arrow

¿Por qué él?

5.5
339
votos
Año
2016
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Comedia | Familia
Sinopsis
Durante sus vacaciones, Ned (Bryan Cranston), un padre sobreprotector y su familia visitan a su hija en la Universidad, donde conocerán a su mayor pesadilla: su novio, Laird (James Franco), un multimillonario de Silicon Valley bien intencionado pero socialmente bastante complicado. El conservador Ned, piensa que Laird es la pareja menos apropiada para su hija. La rivalidad unilateral y el nivel de pánico de Ned se disparan cuando ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
21 de diciembre de 2016
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Después de dirigir la gran ‘I Love You, Man’, la comedia definitiva de la amistad masculina, el realizador John Hamburg regresa ahora con una comedia que disecciona las relaciones entre un suegro y su millonario yerno.

Bryan Cranston vuelve a la comedia interpretando a Ned Fleming, un padre de familia y empresario dueño de una imprenta, cuya hija Stephanie (Zoey Dutch) es su máximo orgullo ya que está estudiando en la Universidad de Stanford.

En el día de su cumpleaños tienen una videollamada y en ella aparece accidentalmente Laird (James Franco), el novio de su hija y un joven millonario desarrollador de videojuegos y aplicaciones, por lo que Stephanie invita a su familia a que los visiten en Sillicon Valey y así conozcan a su novio, quien tiene una vida excéntrica y poco convencional, y está decidido a hacer cualquier cosa con tal de ganarse a su suegro.

Con un inicio más que prometedor, la película va cayendo de a poco en convencionalismos y nunca se permite explotar en su comicidad, algo que se espera al ver nombres como Ben Stiller en la producción, Jonah Hill como coguionista, y los ya mencionados Franco y Hamburg.

A su favor, las buenas actuaciones del elenco, donde sobresalen Franco y un Bryan Cranston en registros que hace tiempo no recorría, unos personajes bien delineados y desarrollados y algunas situaciones bien planteadas que sin embargo se tienden a repetir, y esa aparición de Kiss tocando en la calle nevada.

Así, la nueva película de Hamburg no llega a acercarse a las alturas logradas con su película anterior, y James Franco no arriesga tanto como en otros filmes, en una película que entretiene y no mucho más, y deja la sensación de que faltó algo que provoque más carcajadas.


http://tantocine.com/por-que-el-de-john-hamburg/
Quique Mex
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de enero de 2017
Sé el primero en valorar esta crítica
El miedo a presentar a tu pareja vuelve a ser el tema principal para lanzar una comedia familiar con tintes navideños (y hacer caja en estas fechas). Siguiendo la estela de referentes como ‘Los padres de ella’, ‘¿Tenía que ser él?’ se presenta como una versión más gamberra, pero muy entretenida.

El conocido argumento y casi desarrollo de la misma (buenas intenciones de él, malas interpretaciones del suegro, final feliz…) hacen que el principal atractivo de la cinta sea el duelo de actores. En este caso tenemos a Bryan Cranston, que en este terreno se mueve muy eficientemente y recordándonos a cuando aparecía en ‘Malcom in the middle’ (a pesar de que en aquella hacía de padre más molón).

Por contra, James Franco, al que me cuesta tragar pero que en este caso encaja como anillo al dedo como ese yerno que no querrías ni de broma para tu hija. El resto de personajes, aunque secundarios, están bien definidos y tienen su dosis de protagonismo (más alla de los estereotipos que podamos encontrar o de los clichés propios del género en el que se mueve).

‘¿Tenía que ser él?’ tiene acertados gags y algunos de ellos muy buenos (como el inicial de la videollamada), buenas interpretaciones y entretenimiento, que es lo menos que se la podía pedir.

Más en: https://alquimistacinefilo.wordpress.com/
Hickeystyle
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de enero de 2017
Sé el primero en valorar esta crítica
Muchos duos cómicos casi siempre provocan dos tipos de risas.
Unas vienen del inconsciente que se atreve a todo, estúpido pero astuto, mientras otras vienen del aparentemente sensato que arquea la ceja detrás del primero.
El chiste funciona por puro contraste de personalidades opuestas, porque ninguno de los dos funcionaría en solitario.

'¿Tenía que ser Él?' es exactamente esa fórmula, explotada por dos actores más que sobrados de calidad: Bryan Cranston y James Franco.
La excusa de un padre que quiere conocer a su futuro yerno es eso, solo la simple excusa, que sirve para que los dos se piquen, quieran entenderse y acaben por tirarse los trastos a la cabeza otra vez, ajenos a la familia que sufre sus marcas de territorio y a la hija/novia que les pide entenderse.

No hay nada más, pero tampoco nada menos: Franco y Cranston se entregan con maestra precisión a la causa, presentando una ristra de caras de palo, expresiones y comportamientos que son más graciosos que el chiste que los causa.
Y qué gustazo cuando dos tipos como estos se calzan el papel de gilipollas sin ninguna vergüenza.

Esto podría verse como el enfrentamiento entre dos generaciones, una que ha conseguido todo con duro trabajo y esfuerzo a la larga (malamente) recompensado, y otra que intenta conciliar la facilidad actual de todo eso con el modo de vida new age, sanote y socialmente tecnológico que dominan los runners, community managers y CEOs de empresa.
Pero que no te engañen: es el mejor número del serio y el payaso que te pueden ofrecer dos actores muy conscientes de dónde están.
Charles
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de enero de 2017
Sé el primero en valorar esta crítica
Ya no se llevan los niños ricos de familia bien. Lo atractivo ahora son los emprendedores tecnológicos que han hecho fortuna con apps para el mvl o webs de éxito . Sillicon Valley es el nuevo Beberly Hills, los geeks son los gigolos del siglo XXI y el sueño americano está más presente que nunca. James Franco representa a esa sociedad; mientras que Bryan Cranston es el estereotipo de empresario familiar a la vieja usanza.

Estamos ante una típica comedia americana; que si por algo se caracteriza, es por el reparto que aparece. Ya sabemos la estrecha relación de James Franco con la comedia de este tipo; quizás la mayor sorpresa haya sido ver en una producción por el estilo a Bryan Cranston. Y sin duda ambos son lo mejor de la película. Pero se dejan llevar en un mar de clichés y situaciones recurrentes, que no sorprende ni destaca. Se abusa de los recursos fáciles llegando a presenta escenas incómodas de ver. Todo en la película es demasiado exagerado.

“¿Tenía que ser él?” es una producción excesivamente larga, que deja minutos innecesarios de “gags” muchas veces vistos. Si te gustan las comedias americanas más típicas, y las referencias actuales de tv, series y tecnología, puede llegar a entretener. En caso contrario, te encontrarás ante una producción prescindible con una o dos escenas memorables.

Más en: http://laclaquetametalica.com/
La Claqueta Metálica
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de enero de 2017
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Después de siete años desde la realización de su última película, John Hamburg vuelve a la gran pantalla con "Why him".

La historia es ya conocida; el personaje joven (James Franco) tiene como objetivo conocer a la familia de una joven adolescente (Zoey Deutch). Además, en este caso Laird Mayhew (James Franco) tendrá que luchar contra las primeras impresiones que no son del todo alentadoras.

Laird, se va ganando poco a poco la confianza de la familia y todo ello ocurre de manera divertida y alegre. Las bromas son diferentes y engachan pero la espontaneidad y originalidad se va perdiendo poco a poco a medida que se van sucediendo los acontecimientos y, es unicamente la gran interpretación de todos los actores lo que mantiene a flote la película.
Goncer
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados