Haz click aquí para copiar la URL

El secreto de una obsesión

Thriller. Intriga Ray y Jess, dos investigadores del FBI, son relevados de su puesto junto con la supervisora del Fiscal del Distrito, cuando aparece brutalmente asesinada la hija adolescente de Jess. Trece años después de buscar incansablemente al asesino, Ray encuentra por fin una pista para resolver el caso... Remake de la argentina "El secreto de sus ojos" (2009). (FILMAFFINITY)
1 2 3 4 5 10 11 >>
Críticas 54
Críticas ordenadas por utilidad
1 de diciembre de 2015
61 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
El secreto de sus ojos (2009) es la mejor producción latinoamericana de los últimos años. Demuestra que con poco se pueden hacer grandes películas en esta parte del mundo. A seis años de su éxito mundial, parece innecesario recrear ese guión. Quizás la explicación está en que los cerca de cincuenta millones de dólares recuperados en taquilla, el Oscar y la efectiva historia de la película argentina son demasiados atractivos para que la nueva productora STX Entertainment decida adaptarla y producir su primera película en Hollywood.

La historia es la de un joven viudo que busca incesante al asesino de su esposa y la de un policía obsesionado con el caso que después de trece años sin rastro del agresor todavía quiere resolver el misterio para escribir una novela. Pero Secret in Their Eyes (2015) propone algunas variantes: ahora es una mujer policía y madre soltera quien busca justicia por el asesinato de su hija única, y el escenario político de la época ya no es una dictadura militar sino el pánico posterior a los atentados de setiembre 2011.

Eduardo Sacheri, creador de la novela original, dice que no le importa cuántas versiones se hagan, siempre que resulten buenas películas. No cree en eso de la esencia de su historia. Entonces, ¿es Secret in Their Eyes una buena película?

● Si Sacheri teme que la construcción de los personajes se vea dañada, entonces no es una buena película. No solo han perdido profundidad, sino que dejan de lado sus propias historias para estar al servicio de una línea narrativa única adaptada por completo a los miedos norteamericanos: los psicópatas que se esconden entre la gente normal y el terrorismo. A pesar de ello, debe decirse que el guión rehuye al cliché.

● Si Sacheri se fija en la preciosa fotografía de Campanella y Monti para la versión argentina, entonces es una mala película. La de Hollywood es más simple en los acabados, aunque trata de calcar escenas precisas como el Estadio o las salas del poder judicial. Le falta, además de jugar con colores y texturas, los trenes y las praderas argentinas, que han sido cambiadas por las rutinarias calles y rascacielos de Los Ángeles.

● Si Sacheri quiere adaptar la película a Los Ángeles, entonces no se decepcionará. La historia ha sido volteada con oficio a un Estados Unidos que teme por terroristas, donde existe más competencia que sueños personales y la noción de familia ya casi ha desaparecido.

● Si Sacheri espera ver grandes actuaciones, vale decir que Chiwetel Ejiofor, Nicole Kidman y sobre todo Julia Roberts han dado su mejor esfuerzo, pero sin articulación. Parece que cada uno hace su propia película. Están muy auténticos, pero lejanos al romance que empujan sutiles Ricardo Darín y Soledad Villamil, con profundos objetivos, o a la notable caracterización de la amistad de Guillermo Francella, entre otros.

Lo más rescatable de Secret in Their Eyes es una vertiginosa edición que mantiene el ritmo y el interés las dos horas de puro homenaje, en clave de réplica, a la obra maestra de Juan José Campanella. Para quienes la hemos disfrutado, la del 2009 ahora solo se ve más grande.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Salvapantallas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de febrero de 2016
38 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
La vi el otro día y no me pareció mala. Hoy he vuelto a ver El secreto de sus ojos (la original). Y ahora si me parece mala. Vaya manera de cargarse un clásico del cine argentino. Ni Nicole Kidman está a la altura de Soledad Villamil (a la cual, no se porque, la veo infinitamente más guapa que Kidman), ni Chiwetel Ejiofor le llega a la suela de los zapatos a Ricardo Darín. El personaje del marido se cambia por una madre interpretada por Julia Roberts que solo está ahí para engordar el elenco de celebridades y el inmenso papel de Pablo Sandoval interpretado por Guillermo Francella es ninguneado por Dean Norris.

En la Americana, todos buenos o buenísimos actores. Pero o bien ellos no han sabido captar la esencia del film argentino o el guionista y el director se han confabulado para joder una historia cojonuda. O TODO JUNTO.
Tomás Jeckyll
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de diciembre de 2015
21 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
A tan sólo 5 años de haber conquistado a cinéfilos del mundo y ganado cualquier cantidad de premios, incluyendo el Oscar a mejor película en lengua no inglesa, la celebrada película del argentino Juan José Campanella, ‘El secreto de sus ojos’ tiene ya su remake hecho en Hollywood, con el mismo Campanella como productor ejecutivo.

La historia presenta algunos leves pero importantes cambios con respecto a la original, además de un elenco multiestelar que incluye a Julia Roberts, Nicoles Kidman, Chiwetel Ejiofor y Alfred Molina, y es, como suele ser en los casos de películas previamente ya realizadas, inevitable el juego de las comparaciones.

A Jess (Roberts), una agente del FBI, le han asesinado a su hija de manera brutal, y un compañero llegado de New York (Ejiofor) y que ha sido trasladado para investigar posibles actos de terrorismo luego de la paranoia desatada tras los hechos sucedidos en el fatal 11 de septiembre de 2001, está obsesionado por esclarecer el caso ante las múltiples trabas que ponen tanto su superior como algún compañero.

A diferencia de la película argentina, acá los hechos han ocurrido apenas unos 12 años atrás, el telón de fondo cambia de una dictadura a el ambiente post ataques a las Torres Gemelas, además la historia de amor entre los personajes que ahora interpretan Ejiofor y Kidman es casi nula y nunca funciona, volviéndose esta versión en un thriller un tanto más seco y desapasionado.

Si bien la película que dirige Billy Ray funciona por momentos en su trama policial, algunas decisiones estropean lo planteado desde la película de origen, como el hecho de unir dos personajes en el de Julia Roberts, quien ofrece una actuación convincente, y el depender tanto de la sorpresa del final, la cual pierde sentido cuando se conoce la película previa, a pesar que la reciente presenta algún cambio.

Ni siquiera la secuencia del estadio, acá traslada a un estadio de béisbol, la cual era toda una proeza técnica en la versión de Campanella, consigue el nivel de tensión al ser narrada de manera bastante rutinaria.

Así, ‘Secretos de una obsesión’, no logra crear una identidad propia quedando siempre a la sombra del filme original, dando la sensación de ser una película hecha a las carreras y con muy poca pasión.

http://tantocine.com/secretos-de-una-obsesion-de-billy-ray/
Quique Mex
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de noviembre de 2016
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo primero que se pasa por la cabeza cuando una se da cuenta de que está viendo una especie de "adaptación" de "El secreto de sus ojos" es una pregunta básica: qué necesidad había?

Si una película es redonda, perfecta, impecable, si no se le puede poner un solo pero y es imposible mejorarla... quién le manda al Billy Ray este meterse a hacer esta versión made in USA que no puede acercarse ni de lejos a la perfección de la original?

"El secreto de una obsesión" no es una mala película, la verdad. Se ve con interés y tiene un argumento que atrapa. Claro, si no has visto la argentina. Porque la historia en la que se basa es buena y eso no se le puede negar. El problema es que lo que en la película de Campanella era pura sorpresa, el final impactante que deja al espectador completamente en shock, aquí se ve venir y le deja frío.

La cuestión es simplemente esa, que esta versión sobra, que no aporta nada y que además viene lastrada porque quien ya ha visto la película argentina tiene el desenlace, que es lo mejor, destripado. Si no has visto la original, pues bueno, ves esta y no está mal, pero desde luego nada que ver con la excelencia de la otra.

En cuanto a las interpretaciones, Julia Roberts cumple bastante bien, le da a su personaje el tono atormentado que requiere y no se le puede objetar nada a su trabajo; de Nicole Kidman en cambio no puedo decir lo mismo porque con la cantidad de botox que esa mujer lleva en la cara es prácticamente imposible expresar ninguna emoción. Se limita a pasear palmito y a hacerle ojitos a su oponente masculino, con el que tiene la misma química que un pavo con un cocodrilo. Y de vez en cuando levanta una ceja haciendo un esfuerzo inmenso, supongo que para que podamos ver que aún es capaz de mover algún músculo del rostro. Pero se nota que sufre porque le cuesta devolver la ceja a su sitio.
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de enero de 2016
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
La versión norteamericana de “El secreto de sus ojos” es ante todo un policial negro con mucho menos romanticismo que el original de Campanella. Es un caso típico de "libre adaptación", que se permite cambiar algún que otro personaje, manteniendo vínculos con el original pero apelando a cambios que le dan vida propia.

De lo particular a lo universal, la versión americanizada de “El secreto de sus ojos” gana en actualidad, aunque mucho más ajustada al género del policial negro y desprovista del encanto original. Son varios los interrogantes que surgen después de visionar la película. El primero, es si pierde en la comparación con el original y si funciona de manera autónoma como thriller. La impresión en general es que estamos ante un auténtico policial negro, austero y tan desesperanzado como corresponde al género.Billy Ray es un cotizado guionista (“Los juegos del hambre” y “Capitán Phillips”, por ejemplo) y aquí construyó una compleja estructura que va y viene en el tiempo, donde poco queda del costumbrismo porteño de Campanella, para dar lugar a un thriller más seco y amargo. “Secretos de una obsesión” flaquea en los aspectos donde “El secreto de sus ojos” era pura contundencia: la química entre los personajes y los climas.
Las variaciones han sido importantes, no sólo en la ambientación sino también en la construcción de los personajes y hasta en el desenlace. Las secuelas de la dictadura argentina han sido sustituidas por la lucha antiterrorista. Pero ninguna de las escenas clave que tanto impactaron en su momento ha sido excluida y se reconstruyen a su manera, sustituyendo el fútbol por el béisbol o el personaje de Pablo Rago por el de Julia Roberts, probablemente la diferencia más fuerte.

Aunque producida sobre la base del guión original, la película no es lo que se dice una remake propiamente dicha, sino más bien una adaptación, tomando algunos puntos en común pero desarrollando un argumento propio. Esto no la desmerece, aunque sea difícil separarse del filme argentino que recibiera en 2010 el Oscar a la Mejor Película Extranjera.
La precisa narrativa de Billy Ray tiene su brillo y escenas efectivas que, si bien no resultan avasallantes en cuanto espectacularidad, sostienen un relato contenido y sobrio, que sale airoso de la dificultad de tener como punto de referencia a una de las mejores películas argentinas de los últimos tiempos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
rouse cairos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow