arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Barrio

7.2
28,868
votos
Sinopsis
En uno de esos barrios situados al sur de las grandes ciudades, a los que no llega ni el metro ni el dinero, Javi, Manu y Rai son compañeros de instituto, pero, sobre todo, amigos. Tienen esa edad en la que ni se es hombre ni se es niño, en la que se habla mucho de chicas y muy poco con ellas. Comparten también la vida en el barrio, el calor del verano y un montón de problemas. El primero es el propio barrio, un lugar de grandes bloques ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 10 >>
23 de abril de 2008
60 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay que distinguir entre cine social y cine sociológico. En mi opinión Aranoa hace en “Barrio” más de lo segundo que de lo primero, mucho más que en “Los lunes al sol”. Y eso me gusta.

Su aproximación a ese barrio de San Blas, no es de mera denuncia de lucha clases, es mucho más aséptico y descriptivo, algo que ha ido perdiendo con el tiempo. Se trata de una radiografía, de un documental en algunos casos, de una realidad que existe, pero que no son mejores ni peores por ser más pobres o ricos. No hay una exaltación de estos personajes, ni tampoco humilla a los que se supone que les hacen vivir así.

Tiene las dosis de humor necesarias para no convertirlo en un dramón lacrimógeno, y como siempre Aranoa y donde más cómodo se encuentra es haciendo hablar a sus personajes. No necesita grandes decorados ni encuadres portentosos, sólo unos chavales sentados y que la conversación fluya. Lo consigue de manera realista, además de por el guión, bastante bueno, por la tonalidad de los actores. Me parece que Aranoa es uno de los mejores directores de actores que existen en nuestro país. La confianza que los presta para que se expresen con esa naturalidad no es algo muy común.

Creo que además los protagonistas están equilibrados, todos se complementan, pero cada uno es un personaje complejo y con ideas propias. Y lo mismo hace con los secundarios con muy pocos planos, cuando otros del gremio necesitarían minutos y minutos para ello.

A mi juicio “Barrio” es la mejor película de su director y una obra de referencia de la década de los noventa en nuestro país.

Se podría haberla hecho mejor, pero es muy difícil hacerla más inolvidable, como el hecho de vivir en un barrio. Francamente buena.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de febrero de 2009
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pese a que no soy dado a la revisión artística, ya he perdido la cuenta de las veces que he visto, desde su estreno, esta segunda película de Aranoa. Si os soy sincero, tampoco sabría daros una explicación precisa del por qué caigo periódicamente en las esquinas y miserias de este “Barrio” madrileño. Quizás repito visionados porque veo, entre secuencia y secuencia, un símbolo tan perfecto como imperecedero de la generación que me es propia. Cualquiera que fuese adolescente en el 98 y compartiese un contexto socioeconómico similar al de los personajes (clase media –baja española), desarrolla un proceso irrefutable de empatía (perturbador por momentos) al palpar en cada fotograma parte de la vida sensible que forman sus recuerdos. Sin duda, estamos hablando de la mejor obra que representa, con verosimilitud y prolijidad, la versión juvenil de la España profunda.
Entre sus muchos aciertos, Barrio cuenta con un plantel interpretativo ideal para satisfacer el objetivo realista. En esta película no cabían jóvenes actores profesionales que invirtiesen la mitad de sus energías en quitarse el Armani, para introducirse de ocho a cinco el disfraz de marginal. En este caso, como en los lugareños del Stromboli de Rossellini, no hay mejor representación de una coyuntura histórica que la de los protagonistas de la misma.
A estos neófitos se les puso entre las manos unos de los guiones más brillantes de la década, puesto que supo conjugar, sin costuras apreciables, la transmisión de un momento sociológico y el desarrollo de una serie de tramas humanas con tinte trasgicómico, pero sin añadir un eco excesivo a la evidente denuncia que leemos entre líneas.
El valor de este film de León de Aranoa se engrandece, más si cabe, con la inevitable comparativa de su cine con el de sus coetáneos, demasiado preocupados por la distorsión de la denuncia social, para percatarse de la ventaja y elegancia que supone la sutilidad en la transmisión dentro del arte.
“Barrio” ha superado la barrera de mi gusto adolescente y se mantiene, once años después, en la lógica genialidad de una de mis películas preferidas. Cada vez que la veo, descubro nuevos detalles que me habían pasado desapercibidos, lo que acredita una complejidad indiscutible en las reflexiones que se desprenden de la obra.
I m feeling good
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de marzo de 2010
23 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gran película con guión y dirección de Fernando León de Aranoa que no necesita servirse de recursos forzados para ofrecer situaciones tan dramáticas y realistas como las presentadas desde las escenas protagonizadas por Rai, Javi y Manu, tres adolescentes que además de compartir entre sí una sincera amistad, coinciden en el hecho de tener una situación familiar caótica y desesperanzada, sumida en el más profundo sentido de la humildad.

El argumento transcurre durante las vacaciones de verano de 1998, en algún barrio obrero y periférico madrileño del que no se especifica una localización concreta. Los tres adolescentes citados anteriormente vagan, para matar su aburrimiento, por un barrio que parece un laberinto sin salida, utilizando como metáfora de su reclusión urbana las rejas de la barandilla de una pasarela que cruza un tramo de la carretera de circunvalación M-40 sobre la que a veces pasan el rato, hablan, juegan, sueñan, ríen y se intentan impresionar entre ellos mismos mientras creen ser más lógicos que nadie, en esa edad por la que todos pasamos. Intercambian opiniones sobre hechos que en apariencia pueden resultar banales pero que en el fondo son la base de aquello que pretenden conseguir en sus vidas adultas.

Rai (Críspulo Cabezas) disfruta de la situación familiar más estable, pero la falta de control de la misma sobre el chaval fomentará que éste acabe relacionándose con un traficante de drogas de medio pelo, de esos que pasan por la calle luciendo un coche cutre tuneado y con la música a todo volumen, creyéndose los amos del mundo. Javi (Timy Benito) parece ser el menos fantasioso de los tres, pero igualmente acaba entrando en el juego de sus amigos, siempre nacido del aburrimiento y del no saber qué hacer. Vive con sus padres, su hermana Susi (Marieta Orozco) y su abuelo, que no se entera de nada gracias a su sordera. A Susi le apasiona bailar salsa y con ello consigue desprender una exquisita sensualidad que no tardará mucho en apoderarse de Rai, al compás de temas como “Devórame otra vez” de Lalo Rodríguez, que tanto y tan bien pegó en España en su momento. Manu (Eloi Yebra) es quizá el más centrado del pequeño grupo. Por ello empieza a trabajar como repartidor de pizzas, desplazándose en autobús para realizar los repartos, al no contar con la moto propia que le exigen en la pizzería. Vive con su padre, un hombre afable que delata desde su mirada una infinita tristeza que protagonizará algunas de las escenas más encantadoras de la cinta, intentando ser un buen padre desde un estado que se codea con la depresión.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Sandro Fiorito
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de enero de 2007
34 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muy buena película, la mejor de las hechas recientemente sobre la adolescencia de barrio.
Es tierna, y los personajes representan bastante bien a los chavales de los 90 que soñaban con cambiar sus vidas y se hacía preguntas estúpidas en apariencia pero más profundas en sí.
Además, ¡qué carajo! Está rodada en mi barrio, San Blas y eso la hará inolvidable para mí.
La recomiendo.
zé pequeño
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de marzo de 2009
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Periferia de Madrid: cómo sobreviven a la miseria económica y moral tres chavales que trantan de convertir su entorno vital en el paraiso que la sociedad y los medios de comunicación prometen, pero al mismo tiempo niegan.

Apuesta moral, dimensión testimonial de una realidad muchas veces ignorada por el cine español. Propuesta narrativa y dramática que supera el realismo inmediato. A contracorriente de la producción dominante, "Barrio" pasea la cámara por los escombros de una sociedad que oculta en el subsuelo los excedentes de la miseria y la marginalidad: puente bajo el que se reunen los chicos, estación fantasma de metro, subterráneo donde se hacinan los yonquis.

En palabras de F. León: "Barrio de cemento y pasadizos subterráneos: sin árboles, sin comercio, sin un pedazo de cielo, hecho a golpe de hormigonera, barrio de inmigración, de viviendas estrechas, de paro, de litografías baratas en las paredes, rejas en las ventanas, de miedo y cerrojos, ropa tendida y televisión a todo volumen, cierres echados, solares en venta, obras, portales iguales, pilares de la M40, tráfico rápido y alto que pasa sin detenerse jamás allí".

Rai, Manu y Javi viven dentro de ese barrio. Su sueño permanente y lucha cotidiana es salir de allí, alejarse. De ahí que se asomen a cuantas ventanas, reales o virtuales, encuentren a su paso: escaparate agencia de viajes, monitores a través de los que espían al hermano, vitrinas tiendas de trofeos, paso elevado bajo el que circulan los coches. Ventanas que actuan como reclamo de lo que los protagonistas no poseen.

Encuentran en los figurines robados de la agencia de viajes las mujeres con las que anhelan bailar; en la moto de agua el sucedáneo inútil del veraneo en la playa que sus familiares no pueden ofrecerles; en los trofeos de la tienda el símbolo del triunfo social; en los anuncios de masajes el reclamo de un sexo desconocido; en los coches que pasan bajo sus pies la posibilidad de salir del barrio; en los monitores de vídeo la sexualidad que solo pueden vivir por delegación.

Son personajes de carne y hueso, pero ellos mismos se disfrazan para reinventar sus propias vidas, para creerse protagonistas de una vida diferente.

Las imágenes ni embellecen ni disfrazan la realidad. Hay apego al realismo. Guión construído con precisión y estructura férrea. Todo lo que encontramos en sus imágenes ya ha sido presentido o anunciado por algún elemento narrativo. Condiciona el discurso.
astimegoesby
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 10 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados