Haz click aquí para copiar la URL

Rififí a la americana

Comedia Harry Lucas trabaja en la Casa de la Moneda de Estados Unidos. Una noche destruye accidentalmente 50.000 dólares. Las cosas pintan mal para Harry hasta que se le ocurre la idea de colarse en la imprenta e imprimir dinero de repuesto; sin embargo, consigue más de lo que esperaba cuando todo el mundo quiere ser parte del plan. (FILMAFFINITY)
Críticas 2
Críticas ordenadas por utilidad
7 de abril de 2016
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un humor ya extinto, humor muy blanco, aquel humor de las teleseries americanas de los 60 como "Mi bella genio" o "Embrujada", como aquellas maravillosas comedias elegantes y sotisficadas de Richard Quine ("Me enamoré de una bruja") o las protagonizadas por el dúo Doris Day-Rock Hudson. Un tipo de comedia que fue desapareciendo progresivamente, cediendo el testigo a comedias cada vez más horrendas y simples, tocando fondo con la serie de Loca Academia de Policía o las de Scary movie y sus imitaciones. Cambiamos inteligencia en los guiones por encefalograma plano. Rififí a la americana, una comedia sobre un ladrón por obligación y todas las complicaciones que le surgen en un estrafalario robo, corresponde a las primeras, quizás no sea de las mejores, pero te permitirá esbozar una sonrisa, eso si te gusta este tipo de humor.
Quinto Sertorio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de febrero de 2020
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Rififí a la americana" pertenece a una larga saga de comedias sobre robos frustrados iniciadas con el famoso "Rufufú". A la misma pertenecen "Los dinamiteros", "Atraco a las tres", "Topkapi" o "Arreglo de cuentas en San Jenaro". Tiene un ingenioso guión que justifica la historia, unos diálogos inteligentes y unos gags sólidos y muy divertidos. No se trata de ocultar el disparate, pero se lo lleva a buen término con notable astucia y equilibrio. Lo que empieza siendo un favor a un empleado de la casa de la moneda que por error ha destruido 50.000 dólares acaba convirtiéndose en todo un atraco de millones. Los pintorescos personajes, a pesar de su apariencia bondadosa, son verdaderos granujas, si exceptuamos al que interpreta Dorothy Provine.
Las visicitudes para reclutar especialistas, sortear vigilantes, imprimir 7 millones de dólares y recuperar el dinero perdido poseen un humor moderno, aunque con un talento y una estética ausentes hoy. Jim Hutton encarna muy bien a un pícaro obligado a ser honrado a la fuerza, mientras Milton Berle no oculta en ningún momento su vocación de ladrón. Un entrañable Walter Brennan y un siempre eficaz Joe Bishop redondean el principal reparto.
Destaca el ambiguo desenlace, tan ambiguo que cuando ha acabado la película se nos ofrece otro final en los títulos de crédito.
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow