arrow

Scaramouche

7,5
3.110
votos
Sinopsis
Scaramouche fue el espadachín más famoso y charlatán del siglo XVIII. Su vida estuvo llena de aventuras y amoríos. Era hijo de un noble francés que tenía motivos para ocultarle su identidad, razón por la cual Scaramouche ignoraba sus orígenes. Su padre adoptivo, muy amigo de su padre biológico, era Philip de Valmorín, a quien tuvo que ayudar a huir de los hombres del Rey que lo acusaban de sedición... (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 8 >>
user-icon Chagolate con churros   Altamont (España)
Notable
16 de Octubre de 2008
32 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
Y va un guantazo. Esto se ha perdido. Lo del guantazo, digo. Ahora se estrella una jarra de cerveza en la cabeza del contrincante. No queda tan cinematográfico, para que engañarnos. Aunque hay de todo, por ejemplo: Gaspar Noé usa un extintor (aquí ganó el galo y yo me tapé los ojos).

En uno de los episodios más antológicos de la familia amarilla, Homer da uso a su guante y su satisfacción. Allí funciona hasta que se topa con el Scaramouche de las pistolas. Los duelos de pistolas al no ser que los ruede Kubrick o Leone no son tan hermosos. Y además acaban en un plis plas excepto si los rueda Béla Tarr o los propios hermanos Guachosqui (con su bala silenciosa y tortuguera).

Scaramouche es como cuando de pequeño iba al circo. Hay intriga, hay humor, hay tensión y hay color.

Scaramouche no es un circo, pero forma parte activa del mayor espectáculo del mundo: el cine.
Chagolate con churros
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon tantra   Pandereta's Land (Mongolia)
Notable
28 de Abril de 2009
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de esas maravillosas películas en las que durante 2 horitas nos sumergíamos en la pantalla de la mano de un barquero borrachín (La reina de África), un soldado dicharachero (El hombre que pudo reinar) o un guaperas espadachín (la que nos ocupa). Un género que George Lucas y acólitos se encargaron de enterrar a finales de los 70 con las putas superproducciones.

La primera premisa del género que cumple Scaramouche y con creces es el entretenimiento. Persecuciones a caballo, duelos a florete, teatro cómico filmado, romanticismo con un toque de acidez... todo ello rodado de forma excelente y con actores solventes. Y es que si esta premisa no se cumple, sus virtudes técnicas me la soplan. ¿Verosimilitud? Huelga decir que ninguna. Pero esto no es una adaptación pretenciosa. Pedir que la esgrima escénica que se practica sea fiel a la historia real es una chorrada como una catedral, simplemente por definición.

Toda la película está impregnada con un color precioso (recuerda a Brigadoon, con esos colores tan vívidos), la dirección es precisa y variada y la belleza de sus actrices está fuera de toda duda. Interpretativamente sobresalen Mel Ferrer y Eleanor Parker, dos personajes de carácter que dan el contrapunto perfecto a los bellos pero sosos Granger y Leigh. Muy destacables también el vestuario, las localizaciones y la música de Victor Young que acompaña sin empachar la divertida historia de este truhán. Haciendo honor a Julio Iglesias.

Y es que si tengo que elegir entre esto y el señor de los anillos...pues la elección es evidente.
tantra
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Miquel   Palma (Mallorca) (España)
Muy buena
25 de Agosto de 2008
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Film emblemático de espadachines, realizado por George Sidney ("Levando anclas", "Los tres mosqueteros"). Escrito por Roland Millar y George Froeschel, adapta la novela "Scaramouche" (1921), de Rafael Sabatini. Se rueda en exteriores de Château de Pierrefonds (Oise, Francia) y del Golden Gate Park (San Francisco, CA) y en los platós de MGM Studios, con un presupuesto estimado de 3,5 M dólares. Producido por Carey Wilson ("El cartero siempre llama dos veces", Garnett, 1943), se estrena el 8-V-1952 (NYC).

La acción dramática tiene lugar en Gavrillac, La Croix y Paris, en la primera mitad de 1789. André Moreau (Granger), de unos 25 años, es hijo biológico de un noble que por razones desconocidas oculta su identidad. Carece de patrimonio, pero es beneficiario de una asignación mensual que recibe a través de un abogado. Es vitalista, frívolo y de espíritu aventurero. Vive a salto de mata, libre de preocupaciones, a la búsqueda de experiencias y emociones. Bullanguero y bromista, cuando le conviene no se corta a la hora de embaucar, engañar, aparentar y fingir. Dotado de gran encanto natural, es seductor, elegante, apasionado y emprendedor. Le atormentan los deseos de conocer sus orígenes y su pasado. Tras completar sus estudios en Paris, regresa a la casa normanda de sus padres adoptivos, Georges e Isabelle de Valmorin. Se relaciona desde hace tiempo con Leonor (Parker), de su misma edad. En el camino de regreso conoce a Alina (Leigh), de 19 años, hija del conde Armando de Gavrillac, prometida del pérfido y sádico marqués Noel de Moynes (Ferrer), de 35 años.

El film combina aventuras, drama y romance. Es la segunda adaptación de la novela de Sabatini. La primera, muda, se rodó en 1923 a las órdenes de Rex Ingram. Es un film emblemático de capa y espada, ambientado en una época convulsa de la historia de Francia. Da a Janet Leigh uno de sus primeros papeles importantes y consagra como gran estrella a Stewart Granger.

La aventura comienza cuando Noel de Moynes da muerte a Philippe de Valmorin (Anderson), hermano adoptivo de André y éste promete vengarle tan pronto como llegue el momento oportuno. Desarrolla una historia folletinesca y de aventuras, saturadas de secretos familiares de tintes melodramáticos y escasa verosimilitud. André es testigo presencial del asesinado de su hermano adoptivo, se enamora de la que cree que es su hermana, uno de sus peores enemigos es su hermano biológico, abandona a la mujer que siempre le ha dado apoyo y protección.

La narración es fluida, dinámica, brillante e intensa. Traspira una atractiva atmósfera de humor y jovialidad. Incorpora un acusado sentido romántico, exento de sentimentalismos cursis. Presenta una cuidada ambientación (arquitecturas, decorados, vestuario). Incorpora uno de los duelos a espada mejor resueltos y de mayor duración (7 minutos), que hace presente la lucha del bien y el mal.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Miquel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon vircenguetorix   Valladolid (España)
Interesante
30 de Septiembre de 2007
22 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Rafael Sabatini fue un escritor de segunda fila dentro del género de aventuras, sus novelas son infinitamente peores que las de Salgari, Karl May, Verne o Haggard por citar algunos, pero tuvo la suerte de ser más británico que italiano –su madre era inglesa y escribía en ese idioma sus libros y fue espía de Su Majestad en la SGM- y la pérfida Albion siempre agradece a sus súbditos tal distinción con la posteridad.

Sus libros, cargados de un foribundo antiespañolismo, no fueron como digo gran cosa, sino fuera por Hollywood que convirtieron al capitán Blood y sobre todo a Scaramouche en personajes casi mitológicos.

De esta segunda novela, quizá su mayor éxito, y de su versión cinematográfica trata esta crítica, nunca mejor dicho, ya que “Scaramouche” tiene algunas virtudes y bastantes defectos.

Las virtudes son evidentes. Es complicado encontrar muchas películas en toda la historia del cine que superen la calidad esgrimistica de lo que se puede contemplar aquí. Si Stewart Granger está bien con el acero, Mel Ferrer está de Juegos Olímpicos y medalla a la buchaca. Impresionante.

Las dos actrices espectaculares, Eleanor Parker notable y Janet Leigh sobresaliente, con una belleza sin par. Y funcionan muchas cosas más, pero no voy a ser un abrazafarolas que ya hay muchos por la web.

En realidad el problema de la película es la propia historia y su absoluta falta de verosimilitud. Cuando se habla del superhombre de Nietzsche, algunos citan a Tarzán o a Conan. No, que va, el superhombre es Scaramouche. Sólo a él -y en un breve espacio de tiempo- le está permitido aprender a manejar el florete y derrotar al mejor espadachín de Francia; a convertirse de la noche a la mañana en un actor triunfante en todo el país, que enmudecería a los actores del método; o a protagonizar los discursos y desenvolvimiento como parlamentario nacional que hace que sea la envidia de la Carrera de San Jerónimo; y por supuesto llevarse todas y cada una de las mujeres de calle...

Al director George Sidney nunca se le dio bien este tipo de género cinematográfico y lo realizó impulsado por el éxito de “Los tres mosqueteros”, sin embargo hay momentos que se nota que es lo romántico –donde mejor se mueve- lo que más le interesa traicionando al espíritu del libro y del guión. Además Stewart Granger le falta el sentido de humor para dar la gracia necesaria a Scaramouche, personaje bufonesco, alejado del galán nobiliario típico de este magnífico actor británico. Aún así felicitaciones por el intento, en una de las actuaciones más complicadas de su carrera.

En general que mal ha entendido y se ha acercado Hollywood a la historia de Francia, casi igual de mal que a la de España.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
vircenguetorix
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Sobera   madrid (España)
Excelente
15 de Mayo de 2006
19 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cada vez que veo esta película me recuerda más a Star Wars, quizá George Lucas no lo sepa pero esta historia recuerda muchísimo a su conocida saga. No sólo porque el personaje lleva máscara al estar desfigurado, sí no por la trama en la cual el protagonista tiene que aprender esgrima para luchar contra su enemigo, adiestrado por el mismo maestro, el cual le recomienda que para aprender más esgrima reciba clase del maesto de maestos, el que le enseñó a él, sería como sí Luke Skywalker primero aprendiese de Obi Wan y luego del maestro Yoda. Además del lío amoroso entre la que creé su hermana y la que le ayuda a escapar de los malvados, su antiguo amor, también tenemos un fabuloso duelo final que para mí es uno de las mejores luchas a espada de todos los tiempos en el cine en donde no se puede escuchar la famosa frase "Yo soy tu padre " pero sí algo parecido que omitiré para no desvelar el final.
La pelicula es una gozada visual se miré por donde se miré, y con ese final sorpresa que quizá inspirase a Lucas para una de las más conocidas escenas de su saga galáctica.

Lo mejor : El vestuario y el largo duelo final.
lo peor : Algunas escenas un poco cursis por la época.
Sobera
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 4 8 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados