arrow

La bahía del tigre

7,0
112
votos
Sinopsis
Gillie, una niña de doce años que vive en un pequeño pueblo británico, presencia casualmente un asesinato: Korchinsky, un marinero polaco, en un arrebato de ira, mata a su amante después de encontrarla con otro hombre. Gillie recoge el arma del crimen e intenta huir; Korchinsky consigue alcanzarla, pero es incapaz de hacerle daño. Entre ambos se crea un extraño vínculo afectivo, que lleva a Gillie a despistar a la policía para salvar a su nuevo amigo. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
27 de diciembre de 2012
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
He buscado afanosa e infructuosamente este film en las tiendas de DVD formales e informales, legales y piratas, hasta que pude verla fraccionada por internet , sin subtítulos y disfrutando, al par que sufriendo el "british" de Mills y su hija y el "cockney" que a veces suelta uno que otro personaje del muelle. La vi en cine cuando su estreno. La pasé en cine-club durante los estudios de Medicina, la volví a ver hasta en piñatas (cumpleaños en Venezuela) hasta que desapareció del planeta y nunca más se dejó ver. No dejo de maravillarme con este suspenso que nunca se agota, de reir con las tremenduras (travesuras) de la niña, de llorar con el tierno y hermoso final, de admirar las actuaciones de héroes, villanos y el gran héroe/villano que es Horz Buschhold con la heroína/cómplice que fue esta niña Hayley Mills. ¡Qué Thriller, hermanos! Olvídense de "El Profesional". O mejor dicho: esta es la Madre de "El Profesional" y de todas las películas del género con niñas y raptores y algo de Estocolmo. Para colmo, nombran a Venezuela al final, que era lo máximo para nosotras (apartando la mención que haceOrson Welles de nuestro supuesto Presidente en "El Ciudadano Kane"). Es subjetivo, pero se lleva todas las estrellas.
casandra
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de diciembre de 2014
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es la primera que veo de la etapa británica –y por tanto inicial- de la filmografía de J. Lee Thompson, realizador que nunca me ha seducido demasiado, más allá de dos buenos trabajos (sin exagerar) en sus archiconocidas “Los cañones de Navarone” y “El cabo del miedo”. El resto de sus filmes estadounidenses me parece bastante mediocre y convencional, especialmente sus últimas realizaciones, con Charles Bronson en plan justiciero, Magnum 45 en ristre.

Afortunadamente, la presente película posee bastante interés y me parece competentemente realizada, si bien cabe señalar que no es demasiado original, pues ya en 1952 Charles Crichton (director de excelentes comedias, como "Clamor de indignación", “Apuros de un pequeño tren”, “Oro en Barras” o de la muy conocida y menos antigua “Un pez llamado Wanda”), había abordado un argumento muy similar en “Hunted”. Como en este último título, y al igual que en otros posteriores (rápidamente viene a la cabeza “Un mundo perfecto”, de Eastwood), el núcleo argumental es la relación de lealtad que se establece entre un criminal y –en este caso- una niña, que mantendrá su fidelidad hasta el final.

Resulta interesante la ambigüedad que se desprende del tratamiento de la situación narrada y de los personajes principales, pues el guión se empeña en mostrarnos a estos últimos bajo una óptica positiva, disculpando al asesino y a su pequeña “cómplice”. En el caso del primero nos es retratado como víctima de una “mala mujer”, que con su desprecio provoca un “arrebato”, mientras que en relación con la niña se enfatizan su lealtad y cariño, justificando en cierto modo las constantes mentiras –algunas de ellas bastante miserables- que cuenta. Esta equívoca moral queda muy bien reflejada en la conversación que mantienen los dos protagonistas en el desván de la Iglesia, verdaderamente clave, pues en ella se establece ese lazo, al tiempo que se justifica argumentalmente. En contraste, los demás personajes son tratados con mayor dureza, ya se trate de la víctima (esa “mala mujer”…), su amante (hipócrita y cobarde) u otros secundarios (la tía de la niña no parece ocuparse demasiado de ella ni de nada que no sea su negocio; proliferan los personajes que mienten, ocultan o revelan cosas por dinero, etc.). Incluso la ley, aquí encarnada por un superintendente de policía, es retratada con poco afecto, o en cualquier caso mucho menos que el que recibe la pareja protagonista.

Rodada en Gales, la película transmite eficazmente el ambiente portuario de Cardiff, con el trasiego de barcos y marineros, y retrata con similar acierto la vida ajetreada de las típicas casas de pisos de alquiler que tan frecuentemente aparecen en las películas británicas de la época. Destacan, por su utilidad narrativa y buen hacer cinematográfico, las secuencias rodadas en torno a la escalera de la casa, que sirve así de eje para acontecimientos y personajes. Igualmente acertado es el tramo rodado en el mar, que aporta emoción y algo de suspense a la historia. Añadamos al conjunto una buena fotografía, de tendencia contrastada, y el muy loable trabajo de los intérpretes, con Bucholz y los dos Mills (padre e hija) a la cabeza, y no nos queda sino constatar que la película está francamente bien.
Quatermain80
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de junio de 2012
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Korchinsky (Horst Buchholz), un marinero polaco, vuelve a Inglaterra de una singladura más que ilusionado de reunirse con su novia Anya (Yvonne Mitchell), a la que ama y había estado mandando dinero desde esos puertos de Dios, durante la búsqueda de esta debido a que no la encuentra en el apartamento en el que la dejo y para cuyo alquiler mandaba ese dinero, conoce a Gillie Evans (Hayley Mills), una niña de 12 años gamberrilla y algo machorra (la vemos en unas escenas con unos niños que jugaban a vaqueros en la calle, muy contrariada por no tener una pistola de juguete con la que integrarse en el barullo) que le dice donde puede encontrar a su novia ya que se da la circunstancia de que comparte escalera con ella.

Korchinsky encuentra a una Anya cambiada, que grita y zahiere al apesadumbrado mozo diciéndole que ya no le quiere, que la deje en paz, que espera visita y que verdes las han segado, y ante lo mal que ve se lo toma el marinero saca una pistola de un cajón y le conmina a irse por donde ha venido, pistola que tras un forcejeo acaba en manos de él, que enajenado la dispara varias veces y la mata; todo ello contemplado por la niña Gillie a través de una ranura de la puerta a la que se había asomado atraída por las voces, tanto la escena del crimen como la huida de Korchinsky y lugar donde este esconde la pistola, y tras un cruce de miradas con el marinero, como coge el arma y con esa fruición de niña machorra deseosa de una pistola con la que jugar con los chavales del barrio, se la esconde entre las ropas y se la lleva.

Sigue en spoiler por falta de espacio:
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
tiznao
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de junio de 2011
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Trata de la amistad casi descabellada entre un hombre adulto que acaba de cometer un crimen y una niña de doce años. La trama esta bien desarrollada y mantiene al espectador alerta e interesado. En esta primera actuación de Hayley Mills desarrolla su talento innato y su particular encanto.
CARLOS
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de marzo de 2011
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una estupenda Hayley Mills, en un papel muy distinto de los de "Pollyanna" y "Tú a Boston y yo a California", y un Horst Buchholz, menos gritón que en "Uno, dos, tres", protagonizan esta película de intriga y amistad.

El acaba de cometer un crimen pasional, y ella es el único testigo. Así comienza la cosa, y si la parte central me pareciese tan bien contada como el principio y el final, mi nota habría sido un nueve.
IzaNezzie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados