Haz click aquí para copiar la URL

La historia más grande jamás vendida

La historia más grande jamás vendida
2011 Estados Unidos
Documental, Intervenciones de: Morgan Spurlock
6,2
1.032
Documental. Comedia Este documental gira en torno al "product placement", o publicidad encubierta, en las películas actuales, así como en sus campañas de marketing y demás. (FILMAFFINITY)
1 2 >>
Críticas 7
Críticas ordenadas por utilidad
3 de septiembre de 2011
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película es muy interesante empezando por el punto que trata la publicidad, algo que vemos mucho más que "hasta en la sopa" como dirían por ahí; la premisa me gustó muchísimo, estudiar la publicidad y financiarse con la misma, mostrando a la vez, cómo es que funciona, en cuanto a películas, es extraordinaria.

Morgan Spurlock nos muestra, una vez más, el punto de vista de algo que diario vivimos, que tenemos a nuestro alrededor, pero que no muchos se atreven a enseñarlo de esa manera. Se ve cómo es que los contratos, la publicidad, el "emplazamiento publicitario" se realiza en las películas y en la televisión... Al final de cuentas hay algo de cierto en todo eso, nos gusta ver a personajes de la pantalla grande con marcas conocidas, pues eso nos lo hace sentir "un poco más real".

El análisis del impacto que la publicidad tiene en nosotros, no es más que como se dice en el filme, manipulación para que el producto te haga feliz, sabiendo que no es el producto en sí, sino lo que llega durante o después de tenerlo, que por cierto, tampoco dura mucho.

Ya muchos teníamos idea de cómo funciona la publicidad pero no la habíamos visto desde la perspectiva de contratos, convences a dueños y marcas, ver lo que implica el conseguir una financiación para producir una película.... Al final, la película nos hace un poco más conscientes de cómo la publicidad nos afecta diariamente y cómo cada vez las marcas se introducen en nuestras mentes con un cinismo espectacular.
Channelitos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de septiembre de 2011
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde que hace años M. Moore, abriese la puerta de acceso al documental como éxito de taquilla, muchos han seguido su estela, siempre con afán de denuncia social. Uno de ellos, Morgan Spurlock se dio a conocer con "Super size me" en el que abordaba el tema de la comida basura y ahora aprovechando el tirón actual del documental vuelve a la carga introduciéndonos en el mundo de la publicidad más o menos encubierta en la industria cinematográfica, autoproduciendose con ella el propio documental y poniendo en la balanza todo lo que ello supone de perdida de control sobre la obra original y hasta que punto el autor acaba vendiéndose. Las reflexiones se hacen extensivas a la posibilidad de sociedades sin publicidad o de como existe una gran industria muy profesionalizada que acaba manipulando los patrones de felicidad de los individuos y vendiéndonos como bueno, saludable o plenamente satisfactorio aquello que saben positivamente que no lo es.

Con un ritmo intenso, a veces farragoso y dificil de seguir con subtitulos, acompañamos a Spurlock en el proceso de producción de la película siendo este proceso a su vez la propia película.
ELZIETE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de mayo de 2013
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras haber visto “Super Size me” quedé bastante enganchado a este personaje, personas que piensan en Estados Unidos.

Tras Michael Moore, se abre una nueva vertiente en el cine comercial, el cine documental que analiza los problemas de nuestra sociedad y sobre todo de la sociedad americana.

Michael Moore analiza y se profundiza con gran profesionalidad en los grandes problemas de la sociedad actual americana, Spurlock sabe parodiar el sistema, sabe reírse del tema que analiza.

Tras haberse comida las hamburguesas de medio planeta y criticar la comida rápida, ahora analiza otro tema, la problemática del marketing, esa influencia continua sobre nuestras maneras de pensar y actuar.

La idea es muy buena pero…esta vez no le ha salido tan redonda la idea, el documental es interesante pero resulta un poco caótica la manera de plasmar las ideas que pretende analizar.

Me gusta muchísimo la ironía con la que analiza muchas cosas, las críticas y la manera sarcástica de presentar a sus promotores, es quizás el toque más personal del documental pero el resto es poco novedoso y lo peor de todo, se esperan grandes cosas de este hombre tan genial y controvertido y es un ser humano que puede fallar.

Me gusta la problemática con que plantea y podría haber sido genial pero no le ha salido del todo…no me plantea nada nuevo.
manuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de marzo de 2012
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Todo un personaje este Spurlock. Con el éxito que cosechó con su anterior película (Supersize me) se ha permitido liar a un montón de empresas para que le financien su siguiente proyecto, que ya estaba amortizado antes de estrenarse.

La idea es muy original, pero el documental no dice nada nuevo.
Germán
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de marzo de 2013
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta es la historia más grande jamás vendida...sin duda, un anuncio de cerca de 90 minutos donde terminas con ganas de probar ese zumo de granada que te sube el animo como ninguno.

El amigo Morgan, se excusa con eso del "huy creo que me estoy vendiendo, pero bueno, ¿quien puede resistirse?"...cuando tu intención es destacar, descubrir, mostrar, enseñar, señalar (e incluso los mas atrevidos, acusar) y te quedas en el detalle, la anécdota y el chiste, pues, restas lejos de la voluntad de cualquier documental. No se.

No niego los hallazgos del americano pero son insustanciales. Salvo algunas declaraciones de algún entrevistado, el conjunto queda como lo que denuncia. Un anuncio bastardo. E incluso con sus dudas, al final la intención es de veracidad, de realidad y sinceridad. Esto está en la genética yanqui; eso del pueblo elegido, el pueblo de la verdad, ese "yo os mostraré el camino", tan típico de su historia cinematográfica. Y Morgan no es distinto. Una lástima.

No olvidar lo que nos dice Brad Pitt al final de Killing Them Softly (12):
"Esto no es un país. Esto es America. Y America es un negocio".
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Rodolfo Lasparri
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow