arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Sophie Scholl. Los últimos días

6,9
5.496
votos
Sinopsis
Munich, 1943. Mientras Hitler está devastando Europa, un grupo de jóvenes, sobre todo estudiantes universitarios, recurren a la resistencia pasiva como única vía efectiva para combatir a los nazis y su inhumana máquina de guerra. Nace así "La rosa blanca", un movimiento de resistencia cuyo objetivo es la caída del Tercer Reich. Sophie Scholl es la única mujer del grupo. El 18 de febrero, cuando Sophie y su hermano Hans estaban ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 13 >>
19 de septiembre de 2006
36 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me parece muy interesante y revelador el conocer la historia, no contada por parte de las industrias norteamericanas, o si lo hicieron de un modo superfluo, sin llegar a la profundidad y situación de lo que nos desea narrar este realizador, sobre los movimientos que surgieron en contra del régimen despótico e intransigente del nazismo, que aun a pesar de las represalias crueles e inhumanas lucharón por derrocar por medios pacíficos esa situación tan deplorable y sin miedo ni temor levantaron sus voces en contra de ese orden perverso establecido. La película es en todo momento inquietante, las interpretaciones naturales y espontáneas, llenas de expresión y transmisoras en sus miradas, gestos de lo que en todo momento sienten, particularmente la de la protagonista que nos va transmitiendo su entereza y dignidad, ante lo que fatalmente puede sucederle, su honor, amistad, impregnada de valores y sentimientos sin llegar nunca a la moralina, ni a una transmisión, sino a darnos cuenta de cuales son sus conflictos o mas bien su íntegra lucha hacia lo que considera erróneo y que genialmente el director sabe desarrolar en la película. Otro aspecto a destacar es el papel del policía que lleva a cabo el interrogatorio, que constantemente le ofrece la posibilidad de paliar su culpabilidad si ella delata a sus compañeros, y es de los pocos nazis que en algún momento muestra algún sentimiento humano, y plagado de contrariedades, ya que debe su puesto al advenimiento de Hitler. En algún momento en el juicio parece que el presidente del tribunal aunque sea en uno brevísimos instantes al mirar a los reos, si no me falla mi impresión, delata que en el fondo, él esta interpretando el papel de un duro, cruel y fatal dictaminador de su destino. En definitiva que la película es sorprendente y su visionado es una gran ocasión para disfrutar de buen cine, en todos los sentidos.
jorgejuan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de mayo de 2006
23 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine alemán vuelve a sorprender con una película sobre el nazismo. Si el pasado año ‘El Hundimiento’ nos mostró una faceta desconocida de Adolf Hitler en sus últimos días, ‘Sophie Scholl: Los últimos días’ nos narra la lucha de unos jóvenes universitarios idealistas contra el régimen nazi, en especial Sophie Scholl, la más joven de ellos.
A primera vista puede parecer otra historia más como la de Anne Frank, pero es un relato de lucha más que de supervivencia, ambientada en una cárcel y no en un campo de concentración.
La película está sostenida en unas excelentes interpretaciones, sobre todo de la protagonista, Julia Jentsch, ganadora gracias a este trabajo del Premio de la Academia Europea, entre otros. La joven Sophie alterna su presencia en dos situaciones muy diferentes: por un lado, en tensos diálogos con el director de la prisión, donde se muestra reacia a proporcionar información sobre la Rosa Blanca, la organización clandestina dedicada a distribuir panfletos contra el régimen, a la que pertenecen ella y su hermano; por otra parte, unos diálogos serenos, pero no por ello menos expresivos, con su compañera de celda, reflexionando sobre el mundo con los pies en el suelo pero mirando hacia el cielo. Sophie se ve obligada pero al mismo tiempo satisfecha por haber madurado, aunque repentinamente, como se refleja en la carta de despedida que le escribe a su prometido.
El director de la prisión es la imagen del alemán nacido en la miseria de la posguerra, a quien el nazismo le ha dado la oportunidad de salir de la pobreza y ser alguien, y esto sobre todo se nota en como están arraigados en él los ideales nazis. Asimismo sucede con los jueces y abogados, auténticos cráneos de hierro.
En cambio, los personajes amables (si es que en esta película tiene sitio la amabilidad), son la compañera de celda de Sophie, una mujer ya adulta que se ha acostumbrado a la cárcel y tiene la única preocupación de llevar una vida normal, consciente de que, tarde o temprano, ese infierno acabaría; y su hermano mayor, solidario, que desde el primer momento la protege y la intenta sacar fuera de aquello (Sophie hace lo mismo), y al final lo siente más por ella que por él mismo.
Por último, están el padre de Sophie (que aunque se refieren a él muchas veces sólo aparece al final), hombre contrario al régimen pero silencioso por miedo, y un compañero de la Rosa Blanca, un joven padre de familia cuya circunstancia no le exime de ser condenado junto a ellos.
Estos jóvenes dieron a conocer al mundo las injusticias y atrocidades del régimen nazi, un compromiso que les costó la vida. ¿Mártires de la paz o simples víctimas de sus creencias? La película defiende lo primero y pide un reconocimiento para estos efímeros héroes.
Skorpio
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de marzo de 2006
23 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Algo se está moviendo en el cine actual alemán. "Sophie Scholl: los últimos días" es un nuevo ejemplo de cine con mensaje y contenido. Una mirada autocrítica al sinsentido y al único pensamiento, al nazismo.

Marc Rothemund trata de una manera diferente el tema del nazismo basandose en hechos reales. Unas octavillas son el desencadenante de un tenso interrogatorio y un juicio muy "democrático".

No lo hace con virtuosismo, pedantería o impostada elegancia. Lo realiza con una frialdad académica, despertando así el peor defecto, se me antoja alejada en ciertos momentos. Eso sí, cada vez que aparece Julia Jentsch, que borda su papel, me quedo incómodamente horrorizado ante la injusticia que se me muestra. El pensamiento que al nazismo lo que más le dolía no eran los bombardeos sobre sus ciudades, sino la libertad de pensamiento y la crítica a la desfachatez.

Tal vez también peca de cierta teatralidad al estar limitada la acción en interiores, pero el conjunto es de una interesante película con un punto de vista diferente y no explorado.

Un poco de tufillo necesario a telefilme y cierto y lógico maniqueísmo ensalzan la obra a una necesaria visión para ver que el cine alemán está vivo. Con muchas cosas que contar y mostrar al resto del mundo. Su nominación al Oscar a la mejor película extranjera y su reconocimiento internacional no son mera coincidencia.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de marzo de 2006
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sophie Scholl es una película que te atrapa desde el primer segundo hasta el último. Nos ayuda a hacer memoria de la barbarie y nos obliga a reflexionar acerca de la naturaleza del mal. Esta película, basada en hechos reales, muestra una historia de valentía y coraje, una historia de quienes son capaces de dar su vida por la causa de la libertad y la justicia. En el mundo desbocado que, de alguna manera, hoy también habitamos, los ecos de estas luchas, de estas vidas, de estas esperanzas, no nos pueden dejar indiferentes.
Alvin Straight
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de octubre de 2007
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
La actitud y sentimientos de los alemanes durante la etapa del nazismo es algo que siempre me ha llamado la atención. Me refiero a la gente de la calle, a los que no eran partícipes del régimen ¿Era la pasividad la actitud predominante o había algún nivel de inconformismo? Y en este último caso, ¿cómo se manifestaba este inconformismo?
Las películas sobre la segunda guerra mundial son americanas en su inmensa mayoría y muestran un lado de la historia, el suyo, el ganador. Casi todas se centran en el aspecto bélico y muy pocas en el humano (The Pianist, de Roman Polanski, es una de las excepciones). Sophie Scholl, sin embargo, se centra en básicamente un persona, una chica de dieciocho años que decidió expresarse en contra del nazismo. El papel, interpretado por Julia Jentsch, evoluciona a lo largo de le película, aunque su idealismo se mantiene intacto hasta el final. No es una película que levante el ánimo precisamente, pero sí que vale para hacerse una idea de lo que era ser aleman y estar en desacuerdo con el nazismo en aquella época. Casi toda la película está rodada en interiores, con muy pocos actores y sin sentimentalismos, a pesar de la tragedia personal que se narra. En resumen, una buena película.
gonzalezcarriedo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 13 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados