arrow

El último concierto

7,0
3.977
votos
Sinopsis
Tras 25 años cosechando éxitos y gozar de fama mundial, y en plena preparación de un concierto para celebrar su cuarto de siglo profesional, el futuro de un cuarteto de cuerda de Nueva York recibe un duro golpe que puede poner en entredicho su supervivencia. El violonchelista de la formación está padeciendo los primeros síntomas del Párkinson, una enfermedad que en poco tiempo pondrá fin a su carrera como intérprete. La ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 13 >>
17 de febrero de 2013
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siempre he admirado a los que se dedican a la música, pues es una profesión que exige una entrega absoluta, trabajo constante, talento y fuerza de voluntad, pasión en lo que se hace. Los músicos son seres raros, solitarios en su mayoría, sin tiempo ni ganas de establecer relaciones duraderas.
La película refleja bien este aspecto, lo difícil que resulta compaginar lo personal con este trabajo. Es un debut notable en la dirección, un guión inteligente, se apoya en unas interpretaciones fabulosas (inmenso Christopher Walken). Explora la vida de los miembros de un cuarteto de cuerda, mostrándonos sus manías, obsesiones y fobias, sus debilidades y fortalezas, su entrega, sus diferentes maneras de enfrentarse a sus respectivas existencias, de abordar el arte que practican, de aproximarse a él. Son cuatro personas muy diferentes unidas por una pasión común.
Pero también nos habla de la vejez, de la enfermedad, la muerte, de cómo llegado el momento tenemos que empezar a despedirnos de todo, incluso de lo que antes consideramos vital y constituía el motor de nuestra vida.
La película posee detalles tan originales como que, hacia el final, cuando uno espera asistir a la reconciliación de los miembros del cuarteto (una vez presentados sus desencuentros) ésta se nos escamotee. La película huye de convencionalismos, estudia a sus personajes con profundidad, utilizando como arma principal la sutiliza. Muy buena.
Dexter Green
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de agosto de 2013
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si se cuenta una breve sinopsis de la película, la reacción entre la gente es, además de variada, muy delatora: Un experimentado cuarteto de cuerda aspira tocar a la perfección el Opus 131 en Do menor sostenido de Beethoven, así, por ejemplo, sin destripar demasiado. Y dicho lo cual saltan los prejuicios culturales (los palomiteros más descerebrados dirán que es un tema para “gafapastas”) o bien surge el posible interés por el tema para los más curiosos, aunque sea meramente debido a su originalidad con respecto a otros títulos habituales. Y es creo la postura más acertada, porque si no se la pierden. Recuerdo en estos momentos una entrevista a Woody Allen donde comentaba que fue a ver lleno de expectación “Todas las mañanas del mundo” porque la protagonista era una viola de gamba, lo cual le pareció fascinante, y salió encantado. Y de eso hace ya décadas. Quiero decir que “El último concierto” no es un film elitista, ni “cultureta”, aunque sea muy neoyorkina y su ambiente sea refinado. Es un film emotivo, si se quiere incluso un regalo para los profesionales que sean artistas (no solamente músicos) pero donde se habla del tesón y del esfuerzo, de la superación personal y de la vida en sí, pero sin grandilocuencia, con mucha verdad. Yaron Zilberman sabe de lo que habla aunque ha sido ambicioso en su objetivo, como hubiera hecho Paul Thomas Anderson. De hecho puede pecar en algunos aspectos de frío, como siempre le achacan a un debutante, pero creo que su intención ha sido valiente, muy bien pensada, y por ello creo que me merece más adulación que reparo. Importante sería destacar que no es un film coral “de actores haciendo de músicos”, son actores que encarnan a músicos, que es algo muy diferente. Para ello se han entrenado a fondo con profesores, no para un lucimiento espectacular, sino en función a la historia, que es bien distinto. No hay en ella grandes alardes interpretativos a cámara pero sí grandes actuaciones, contenidas en muchas ocasiones, y donde no solo el sonido o los silencios están muy medidos, si no también la voz y sus inflexiones de voces. El trabajo actoral parece ser que no ha sido muy llamativo para el gran público pero sin duda, para el que entienda bien del tema, esto es todo un lujo. Es imperdonable que no se hayan fijado en ellos para los renombrados Oscars, porque Mark Ivanir, Imagen Poots o Hoffman hacen un gran trabajo. A Catherine Keener ya va siendo hora que de una vez por todas reconozcan su valía, porque cada día lo hace mejor, y sobre todo Christopher Walken, que solo por su intervención final merecía mucha más atención y halagos. Será que se lo estarán guardando para su próxima película con Eastwood donde le van a resarcir de tanto olvido. Y por último comentar que entre los agradecimientos mencionan a “nuestro” Javier Aguirresarobe, uno de los maestros de la fotografía. Yo de camino también, porque le respeto y le agradezco que en su vida personal sea tan cortés como profesional, y cuanto menos es tan “agradecido” como cuenta Walken sobre Pau Casals en la película. Dicho queda.
Maggie Smee
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de febrero de 2013
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
El título hace una polisémica alusión al sentido de "final" una, relacionada a la historia y, la otra, al orden numérico (y de importancia) del opus 131 de Beethoven que se escucha en el film. Curiosamente, quien guste de la música descubrirá que esta película, del debutante (no lo parece en absoluto) Zilberman, no comparte para nada la tremenda dificultad para los oyentes (y ejecutantes) de esta serie de 4 cuartetos o 5, si contamos la "Gran Fuga". Al contrario, la historia del Cuarteto "La Fuga", formada por los personajes a los que dan vida los cuatro actores principales, iniciada hace 25 años, se parece a la de una familia (casi) corriente, endogámica, relacional y musicalmente. Dos de los intérpretes, son un matrimonio, Hoffman y Keener, hija de un miembro de otro cuarteto, cuya muerte en el parto la dejó a cargo de otro de los integrantes, Walken, mayor en edad e importancia (casi fue discípulo de Pau Casals), casado con una mezzo-soprano (cuya imagen y voz es, nada menos, la de Anne Sofie von Otter); el último miembro, Ivanir, del cual se sabe menos -excepto lo preciso de su técnica-, entrará en juego por circunstancias argumentales. Todos, genialmente representados por verdaderos "monstruos" de la actuación, aunque yo, particularmente, me deslumbre, sin desmerecer a nadie, incluso a priori, por Hoffman y Walken ¿Alguien se lo imagina como ejecutante de chelo y "figura paterna" normal? Incluso se lo pregunta el propio director, en una entrevista, aunque afirma que fue el primer elegido. Es remarcable que también sea el propio Zilberman el que diga que su idea germinal fue contar la historia de una familia que se desestructura. "A late quartet", precisamente, creo, debe su (aparente) sencillez expresiva a ese paralelismo (una sola elipsis, bastante audaz, pero extraordinariamente justificada, para llegar a un final dudosamente abierto, excepto en cuanto al nuevo sonido que probablemente producirá). Todo en el Cuarteto sucede, como dije, en una familia al borde del derrumbe por una causa imprevista, con la aparición de lo oculto, con sus secuelas (a veces inconscientes) inesperadas y desesperadas, con reivindicaciones que siempre se han disimulado, con nuevos deseos... Todo augura la "decadencia y caída", pero todo está inmerso al mismo tiempo dentro de la humanidad y los sentimientos de una gente que, en mayor o menor medida, expresa la común necesidad de la seguridad de da lo permanente y el miedo al abismo de lo desconocido. Una película excelente, filmada con seguridad (sin los típicos -e insoportables- alardes inútiles de los inseguros primerizos) y con el valor agregado (¿agregado?) de esos, ya señalados, magnífico actores. Sólo con la impecable técnica y con ellos (y sus aportaciones: también lo cuenta el director), Zilberman podría haber enfocado la cámara y !listo! "Se non è vero è ben trovato". Altamente recomendable, tal vez no para todos, despierta en el espectador el sentimiento y la emoción ante la humanidad y el poderío estético de este film, algo que se agradece; sobre todo ante la cualidad de la mayoría del cine actual. Para terminar, una observación: la lectura de "El tiempo pasado y el tiempo presente...", inicio del primero de los "Cuatro cuartetos" de Eliot, que hace Walken en la clase que imparte, probablemente, en la"Julliard", es una referencia al tiempo que rige, sí, inexorable, voluntariamente, la estructura de la película pero no tiene otra relación con el Opus 131 de Beethoven que su perfección (en Eliot es un nombre simbólico, en Beethoven una organización -aunque, a veces, agregue un movimiento- férrea a la que debe ceñirse). Es el único error de un film interesantísimo.
Beto
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de septiembre de 2013
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ocho años después de su premiado documental "Watermarks", el director estadounidense de origen israelí Yaron Zilberman nos invita a un festival de música clásica y emociones con su primera película de ficción. "El último concierto" (A Late Quartet) constituye un trabajo admirable por su sencillez y por su complejidad que cuenta con un preciso guión que explora sin complejos y sin mentiras el universo individual y social elegido: un prestigioso cuarteto de cuerda ("La Fuga") ubicado en Nueva York que llevan tocando juntos 25 años. El diagnóstico de la enfermedad de uno de ellos será el desencadenante que hará salir a flote todas las tensiones y miserias inherentes a la condición humana y confrontándolas con las exigencias supremas del arte y la belleza que en el film aparecen expresadas en el "Opus 131" de Beethoven y que pondrá a prueba esa armonía que parecía tan perfecta.

Todo ello aderezado con una puesta en escena rigurosa que busca el alma de sus personajes en cada escena, consiguiendo que la música aparezca como un reflejo de la convivencia y las relaciones humanas donde cada cual tiene su función y contribuye al todo armónico; unas magníficas interpretaciones tanto de los actores ya refutados (Philip Seymour Hoffman, Christopher Walken, Catherine Keener) como de los menos conocidos (Mark Ivanir, Imogen Poots); y una magnífica banda sonora a cargo de Angelo Badalamenti (con el beneplácito de Beethoven).

En resumen, un film sencillo (y a la vez complejo), equilibrado, intimista, que gustará a los amantes de la música clásica y a todos aquellos que busquen historias humanas de personajes bien dibujados que tienen cosas que contar y que emocionan por su búsqueda de la armonía interior.
Marius
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de febrero de 2013
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película que sigue a un experimentado grupo de músicos que conforman un cuarteto de cuerda, con un cuarto de siglo de haberse juntado realizan un concierto para celebrar el aniversario.

Cuando al chelista Peter (Christopher Walken) le diagnostican los inicios de la enfermedad de Parkinson, comienzan una serie de problemas a lo interno del grupo, más que nunca, las diferencias entre las diferentes personalidades se denotan.

A Late Quartet es un film que muestra un meticuloso estudio de los distintos personajes que aparecen en escena, así como del grupo mismo, donde de una agradable forma vamos viendo su génesis.

La película se va desarrollando de forma correcta, sostenida por unas actuaciones solventes por parte de los protagonistas, el hilo dramático está siempre presente, viéndose por momentos aumentado en una muestra del carácter de los personajes.

El film está lleno de sentimentalismo, pero no de un sentimentalismo empalagoso, sino de uno sincero y agradable; y sobre todo, se encuentra lleno de pasión, por la música, por las personas, por el grupo. Una pequeña joya sin duda alguna.
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 13 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados