arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Samsara

7,1
1.660
votos
Sinopsis
Después de tres años, tres meses y tres días de reclusión voluntaria en una ermita perdida en la región del Ladakh en el Himalaya, Thasi emerge de un trance profundo. De vuelta en el monasterio budista donde vivió desde los cinco años, el joven va recuperando poco a poco sus fuerzas vitales. Pero el regreso trae resultados inesperados. Fuera de los rigores de una vida entregada al desarrollo espiritual, Thasi empieza a experimentar el ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
17 de octubre de 2014
22 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
La temática de fondo en esta película es religiosa, en concreto sobre el budismo tibetano, aunque por supuesto los puntos doctrinales que aborda proceden de los Upanisads, textos religiosos anónimos escritos en la India por maestros brahmanes aproximadamente a partir del VII-VI a.C. y siglos siguientes. Los Upanisads han sido las bases textuales del budismo y de su doctrina, y como puede constatarse en el presente filme de Pan Nalin tratan de temas religiosos tales como la transmigración del alma, el Karma o ley cósmica reguladora del Saṃsāra, el ciclo de nacimiento, vida, muerte y renacimiento (ciclo de las reencarnaciones), así como de las técnicas auxiliadoras para liberarse de ese proceso o Samsāra, además del entrenamiento mental asociado al yoga, la autonegación, la mortificación ascética y la renuncia a la riqueza, al sexo y a la vida familiar.

El protagonista de esta delicada y amorosa película es un joven monje budista que desde los cinco años no conoce más paradigma vital que el que le han proporcionado en el monasterio budista donde lo dejó su padre. Mas un día que visita una aldea se cruza con una joven mujer de su edad y se le revolucionan en su interior todas las mitocondrias celulares. Entonces, ante la fortísima atracción de la carne, le plantea a su viejo maestro espiriritual que si el fundador del budismo, el príncipe Sidhartha, conoció la ligazón a una mujer, al sexo, etc., por qué él no puede conocer todo eso también, experimentar qué se siente, porque «hay cosas que debemos poseer para poder renunciar a ellas» y si Budha las conoció y renunció a ellas, él también quiere conocerlas, poseerlas, y una vez conocidas y poseídas tener la opción de renunciar o no a las mismas.

El argumento central de este cautivador y encantador filme es por consiguiente: «¿Qué es más importante, satisfacer un millar de deseos o conquistar solo uno?» Pero, cosa grandiosa y esplendorosa, al contrario de lo que suele ocurrir siempre cuando se nos narra la historia de un hombre excelente, de un santo o referente espiritual, que nos olvidamos de su correspondiente «Yashodhara» o seres queridos que dependían de él, en esta película tanto al protagonista como a quienes nos conmovemos por abandonarlo todo e ir en busca del núcleo interno y universal del ser, se nos confrontará en un momento dado con el examen de no solo mirar hacia nuestro adentro profundo sino también hacia el exterior más familiar o dependiente que nos rodea: «¿Quién conoce o se acuerda de ese nombre, Yashodhara? Todo el mundo conoce los nombres de Sidhartha, Gautama, Sakyamuni, Budha, pero qué de ¿Yashodhara?, la amorosa y digna mujer que estaba casada con el príncipe Sidhartha, la esposa de aquél buscador de trascendencia y del sentido de la vida que por centrarse en sí mismo la abandonó sin ni siquiera despedirse de ella ni de su hijo Rahul.» Y he ahí ¡cuánto se agradece de manera extraordinaria! al realizador de este filme, por introducir este quid de la cuestión casi siempre desatendido y en este caso excelentemente tratado y filmado.

¡Es un gozo, un auténtica bendición o «Namaste», ver esta película!

Fej Delvahe
Fej Delvahe
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de abril de 2009
29 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuanto más te acercas a la religión y a los dioses, más te alejas del verdadero sentido de la vida.
Creo que la película "Samsara" es una mujer, una mujer que en su mirada y en sus manos ya tiene ese "algo más" que ÉL anhela encontrar en un templo, en un rezo, en un dios, en esa búsqueda tan enrevesada que tantos creen que lleva a un peldaño superior ...

La espiritualidad , el escalónpor alcanzar está en ELLA, porque ....¡ hay tanto que aprender de esa mujer , que mira y entiende, que sabe amar y cuidad a los suyos, que no necesita de parafernalias para estar tan cerca de la verdad!. Cualquier monje, cualquier dios, debería para y sentarse a mirarla...no escucharla...a mirar como actúa en su vida , en los pequeños detalles , aprender de ese instinto innato para entender la naturaleza, la vida y sonreir.

La vida, el amor, el día a día...el ser humano y nada más....

Esa es la enseñanza de Samsara. Busca en bosques, escala montañas, trepa a los árboles más altos, crea dioses, vístelos y adóralos...da lo mismo...seguirás siendo humano...pero aún así, lo más alto, lo más grande, lo más especial a lo que puedas aspirar...lo que nos hace "inmortales" de alguna extraña manera...es lo que suele estar al alcance de nuestra mano...tan cerca...tan cerca....aunque no sepamos verlo.

ESA MUJER es Samsara.
EL RINCON DE BÁRBARA
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de agosto de 2005
23 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muy a menudo, las grandes películas, al igual que los verdaderos grandes personajes, pasan desapercibidas casi por completo.
No se puede saber muy bien qué hace que una película sea ampliamente vista, pero me inclino a pensar que tiene que ver con que posea un par de ingredientes típicos, que agraden a nuestra domada retina. De lo contrario, será un fracaso.
Así ocurre, según mi parecer, en este caso. Como muchos de los que leerán esto, he visto muchas películas, y ésta, escala rotundamente a uno de los más altos puestos, claro está, de su época.
Lástima, que ni siquiera sea merecedora de alguna crítica sincera y bien hecha. O tan sólo de un comentario.
Así que, sin más, animo a todo el que lea esto, a que vea esta profunda (si se es observador) reflexión. Una historia que parece relatada desde el mismo corazón que describe. Una historia sincera, realmente diferente a todo lo que se pueda encontrar hoy en alguno de los pobres canales de la “caja tonta”. Los demás detalles, es mejor descubrirlos uno mismo.
Runben
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de julio de 2008
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Preciosa película que contrasta la vida espiritual con la mundana y sus placeres haciendo de todo ello un conjunto. Como una parábola nos enseña que no es posible encontrar la iluminación sin acceder o conocer el exterior y viceversa, el interior, uno mismo. Al final es uno con todo el conocimiento en la mano el que decide que escoger, sin lamentarnos por si lo hemos hecho bien o mal.
Preciosos paisajes y fotografía. La película está rodada en Ladakh, también conocida como la Tierra de la Luna. Dada su estratégica situación, aislada por los escarpados picos del Himalaya, la región estuvo vetada a los extranjeros hasta 1975. Aún hoy Ladakh es un lugar de muy difícil acceso. Las condiciones para rodar son sólo aceptables durante cuatro meses al año y en invierno viajar resulta prácticamente imposible al bajar el termómetro por debajo de los 30 grados bajo cero.
Para los tres papeles principales, Tashi, Pema y Sujata, Nalin quería actores profesionales aunque desconocidos. Se realizaron largos castings a cientos de conocidos y desconocidos candidatos en Nueva York, Los Ángeles, Paris, Londres, Hong Kong, Berlín, Nueva Delhi, Bombay y Bangalore. Los papeles fueron finalmente asignados a Shawn Ku de Nueva York para interpretar a Tashi, Christy Ghung de Hong Kong para Pema y Neelesha Bavora de Berlín para Sujata. Para los otros personajes se realizó un colosal casting en la zona del Himalaya a más de 4500 candidatos no profesionales de los que 25 aparecen finalmente en el film. Más tarde, durante la preproducción Nalin creó un taller de interpretación dirigido por el director de teatro indio Anamina Haksar, con el objetivo de enseñar a los nuevos actores como no actuar.
El rodaje comenzó con bastante tensión política y un estricto toque de queda. Militantes de Kashemira habían disparado sobre tres monjes y había rumores de que los disturbios podrían estallar en cualquier momento. La embajada germana había recomendado abandonar Ladakh lo antes posible, pero los integrantes alemanes del equipo tenían tanta confianza en el film, que decidieron quedarse y afrontar la situación. Después unas lluvias torrenciales obligaron a parar el rodaje durante una semana; un camión generador se estrelló en una carretera; Kala, el perro, desapareció y rumores de una nueva guerra India-Pakistán circulaban con insistencia. Al mismo tiempo, muchos de los miembros del equipo cayeron enfermos por el mal de altura. Sus protagonistas y el equipo técnico daban clases de yoga y relajación durante el rodaje con el objetivo de conseguir la atmósfera espiritual idónea. A esta técnica el director la denominó Zenemotografía.
olimpo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de junio de 2009
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pocas veces una película me deja en silencio y llorando, esta lo logró. Creo que la película retoma la sabiduría del Zaratustra de Nietzsche y el Siddharta de Herman Hesse, o por lo menos a mi me hizo recordar muchas partes de esos libros. No soy oriental ni budista y por tanto ignoro que tan apegado está a esa idiosincrasia. Pero si que toca los puntos esenciales que el budismo ha hecho reflexionar a occidente. No es para nada una lucha entre el bien o el mal (visión añeja fruto del mito de las buenas costumbres), es la simple y honesta búsqueda de un ser humano por su crecimiento espiritual. ¿Como puede uno renunciar a algo que nunca ha tenido? ¿Acaso la castidad o la pobreza son una virtud cuando son obligadas o forzosas? El autor emprende su camino, prefiere elegir y ser honesto con lo que siente y piensa. El camino de la vida (cuando se vive verdaderamente) es turbulento, y turbulenta es la vida de nuestro personaje principal. Nuestro personaje es, como todos, una gota que camina al mar, y en ese camino tiene la fortuna de toparse con un alma sabia, pura y amorosa, y esa alma le enseña, a pesar suyo, un camino de espiritualidad, luz y bondad, pero ese camino todavía no está para ser recorrido por nuestro personaje.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Enoc
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados