arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Hotel Rwanda

7,6
39.355
votos
Sinopsis
1994, guerra civil de Ruanda. Los odios ancestrales entre los hutu (la etnia dominante) y los tutsi provocan el asesinato del presidente del país, disturbios en las calles y, finalmente, una terrible matanza de los tutsi. Paul, que es hutu, trabaja como gerente de un hotel de lujo de Kigali y, cuando empiezan los disturbios, decide que el mejor refugio es precisamente el hotel. Y hacia allí organiza una huida desesperada acompañado no ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 21 >>
9 de marzo de 2009
71 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
Después de ver esta película resulta de mal gusto hablar de aspectos técnicos, de planos, de encuadre, de puesta en escena o de cualquier otra cosa que no haga alusión al contenido. La base del buen cine es tener una buena historia que contar, y después ya trataremos la forma, y el cómo lo contamos. La historia de esta película es sobrecogedora, una de las más impactantes que se hayan filmado, y se cuenta con un ritmo creciente que te deja sin aliento, que te deja hecho polvo haciéndote mil reflexiones sobre el porque de las cosas.

Una película afecta a cada persona de manera diferente. A mí me cuesta recordar una que me haya dejado tan tocado como me ha dejado ésta. Después de verla, todos esos problemas y situaciones que afectan a nuestro estado de ánimo configurando lo que llamamos buenos/malos días o buenos/malos momentos, parecen insignificantes. Parece obsceno hacer mala hostia por aquél que no te ha cedido el paso en la incorporación a la autopista o por los tres días de retraso con que te ha llegado un paquete por correo. Es increíble lo relativo que resulta todo dependiendo del mundo en el que te toca vivir. Sí, la vida es dura para todos, pero lo vivido por esta gente en Ruanda en 1994 es mucho peor que el infierno.

No recuerdo una cinta que te haga sentir una tragedia tan intensamente y tan de cerca, y que además te haga sentir vergüenza. Resulta inevitable decirte a ti mismo ¡vaya mierda de raza! ¡Como podemos ser así! Realmente da asco ver el lado más repugnante del hombre. Y da asco ver como necesitamos ignorar lo que ocurre por el mundo para poder seguir viviendo como vivimos. Y peor es saber que no hay solución a corto plazo, ni a medio, y quien sabe si a largo.

Varios premios en el año 2004. Los actores están sobresalientes, dos nominaciones más que justas. El guión…, sin palabras. Otra nominación más. La intensidad con la que se narra es verdaderamente impresionante, especialmente en el intrigante final, que no da lugar para un momento de respiro. Supongo que la dirección ha sido notable y todo lo relativo al apartado técnico también. Realmente no sé cual ha sido su grado de aportación para que la película sea tan conmovedora. Sólo sé que películas así se hacen dos o tres cada diez años. Todo el mundo debería verla. Todos deberíamos de ser conscientes aunque sea por unos minutos de algunas de las verdades de nuestra raza, de lo que somos capaces de hacer a causa del miedo, del odio o de la locura. Una vez vista no eres el mismo, pero solamente por un breve espacio de tiempo. En unos pocos minutos o en unas pocas horas esa sensación desaparece, igual que desaparece rápidamente el horror que sentimos tras ver la noticia de un genocidio en el telediario. Dura exactamente lo que tarda en llegar los deportes, el tiempo, o el espacio para prensa rosa. Entonces vuelves a ser el mismo de siempre. Es inevitable. No se sabe porque, pero parece que los seres humanos necesitamos mirar para otro lado para seguir viviendo.
Txomin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de enero de 2007
68 de 85 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película que el personaje real ha considerado que narra los hechos en un 85% de la realidad que pasó. Pero una advertencia a todo el mundo, narra el genocido de solo 1994. El genocidio de Ruanda duró del 1990 al 2002.

Por lo que mucho cuidado en cuando termine quedarse con la idea de BUENOS Y MALOS. Ya que después de 1994 los vencedores de la peli cometieron un genocidio mucho peor de la población cosa que EEUU siempre ha querido ocultar com también han querido ocultarlo los vencedores de la peli que en la actualidad gobiernan Ruanda en una sucia y vil dictadura. Dicha dictadura se sostiene gracias a EEUU, la qual ha producido la peli, y la qual permite que empresas multinacionales de EEUU se enriquezcan explotando las minas de diamantes y oro que hay en Ruanda, con el permiso del dictador actual.

La peli es real, pero le falta la segunda parte.
Caracremada
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de septiembre de 2006
67 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parece mentira que todavía se sigan cometiendo genocidios tan absurdos, fruto de un odio incontrolado y sin sentido. Parece mentira que todavía haya gente incapaz de identificarse con Paul Rusesabagina (un inconmensurable Don Cheadle que con este trabajo vuelve, por enésima vez, a exigir mucho más reconocimiento), su familia y todos los que se refugian en el hotel. Parece mentira que todavía haya críticos que se quejen de no encontrar en esta película las claves de una masacre tan estúpida que no las tenía.

De achacarle fallos, sólo echaría una reprimenda a la fotografía simplona, que es la que hace que a algunos les parezca esto un telefilm (en realidad el trabajo de los actores y el manejo de la historia son totalmente cinematográficos), y un uso abusivo, aunque muy efectivo, de la tensión en la segunda parte.
Estos fallos los limpiaron rápidamente las abundantes lágrimas que derramé. Se vieron ensombrecidos por las profundas reflexiones que desencadenó la película en mi cabeza.
jastarloa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de diciembre de 2009
41 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
La ficción de “Hotel Ruanda” se planta de lleno en unos hechos históricos que Occidente apenas consideró, porque prefirió mirar hacia otro lado. El irlandés Terry George sigue la dirección de esa mirada evasiva y le coloca delante, en forma de película, la información esencial sobre tales hechos.

Durante su dominio colonial en África, los belgas crearon una etnia de élite, más preparada y elegante, para encomendarle tareas subalternas: la minoría tutsi. Tras la descolonización, y a la muerte del presidente Burundi, la mayoría hutu procedió al ajuste de cuentas en una matanza masiva. A golpe de machete, cerca de un millón de tutsis fueron asesinados sin que las fuerzas occidentales interviniesen, excepto para evacuar a sus ciudadanos y librarlos de salpicaduras. Abandonados a su suerte, todo cuanto algunos tutsis pudieron conseguir con sus llamadas de socorro fue el éxodo hacia países limítrofes. Porque, como dice el coronel canadiense de los Cascos Azules Olivier (encarnado por Nolte), no sólo son negros sino, además, africanos.

En tales circunstancias, el gerente de un lujoso hotel de la cadena belga Sabena, Paul Rausebagina, de etnia hutu, se convertirá en un héroe al dar refugio en su hotel a centenares de fugitivos tutsis (exactamente 1.268), entre ellos muchos vecinos, así como su propia esposa e hijos, y enfrentarse a los promotores de la masacre con riesgo de la misma vida, como un Schindler negro.
A través de ese hombre preparado para aguantarlo todo, aunque sufra momentos de flaqueza, pero que se sobrepone heroicamente, es mostrado el horror de la cacería humana masiva.

Terry George denuncia la infamia del genocidio, la pasividad ignominiosa de las potencias internacionales y los excolonos, y exalta valores de solidaridad, abnegación y sacrificio en la defensa del perseguido, exaltación ante la que ningún espíritu decente puede dejar de conmoverse.

Pero al considerar la calidad del lenguaje cinematográfico con que todo eso se cuenta, la cosa es menos emocionante. Menos mal que Don Cheadle puede con su personaje, el omnipresente director del hotel, pero el resto de los ingredientes es meramente funcional, de una eficacia muy básica que roza con frecuencia el aire de telefilm.
Un subyacente esquema de western, con maniqueísmo de buenos y malos, recuerda al fuerte asediado y a un inoperante Séptimo de Caballería con el azul palidecido de las tropas de la ONU. De la mitad en adelante hay situaciones límite, de las del corazón en un puño, que se prolongan y reiteran en exceso, hasta embarullarse en el patetismo y perder eficiencia.
El esmero ético y lo bienintencionado se agradecen, pero si esta película termina pasando a la historia no será por su calidad formal sino por haber puesto tan infame episodio sobre el tapete, sin rodeos.
Archilupo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de marzo de 2007
36 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hotel Rwanda es una de las mejores películas que se ha llegado a hacer sobre África y las luchas internas por el poder, donde se pone de manifiesto la lucha entre clanes, la opresión, el derramamiento de sangre, el dolor, la pena, la tristeza de un pueblo que le dieron la espalda los organismos oficiales que tienen que velar por la seguridad mundial. Pero esta película no se queda solo ahí, sino va más allá y nos muestra la fuerza, el pundonor, la valentía o estupidez y la inteligencia de uno de los tantos hombres que existe en este mundo, donde antepone su libertad y bienestar personal y el de su familia, al de un centenar de desconocidos que sufren al igual que él.

La película destaca por su fotografía y su realismo, porque uno se encuentra con escenas algo fuertes y que puede herir la sensibilidad de aquellos que sean débiles, pero este realismo es lo que hace que la visión general que tengamos de esa masacre sea aun más espectacular y creíble, y no como en otras donde nos tenemos que imaginar lo que pasó porque un narrador nos lo cuenta, y se centra en un personaje olvidando la generalidad del problema.

Al final de la película, a uno se le queda algo por el cuerpo, cierta impotencia, rabia y con ganas de hacer algo, y ello demuestra que la película en si llega y transmite al espectador esos sentimientos, y eso es de alabar y de agradecer.

Para acabar reseñare la interpretación de Don Cheadle, una actuación magistral, una actuación de oscar y es que desde el primer momento se mete en su papel, y cada vez que se desarrolla y cambia su forma de ser durante la película, sabe transmitirlo al publico, y una pena que no se lo llevara, ya que era mi favorito.

Película para ver y para sentir, y si es posible, para no olvidar.
Ranxomare
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 21 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados