arrow

El hombre sin edad

5,6
1.490
votos
Sinopsis
En vísperas de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la vida de Dominic Matei (Tim Roth), un anciano profesor, sufre una extraña transformación: tras ser alcanzado por un rayo, no sólo sigue vivo, sino que rejuvenece. Este hecho despierta el interés de los nazis, que pretenden servirse de él para sus investigaciones y experimentos. Dominic se ve entonces obligado a huir y a adoptar una nueva identidad. Convertido en un fugitivo, ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 6 >>
user-icon LennyNero   Barcelona (España)
Notable
18 de Julio de 2008
39 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Adaptarse o morir, eso es lo que debió pensar el bueno de Coppola al realizar esta película. A pesar de haber realizado algunas de las más grandes películas de la historia como "El padrino I & II" o "Apocalypse Now", y por ello seguir siendo un nombre respetado, el crédito de FFC se estaba agotando a marchas forzadas, y más cuando antes de su largo silencio cinematográfico lo último que se recordaba de él eran mediocridades como "Legítima defensa" o directamente bodrios infumables como "Jack". Por ello, lejos de caer en convencionalismos, Coppola ha optado por hacer exactamente lo que le ha venido en gana, mostrando un amplio conocimiento de las nuevas inquietudes cinematográficas sín renunciar, eso sí, a un estilo clásico de filmación.

Así se nos presenta esta compleja historia, con conexiones argumentales que la acercan a "La fuente de la vida" de Darren Arofnosky pero sín los delirios visuales ni la pedantería de este. Coppola factura un impecable film de corte clásico donde mezcla sín rubor géneros como el drama romántico, la ciencia ficción, y da breves pinceladas de terror psicológico y denuncia militarista, donde lo importante no es tanto la coherencia de la trama como las sensaciones que quiere transmitir a través de ella.

Este es pues un film de gran complejidad y de profunda belleza, un film que habla de espiritualidad, de busca de conocimiento, del amor, del miedo a envejecer...En pocas palabras una película que habla de la belleza y la dificultad que supone estar vivo.

Calificada como una marcianada, muchos criticarán la supuesta traición de estilo del director y hablarán de fallido testamento cinematográfico. Son exactamente los mismos que si el director fuera joven, de procedencia exótica y/o esta fuera su opera prima nos hablarían de revelación, de oleada de nuevo cine togolés y se inclinarían ante tamaña capacidad de genio. Por mi parte sólo me queda sacarme metafóricamente l sombrero ante el Sr Coppola, aplaudir su valentía y agradecerle que vuelva a demostrar que el talento es como ir en bici: nunca se olvida.

Lo mejor: La capacidad de reinventarse del director.
Lo peor: Que parece que de miedo estrenarla.
LennyNero
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Grandine   Honor al Sabadell! (España)
Interesante
22 de Diciembre de 2008
26 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
Está dirigida con sobriedad y aplomo, pero por desgracia la propuesta realizada resulta un tanto abrupta. No sólo soy de los que creen que esta película no le va al bueno de Francis Ford Coppola, por el estilo clásico que imprime en todo momento, sino además pienso que los recursos del estadounidense para hacer frente a lo que tiene ante sí, no resultan todo lo fascinantes y subyugadores que deberían, teniendo ante nosotros un trabajo de estas características.

Probablemente lo más destacable, bajo mi opinión, sean sus interpretaciones. A Tim Roth ya le conocemos, y sabemos que es capaz de lo mejor, así que en "Youth Without Youth" empuña con una seriedad y temple ese personaje desconcertado y a la vez conciso, dándole las notas adecuadas para que no desentone. Le acompañan secundarios de lujo como Bruno Ganz, que aporta la presencia de siempre, y la casi espectral aparición de Matt Damon, al que parece que le dan siempre papeles similares en ese aspecto. Sin embargo, tras todas esas caras conocidas, quien realmente rompe la pantalla es Alexandra Maria Lara, actriz desconocida para mi hasta ahora, que recoge un testimonio difícil de interpretar, y hace de su papel un espejo de dudas, sentimiento y temores. A través de ella, logras comprender casi todo el arco de emociones que Coppola pretendía trazar y habría logrado de no ser por ese modo tan hermético de llevar el relato, y que la joven actriz rumana desvela con una pericia increíble.

Quizá uno de sus peores defectos es el hecho de que el cineasta no sepa desentrañar los recovecos y el fondo de su historia sin hacerlo mediante diálogos, puesto que en lugar de intentar mostrar con sutileza los temas que podrían trazar "Youth Without Youth" lo hace casi arrancando de sus personajes conversas que más bien parecen confesiones de intencionalidad, despojándose así de la problemática que podría entrañar que el público no llegue a comprender sus intenciones.
Aun y así, quedan flecos que no llegan a dilucidarse como deberían, y es que el estilo otorgado a la cinta no es del todo adecuado, cosa que deja la vuelta de Coppola a la dirección en un intento interesante pero baldío, por desgracia, puesto que da muestras de que, ante una historia donde lo expuesto hubiese encajado con sus formas, habría dado a luz un gran film.
Grandine
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon beautiful_disaster   Melgar de Arriba, Valladolid (España)
Interesante
22 de Julio de 2010
17 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tengo que reconocer que esta película era todo un enigma para mí. Un título interesante, una portada preciosa, el regreso al cine de Francis Ford Coppola después de diez años de silencio, y lo más curioso: que con todo esto, no haya sido estrenada en España.
Me las ingenié y conseguí verla. Y después de haberlo hecho, me quedé con la sensación de que podía haber sido una película de sobresaliente, pero que se queda sólo en un "curiosa", en un "interesante" y punto, debido a sus numerosas irregularidades.
Sabía que era un film metafórico, con muchos elementos fantásticos, una reflexión acerca de la fugacidad de la vida... Pero, con el debido respeto, creo que Coppola no ha sabido jugar bien sus cartas.
A pesar de lo extraño del argumento, la primera hora del film es más que aceptable. El estilo preciosista de Coppola es una auténtica delicia, y es un placer ver un film de factura tan "clásica", con una música y una fotografía excelentes. Con esto queda claro el buen hacer del director, que consigue que una historia bastante bizarra como la que nos está contando resulte interesante e incluso enganche.
Pero en la segunda hora todo se tambalea. Con el argumento inicial (hombre que rejuvenece tras ser atrapado por un rayo debe de escapar y ocultar su identidad, pues despierta el interés de los nazis y corre peligro) ya teníamos bastante... Y entonces aparece otra historia aún más rocambolesca: el hombre, durante su huída, se encuentra con una mujer idéntica a su esposa fallecida muchos años atrás. Vale, hasta ahí bien. El problema es que la mujer de vez en cuando es poseída por espíritus ancestrales... (Algo así como lo que le pasaba a la Ana de "Caótica Ana" de Julio Medem)
Y es ahí cuando dices: no. No se me puede intentar contar dos películas en una. El film va perdiendo credibilidad, decae, y empieza a confundir al espectador hasta llegar a un final que, en mi opinión, no se entiende. Ni siquiera la fantástica dirección de Coppola logra salvar esta parte final que, para mí, es un quiero y no puedo.
Cierto es que está adaptando una novela, lo sé, pero precisamente, en lugar de haber ido por caminos tan complejos, Coppola podía haber construido a partir del libro de Mircea Eliade una historia más sencilla y que tocara más al espectador. Y es que no hace falta contar algo difícil de entender para invitar a la reflexión...
Es una pena que con todos los elementos que tenía y con su buen arranque, la película termine decepcionando. Aprueba porque Coppola es Coppola, y por un Tim Roth y una Alexandra María Lara en estado de gracia.

6/10
beautiful_disaster
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Evol   Murcia (España)
Floja
2 de Agosto de 2011
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Poco se puede decir de esta farragosa película, excepto que, desafortunadamente, viene a confirmar la naturaleza de un director capaz de dar lo mejor y lo peor (más peor que mejor en los últimos años). Con los debidos respetos hacia una personalidad que nos ha regalado algunos de los momentos más sublimes de la historia del cine, no queda más remedio que rendirse a la evidencia. Esta película aburre, empacha con tanta transición etérea, falla en su vano intento de alcanzar estados de ensoñación, exaspera a base de reiterativos éxtasis multilingüisticos (especialmente cuando los sufre una actriz tan cargante como la protagonista), no consigue ni un mínimo de química entre los (suponemos) enamorados protagonistas y se queda muy corta en su aproximación pseudofilosófica a cuestiones ontológicas (vía transmutación de las almas).

En resumen, poco se puede salvar en este batiburrillo de nazis, santones, eruditos e iluminados excepto la solvente interpretación de Tim Roth y su brillante materialización de un personaje sabiamente escindido gracias a un acierto de guion que merece subir algún entero en la valoración final de la obra.
Evol
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon pablo   bruselas (Bélgica)
Buena
6 de Julio de 2008
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Buff, en vaya berenjenal se ha metido el maestro Coppola!
La novela que adapta se las trae. Difícil en su concepción cinematográfica, porque lo que suena bien en papel no siempre puede plasmarse con acierto en la pantalla. Por lo tanto, un "comeback" arriesgado el del director de Apocalipsis now.
¿Era necesario? No se yo. Bien es cierto que Coppola nunca se ha conformado con hacer una película, siempre ha querido ir un poco más allá y demostrar que en sus manos todo vale, todo adquiere grandeza y se convierte en sublime.
En Youth without youth esto no ocurre, claro está. Esta película no es sublime, ni estará por méritos propios en la antología de lo mejor del italo-americano (en donde sí estará prácticamente todo el resto).

En Youth without youth, Coppola brilla en su faceta tras la cámara como siempre. Su concepción de la escena, su configuración estética, los ángulos de la cámara son soberbios. A eso ayuda la hermosísima fotografía y la puesta en escena. Sin embargo, pese a todo ello, en esta ocasión esta inundación de belleza plástica en la pantalla acompaña en lo justo a la historia, porque a esta le falta fuerza narrartiva capaz de mantener al espectador en tensión durante dos horas.

A un amante de Coppola como yo, lo visto le satisfará por los años perdidos, pero no embriaga como se espera de su talento.

Pese a todo ello, Youth without youth es una película arriesgada, diferente y me temo que, aunque teniendo en cuenta el desajuste narrativo evidente, una película incomprendida e injustamente vilipendiada y olvidada por todos. ¿Será para tanto? Yo aplaudo el esfuerzo y las ganas del director por cambiar y agradezco ese acercamiento a la psique humana y a la búsqueda de la verdadera esencia del hombre -tan difícil de plasmar en imágenes- que lo lleva irremediablemente a nuestro Julio Medem e incluso al inclasificable David Lynch.
pablo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 4 6 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados