arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Los puentes de Madison

7,5
74.530
votos
Sinopsis
La apacible pero anodina vida de Francesca Johnson (Meryl Streep), un ama de casa que vive en una granja con su familia, se ve alterada con la llegada de Robert Kincaid (Clint Eastwood), un veterano fotógrafo de la revista National Geographic, que visita el condado de Madison (Iowa) para fotografiar sus viejos puentes. Cuando Francesca invita a Robert a cenar, un amor verdadero y una pasión desconocida nacerá entre ellos. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 51 >>
11 de marzo de 2006
353 de 391 usuarios han encontrado esta crítica útil
Magistral. Preciosa. Inolvidable. La mejor de su género sin dudas.

Las apariencias engañan... me había resistido a verla pensando que era un dramón empalagoso, de los que te arrancan la lágrima fácil utilizando sensiblería barata y transcurridos un par de días te olvidas hasta del título. Nada más lejos de la realidad.

Un día cayó en mis manos por casualidad y me fascinó. Hay un antes y un después tras ver esta película. Además de ser una de las mejores de su género, es de ese tipo de obras de arte que hacen que te reconcilies con el cine.

Es maravillosa de principio a fin, es estremecedora. El amor traspasa la pantalla lentamente, en silencio, sin palabras,de manera sutil como una fina lluvia que te va mojando poco a poco y sin darte cuenta acabas calado hasta los huesos. Llegas al final metido en la piel de Francesca o de Robert llorando a mares y con un nudo en la garganta.

El final es de los mejores de la historia del cine. Clint llorando de amor bajo la lluvia, la escena del semáforo, el llanto de Francesca con el libro de fotos, cualquiera de esas tres escenas justifica por si solas toda la película. La banda sonora inolvidable.

A pesar de ser un drama y de que el nudo en la garganta siga después de los títulos de crédito, el mensaje es esperanzador,es un canto a la vida...al amor.

El único pero son los hijos, que no encajan en el lirismo de la película, pero son imprescindibles para contar la historia.

Recomendable a todos aquellos que quieran disfrutar de una gran historia y que no tengan miedo a que el cine les remueva sentimientos.
Khaledia
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de mayo de 2008
216 de 231 usuarios han encontrado esta crítica útil
En realidad, hay pocas cosas más milagrosas -y misteriosas- en esta vida que enamorarse: pero no encoñarse, ni encapricharse, sino enamorarse de verdad, hasta las trancas, hasta el punto de ser abducido y colonizado por un sentimiento que nos hace aún más imperfectos, si cabe, pero a veces mucho mejores de lo que soñaríamos ser jamás. Y ese amor que es como la devastación de un territorio más que dispuesto a ser devastado, no es el que el cine suele querer vendernos habitualmente. Más bien es como esta sencilla, casi austera historia que confirma a Clint Eastwood como uno de directores vivos más grandes del cine americano y le revela como un cineasta de poliédrica y minimalista sensibilidad, capaz de retratar con aliento más que poético la simple emoción de dos seres humanos entera y verdaderamente enamorados.

La historia arranca con un encuentro fortuito (y afortunado) entre dos seres lo más alejados de los clichés románticos que pueda imaginarse. Él es un lobo solitario, un fotógrafo del National Geographic ya entradito en años y ella una madura ama de casa pasando un fin de semana de soledad en su granja. De cómo estas criaturas tan dispares comienzan sintiendo una atracción espontánea y más tarde, comienzan a enamorarse de tal manera que duele el corazón de verlos, va la película.

No hay nada muy espectacular, ni grandes escenas amorosas, ni siquiera un ritmo que pueda llamarse ágil: la sensible dirección de Eastwood vuelve a dar sentido a aquella expresión de "menos es más". Algo tan sencillo como el rostro de ella (el descubriento de estar siendo deseada, admirada) cuando él la está fotografiando en los puentes, resulta mucho más elocuente que un pegajoso morreo en primera plana. O esa mano sobre el picaporte...qué decir de una escena que roza lo prodigioso en cuanto a contención estilística y desgarro emocional.
Todo en la película está cuidado hasta el extremo, dejando que el talento de los actores (el propio Eastwood y la increíble Streep) hable por sí mismo, sin más excusa argumental que el milagro de un amor correspondido en el crepúsculo de la vida, en el momento más inesperado, cuando ya se ha tirado la toalla para replegarse en la comodidad de una existencia sin sobresaltos pero sin sorpresas.

Y sólo por eso, vale la pena...verla y enamorarse.
Neathara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de junio de 2007
156 de 179 usuarios han encontrado esta crítica útil
Clint Eastwood (AKA Dios) bajo desde los cielos y dijo: "Yo estoy hasta los mismísimos de comedias románticas y de los Richard Gere, Julia Roberts y todos esos espantajos. Yo haré una película romántica que se convertirá en obra maestra. Y punto final". Y vaya que si lo hizo. "Los puentes de Madison", una de sus mejores películas, es ya un clásico moderno de los muy pocos que hay de los años 90. Y Clint Eastwood demostro otra vez más que es uno de los grandes y que por culpa de los muy merecidos oscars de "Sin perdón", películas como esta o como "Un mundo perfecto" pasaron con más pena que gloria en cuanto a premios cuando eran de las mejores películas de sus respectivos años.

En "Los puentes de Madison" a Clint no le hace falta una gran historia sino una sencillita como la que nos encontramos aquí. Dirigida con sobriedad y con garra, el maestro hace gala de su talento a la hora de dirección de actores. Aquí nos encontramos a una magnífica Meryl Streep, en la mejor interpretación de la carrera, sencillamente conmovedora pese a interpretar a una adúltera. Eso por no hablar de nuevo del propio Clint que vuelve a callar las bocazas de los críticos que suelen criticarlo en su labor de actor. Por supuesto la escena más recordada de "Los puentes de Madison" es la escena de la lluvia con nada más y nada menos que Clint llorando. Y que decir, que probablemente sea una de las mejores escenas realizadas en los 90. Y por supuesto también destacar la fantástica fotografía, la banda sonora, la ambientación. Todo en ella es increible.

Así que Clint Eastwood junto a Martin Scorsese con su "La edad de la inocencia" y Richard Linklater con "Antes del amanecer" resucitaron un género olvidado y muy, muy maltratado con comedias bochornosas y ridículas. Lamentablemente la labor de estos tres directores no pudo salvar este género cada día que pasa más lamentable.
Pataliebre
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de marzo de 2008
126 de 141 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algunas veces, muy pocas, uno sale del cine con el corazón encogido, sobrepasada nuestra capacidad de asimilación, desbordados por sentimientos contradictorios, pero con la certeza de haber asistido a ese milagro de la creación artística que solo muy de tarde en tarde nos depara el cine actual, y que nos reconcilia con ese viejo arte de contar historias que llamamos CINE.

La emoción empapa cada fotograma; cada plano, cada secuencia de este melodrama romántico de infinita belleza protagonizado por Francesca, esa ama de casa que ve alterados todos sus esquemas y valores por la irrupción en su vida de Robert Kincaid, ese maduro fotógrafo del National Geographic, que durante cuatro inolvidables días hará temblar los cimientos de su resignada existencia, haciendo estallar en ella un volcán de sentimientos y pasiones que creía sepultados para siempre y que la llevará a tener que tomar la decisión más importante de su vida, y de la que un lúcido Clint Eastwood nos hace testigos de excepción.

Gracias Clint...

-Por dejarnos esta soberana lección de cine, obra maestra absoluta para el recuerdo.

-Por tratarnos como adultos que vamos al cine para algo más que comer palomitas de maíz.

-Por llevar a la pantalla esta profunda y hermosa historia de amor llena de trampas sin caer en ellas.

-Por tu sensibilidad a la hora de plasmar filmicamente esta catarata de sentimientos contenidos que desbordan la pantalla.

-Por demostrarnos que se puede hacer la película más romántica en muchos años sin caer en la cursilería.

-Por regalarnos dos de las más sublimes interpretaciones jamás vistas en una pantalla de cine.

-Por saber filmar como nadie la renuncia y el dolor del de verdad en fotogramas de oro puro.

-Por mostrarnos en imágenes imposibles de olvidar que los “duros” también pueden llorar.

-Por esa furgoneta; por ese semáforo en rojo; por ese intermitente a la izquierda...

-Por ese semáforo en verde; por ese ventanilla que sube, en fin...

-Por la mejor secuencia de los últimos treinta años, inmortal sinfonía bajo la lluvia.

-Por ese libro de fotografías; por esa cámara fotográfica, por esa cruz.

-Por esas lagrimas en un rostro de mujer.

-Por ese inolvidable final.

Cuatro días son a menudo muy poco tiempo, pero a veces llenan toda una vida de significado. Estos cuatro días de intensa pasión compartida marcarán para siempre las vidas de Francesca y de Robert, y también las nuestras, marcadas hasta el infinito por esas bellísimas imágenes, por esas miradas que nos perforan el alma, por esos silencios que estallan en nuestros oídos...

...por todo esto y por mil cosas más, gracias Clint.

Que importa que los miembros de la Academia suspendan una vez más y tengan que repetir curso, pobres ignorantes, perdónalos, no saben más.

Francesc Chico Jaimejuan

Barcelona 18 de marzo de 2008
Harry Lime
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de mayo de 2005
106 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
Absoluta obra maestra del género romántico y de la filmografía de Eastwood.

De una contención casi minimalista tanto en la labor actoral, como en la puesta en escena, que sin embargo, desborda pasión en todos los planos en que aparecen juntos los protagonistas.

Un auténtico ejercicio de estilo técnico y narrativo que consagra a Eastwood como un director clásico, es decir, atemporal, capaz de las mayores audacias expresivas desde la contención, la sobriedad y una exquisita sensibilidad.
Maximillian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 51 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados