arrow

Mi Idaho privado

6,8
14.070
votos
Sinopsis
Mike Waters (River Phoenix) y Scott Favor (Keanu Reeves) son dos jóvenes chaperos que se ganan la vida prostituyéndose en las calles de Portland. Mike tiene una extraña enfermedad llamada narcolepsia, que le provoca un sueño repentino y profundo en cualquier parte. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 8 >>
25 de mayo de 2007
57 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
No había visto mucho de Gus Van Sant. Solo aquella maravillosa “Elephant”. Ese viaje maldito a través de los diferentes puntos de vista de muchachos (De mi edad) a los cuales ya les sabemos su suerte. Había escuchado muy poco de My Own Private Idaho … ni siquiera sabía quien era River Phoenix. Después de que vi esta película, todas estas cosas cambiaron.

La historia nos cuenta sobre Mike, un hombre joven que sobrevive en las calles de Portland. El, se prostituye. Pero Mike es narcoleptico, y solo tiene un vago recuerdo de su madre. Por otro lado está Scott, hijo del alcalde de Portland. El también se prostituye y espera la muerte de su padre para heredar una gran fortuna. Un día, Mike le propone a Scott a que le acompañe a buscar a su hermano, para empezar a buscar a su madre. El viaje comienza, por una carretera que tal vez, no tenga fin…

Esta road movie no es un cuento – aunque lo parezca, solo toca estos temas para desarrollar los verdaderos temas principales – sobre la prostitución, sobre la homosexualidad o simplemente sobre sexo. Este es un cuento sobre el amor, la vida y el hogar en un lugar caótico que hasta algunas veces parece no tener sentido. Y aunque parezca un poco repetitiva, rutinaria o hasta predecible… es porque la realidad así lo es (Así mismo lo dijo Buñuel una vez sobre su Ángel Exterminador).

Esta es una obra que nunca envejecerá, y aunque hay muchos que la aman, también hay muchos que la odian, precisamente porque retoma temas que en este momento –a pesar de ya más de diez años de su estreno – todavía son participes de prejuicio. Pero a pesar de que haya gente que no la aprecie por su verdadera belleza, es una película que se mantendrá en la memoria de muchas personas. De personas que aprecian este trabajo sobre el amor y la soledad (Además de una de las actuaciones más sorprendentes que he visto en mi vida, River Phoenix es fantástico. Además que también, esta película es una de sus mas reconocidas). Una obra sobre aquel camino interminable que todos debemos recorrer.
Criss Cross
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de abril de 2009
30 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tenía muchas ganas de ver esta película. Había leído algunas reseñas y críticas bastante elogiosas, y la verdad, cuando por fin tuve la oportunidad de alquilarla, no lo dude por un solo momento. Pues bien, al finalizar de ver el filme, no sabía muy bien en que pensar. No es que la película fuera mala, al contrario, es sólo que la imaginaba distinta. Algunas escenas tenían una innegable fuerza, pero otras no me terminaron de convencer. Saqué la película, la empaqué en su cajetilla y la devolví al día siguiente.

Han pasado tres días desde entonces. Involuntariamente, he pensado mucho en la película. Siento que aquellas imágenes han ocupado lentamente algunos recovecos de mi memoria. No puedo olvidar la escena de la fogata, la tristeza, compasión y ternura que me provoca el personaje de River Phoenix, el profundo desagrado y fastidio que me causa Scott, la desolación y el vacío de aquellos jóvenes que conversan en una cafetería sobre sus aventuras sexuales. Afirmar que es una historia sobre la búsqueda de un lugar en el mundo sería un imperdonable cliché, pero siento que no se puede decir menos de estos personajes, de sus luchas cotidianas, de la forma en que conciben la vida y la cruda realidad que deben afrontar. No es una película perfecta, genera expectativas que al menos en mí caso, no se cumplieron inicialmente, pero aún así, al igual que ocurre con muchas manifestaciones artísticas y humanas, va creciendo con el tiempo, con la reflexión. Y cuando esto ocurre no hay más remedio que dejarse llevar por la corriente, olvidar aquellos pasajes inconsistentes y descubrir la profunda desolación y belleza de este desconcertante filme. Mi nombre es Nelson, muchas gracias por haber leído mi crítica.
Sociotecólogo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de febrero de 2010
29 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tercer largometraje de Gus Van Sant (Kentucky, EEUU, 1952), que para muchos es su trabajo más acreditado. El guión, del propio Van Sant, se inspira libremente en la adaptación al cine que realizó Orson Welles de la obra de teatro “Henri IV”, de Shakespeare (“Campanadas a medianoche”, 1965); en la novela “City of Night” (1963), de John Rechy; y en los hermanos Mike y Scott Parker, de Portland. Se rueda en escenarios reales de Portland (Oregón), Oregón, Seattle (Washington), Idaho y Roma (Italia), con un presupuesto estimado de 2,5 M USD. Gana la copa Volpi (mejor actor, River Phoenix) del Festival de Venecia. Producido por Laurie Parker para New Line Cinema, se estrena en septiembre de 1991 (Fest. Venecia).

La acción dramática tiene lugar en las calles, carreteras, varios edificios abandonados y el campo abierto de Portland, Idaho, Seattle y Roma, en 1991. Mike Waters (Phoenix) y Scott Favor (Reeves) son dos chaperos de Portland, menores de 21 años, que forman parte de una ruidosa familia de marginados que se dedican a los hurtos, las estafas y la prostitución juvenil. La lidera Bob Pigeon (Richert), un personaje con carisma, de mediana edad, que hace las funciones de mentor y chulo de los chicos. Mike, que lleva más de tres años en la calle, es tímido, cariñoso y soñador. Nacido y criado en Idaho, es homosexual y padece frecuentes crisis de narcolepsia, asociadas a situaciones de tensión, estrés, desánimo o añoranza de la madre, Sharon Waters, que le abandonó cuando era un niño. Scott, heterosexual, es hijo de una familia acomodada de Portland. Ha abandonado la casa de los padres por rebeldía, inconformismo y para molestar y humillar al padre, dominante, rico, superficial, autoritario, parapléjico y alcalde de la ciudad. Mike y Scott se hacen amigos y amantes.

El film suma drama, homosexualidad, prostitución y romance. Compone un retrato rudo y descarnado del mundo de los jóvenes chaperos, que trabajan en la prostitución (con hombres y mujeres), consumen drogas duras, roban y estafan, arrastran complejos traumas personales y habitan el submundo degradado y corrupto de las ciudades americanas medias y grandes. Son víctimas de estigmatización, marginación y exclusión social. La cinta habla de manera explícita y directa de la indigencia, la explotación sexual de jóvenes y la prostitución juvenil que se dan en las ciudades norteamericanas y en las del Primer Mundo en general. Se expresa con sinceridad y libertad, buscando formas experimentales e innovadoras de expresión y dejando de lado en la medida de lo posible las formas convencionales. Aborda sin rodeos temas tabú, como el sexo oral, la felación, el incesto, las manías de algunos clientes de sexo pagado, besos entre hombres, etc.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de junio de 2007
31 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nunca me ha gustado en exceso el cine de Gus Van Sant, y esta pese a ser en mi modesta opinión una de sus películas más interesante y logradas tiene como casi todas ese aire farragoso, inconcreto y underground que impide que su loables intenciones se traduzcan en realidades tangibles.
Su retrato de personajes y situaciones se apoya en el arquetipo de los actores que los interpretan y la realización esta mucho más pendiente de la forma que de el fondo con lo que unas sensación de frustración se apodera del espectador ante esa mezcla de poesía psicoanalítica, reivindicación filogay, mixtura de grandes temasy provocación que solo es capaz de funcionar a medio gas.
Pese a todo esta es una cinta recomendable, con algunos aciertos innegables, una reivindicación desde el lado oscuro de personajes outsiders y un sentido nihilista de la existencia que sin duda conforman lo mejor del conjunto.
Sin embargo cuando los ecos shakesperianos invaden la pantalla todo lo anterior se derrumba, y no logra alcanzar el vuelo quedándose en tierra de nadie y demostrando que el maridaje entre las dos líneas maestras de la obra no encaja. Una pena por que sobre el papel la propuesta resultaba fascinante. Aunque bueno siempre nos quedará ese espléndido personaje de River Phoenix como chapero narcoléptico y la vena exhibicionista y arribista de Keanu Reeves, algo a lo que el director si que le saca un muy buen partido.
kepamk
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de febrero de 2012
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Entiendo que sea una película de culto, repleta de adoración por parte de la crítica mundial y objeto de fascinación de sus feligreses. Sin embargo, lo siento. No me gusta ‘Mi Idaho privado’.

El chico narcoléptico, atormentando por un pasado lleno de azotes, rabia y frustración, no tenía más remedio que entrar en la bolsa de la marginación social. El guaperas ricachón, en cambio, lo hizo por gusto. De un modo u otro, la unión y posterior contraposición entre los dos protagonistas, unos acertados Keanu Reeves y River Phoenix, me parece fría, distante. Si hay historia de amor, no la siento por ningún lado.

No capto el sentimentalismo en esta historia, tampoco la reflexión. Van Sant no consigue despertar mi empatía hacia esos muchachos, náufragos del sistema que viven al margen de la sociedad. El poderío visual nadie se lo cuestionará, pese a que esté puesto al servicio de la nada. O el bueno de Gus se ha pasado de rosca, o yo soy demasiado sencillo y simple para este tipo de propuestas. En cualquier caso, fallida.
The Motorcycle Boy
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados