arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Carreteras secundarias

5,6
3.892
votos
Sinopsis
España, 1974. Un adolescente y su padre viajan en un coche que es la única propiedad que tienen. Su vida es una continua mudanza por apartamentos costeros de aspecto desolado en la temporada baja de turismo. Cuando se ven obligados a cambiar de itinerario y alejarse del mar, sus vidas cambiarán radicalmente. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
9 de marzo de 2006
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Después de ver esta película queda latente la eterna duda con el cine español: ¿Qué es lo que falla? El argumento contado es interesante: "Viaje iniciático de un adolescente que intenta entrar en la vida adulta con un cicerone descentrado y pícaro de escaso éxito que redime sus errores con una buena dosis de amor paterno". Si a eso le unimos un repato agradable y una indudable dosis de sensualidad todos los personajes femeninos, deberíamos tener un resultado muy por encima del que finalmente se nos ofrece. Y ahí surje la pregunta antes apuntada.
Pues falta definición, meterle corazón a la historia, salirnos de la eterna tibieza del cine español, plagada de comedias amables, películas a las que llamamos comedias porque no entran pueden entrar en otra categoría, pero que sólo buscan ser simpáticas. Lo que falla es la falta de riesgo, asumir que para que alguien diga "tienes que ver esa película" hay que arriesgarse a que hayan tres que digan "No me gustó nada! Las películas españolas que todos amamos asumen esos riesgos. Carreteras Secundarias podría haber estado entre ellas, pero se diluye en la tibieza.
Migatoyyo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
31 de agosto de 2006
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
La historia de un padre y un hijo que viajan sin rumbo por las carreteras secundarias de la España de un Franco agonizante. El padre (Resines) es un emprendedor vago, vividor y conquistador que enseña a un hijo desencantado y enamoradizo (Ramallo) el recorrido de la vida más por errores que por aciertos, pues hasta éste parece ser en muchos momentos el padre del padre, y aprende a elegir entre dos formas de vida: una que debe ser siempre agonizante como cualquier dictadorchuelo (la de las coacciones, imposiciones y vallada a la libertad); y la libre, apasionada.
Martínez de Pisón adaptó su propia novela y Martínez Lázaro la dirigió con rigor e inteligencia logrando una buena comedia iniciática, de lugares y situaciones, una road-movie dónde la melacolía juega un papel importante y el itinerario es más dramático que cómico, porque lo primero están constantemente afinando la gracia de lo segundo.
Magníficas interpretaciones y una película francamente querible.
kafka
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de agosto de 2008
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Drama en el que en padre (Antonio Resines) y su hijo viajan por la España de 1974 en un coche que es su única posesión. Su vida es una continua mudanza por apartamentos costeros de aspecto desolado en la temporada baja de turismo. Cuando se ven obligados a cambiar de itinerario y alejarse del mar, sus vidas toman un cambio radical que les afecta por completo...

Lo mejor ha sido contemplar un buen y conocido reparto, sobre todo por la buena conexión que se respira entre ellos. Resines está acompañado de Fernando Ramallo, Maribel Verdú (coincidió ese mismo año con ella en la fantástica 'La buena estrella'), Miriam Díaz Aroca, Jesús Bonilla y dos o tres más conocidos de cara. Sencilla, hermosa, muy entretenida (se me ha pasado volando), con un comienzo trepidante y con un final que llega a emocionar. Incluso la cinta tiene un poco de morbo con la "relacioncilla" que mantiene el chaval con la Verdú.

No me sale nada malo que decir sobre ella. Más que interesante "Road Movie" a la española.
Condosco Jones
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de mayo de 2013
17 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ésta es una historia que carece de un mínimo de credibilidad cinematográfica, que es lo menos que se le puede pedir a una película del género viajero. El catálogo de imposibles y de despropósitos sería largo, pero por resumir:

1. El propio personaje protagonista, que en realidad es Antonio Resines haciendo, una vez más, de él mismo, por supuesto en plan primo, que es lo habitual cuando hace de él mismo.

2. Que de este triste personajillo absolutamente falto de atractivo personal se vayan enamorando locamente por todo el territorio español pedazos de tías como Maribel Verdú. Pero vamos, esto ya pasaba en Los Serrano y casi estamos acostumbrados a la increíble suerte con las tías que tiene este hombre.

3. La relación padre-hijo, que supuestamente es la base de la historia. Aquí qué pasa, no se sabe muy bien si el hijo odia al padre o lo quiere o lo desprecia o simplemente le da pena y no lo manda a la mierda por no dejarlo solo.

4. Todos los personajes están desdibujados y las historias paralelas totalmente indefinidas. La del enamoramiento del niño con la chica de la base militar, la de la familia rica de Resines… da la sensación de ir dando tumbos de un lado a otro sin que se sepa muy bien a dónde va ni lo que pretende.

5. Lo mismo ocurre con los lugares de destino de los dos viajeros; en ningún momento se explica por qué van de un lado a otro, por ejemplo por qué dejan la costa y tiran para el interior, donde hay muchas menos posibilidades de hacer negocio. Parece como si se movieran al tuntún, sin motivo ni razón, sólo porque la película se llama “Carreteras secundarias” y hay que justificar el título.

En fin, Emilio Martínez-Lázaro tiene su oficio y eso se nota, pero pocas veces le he visto darle al tajo con un guión más flojo y con menos consistencia. Y en cuanto a los actores yo casi a la única que salvaría es a la Verdú, por muy increíble que pueda parecer su historia de amor con Resines. La pobre se lo curra y hace lo que puede para convencernos de que los bigotes y la incipiente calvicie de don Antonio le provocan hormigueo estomacal y pálpitos en la pepitilla. Maribel, guapa, déjalo; todo esfuerzo interpretativo tiene sus límites.
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de octubre de 2011
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las pocas muestras de road-movie a la española de la mano del casi siempre solvente Martínez- Lázaro. Un padre y su hijo emprenden un recorrido vital por casi toda España, la cosa empieza como comedia y se desarrolla buena parte de la película como tal.
Pero tras las sonrisas se encuentra un crudo drama: el personaje del padre, magistralmente interpretado por Resines, es en realidad un pobre diablo que va dando tumbos por la vida sin más apoyo que un hijo al que desespera pero que resulta lo único salvable de su amarga existencia. En realidad el vástago pone un poco de cordura a la caótica existencia de la pareja a pesar de su corta edad y esa aparente contradicción es sabiamente aprovechada por el cineasta.

La relación padre-hijo marca todo el tono de la película, que oscila en el siempre difícil tránsito de risa a la acidez, tal vez con algunos baches narrativos (la no cuajada historia de amor de Fernando Ramallo, por ejemplo) que impiden que el filme alcance un punto superior. Pero en su conjunto una obra más que estimable
ALVARO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados