arrow

El lobo de Wall Street

7,6
56.901
votos
Sinopsis
Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de “El lobo de Wall Street”. Dinero. ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 6 7 10 20 30 93 >>
17 de enero de 2014
30 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tres horas de metraje, quizás sobrecargados de extravagancia y momentos de delirio casi surrealistas, pero donde Scorsese deja entrever su personal estilo de rodaje, que con un montaje de mérito al servicio de un DiCaprio interpretando en su salsa completan una interesante adaptación.

Martin Scorsese parece llevar su "Uno de los nuestros" a Wall Street. Otro tipo de delincuentes, pero con vida de excesos y consecuencias a la medida. Es inevitable la comparación, y tal vez por esto "El lobo de Wall Street" pasa más como una entretenida frivolidad, algo sobreactuada, donde no llegas a empatizar con estos sinvergüenzas del capital como uno lo hacía con esos gánsteres de Brooklyn, ni a envolverte en ese ritmo endiablado que aquí se intenta aproximar pero sin alcanzarlo. Quizás porque el argumento realmente no da para tanto metraje y hay instantes en los que se reiteran escenas con el mismo fin de mostrar un hábito de vida pero sin ayudar mucho a avanzar la trama.

A pesar del esfuerzo y buen hacer del protagonista casi absoluto -Leonardo DiCaprio-, son los personajes de menor aparición: su mentor en los inicios de la película -Matthew McConaughey- y el agente federal -Kyle Chandler- quienes mejor sabor me han dejado y de los que he echado de menos un desarrollo más ambicioso. Me quedo no obstante con dos escenas de ambos... El primero con el discurso que al comienzo engancha al protagonista con ese "himno" que podría ser el lema de la ambición, y el segundo con una corta escena sin diálogo alguno hacia el final de la película viajando en un vagón de metro que como dice la frase popular: "vale más que mil palabras".

Contrastes. Los mismos que hay entre los mundos del corredor de bolsa Jordan Belfort y el agente Patrick Denham. Los que separan las vidas del común de los mortales de quienes manejan los hilos de la corrupción.

Al final las sensaciones están divididas. Por una parte minutos de sobra centrados demasiado en la vida frenética del protagonista al mismo tiempo que se desaprovecha profundizar en personajes interesantes, y por otra parte una visión de la historia y una realización con la marca de la casa Scorsese que además de dinamismo deja algo en lo que pensar.
Pedro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de enero de 2014
44 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Cómo puede tener un 8,0 esta bazofia? Es todo muy falso, sobreactuado e irreal.

La voz en off parece una copia mala de la de Goodfellas. Más de la mitad de los diálogos son a gritos. La trama gira en torno a los excesos de estos "magnates": barcos, drogas y putas. Pero no nos hace plantearnos nada, ni provoca ninguna emoción; es un circo dirigido a un público que espero que no exista, si es una broma no sé dónde está la gracia.

Al poco rato de empezar a verla pensé: ¿a qué clase de retrasado mental le puede gustar ésto? Encima dura tres horas.
sinnick
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de enero de 2014
30 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sé exactamente como abordar esta crítica. Allá vamos...

Es la tercera vez que Scorsese ha llevado a cabo una película centrándose en las vivencias de un individuo con una moral más que cuestionable y reprochable, ha llevado a cabo, ni más ni menos que 3 veces una estructura basada en ese mismo patrón: Ascenso, Apogeo y Declive.

Lo hizo en 1990 con Henry Hill (Ray Liotta) en 'Uno de los Nuestros'; lo volvió a hacer 5 años más tarde con Sam Rothstein (Robert De Niro) en 'Casino'; y aún hoy, 19 años después de esta última maravilla, Martin Scorsese vuelve a hacer valer su apellido y su profesión. Casi 2 décadas después ha vuelto a repetir un esquema, y aún así ha caído en desuso ni se vuelto repetitivo ni tedioso. Todo lo contrario. Ha conseguido hacer una película de 3 horas MUY ágil (y no, no es en tono irónico ni capcioso), una película tan fresca que no consigue perder ni bajar el ritmo de la misma, sino todo lo contrario, te sigue manteniendo agarrado al asiento en todo momento. Y aún más, creo que el mayor merito es que todo esto lo haya hecho desde la perspectiva de una comedia negra. Muy hábil por su parte, no dudo que éste título figure en las nominaciones a los Oscar tanto en película como en director.

Pero no sólo ahí queda el asunto, porque el reparto aún tiene la última palabra. DiCaprio también ha vuelto a demostrar que verdaderamente es un actor consagrado, y no va a parar hasta que se le reconozca ese mérito -no dudaría un momento en pujar por él cuando consiga el Oscar este año-. Su papel como Jordan Belfort ('El Lobo de Wall Street') es tremendo, un hombre que conocerá los excesos, el desenfreno y la opulencia. Con esto ya podemos dar constancia que la dupla Scorsese-DiCaprio ha llegado a su cúspide, a su máximo exponente: demostraron esa valía con 'Gangs of New York' y 'Shutter Island', rozaron casi la perfección con 'Infiltrados'; y con 'El Lobo de Wall Street', una vez más han vuelto a rozar esa perfección.

Y la cosa sigue sin quedarse ahí, pues casi cada uno de los secundarios consiguen dejar también parte de su huella en esta maravilla de película: Jonah Hill, Margot Robbie (no dudaría en ver los nombres de estos dos entre los nominados como mejor actor y actriz secundaria, respectivamente), Kyle Chandler, Jean Dujardin, Jon Bernthal y hasta Matthew McConaughey, con un personaje que llega a calar en lo más hondo del mismísimo "Lobo".

Resumiendo, una nueva obra maestra del Sr. Scorsese, y espero por su gloria que no sea la última.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Yunan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de enero de 2014
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pues por lo visto sí. Y dicen que el auténtico Jordan Belfort ha cobrado una pasta por los derechos cinematográficos de la historia.

¿Tan fácil es vender basura bursátil por teléfono?. ¿Y tanto dinero se gana con las comisiones?. ¿Y esa panda de tarados se forra timando a americanos normales?. Se echa de menos una ilustración que el narrador (Di Caprio) nos regatea alegremente.
¿Y cinco años de cocaína sin parar, más pastillas de todos los colores y despiporre continuo sin que les dé un patatús? -ni siquiera al gordo-. "Uno de los nuestros" resultaba infinitamente más creíble en todos los sentidos.

Esta astracanada inverosímil dura tres horas y está aderezada continuamente con referencias cinéfilas ("Pulp Fiction", "Wall Street" de Oliver Stone, la oficina de "El apartamento" de Billy Wilder, etc...); para congraciarse buenas críticas. Pero no hace gracia, huele a refrito, aburre, hay quién duda seriamente de su valor como denuncia.... Y se gana a pulso el calificativo maldito: superficial.
dragón plateado
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de enero de 2014
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El lobo de Wall Street" no deja de ser una revisión actualizada de viejos clásicos de Martin Scorsese. La diferencia con sus dos grandes crónicas del auge y la caída del hombre mediocre - "Goodfellas" y "Casino"- está en el tono. El Jordan Belfort de Leonardo Di Caprio no es un personaje trágico devorado por nefastas pasiones, sino un crío egocéntrico con alma de chiste que juega hasta que se le rompen los juguetes.

¡Y qué juguetes! Una mansión de ensueño, un yate digno de reyes, la más despampanante de las rubias despampanantes, las fiestas más salvajes, las drogas más exclusivas, los caprichos más extravagantes...un desmedido carrusel de codicia cuyo poder de fascinación reside en ver en cuánto más se pueden rebasar los límites.

La película retrata el exceso con gracia y brío, como invitándonos a la fiesta. Al final, las experiencias del personaje se reducen a un círculo vicioso de ganar dinero- meterse droga- celebrar orgías y realmente la historia en sí parece contar muy poco. No hay dimensiones en el personaje, un hijo bastardo entre Tony Montana y la María Antonieta de Sofia Coppola. Su entorno, lleno de personas con las que carece de relaciones significativas más allá de lo material y la diversión, resulta a partes iguales, deprimente y divertido.

A la enésima orgía y el infinitésimo chute de drogas, ya hemos perdido el sentido de la realidad tanto como los protagonistas. Hasta la aparición de Kyle Chandler, el agente del FBI que investiga a Jordan Belfort, no aterrizamos de nuevo en un punto de vista tangible.

En sus tres excesivas (en todos los sentidos) horas de duración, la impresión global es de saturación, de perplejidad ante semejante despliegue de estupidez humana y de franco alivio al no tener tan grandes vacíos que sin semejantes cantidades de dinero no se puedan llenar.

"El lobo de Wall Street" es un entretenimiento que no trasciende a nada más, ni cuenta nada que no se haya contado mejor. Sin embargo, es una buena película, vistosa y bien rodada, con actores cumplidores y alguna que otra escena para el recuerdo. Quizás la mejor de ellas sea la menos llamativa: el contraste entre esas vidas hinchadas, falsas e irreales basadas en los deseos del ego y la mirada del agente de FBI en el vagón de metro. Puro dios/gitano.
Neathara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 7 10 20 30 93 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados