arrow

La guerra del planeta de los simios

6,5
13.075
votos
Sinopsis
César y sus monos son forzados a encarar un conflicto mortal contra un ejército de humanos liderado por un brutal coronel. Después de sufrir pérdidas enormes, César lucha con sus instintos más oscuros en una búsqueda por vengar a su especie. Cuando finalmente se encuentren, Cesar y el Coronel protagonizarán una batalla que pondrá en juego el futuro de ambas especies y el del mismo planeta. Tercera película de la nueva saga de El Planeta de los Simios. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 33 >>
15 de julio de 2017
191 de 323 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace mucho, casi ya unos 50 años, Franklin J. Schaffner convirtió la novela de Pierre Boulle en todo un ícono de este Séptimo arte. Una historia en la que nos perdíamos con el Coronel George Taylor (Charlton Heston), en la que compartíamos la incomprensión y desesperación que asolaba al personaje. ¿Un nuevo planeta totalmente dominado por los primates? ¿Los humanos relegados a animales? ¡Cuán maravillosa fue aquella fiesta! Y qué terrible es la resaca que de ella nos queda.

Obviando los pésimos films posteriores al primer largometraje, la trilogía que inició Rupert Wyatt en 2011 suponía una bocanada de aire fresco para esta desgastada historia. Representaba todo un enfoque radicalmente diferente al visto previamente en la gran pantalla. Los espectadores dejábamos de conocer nuevos viajeros espaciales, continuaciones locas y absurdas de un mundo de primates cada vez más semejante al humano en sus propósitos y problemas.

Con la película Wyatt ponía los puntos sobre las íes. Nos trasladaba al punto de partida para narrarnos cómo los hombres y cómo los primates se intercambiaban los roles. Todo podría haber quedado ahí con una más que buena explicación del origen del planeta de los simios; no obstante el hombre, y con él, la industria cinematográfica es ambicioso. Tal como sucedería con el film original, tocaba exprimir aún más la obra hasta vaciar el bolsillo del espectador.

De esta forma en verano de 2014 Matt Reeves tomó el relevo de Wyatt y continuó la saga con "El amanecer del planeta de los simios". Película convencional de acción y aventuras perfecta para entretener a un público en periodo estival sin ganas de ejercitar sus neuronas. Cierto es que continuaba, de forma acertada, la línea argumental que proponía su predecesora.

Pero, ¿por qué detenerse aquí? Como bien dice el refranero popular: "No hay dos sin tres". Y allá que fue Reeves con un nuevo largometraje. De esta forma llega "La guerra del planeta de los simios" a la gran pantalla. Presentada como la gran guinda del pastel, como la explicación última del cambio de mando en el planeta Tierra. ¿Y qué sucedió?
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Randomaster
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de julio de 2017
62 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
A mí el "Origen del Planeta de los Simios" me encantó, y "el Amanecer del planeta de los simios" que no esperaba nada, me sorprendió porque me pareció súper entretenida, más acción y menos psicológica pero era una continuación lógica de la primera, así que tenía en "la Guerra.." bastantes expectativas alentada por las buenísimas criticas profesionales y del público.
Pero pasados los primeros 20 minutos esta tercera parte me parece un pastiche de escenas unas recreando a películas de guerra como "Apocalipsis Now" con el coronel loco y los helicópteros, otras a un Cesar en plan Moises en "los 10 mandamientos", otras emulando a las películas de campos de trabajo de la Segunda Guerra Mundial como "la Gran Evasión" con guiños a la escena de huida,. Eso sí, todo con monos.
Los diálogos con más pretensiones de profundidad entre Cesar y los suyos resultan hilarantes. Y los elementos cómicos con la aparición del personaje estrella no me convencen. Las escenas tiernas de la niña resultan forzadas emulando a “Frankenstein” y eso sin profundizar en los fallos de guion que desencadenan el desenlace; el muro, el guardia...
Realmente esta entrega me parece que no está a la altura de las otras dos, y quitando los efectos especiales y la increíble figuración de todos los simios y que visualmente es impecable, el resto es un coctel fallido acompañado por una banda sonora de pianos y violines muy bonita pero que no pega.
Mi hermana lo definió muy bien cuando a la hora y media de película me dijo “estoy de monos…” y eso es fan de la saga.
Maria de las Mercedes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de julio de 2017
84 de 142 usuarios han encontrado esta crítica útil
En 2011 20th Century Fox decidió reinventar los cinco títulos originales de ‘El Planeta de los Simios’ producidos entre 1968 y 1973, consiguiendo una saga capaz de madurar con cada nueva entrega. Los actuales títulos de ‘The Planet of the Apes’ no son sólo un fantástico espectáculo visual, ni un entretenimiento de nivel, son películas con pies, cuerpo, cabeza, alma y mucho corazón, y ‘La Guerra del Planeta de los Simios’ es un paso de gigante en un camino más que acertado.

Matt Reeves ha logrado mejorar lo bueno, esta última entrega supera a sus predecesoras prácticamente en todo, el apartado visual está al alcance de pocos títulos consiguiendo un realismo en sus personajes digitales difícil de creer. El argumento ha evolucionado hacia una historia más pausada, más sólida y más efectiva, un cuento oscuro para todos los públicos rebosante de potencia. El colofón recae en una trabajada fotografía y una banda sonora con la fuerza suficiente para ensalzar la aventura de Cesar y los demás simios a un nivel superior.

Si te gustaron las anteriores entregas no puedes ni debes perderte ‘La Guerra del Planeta de los Simios’, una aventura en toda regla, casi dos horas y media de metraje que te pasarán volando entre simios tan reales como tú y yo, una superproducción tan seria y potente como ligera y entretenida., un disfrute cinematográfico que merece ser visto en la gran pantalla.

Lo mejor: una aventura seria y entretenida con un increíble apartado visual.

Lo peor: posiblemente carezca de lo necesario para atrapar a los que no disfrutaron con las anteriores, es más de lo mismo pero mejorado.

Más en Más en www.magazinema.es y www.estovacine.blogspot.com.es
Marcus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de julio de 2017
72 de 119 usuarios han encontrado esta crítica útil
No hay guerra. Podría haber sido algo distinto, aún más épico. No tiene un guión con un desarrollo tan bueno como el anterior...

... y aún así he salido enamorado de ella, y aún más de una trilogía que se ha metido en mi top, cosa que no creía que fuera capaz de hacer ni por asomo hace unos años.

Es preciosa, conmovedora, equilibrada, con unos simios con los que es imposible no empatizar y unos humanos que, a pesar de poder llegar a entenderlos, terminas odiándolos y deseando que desaparezcan de la faz de la tierra. No hay una verdadera guerra, pero se compensa totalmente con un desarrollo cuidado y que explora otros derroteros, más próximos al cine de esclavos que al bélico. Quien busque hordas de simios con metralletas, se decepcionará; quien busque una evolución lógica y cuidada de Cesar y sus compañeros, saldrá muy satisfecho.

Ojalá todos los blockbusters fueran así. Y ojo con la banda sonora, redonda.
Fuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de julio de 2017
33 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un jarro de agua fría me han tirado.
Supongo que ya creía saber lo que iba a ver, estaba dispuesto a una guerra, a los Simios alzándose victoriosos y a César reclamando su lugar en la Historia.
Pero, como solo las mejores sagas son capaces de hacer, me han contado una historia completamente nueva, aprovechando un contexto y unos personajes conocidos.

'La Guerra del Planeta de los Simios' tiene lugar en un mundo desolado, privado de toda bondad.
El intento de convivencia fracasó, el paso de los años ha recrudecido los ideales y las voluntades, y ahora solo queda una abierta hostilidad entre especies dominantes.
El peligro nos alcanza desde la primera escena, al ver un batallón de soldados camuflados en plena naturaleza, marcando el tempo inquietante y mortal del resto de la película.

César, envejecido y maduro, sigue sin poder evitar tener fe, aunque no hacia los humanos, sino hacia su familia de simios, que se ha mantenido fuerte en la unidad a lo largo de los años.
Probablemente esa sea la maldición de las voluntades irrompibles y poderosas: lo son porque se permiten ser débiles al velar por el bien común, mientras aparentan ser fuertes de cara a sus admiradores. Un plano subjetivo desde los ojos de César abruma por la devoción de sus seguidores, y no hace falta decir nada más al respecto.
Él sabe, al contrario que sus voluntariosos soldados, que la resistencia no durará mucho, y deben huir a territorios más clementes.
Los humanos no se detendrán ante nada por exterminar a todos los simios, y eso es algo que César tiene claro porque hemos visto los actos que le han llevado a ser un líder resolutivo e implacable: sucede el clásico "si miras el abismo, el abismo te devuelve la mirada"; tan fácil de enunciar en tiempos de paz como inevitable de cumplir en épocas más oscuras.

Pero le queda una última misión para acabar con todo de una vez, casi de resonancias bíblicas, en el corazón de las tinieblas que representa la base del Coronel McCullough.
El viaje no deja de ser una triste contemplación de todo lo que pudo ser y no fue: un helado paisaje devuelve a César fantasmas de su propio liderazgo, al comprobar que se ha convertido en otro ser (humano, simio, que más da) incapaz de tolerar la debilidad, consumido por un objetivo que en su cabeza se hace tan lógico como demente suena en boca de otros.
No hay descanso contra esa decepción, y probablemente no nos damos cuenta de lo congeladas que están las emociones de todos hasta que un primer acto de bondad recuerda una belleza largo tiempo olvidada (un temible gorila poniendo una flor en el pelo de una niña, precioso momento).

Tanto la humanidad como los simios han llegado por fin a un entendimiento común, aunque solo sea porque ambos bandos han perdido todo lo que era bueno y se han hundido en el rencor de soportar todo lo malo.
El Coronel McCullough habla de evitar que solo quede un planeta de simios, y en sus palabras no hay rastro alguno de razón, solo rabia ciega contra una madre naturaleza que ha resuelto abandonarnos.
Y el mismo Coronel sabe, al contrario que sus voluntariosos soldados, que la resistencia no durará mucho, y que deben protegerse contra posibles enemigos... Matt Reeves confía en que veamos la historia repetirse, y en que nos demos cuenta de que todas las intenciones, las buenas y las mejores, han acabado sepultadas por violencia y desesperada supervivencia.

Por eso este episodio de la historia de César es tan importante, y hay que agradecer que hayan sabido tomárselo así: porque el icono toma conciencia de quién es, y acaba anteponiendo el futuro de su especie a los propios fantasmas que siguen susurrando sus errores y debilidades.
Esta nunca fue solo su historia, sino la de una sociedad que se fundó en valores justos y nobles, creciéndose ante la esclavitud de unos amos que, cuanto más buscaban diferenciarse, más se parecían a ellos.
Algo que era responsabilidad de César recordar, y que sólo su inquebrantable fuerza de voluntad podía mantener.

Seguirá quedando la sensación de que en este planeta carecemos de la generosidad de compartir, que valoramos más la fuerza bruta y la posesión, e incluso sabemos que, millones de años más tarde, los simios caerán en esa misma trampa de la naturaleza.
Pero, por más que un breve momento, el ejemplo de César sirve para recordarnos que la posibilidad de salir del invierno está ahí, y que hasta los mejores sentimientos pueden sobrevivir al avance de la evolución.

Un triunfo genético que engrandece el legado de este pálido punto azul, sean quiénes sean los que lo hereden.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Charles
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 33 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados