arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Gordos

6,2
27.785
votos
Sinopsis
Comedia dramática sobre los excesos y las carencias de la vida. Los complejos, las fobias, las obsesiones, los traumas, los errores, los miedos, la culpa, los deseos, las ilusiones, los retos, los compromisos, las metas, las relaciones, el amor, el sexo, la salud, la familia... La supervivencia, en el más amplio y orondo sentido de la palabra. "Gordos" es una historia coral que gira en torno a una terapia de grupo, de gente con ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 29 >>
11 de septiembre de 2009
117 de 130 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Gordos" es una de esas películas que a uno le gustaría poner mejor de lo que la va a poner porque detrás de ella se adivina un gran esfuerzo:

De concepción.

De exprimir un tema que está al alcance visual de todos y en ocasiones de la propia báscula. Me explico, Muñoz Molina ha escrito un libro en el que contaba su "mili". Muchos hemos hecho la "mili" pero no seríamos capaces de escribir un libro sobre ella. Ésa y no otra es la diferencia entre el que es artista y el que no. El que es artista tiene una visión más profunda sobre lo que nos rodea. En este apartado la película tiene éxitos poco cuestionables. El título es un acierto porque la palabra "gordo" tiene algo de onomatopéyica y su grafía se ajusta como un guante a su significado, con la G inicial, dos oportunas oes y esa d que es una l en estado de buena esperanza o resultado de la buena mesa continuada. Es también un acierto el lema central de la película que hace que ésta gire acerca de la explicación del mismo: "una cosa es estar gordo y otra distinta serlo". Es de justicia reconocer que salimos del cine sabiendo la diferencia. El catálogo de gordos —el gordo feliz, el gordo reprimido, el gordo inducido, el gordo de circunstancias, el gordo por necesidades del guión, el gordo traumatizado por su gordura…— es bastante completo, pero le falta quizás un estereotipo, el gordo-Obelix, aquel que estando gordo no lo reconoce.

De narración.

Las cinco historias son desiguales: la de la pareja de docentes y la de los padres felices de presuntos mellizos beligerantes entres sí son para mí las mejores. La de la ejecutiva situacionista es pasable, y las otras dos son, en mi opinión, mejorables.

A la película le sobra metraje. El guionista y director, Daniel Sánchez Arévalo, ha encontrado un ingenioso argumento para justificar este fallo: pretendía que la película, haciendo honor a su temática, "empachase". Pues que no tenga dudas de que lo ha conseguido.

De interpretación.

Todos el elenco cumple con creces con lo que se pretende de ellos.
Quizás el histrionismo al que se obliga a Antonio de la Torre y Pilar Castro podría haberse matizado. A destacar, en mi opinión, las interpretaciones de Verónica Sánchez y de María Morales.

De montaje.

Enhebrar las cinco historias no es una empresa fácil, de hecho el resultado es bastante fallido. Hacer la película en clave de comedia tiene más de coartada que de decisión voluntaria. Los empastes se notan y van pesando a lo largo de la cinta. Un fallo garrafal es la estructuración que se pretende en base a los epígrafes de los distintos pasos del método promocional de las pastillas adelgazantes: muy pocos espectadores en un primer visionado serían capaces de explicar la relación entre estos epígrafes y la parte que cobijan de las cinco historias.

El principal fallo de la película es, con todo, su falta de ritmo.

Conclusión: Película interesante que no llega a ser lo que se pretendía, pero ésa es la historia del cine.
Martes Carnaval
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de septiembre de 2009
77 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tres años se ha hecho esperar este segundo trabajo de Sánchez Arévalo. Yo hubiera preferido esperar seis con tal de haberle rellenado las entrañas con sustancia, no sólo el envoltorio.
No dudo de las buenas intenciones de Daniel, las conozco porque vi AzulOscuroCasiNegro y fue de los muchos que nos entusiasmamos con este director emergente, y porque a pesar de que su resultado no me acabe, se puede apreciar en Gordos que al menos ganas e intenciones no le han faltado.
Entonces... ¿que ha fallado?

Utilizaré como ejemplo una hoja cualquiera del guión:


Lágrima. Lágrima. Lágrima. Grito. Sexo. Moraleja.
Grito. Grito. Frases inertes. Sexo. Sexo. Moraleja.
Frase inerte. Tópicos. Idea buena. Grito. Moraleja.
Grito. Lágrima. Sexo. Grito. Lágrima. Sexo. Grito.
Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo.
Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo.
Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo.
Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo. Sexo.
Tópicos. Más tópicos. Más frases inertes. Lágrimas.
Frases inertes. ¡¡¡Frase viva!!! Frases inertes. Sexo.
Moraleja. Sexo. Tópicos. Lágrima. Moraleja. Grito.
Sexo. Lágrima. Lágrima. Moraleja final. Sonrisas.


Bien. Esta es una página cualquiera que utilizaré de modelo para explicarme.
Aclarar que con frases inertes me refiero a esas palabras que salen de boca de los actores ya sin vida, prefabricadas, que son incapaces de provocar emoción en el espectador.
Como vemos es una hoja sin un patrón claro, excepto la trama central. Que no es la gordura, ni las emociones de cada paciente ni la superación de los problemas de cada uno. La palabra creo que se entiende claramente.
Pues sí, el sexo ocupa la gran mayoría de la página, la película y las reflexiones vertidas en ella, salpica prácticamente todos los renglones del guión.
Acompañándola surgen palabras como Lágrima o Grito, que se suponen deben verse como tristeza y rabia, pero no se plasman así en el guión, y por tanto no aparecen así en la película.
Completando el entramado surgen los indeseados tópicos y moralejas que se comen las buenas ideas y las pocas frases sentidas que se ven. La moraleja es de las que utilizan los libros de autoayuda y las palmaditas en la espalda del que te aconseja sin conocer tu mal.

(Acompáñeme, por favor, a la zona spoiler, que la parte de arriba se quedó sin caracteres)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Dragondave
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de agosto de 2009
63 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando la promoción de una película hace hincapié, casi exclusivamente, en los kilos que han ganado o perdido sus protagonistas, ya te hueles que no va a haber mucho más.

El principal problema del film es que los personajes son demasiado falsos. Empezando por el gran Antonio de la Torre (en otros films) que aquí hace el papel de un gay, tan de mentira, que durante alguna secuencia pensé que estaba bajo el efecto de alguna droga que luego se desvelaría. Raúl Arévalo también me encanta, pero su personaje (que recita versículos de memoria) es un puro estereotipo.

El final es malo con avaricia y, como toda la película, artificial.

Una pena, porque tenía mucha fe en Sánchez Arévalo.
Germán
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de septiembre de 2009
47 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Pero como puede ser tan bueno Dani Sánchez Arévalo? Normalmente, y ante la aceptación negativa casi general por parte de mis amigos/conocidos, leería las críticas de "Gordos" para saber que es lo que les ha llevado a desestimar un film que tiene tantos destellos y tan bien repartidos, pero en este caso, y ante la falta de tiempo, pasaré directamente a encumbrar la labor de este magnífico director que, sin dar un minuto por perdido de su última cinta, ha demostrado que en España se puede realizar un segundo buen film. Y es que, el otro día, hablando con otro Filmaffinitero, me comentó precisamente eso, que si por ejemplo "Tres días con la familia" era un buen debut, habría que ver como sería la segunda cinta de Mar Coll, una segunda cinta donde muchos autores patrios suelen darse de narices y no repiten el éxito de su primer trabajo. Sánchez Arévalo, a estas alturas, ya puede decir que lo ha conseguido, y con creces.

Es curioso, de todos modos, que entrando a la sala y viendo trailers, me topase ahí con todos (o casi) los peces gordos del cine español (o que tiran de financiación española también, que son coproducciones, vaya): Trueba, Amenabar, Campanella... tipos que, desarrollen su cine de un modo más o menos notable, siempre poseerán esa tendencia de tener a la Academia y a la crítica nacional a su favor, algo que, curiosamente, no puede decir Sánchez Arévalo, y si digo curiosamente, es porque el madrileño no sólo ha conseguido un film divertidísimo (aunque pueda estar apoyado en el estereotipo y en el tópico), sino también una cinta lúcida, hermosa y con lecturas que, aunque livianas, dotan "Gordos" de una sencilla capa autocrítica, que ofrece la guinda final a un trabajo sencillamente memorable.

En ella, vuelve a contar con Antonio de la Torre y Raúl Arévalo, con Roberto Enríquez en un papel de mayor envergadura, y con una Verónica Sánchez con la que aun no había tenido toma de contacto alguna, y ver como esos actores se compenetran tan bien en pantalla, lo bordan con tanta frescura y un delicioso sentido del saber estar, es ya no de agradecer, sino de aplaudir. Porque que ante papeles que exigen un cambio físico, lo que destaque, contra todo pronóstico, sea el actor, es encomiable como poco, y porque los roles de todos ellos no pueden estar mejor trazados mediante diálogos y situaciones ricas en coyunturas que les hacen reaccionar y que logran achispar al espectador más reticente.

El cineasta que dirigiera la fabulosa "Azuloscurocasinegro" demuestra, además, una maduración digna de elogio, dominando como si nada la narrativa y los recursos a emplear (a destacar, en especial, ese montaje paralelo ante el nacimiento, o los tramos añadidos del personaje de Antonio de la Torre), y haciendo de todos ellos herramientas importantes en el desarrollo de "Gordos".


(Termina en zona Spoiler, sin desvelar nada)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Grandine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de febrero de 2010
33 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
El que mucho abarca, poco aprieta. Pero resulta gratificante que haya alguien en el panorama del cine español que tenga tantas cosas que decir como Sánchez Arévalo. Esperemos que la arbitrariedad del público y de las subvenciones caprichosas no se las hagan tragar.

Sobran historias en "Gordos", pero las que no sobran están muy bien. Me llega sobre todo la del terapeuta que no puede hacer el amor con su novia porque le produce rechazo su cuerpo embarazado. Las interpretaciones de Enríquez y Verónica Sánchez son sentidas y creíbles y consiguen transmitir la confusión de él y el dolor y soledad de ella sin adulterar.

Por otro lado, el contrapunto cómico que es la historia de la familia de obesos, aun siendo una historia menos cercana, se salda con notable gracias a la labor de los veteranos y sobre todo de la hija chunga, desde ahora me proclamo fan de esta enorme (en todos los sentidos) actriz.

Los dilemas del homosexual con la siempre estupenda Pilar Castro, son quizás demasiado grotescos, pero hay muchos elementos rescatables y el bizarro final sinceramente me encanta.

He destacado las partes y personajes que me parecen suficientemente interesantes, no mencionaré el resto porque creo que no están tan logrados, aunque me quedo con los ojazos de Leticia Herrero (adorable personaje el suyo) y su extrañísima epifanía gordil.

Lo que más me ha gustado de la película quizás es su acercamiento a lo que conocemos como trastornos de la alimentación, a menudo frivolizados por el cine en relación con el mundo de la moda y que en realidad tienen mucho poco que ver con estar guapo/delgado y mucho con angustias y crisis existenciales que sólo podemos canalizar al exterior desde lo físico. A menudo todos sentimos que perdemos el control de nuestras vidas y sentimientos en los azares de la vida. El cuerpo de cada uno, a fin de cuentas, es lo único que se posee al cien por cien y lo único que se puede controlar sin influencias de otros. O eso creemos, hasta que se va de las manos y se vuelve una cárcel.

Hay gente que comenta que "Gordos" le ha producido empacho. Eso es buena señal. Lo preocupante es que, como en mi caso, no sólo no te llene, sino que además te quedes con hambre de más. Será que soy bulímica.
Neathara
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 29 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados