso que esta película ha sido devaluada con el tiempo porque el guión es de Sylvester Stallone. Cierto es que su interpretación no es ninguna maravilla, pero el guión de esta película es uno de los mejores que he visto. Con una bella historia de amor entre dos personajes tímidos y con un autoestima no muy alto desde luego, lejos de las relaciones de amor glamurosas de Hollywood y con el tema de fondo del éxito y el fracaso en la vida, nos encontramos con una película muy bien construída, le duela a quien le duela.
Si esto lo firma otro director y el guión lo hubiese firmado otra persona, la media del Filmaffinity se dispararía como la espuma, porque estoy harto de haber visto películas con guiones e historias muy mediocres con medias superiores a esta excelente película, sólo avaladas por el nombre del que las firmó. Pero al final, todo eso da igual, lo verdaderamente importante es que siempre podremos emocionarnos una y otra vez con la genial realización del combate entre Apolo y el "Potro italiano". Digan lo que digan, sus tres óscars son muy merecidos, faltando en mi opinión, un merecido óscar a mejor guión para Sylvester Stallone y otro al de mejor banda sonora.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
antonio_corleone
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de febrero de 2007
51 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Rocky en sí, es una obra maestra, e inigualable al compararlo con cualquier boxeador de ficción.
Tiene un guión del propio Stallone al que no se le puede reprochar absolutamente nada, pues es perfecto, la dirección de John G. Avilsen es la mejor que ha realizado hasta el momento, la banda sonora genial, siempre será recordada, toda en sí, es memorable.
Rocky es un personaje entrañable donde los haya, desde el primer minuto te encariñas con él y su forma de vivir, un poco a la supervivencia, haciendo cobros para Gazzo, el mafioso del barrio. Su hobby, el boxeo, pero sabe que ni es de los mejores, ni nunca llegará a nada con ese deporte, ya que no se cuida para el mismo y eso fastidia a su entrenador, el grandísimo Burgges Meredith “Mickey”.
La conversación que mantiene Rocky con él en casa es inolvidable, como el reproche de Rocky y todos sus años de recibir el desprecio del anciano (“¿qué pasa no te gusta mi casa, apesta y tiene moscas?, pues sí, apesta y tiene moscas”, “Tengo gancho como Rocky Marciano, pero no tengo taquilla”).
Con todo un monólogo de Rocky cuando Mickey sale de su casa, luego la escena que sale corriendo tras él, es notable y demuestra el gran corazón que tiene.
Su amigo y cuñado Paulie “Burt Young”, es un personaje que está harto de su vida y hace la de los demás imposible aunque en el fondo sigue siendo entrañable (“Has hablado a Gazzo de mí”).
Adrian, una tímida muchacha que trabaja en la tienda de animales del barrio y que poco a poco se enamora de Rocky. Ella vive con su hermano y cuida de él como una madre (“Cocino para ti, friego los platos, te lavo la ropa ¿qué te debo Paulie, qué te debo?”).
Luego la pelea tan genial como sorprendente, con la música que le acompaña durante la misma, con Apollo Creed, es magistral y siempre recordada como el resto del film.
Por estar bien, está bien hasta el perro Butkus o Baski, como suena en español, (“Eh ¿qué haces Baski?”)
En definitiva, 3 merecidos Oscars para esta gran película que nunca pudo superar Sylvester Stallone, ni en interpretación, ni en sentimientos (Acorralado está muy cerca, sólo Acorralado).


PD: Es un film que he visto muchísimas veces, en video, DVD, televisión, en versión original, versión doblada y cuando de por terminada la critica iré a la habitación, cogeré el DVD y la voy a ver.
max
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de mayo de 2006
51 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
Silvester Stallone interpreta al mejor personaje de su exitosa carrera. Rocky refleja la pobreza y la soledad de un hombre que busca ganarse la vida con el boxeo y como matón de un prestamista de segunda categoría. Rocky es un don nadie cuyo único objetivo es triunfar en el boxeo. Rocky es una película dura, muy humana que refeja los bajos fondos de la sociedad actual y de cómo la sociedad se va degragando. Rocky nace de la idea del propio Stallone, que como modo de salir de la miseria en la que estaba inmerso, escribió un guión que a la postre daría lugar a esta gran película. La película estuvo nomidada a 10 oscars, de los cuales se llevó 3, entre ellos al mejor director y el premio gordo a la mejor película. Stallone estuvo nominado al mejor actor y al mejor guión (3ª vez que ocurre este hecho en toda la historia), y varias interpretaciones nominadas al oscar (Talia Shire, Burgess Meredith y Burt Young). La banda sonora de Nino Rota es histórica, una de las mejores de toda la historia y que estará siempre asociada al esfuezo fisico. En fin, una película aclamada mundialmente y que hizo levantar de sus asientos a millones de espectadores. Uno de los mejores dramas deportivos de la historia del celuloide.
alexos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de septiembre de 2012
37 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
Unas letras mayúsculas en un fondo negro y la Fanfarria de Bill Conti sonando de fondo; un Pantocrátor pintado en una pared descascarillada de un club cualquiera. Un ring, dos hombres que boxean, el ambiente cargado y mezquino. Empieza «Rocky».

No es una película más, por mucho que sus detractores insistan en empequeñecerla. Creo que ninguna otra ha retratado con tan pocos medios y tanto acierto el mundo del boxeo, del deporte incluso y, sobre todo, el mundo de los fracasados y los soñadores cotidianos. Derrocha absoluta humanidad.

Ha pasado al imaginario colectivo, no entiendo por qué, toda la parte del entrenamiento de Rocky, lo típico, vamos. Y digo que no sé por qué, porque precisamente eso es lo de menos importancia. Claro, ahí se ven sus habilidades, pero mucho más impactante y hermoso es ese madrugón a las cuatro de la mañana con el simpático locutor de radio quejándose de la hora y un Rocky corriendo sin fuerzas al borde del amanecer. Porque esa es la verdadera esencia de «Rocky».

Una película melancólica, íntima y nocturna, apasionada y desperada, donde hay besos que se llevan media vida y un combate de boxeo que se lleva la otra media. Una película plagada de detalles (miradas, gestos, diálogos) que van retratando a los personajes, todos de una profundidad y un despliegue emocional impecable. El retrato de Rocky, desde el primer minuto, me parece asombroso; personaje el suyo de una ternura y una nobleza que conmueve hasta las entrañas, con un carisma arrollador. Talia Shire hace una interpretación magnífica como la insegura Adrian, así como Burt Young en el papel del amigo y hermano Paulie, víctima y verdugo al mismo tiempo. Una película que nos enseña la parte menos elegantes de una gran urbe, en este caso una Filadelfia de mercados sucios, muelles y prestamistas, baretos con borrachos y sin espejos, barrios marginales donde los jóvenes sin esperanzas fuman y cantan en las calles; y aún así, nunca ha apetecido tanto conocer una ciudad. Sí, yo también quiero subir las escaleras del Museo de Arte y levantar los brazos al cielo, imaginado que no soy sólo una idiota más del mundo.

Banda sonora descomunal. Impagable el «Alone In The Ring» o «The Final Bell», que hace que se me salten las lágrimas de sólo escucharlo. La pareja de Rocky y Adrian, por cierto, es una de las más bellas del celuloide, romántica aún sin proponérselo, sin cursilerías de ninguna clase y totalmente encantadora.

Sobre sus secuelas debo decir que, a otro nivel y con otro estilo, son más que aceptables, y algunas muy buenas en su género, aunque no se debería juzgar a la primera por la calidad de las segundas. No tiene sentido. De todos modos, se les ha colgado la etiqueta de «malas» y ya no hay quien se la quite, a no ser que te tomes la molestia de verlas y te des cuenta de la grosería del prejuicio.

Esta «Rocky» es antológica en todos los sentidos. Un mito.
Kaori
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 35 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados