arrow

El loco del pelo rojo

7,4
4.850
votos
Sinopsis
Biopic del famoso pintor impresionista Vincent Van Gogh, que retrata su atormentada vida a partir de su obra, que no es más que un reflejo de la ansiedad, la sensación de fracaso y la soledad que lo llevaron, finalmente, a la locura. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
2 de febrero de 2006
28 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Magnifica reconstrucción biográfica de uno de los mayores genios de la pintura de todos los tiempos. El siempre atormentado Vincent Van Gogh, es interpretado a la perfección por un Kirk Douglas que sabe destilar en cada gesto la angustia vital del personaje, cuyos cuadros alcanzaron cifras millonarias muchos años después de su muerte (solo consiguió vender una obra en vida).
La recreación histórica es excelente, exceptuando pequeños gazapos (Gaugin conoció a Van Gogh antes de marchar a la Martinica y no después).
Anthony Quinn está enorme en su interpretación de Paul Gaugin, al que sabe dar ese aire arrogante y pendenciero, tan alejado del humilde y retraído Vincent.
Los hechos biográficos van mezclándose sabiamente con imágenes de sus cuadros más famosos.
Otro Vincent, Minelli, se muestra como uno de los grandes maestros del color en el cine, consiguiendo un film de una enorme belleza visual.
Si alguien desea conocer a fondo al "loco del pelo rojo", no tiene más que leer "Cartas a Theo" y ver esta gran película.
fas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de septiembre de 2007
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
La vida del maestro Vincent Van Gogh mostrada a través una actuación comprometida, sentida y magistral de Kirk Douglas quien se sumerge en los intrincados laberintos del pensamiento del excepcional pintor. Una oportunidad para deleitarnos con sus hermosas pinturas "La Noche Estrellada", "Los Girasoles", "Café de Nuit" y muchas otras. Un guión inmenso, muy poético y filosófico hablando de la naturaleza y su relación con el Hombre, las dificultades por las que pasamos en la vida y una muestra de su sufrimiento y esperanza. Esas ansias de vivir, su valor para convivir con una enfermedad que lo consumía y su eterno e incondicional amor a la Pintura.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Juan_Diego_GP
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de junio de 2006
30 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
El loco del pelo rojo es una de esas películas que podríamos denominar bonitas, a pesar de la angustia existencial del amigo Van Gogh. Vicente Minnelli acierta al mostrarnos desde el primer minuto al pintor en la flor de la vida. El comienzo es brutal y deshoja a la perfección la personalidad del artista. Los distintos pasajes acontecen sin interrupciones y la vida y milagros de nuestro héroe pasa ante nuestros ojos como un cuadro mal pintado. Porque el tipo era un genio; pero estaba fatal.

Minnelli muestra como pocos la soledad encarnada en pelirrojo y Douglas regala al consistorio una interpretación sublime, maravillosa. El todoterreno de Quinn no le anda a la zaga y aunque también sufre, como bien indica L. Entertainement, no llora. Cuesta creer que dos maestros como éstos anduvieran con el culo al aire en muchos momentos de la vida. La llegada de Gauguin a casa de Vincent es magnífica. Minelli retrata como nadie ese binomio tan insondable que parecen ser la penuria y el genio. Por lo menos, para esos dos.
Magnífica.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de julio de 2010
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Dice el protagonista al principio de la película, cuando aún no tenía claro a qué se quería dedicar en la vida, cuando sufría soledad y estaba enamorado de una mujer que le rechazaba: "Bienaventurado el hombre que encuentra su trabajo y una mujer a la que amar."

Vincent van Gogh fue un nombre que sufrió melancolía, soledad, desamor y encima tuvo mala suerte. Fue un genial artista de la pintura pero pasó desapercibido hasta mucho después de su muerte. Las mujeres que amó no le hicieron caso, no pudo ganar dinero suficiente haciendo el trabajo que más le gustaba hacer en la vida: pintar, sentía gran culpa por tener que haber vivido casi siempre gracias a las ayudas de uno de sus hermanos menores: Teo; todas estas cosas sin duda fueron volviéndolo poco a poco más raro, deprimido, huraño y descontento de su propia vida.

Se echa en falta en la película alguna escena donde apareciese pintando uno de sus cuadros más famosos y ante el cual nos maravillamos hoy en día: "Los girasoles".

Excelente actuación de Kirk Douglas.
Polifonía
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de octubre de 2010
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
La desdichada vida de Van Gogh fue adaptada al cine en 1956 por Vincent Minnelli (Lust for life fue el título original), quien no pudo estar más acertado al asignar a Kirk Douglas el papel de genio atormentado. A pesar del carisma que desprende en cada gesto interpretando a Espartaco o el temor que produce el desfigurado rostro de Einar en Los Vikingos (1958), fue la personificación de Van Gogh su papel más aclamado. Más allá de su increíble parecido físico, pocas veces se ha visto en el celuloide una interpretación tan descarnada de un hombre que lucha contra sus propios demonios, contra sí mismo. Un hombre impulsivo, desordenado e irritable, y en cuyo cerebro hierve un talento capaz de plasmar, únicamente, en un lienzo, demostrando sentimiento, fuerza y belleza pero, como el bueno de su hermano Theo dice "nunca llegará a ser feliz", azotado por los miedos y el fracaso.

De esta manera, naufragan cada uno de sus proyectos: su deseo de ayudar a los más necesitados en su primera etapa como sacerdote, las relaciones amorosas, la convivencia con Gauguin, el taller de artistas que pretendió crear en Arlés, y así hasta el final de sus días.
Además de Douglas, el papel de Paul Gauguin es interpretado por Anthony Quinn. Ambos nos muestran con maestría, mediante una escena en la que discuten acaloradamente, como era la tortuosa relación que los unía, sus desacuerdos artísticos y sus anhelos en la vida.

Por otra parte, el cuidado que aplica Minnelli en la elaboración de las reproducciones de sus cuadros alcanza la perfección, sorprendiéndonos con decorados y exteriores muy precisos de obras tan conocidas de Van Gogh como Los comedores de patatas, El café nocturno o El dormitorio de Van Gogh en Arlés. Así, podríamos afirmar que se trata de una film muy recomendable para cualquier aspirante a actor, cinéfilo o aficionado al arte. Una película de altura, que dista mucho de ser un simple biopic, al tratar temas vinculados al sentido de la vida y la vana búsqueda de un hombre, a pesar de contar con poderosas armas, un hueco en la vida.
Malemute Kid
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados