Haz click aquí para copiar la URL

La fuente de la vida

Romance. Drama. Ciencia ficción Un hombre (Hugh Jackman) realiza dos viajes: uno al pasado, a la España del siglo XVI, y otro al futuro, al siglo XXVI. Su objetivo es salvar la vida de su esposa enferma de cáncer, pero para ello tendrá que encontrar el legendario árbol de la vida cuya savia proporciona la inmortalidad. (FILMAFFINITY)
1 2 3 4 10 20 55 >>
Críticas 272
Críticas ordenadas por utilidad
6 de septiembre de 2007
363 de 419 usuarios han encontrado esta crítica útil
La vida eterna queda desligada del tiempo, huye de su significado y florece dentro de una nebulosa moribunda. La muerte es un acto de creación, y el sentido mismo de la vida no reside en el tiempo que pasamos viviendo, sino en el tiempo que realmente destinamos a ser felices y no buscando esa felicidad. Por eso esta ''Fuente de la Vida'' de Aronofsky no nos habla de ser inmortales, o sí lo hace, pero para corroborar su sentido opuesto o diferenciado de esa utopía, de esa ciencia-ficción. ''The Fountain'' no es opulenta ni pretenciosa como así nos lo querían hacer ver, pues es todo lo pretenciosa que pudiera ser una historia de amor entre un hombre y una mujer. No obstante, tampoco se trata de una historia cualquiera, sino aquella que muestra la verdadera esencia de lo que significa el amor, que nos enfrenta directamente al problema de la escasez del tiempo con el que contamos y de nuestro error existencial al no saber qué hacer con él. Nos habla de un doctor enamorado de una chica que es un ángel en la Tierra, una chica con un tumor mortal cuyo marido pasa más tiempo en el laboratorio intentando encontrar una cura a su enfermedad que pasando con ella sus últimos días. La cruel metáfora de la vida, un espejo roto en el que vemos reflejado cómo se nos escapa el tiempo sin que hagamos nada más con él que intentar alargarlo y ensancharlo inútilmente. Por eso Aronofsky nos dice que la vida eterna no consiste en tener más tiempo, sino en elegir la opción correcta, salir corriendo detrás de esa preciosa mujer hacia el campo nevado y no hacia las probetas y los monos de laboratorio. La vida es un libro inconcluso donde relatamos en tinta negra la odisea de una búsqueda, tinta negra con la que nos tatuamos la idea de un compromiso eterno que se extravió por el camino, señal inequívoca de que no hacíamos lo que realmente deseábamos. Las imágenes de esta obra maestra son tan poderosas, (en su concepción tanto como en su abstracción, en su plano estético y filosófico, o como simple canto a la vida) que volvemos a estar delante de un ser con vida propia que hace suyo el milagro del cine: transmitir a otro nivel por encima del lenguaje, clavarse como un dardo en el hipotálamo y extenderse como un dulce veneno a través del alma. Un alma que vive en una urna de cristal líquido viajando a cientos de miles de kilómetros por hora surcando el universo hacia Xibalba, donde el árbol de la vida volverá a renacer, o donde por fin comprenderemos que ''juntos para siempre'' no es sólo una abstracción brotada de la boca de un corazón enamorado, pues su significado trasciende la esencia mortal de la carne, trasciende el alimento de la madera de la vida, el vello erizado al contacto de unos labios amantes, las pisadas sobre el barro que circunda la presencia arbórea de una vida marchitándose ante un corazón en pena; la conquista de la Nueva España en busca de una utopía que no está más allá que dentro de nosotros mismos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
lyncheano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de enero de 2007
304 de 400 usuarios han encontrado esta crítica útil
En esta película se dice que la muerte puede ser un acto de creación. Pues bien, Darren Aronofsky se ha sacrificado a sí mismo y a muchos de sus admiradores para crear esta hermosa película.
Hoy en día la mayoría de las cosas que nos llegan desde Hollywood son refritos de obras maestras anteriores o adaptaciones de libros sin cesar. Y por fín nos llega esta originalísima historia de amor, aventuras y ciencia ficción, todo ello combinado a la perfección en un guión que no tiene desperdicio y que nos demuestra que en la meca del cine aún hay gente que se estruja los sesos para llevar a la gran pantalla una buena historia sin tener que recurrir nada más que a la imaginación del guionista.


La película puede tener muchas analogías:

- Como un poema: en el que los diálogos, la historia de amor y la cara de Rachel Weisz nos alegran el día.
- Como un cuadro: la película no tiene un significado concreto, hay que dejarse llevar por la magia de la historia y que cada uno ate los cabos que crea convenientes. Es como ver un cuadro abstracto que sabes que te gusta pero que en ocasiones no puedes explicar el motivo.
- Como una droga: Una vez que la ves, sientes sus efectos y es imposible dejar de pensar en ella, y tienes que probarla otra vez.

El trabajo de dirección de Aronofsky es simplemente genial, sus primeros planos de las caras de los protagonistas y sus vistas en planta son preciosas aunque a veces un tanto abusivas.
Como guionista es el maestro de la película, aunque sea en la última historia donde quizás minimamente flojee la película para el público en general, aunque no para mí.

Hugh Jackman por fín ha demostrado que es algo mas que Lobezno en los X men, y aquí nos ofrece una interpretación muy profesional de sus tres personajes. Y Rachel Weisz está impresionante como Izzy en la historia central del film. Los dos actores nos transmiten toda su fuerza y energía en escenas como la de la bañera, con una escena de amor como pocas se han visto.

La música de Clint Mansell es preciosa, sencilla en cuanto a variedad, pero efectiva en su cometido desde principio a fín.

Como punto final, decir que esta película se tiene que ver con la mente muy abierta y que no es para entretener. Sino para enriquecer el alma durante poco más de hora y media.
David
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de abril de 2007
260 de 344 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los tiempos que vivimos no son buenos para el arte. El bombardeo promocional que precede al estreno de cualquier película no sólo es perjudicial en la mayoría de los caso, sino nocivo, en casos como el que nos ocupa. La promoción que se ha hecho de “La fuente de la vida” es completamente engañosa, falsa y manipuladora; y la sinopsis que han distribuido los medios es completamente subjetiva, dado que es una película completamente abierta a la interpretación y que busca más pulsar el resorte de las emociones que el de la razón.

De ahí que mucho público salga frustrado del cine al tratar de entender la película ajustándose a esas premisas, que son, en mi opinión, erróneas. Desde mi punto de vista no hay ningún viaje en el tiempo ni tres momentos temporales, como insisten en repetir los resúmenes del argumento. Sólo hay una realidad, un deseo de cómo hubieran podido ser las cosas en un remoto pasado y una imagen del subconsciente de un hombre enamorado. Pero no tiene por qué ser así: hay tantas lecturas de esta película como espectadores la vean.

“La fuente de la vida” es cine en estado puro, su potencia visual es tan deslumbrante y abrumadora que se resiste a cualquier tipo de análisis racional. Aronofsky ha trascendido las fronteras del cine y se ha adentrado en terrenos más propios de la poesía y el arte del subconsciente.

La interpretación de los dos protagonistas (inconmensurables Jackman y Weisz) convierte la cinta en un espectáculo emocional soberbio que dinamita las percepciones de una forma casi hipnótica; la experiencia está más cercana a la lectura de un poema o la contemplación de un cuadro que a una película, lo cual es de agradecer dada la vulgaridad formal que tan habitualmente inunda las pantallas de nuestros cines. Es una película para el corazón, no para la mente. Para disfrutarla como se disfruta al contemplar un amanecer. Simplemente sublime.

Por eso, los que creemos en el poder del arte cinematográfico como motor para expresar lo inexpresable tenemos la certeza de que, pese a las malas críticas recibidas, “La fuente de la vida” acabará convirtiéndose en un clásico, como muchas otras películas despreciadas por crítica y público en el momento de su estreno, y a las cuales el tiempo ha otorgado su justo y merecidísimo valor. Afortunadamente, la película no está siendo despreciada en masa, y un sector de la audiencia está juzgándola en su justa medida. Ojalá hubiera muchos directores como Aronofsky, de verdad. El anquilosado, vulgarizado y comercializado Séptimo Arte lo necesita con urgencia.
loganxxx
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de marzo de 2007
152 de 213 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sería una mentira el decir que no me encontraba predispuesto a que me gustára esta película al momento de verla, pero nunca pude imaginar lo que iba a recibir.
Simplemente no puedo pensar en una cinta más subvaluada, ya que desde su estreno en el Festival de Venecia, esta cinta ha sido tratada como vil basura, haciéndome dudar de su calidad, pero todas las dudas que pudieron haber nacido en mí se fueron al momento de ver el nuevo proyecto de Darren Aronofsky.
"The Fountain" es una de las cintas más bellas que he visto en mi vida, en un sentido literal y figurado; ya que la filosofía y el mensaje, así como la historia de amor de la cinta maneja son bellísimos y tan hermosos como pueden llegar a serlo; y las imágenes parecen poesía que simplemente extasian al espectador haciéndolo desear más y más y más...
Vaya que Aronofsky es un genio a la hora de crear emociones en su público, ya que mientras en "Requiem Por Un Sueño", con tan sólo esos 20 minutos finales logra conmover, asquear, cansar y derrumbar a su audiencia y darle algo que nunca olvidará; en esta ocasión, también en los últimos minutos del film, Aronofsky se vuelve un verdadero artista, y evoluciona de un mero director a un cineasta, y logra crear una verdadera maravilla del arte que hace que la mandíbula de quien vea el film se vaya hasta el piso, extasiándolo y estimulando hasta su última fibra. Y uno de los factores más importantes para lograr todo esto, es la partitura de Clint Mansell, quien con su música logra ayudar a consolidar a "The Fountain" como una película para los sentidos, un verdadero festín para los sentidos.
Rachel Weisz y Hugh Jackman brindan bellísimias actuaciones, y este último, brinda la mejor de su carrera, mientras que Weisz es protagonista de unos close-up bellísimos que elevan la cinta a un nivel increíblemente precioso y romántico.
Así que, para concluir, " The Fountain" es una verdadera joya cinematográfica como pocas, una maravilla tristemente incomprendida y cruelmente tachada. Esperemos que el tiempo le haga justicia a esta gloria. Enhorabuena.
tilico99
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de octubre de 2007
103 de 123 usuarios han encontrado esta crítica útil
La mayoría de las críticas de usuarios que ponen a parir la película, tachan de ridículo el globito flotante del "futuro"; básicamente escribo para ver si puede quedar bien claro que no hay ningún futuro ni pasado ni viajes en el tiempo. La historia del conquistador de España que viaja para encontrar el árbol de la vida, es absurda o no, pero no deja de ser un cuento que escribe Izzy. El globito espacial no es ninguna tecnología futurista cyberpunk, es una metáfora de lo que está sucediendo en la historia principal; el árbol es el alma de Izzy, que muere lentamente y viaja hacia la nebulosa de los muertos, y él protagonista trata por todos los medios de revitalizar esa alma. Por eso muchos hablan de poesía, porque la poesía es un lenguaje cuyo fin es narrar la realidad dándole una estética más bella y romántica.

No tratéis de encontrar un argumento extravagante, porque no lo tiene, es la historia de un científico que trata desgarradamente de hallar una fórmula para curar el tumor cerebral de su esposa; esa es la sinopsis, no hay ciencia ficción más allá de los avances médicos logrados. Lo que hace diferente a este film es la forma de contarnos los hechos y de hacernos llegar los sentimientos de los protagonistas.
Fukuyama
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 55 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow