arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Costa Rica Costa Rica · Guápiles
Críticas de 10P24H
Ordenadas por:
1.589 críticas
9
21 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Película que se ambienta posterior al Febrero victorioso en Checoslovaquia, también conocido como el Golpe de Praga, dependiendo del punto de vista de quien cuente la historia, hechos acontecidos en 1948 que dejaron en el poder a los comunistas, como es de esperar estos iniciaron un proceso de modificación estructural del Estado y la sociedad.

La película está basada en la novela Inzerát na dům, ve kterém už nechci bydlet (Anuncio de la casa en la que ya no quiero vivir, 1965) del escritor Bohumil Hrabal, nombre constante en la filmografía de Jiří Menzel que adaptó varios de sus textos, el propio director fue el encargado de la escritura del guion, siendo su primer trabajo en solitario en este apartado.

El argumento se desarrolla principalmente en una refundidora con una enorme cantidad de chatarra que debe ser acomodada, a este lugar son enviadas personas para realizar trabajos de forma forzada, el enfoque se da en un grupo de hombres, retratados como burgueses que no se adaptan al nuevo sistema, y en un grupo de mujeres, que están presas porque fueron capturadas intentando huir del país.

La idea de fundir estos metales para crear nuevas estructuras claramente se refiere al plan comunista por desarrollar en el país centroeuropeo, pero también meter a estos personajes en ese lugar es una clara demostración de fuerza para de igual manera moldear su forma de pensar, la escena inicial donde se muestra a los personajes en la vaguedad de sus labores con una serie de carteles que incitan el buen trabajo es alucinante.

En este panorama, de forma sarcástica Menzel va dejando una crítica fortísima al régimen comunista de su país natal, las acciones en la película, los personajes y los punzantes diálogos ofrecen una sátira imprescindible de un contexto histórico en ebullición, y en medio de todo eso, se cuenta la historia del enamoramiento de Pavel Hvezdár (Václav Neckár) y Jitka (Jitka Zelenohorská).

A pesar del contexto turbio que entona la historia de la película, deja momentos para que fluya el amor a pesar de las dificultades, una marca humanista que es un fiel reflejo de su cine, pero que poco importó a las autoridades checoslovacas que terminaron prohibiendo el filme en su país hasta la caída del comunismo que se dio gracias al movimiento denominado Revolución de Terciopelo a finales de 1989.

Por este motivo, Menzel tuvo que esperar mucho tiempo para tener una exposición real, pero tras liberarse su trabajo compitió en la edición 40 del Festival de Berlín en el año 1990, a poco más de veinte años de su realización, se alzó con el Oso de oro, máximo reconocimiento de este evento, que compartió con Music Box de Costa-Gavras.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
17 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Película que se desarrolla durante un lamentable verano, sigue a tres personajes masculinos: Antonín (Rudolf Hrusínský), el regente de un balneario que sufre las consecuencias de la época, el oficial mayor Hugo (Vlastimil Brodský) y el padre Roch (Frantisek Rehák). Su cotidianeidad se ve afectada con la llegada de una caravana circense liderada por dos jóvenes, Arnostek (Jiří Menzel) y Anna (Jana Preissová), la belleza de la mujer deslumbra a los protagonistas que buscarán llamar su atención.

De esta forma inician una serie de desventuras sobre estos personajes, donde cada uno tendrá “su momento” con Anna, con situaciones cómicas en un contexto pueblerino donde nunca pasa nada interesante, la llegada de esta caravana es todo un hecho que repercute en sus vidas, de hecho, en algunos pocos tramos, los residentes del lugar son testigos de primera mano y se involucran en el accionar de los protagonistas, más allá de sus momentos más íntimos.

Luego del abrumador éxito con Ostre sledované vlaky (Trenes rigurosamente vigilados, 1966), el realizador checoslovaco Jiří Menzel optó por la realización de un par de trabajos más relajados, la comedia-musical-intriga Zlocin v santánu (Crime in a Music Hall) y el presente trabajo. Sí bien es claro que en Ostre sledované vlaky había un claro énfasis a la comedia, existía un contexto más fuerte y, de hecho, el final es de un completo tono agridulce.

En Rozmarné léto, el drama es más básico, un verano caprichoso que no es lo que debería ser, con poca afluencia turística y mucha lluvia, además, en el plano de los protagonistas, la aparición de una mujer como objeto de deseo, que al final, se podría señalar sobre el papel que se le da al género femenino en el filme, sin embargo, si se detalla en esos “momentos” mencionados previamente, de cada uno de los hombres con Anna, se verá que el resultado es todo menos satisfactorio.

Este largometraje se basa en una novela homónima (1927) de Vladislav Vancura, escritor checoslovaco de gran relevancia tanto por su obra como por su militancia, este sería ejecutado durante la ocupación nazi en Checoslovaquia, por pertenecer a la resistencia comunista. Este hecho, aunque parece aislado de la película, no puede verse aparte del movimiento en conjunto de la Nueva ola checoslovaca, porque esta apareció como respuesta a una represión estatal, en la búsqueda de crear nuevas visiones creativas.

Rozmarné léto culmina siendo una obra que reboza sencillez, que utiliza una comedia que no se aproxima a gags escandalosos, se aprovecha del aspecto visual y la coreografía actoral, sin tampoco recurrir al exceso, es al menos agradable, aunque difícilmente sobresalgan las carcajadas al visualizarla.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
17 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
1879. Fergus Suter (Kevin Guthrie) es un jugador de fútbol escocés que es contratado junto con un amigo por el Darwen F.C., un equipo de obreros que busca desbancar al Old Etonians en la Copa FA, este es un equipo de caballeros, miembros fundadores de la copa que son capitaneados por Arthur Kinnaird (Edward Holcroft).

Este hecho se da en un contexto donde el fútbol era amateur, por tanto, existen presiones por la movida de este club, en una afrenta que no solo parte del hecho deportivo, sino que se traslada a lo social, la marcada diferencia de clases entre los equipos de trabajadores y el de los caballeros, estos segundos son los que dominan la competición.

La llegada de estos jugadores también establece otro hecho revolucionario, la forma de juego, ese proto-fútbol es representado como algo más parecido a lo que en la actualidad juegan los infantes, todos de forma desordenada detrás del balón, Suter y su amigo Jimmy (James Harkness) llegan para desarrollar una táctica diferente.

La miniserie de seis capítulos se desenvuelve en base a la lucha de estos clubes -más otro que se suma posteriormente- por la que actualmente es la competición de fútbol más antigua del planeta: la Copa FA. La resistencia por mantener la “integridad” amateur del fútbol, en conjunto con la lucha de clases.

Pero también, los guionistas exploran en la cuestión personal de los protagonistas, donde de igual forma se enfatiza en la división de clases, en una sociedad sumamente diferenciada con pocas opciones de vida para las clases bajas, por ejemplo, la complicada situación de las mujeres si estas son madres solteras.

La serie parte de una muy buena ambientación de la época en cuestión, las secuencias de los partidos están manejadas de forma correcta, en realidad, el deporte cuesta mucho coreografiarlo para una ficción, para que no se muestre falso, pero acá se logra bien con lo torpe que era el fútbol en ese momento.

En síntesis, la serie cumple, sin ser un derroche de talento, el guion y el drama es básico con personajes muy marcados, e historias secundarias como las de los padres de los protagonistas que no aportan mucho, un trabajo interesante para comprender un poco sobre la evolución del fútbol, entendiendo que está basada en hechos reales, aunque acomodada la historia para que funcione de forma dramática.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
16 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Largometraje antológico compuesto por cinco cortometrajes dirigidos cada uno por un exponente de la Nueva ola checoslovaca, los filmes no tienen relación alguna entre sí, salvo que todas se basan en relatos cortos del escritor Bohumil Hrabal, estos segmentos son los siguientes:

-La muerte del señor Balthazar de Jiří Menzel, sigue a una pareja que va a presenciar una carrera de motocicletas.
-Impostores de Jan Němec, se centra en dos personajes que están en un hospital, uno dice ser cantante, el otro periodista.
-La casa de la alegría de Evald Schorm, tiene como protagonista a un granjero-pintor que es visitado por unos vendedores de seguros.
-El restaurante del mundo de Vera Chytilová, se contextualiza en la fiesta de una boda que es interrumpida debido a un fallecimiento
-Romance de Jaromil Jires, se centra en una chica gitana que coquetea con un joven.

Cada uno de estos episodios cuenta con múltiples referencias autobiográficas de Hrabal, además, según algunos autores se puede referenciar al conjunto fílmico como una especie de manifiesto de intenciones respecto a la Nueva ola checoslovaca, especialmente por el sentido de agrupación que está detrás del proyecto, más allá de que el movimiento ya tenía ciertos años de haber iniciado.

Todos estos trabajos se sirven en mayor o menor medida de un humor absurdo, en algunos casos negro, con momentos de surrealismo, aunque en otras ocasiones es más lineal y constante en esos aspectos, optando por un realismo que acerca más la propuesta a una índole social.

Al fin de cuenta, hay que entender todos estos movimientos como parte de un momento en particular, que va emergiendo ante ciertas posiciones y que, en la diversidad de sus autores, van confluyendo a través de estas ideas, así, en algunos momentos se tiene obras más cercanas a la sociedad, frente a otras de un carácter más surrealista, con un sentido de identidad que se va a ir formando con el paso de los años y las obras.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
15 de septiembre de 2020
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Poco tuvo que recorrer Jiří Menzel en su filmografía para alcanzar repercusión mundial, apenas con su primer largometraje, basado en la novela homónima (1965) del escritor Bohumil Hrabal, el cineasta checoslovaco logró alzarse -entre otros premios- con el Oscar a Mejor película de habla no inglesa del año 1967, sin embargo, este hecho debe explorarse más contextualmente.

Para esos años sesenta, el movimiento de la Nueva ola checoslovaca marcó una gran relevancia en la Academia, ostentando nominaciones en esta categoría por cuatro años seguidos, en 1965 Obchod na Korze (The Shop on Main Street) de Ján Kadár y Elmar Klos también ganó, mientras que en 1966 y 1968 estuvieron nominadas Lásky jedné plavovlásky (Los amores de una rubia, 1965) y Horí, má Panenko (¡Al fuego, bomberos!, 1967), ambas dirigidas por Milos Forman, que años después tendría su “revancha” en su etapa estadounidense.

El guion de la película fue escrito en conjunto por Menzel y Hrabal, de hecho, ambos tuvieron una relación muy cercana durante sus carreras, adaptaciones de novelas del escritor será una constante en la filmografía del director, además, en general, las adaptaciones de sus trabajos fueron recurrentes en los cineastas de la Nueva ola checoslovaca, entre ellos Jan Němec, Ivan Passer o Věra Chytilová.

La película se centra en Milos Hrma (Václav Neckár), un joven que comienza a trabajar en una pequeña estación de trenes, esto en el contexto de la ocupación Nazi en territorio checoslovaco. El filme se mueve hacía dos ideas centrales, la primera en cuanto a los antepasados del protagonista, así como la concepción de vaguedad de sus labores.

La segunda, aunque pareciera menor es sumamente importante, es el entorno sexualizado alrededor de Hrma, que está intentando tener su primera experiencia sexual con su novia Mása (Jitka Scoffin), mientras tiene un contrapeso importante en Hubicka (Josef Somr), un compañero de trabajo con gran experiencia en el arte de la conquista, sin siquiera respetar su entorno laboral.

Sin embargo, ambos se logran mezclar a la perfección congeniando un ambiente turbio para un joven protagonista que no puede hacer frente a lo que tiene encima, en especial porque su interés laboral es adentrarse en algo "sencillo", como supone que es vigilar los trenes, pero que pronto va a tomar otros tintes y el concepto de heroicidad que se menciona en el inicio de la película respecto a sus antepasados, toma fuerza.

Entre los aspectos cómicos y el tono sexual del filme, poco a poco comienza a aparecer amenazante el contexto histórico en el que se desarrolla la historia: el nazismo, la ocupación, los colaboracionistas alemanes y la lucha partisana, aunque Menzel en ningún momento agobia con el conflicto o la guerra como tal -salvo una secuencia-, la amenaza se va volviendo insostenible hasta el fatídico final.

Menzel se muestra con agilidad tanto en la narración como en la dirección, el largometraje fluye con total naturalidad, además el aspecto visual es atractivo dentro de la sencillez visual que propone y relevante en su contenido.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
10P24H
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados