arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Tramacastiel
Críticas de Luis
Ordenadas por:
99 críticas
1 2 3 4 5 10 20 >>
8
24 de noviembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Sorprende que Rossi, cuya filmografía se define por la denuncia social contra la mafia y sus conexiones con la política italiana, sea el autor de esta encantadora comedia, bien alejada de la realidad. Ambientada en la dominación española del sur de Italia, posiblemente Sicilia, narra, con no poca ironía, una especie de cuento fantástico. Un príncipe español (Omar Sharif) debe casarse con una princesa nativa por orden de su padre, el rey. Enamorado de una campesina (Sofía Loren), organiza un estrafalario concurso: conseguirá su mano la aspirante que rompa menos platos al fregarlos.
Mezcla de film romántico, de novela picaresca y de cómicos milagros, tiene un buen guión, dirigido con fuerte personalidad y con secuencias tan divertidas como el fraile que se escapa del cielo porque le aburren los demás santos; o el timo del burro que excreta oro. Rossi está inspirado en el ritmo y los planos, de manera que la historia resulta vital, llena de colorido y no aburre un instante. Se describen bien el arrogante carácter de los nobles, la adulación de los criados y el miedo de los campesinos a sus señores.
Las brujas, el fraile que vuela, los cientos de huevos que se transforman en pollitos y otras escenas igualmente imaginativas dan un aire surrealista a la película, culminada con un imposible final feliz.
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
19 de noviembre de 2020
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parecida a un film anterior ambientado en la guerra de Argelia, "Marcha o muere", "Mercenarios sin gloria" narra una descabellada misión contra los depósitos de combustible de Rommel. El excelente guión encuentra en André de Toth un adecuado director que consigue transmitirnos la falta de escrúpulos de unos personajes que igual se enfrentan a las miserias del desierto que a las consecuencias de sus propias crueles pasiones.
Aquí no se hace la guerra por la patria o por un ideal. Se busca sobrevivir o ganar dinero. Los mandos británicos llegan a ser para sus soldados tan peligrosos como el enemigo. No se mata por una causa, sino cuando conviene. Y cuando conviene se traiciona al compatriota.
El pesimismo de la historia, sin embargo, no deprime, pues la película tiene la estética de un buen film bélico, con secuencias de acción espectaculares, como escalar una montaña con vehículos blindados o atravesar un campo de minas.
Amena, sorprendente, muy bien interpretada por Nigel Davenport, mercenario que hace del egoísmo un arte, y Michael Caine, oficial que fracasa al intentar moralizar la guerra, la cinta pertenece al espíritu de otros títulos que muestran los conflictos bélicos como son: "Senderos de gloria", "Ataque" o "Fin de semana en Dunkerke".
Afortunadamente, no tiene nada que ver con disparates antinazis como "Doce del patíbulo" o "Tobruk"











2
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
31 de octubre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Este film desconocido por la crítica posee dos alicientes que fascinan: la original intriga y la encantadora ambientación en un desierto paraje marino. Todo consiste en averiguar si el protagonista es un perturbado o una víctima. El guión desconcierta a cada paso, pues cuando uno se convence de que ese arquitecto malhumorado (Robert Young) está loco, surgen nuevos datos que llevan a la duda.
Un excelente doble juego del personaje confunde al espectador, que no entiende lo que acaba siendo mentira y es que el arquitecto se muestre tan torpe al rechazar la ayuda de su inteligente vecina (Betsy Drake) y se empeñe en interpretar como mala suerte las agresiones que recibe.
Se apuntan varios sospechosos, pero no puede uno adivinar al verdadero culpable. El guionista gana y la sorpresa final resulta brillante.
Un director del que no se habla, actores que no son grandes estrellas y sin embargo descubrimos un drama psicológico-policíaco mucho más perfecto que la tan citada Rebeca.
Así es la historia del cine. Es decir, está a medio escribir.
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
21 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Con un director de tercer orden y un guionista de segundo se logra una historia de primera con un lenguaje de serie B. Impresiona la falta de escrúpulos de los ladrones, pues matan a cualquiera sin necesidad, se traicionan entre ellos, no les importan nada sus amantes ni sus novias y sí el botín de un robo que no puede ser más infortunado.
Que todo salga mal en un atraco es previsible dada la censura internacional de la época, pero ciertos detalles realistas convierten este film en completamente persuasivo. Desde el arranque espectacular del film nos convencen el hierro fundido que llueve sobre el brazo de uno de los delincuentes, el ruin médico que se niega a curar al herido e incluso la bomba que uno de los ladrones trata de lanzar en el interior de un autobús cuando se ve acorralado por la policía.
Correctamente realizada, con ritmo rápido y actores sólidos, aunque secundarios todos, conforma una buena muestra de cine negro español. A Iglesias le faltaba la personalidad de un Rovira Beleta o un Julio Coll, pero consiguió acertar por primera y última vez al dirigir esta película.
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
11 de septiembre de 2020
Sé el primero en valorar esta crítica
Un excelente guion basado en un hecho real permite narrar con claridad clásica la esperpéntica historia de un oficial alemán (Hardy Krüger) que queda atrapado en la tela de araña que tejen las tensiones entre los generales que han de defender la costa de Francia. Ese oficial está destinado a una división en Normandía, pero su tío (Martin Held), general en París, le pide el anecdótico favor de que haga de espía, sin riesgo alguno, por un rato.
Ese es el punto de arranque de uno de los dramas bélicos más angustiosos que jamás haya producido el cine, pues ese rato de espionaje se convierte en una trampa trágica, una especie de callejón sin salida que obliga a un inocente a pasar por traidor ante sus propios mandos.
La película, muy bien realizada por Paul May, no hace ninguna concesión comercial. Incluso el fugaz romance que incluye con una miembro de la Resistencia (Marianne Koch) expresa la frustración que preside el destino de los personajes principales.
La idea esencial del film (idea tomada de la realidad de la II guerra mundial) consiste en el absurdo del heroísmo inútil; en un hombre de honor que tras cumplir con su deber recibe un castigo en vez de un premio. Nadie quiere el mal que recibe el protagonista, pero a su vez todos se ven impotentes para ayudarle a salvarse.
Como ocurre en "Senderos de gloria" se condena lo injusta que puede ser la guerra cuando un sincero patriota acaba perdido en el maquiavélico laberinto en el que le han invitado a entrar sus propios jefes militares.
Luis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 20 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados