arrow

La leyenda del samurái (47 Ronin)

5,3
9.744
votos
Sinopsis
Basada en una leyenda japonesa. Siglo XVIII. Kai (Keanu Reeves) es un paria que se une a Oishi (Hiroyuki Sanada), el jefe de los 47 Ronin. Su objetivo es vengarse del traidor que mató a su señor y los condenó al destierro. Para recuperar el honor perdido, los guerreros emprenden una aventura que les obligará a superar duras pruebas. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 10 19 >>
31 de diciembre de 2013
17 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es un argumento usualmente esgrimido, "Con que entretenga..." Y en este caso, tenía todos los alicientes para hacerlo, samurais, brujas, espadas, venganza, artes marciales, romance e incluso seres extraordinarios, pero no ha sido suficiente.

Una película que nos presenta la historia de venganza por parte de samurais que pierden a su señor, debido al ansia de poder por parte de alguien que tiene como consejera a una poderosa bruja. No hay más, ni tan siquiera aquí, entraría Keanu Reeves, debido a que su personaje es tan prescindible que tras el arreglo de guión de media tarde, la película quedaría más o menos en el mismo producto.

Adolece de flaqueza en todos sus puntos. La dirección no sabe otorgar ni dramatismo ni aire épico según convenga y parece que todo, sencillamente pasa sin pena ni gloria.

Por otra parte, los personajes ¿existen? Y es que sin necesidad de caer en spoilers... ¡Porque no los hay!, ninguno de ellos está desarrollado más allá de 3 frases. Habiendo podido sacar ventaja de "el bonachón", "alguno más malhumorado" y un largo etcétera de tópicos que suelen funcionar bien en este tipo de cine, aquí, el desarrollo de personajes es NULO.

Lo mismo pasa con los del otro equipo, ya que las motivaciones que mueven a los malvados no llegan a poder entenderse si bien pueden llevar sus planes a cabo desde el principio. Es decir dar vueltas porque necesitamos tener un guión.

En cuanto a las tortas..., escasas y de una complicación desconcertante. La película sin duda es ignorante en sus posibilidades, habiendo no en una sino en dos ocasiones una decepción mayúscula a la hora de acabar con ciertos enemigos (la segunda de cara a un personaje enemigo que promete desde el principio y es de todo menos épica su muerte).

Para acabar, los efectos especiales... En serio ¿en dónde se ha ido el tremendo dineral que ha costado esta producción? Desde luego no en este apartado.

Una pena de película que quería abarcar mucho y desde luego lo hizo sin saber cómo ganar verdadero valor en la pantalla.
Uzquiza
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2014
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película basada en una de las leyendas más famosas de Japón, la de los 47 samurais, que debido a la muerte de su amo, pasaron a ser "ronin", sin señor, sin honor.
La película nos muestra todo lo que nuestros particulares héroes tuvieron que pasar a fin de conseguir venganza.

A diferencia de en la leyenda, para la película se incluye la figura de "el mestizo", interpretado por Keanu Reeves, que, a pesar de encajar físicamente para el papel tanto por sus facciones como por ese aire sombrío que le rodea... siendo francos, Hollywood debería empezara a buscarle un uso lejos de la gran pantalla a no ser que cambien las cosas radicalmente.

Para empezar, decir que la película no está tan mal como nos la pintan, no es buena, ni de lejos, dejemos eso claro, no obstante se deja ver con una facilidad que raya lo notable (que un capítulo de Barrio Sésamo también, no confundamos churras y merinas).

El planteamiento de la película es prometedor, ya nos habían mostrado esta leyenda en la gran pantalla, pero nunca con un presupuesto tan elevado ni con un reparto de tal renombre. Solo con ver el tráiler ya intuyes que la historia va a ser modificada hasta la saciedad, cosa que no tiene porque ser mala, siempre y cuando esa reinterpretación que quiere dársele esté bien ejecutada. Esto no ha tenido lugar.

Tanto el director como el encargado de la postproducción debían estar empeñados en que esto no tuviese lugar, dado el tijeretazo que le han dado a la película (espero no equivocarme, dado que de ser así jamás deberían volver a poner una cámara a disposición de ese hombre).

Desde el primer momento detectamos la cantidad de escenas que parecen haber sido eliminadas, dejándonos una historia completamente vacía en la que se nos hace prácticamente imposible empatizar lo más mínimo con ninguno de los personajes.

¿Que una historia de amor quiere ser el "leitmotiv" de la película?, pues no será mostrada a trozos, algo muy malo, si pretenden que nos creamos una relación de dos personajes que tienen menos química entre ellos que Belén Esteban entre neuronas.

¿Qué una de las partes más importantes de la película son los diversos viajes que tienen que realizar los ronin a fin de superar los problemas que obstaculizan su venganza? Pues recurrirán al método del teletransporte, a la puerta de Doraemon o... a saber, creo que el máximo tiempo entre destinos fue el que usaron para mostrarnos la imagen de los ronin subiendo a sus caballos, todos ellos mejores actores que Keanu Reeves, por cierto (los caballos, obviamente).

Al menos habéis tenido la decencia de mostrar (o mejor dicho, caricaturizar) los "seppukus" de los personajes, que después de lo visto anteriormente, os veía capaces de omitirlos o de ver a los ronins recibidos con abrazos por el emperador.

Lo más destacable del filme, bajo mi punto de vista, sería la fotografía, iluminación y composición impecables, a pesar de estar hechas completamente a ordenador... per bueno, supongo que estos son los nuevos tiempos, mucho ha llovido (aunque en realidad no tanto), desde que en "El señor de los anillos", se viajaba hasta el fin del mundo si hiciese falta a fin de tener el paisaje perfecto. Hecho ni siquiera presente en "El Hobbit", a pesar de estar realizada aparente bajo las mismas pautas (por poner un ejemplo).

Cabe mencionar el papel de Hiroyuki Sanada, muy digno como siempre. También debería nombrar al portento de los tatuajes, un genio, oigan, casi tanto como el encargado de publicitar esta película añadiendo alguien al cartel con un papel de 30 segundos a lo sumo, olé tus cojones, viva tú.

En conclusión, decir que si alguien quiere iniciarse en este tipo de cine, se aleje de estas basuras y comience a ver joyas como "Seppuku" (Kobayashi, 1962), una maravilla completamente atemporal, dado que el buen cine nunca pasa de moda.

Puedo entender que a los más neófitos os dé respeto (en realidad no) una película con más de 50 años, pero dejad a un lado vuestros prejuicios y confiad en mi, no os arrepentiréis.

Si a pesar de todo no os he conseguido convencer, tenéis filmes bastante dignos por ahí como "Hara-Kiri: muerte de un samurai", del gran Takashi Miike.

En conclusión, he aquí un proyecto totalmente desaprovechado, vacío e inconexo, que a pesar de todo (gracias en parte a las bajas expectativas con las que fui al cine), se deja ver con bastante facilidad y tiene partes (pocas), que entretienen.
azana5nocry
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de julio de 2014
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
La verdad es que no tenía la más mínima intención de ver esta película. Y no era para menos: a un completamente desacertado tráiler, que la vendía como un festival de efectos digitales y acción vacua -de esos que tanto detesto, por cierto-, se le unió una avalancha de algunas de las peores críticas que he leído, así que el diagnóstico estaba claro: bodrio al canto. Y claro, dado que mi cupo de basura a base de chorradas digitales y hostias gratuitas se cubrió para el resto de década con “El Hombre de Acero”, decidí pasar de lo que suponía era una profanación en toda regla de la vieja historia de samuráis.

Pues bien, una vez vista, tengo que confesar que lo primero que se me ha pasado por la cabeza es… Recetar una colonoscopia, a ser posible con una bombona de butano, a buena parte de los usuarios de esta web y a la práctica totalidad de la crítica mundial.

En efecto; la película me ha gustado. A lo mejor, y como bien dice cpharlok, debido justamente a la ridículamente exagerada saña de algunos. No digo que sea una "mega obra maestra" ni que vaya a cambiar el cine. Ni siquiera digo que sea un gran film: es evidente que hay despropósitos de guion y torpezas de montaje que criticar, y que la película podía haber dado mucho, mucho más de sí. Lo que digo es que el resultado es más que satisfactorio y que, desde luego, está muy por encima del promedio del cine comercial palomitero.

“¿Cuándo fue la última vez que una película de 200 millones de presupuesto consiguió que te asomase la lagrimilla?”, me he dicho. “En la puta vida”. “Entonces es que a lo mejor algunos se equivocan”.

---

Vamos a las formas:

El diseño de producción es absolutamente primoroso, magnífico y asombroso: vestuario, decorados… Todo sobresaliente y exquisito. En la medida que conozco la época, muy fiel al Japón del periodo Edo. Y lo mismo tengo que decir de la fotografía, colmada de color cuando debe serlo, y gris y difusa cuando toca: de lo mejorcito que he visto en el casi siempre artificioso formato digital. ¿Que algunos efectos digitales cantan? De acuerdo. ¿Y? Otros, para compensar, son espectaculares y de una belleza hipnótica.

¿Las actuaciones? Pues, en general, bastante buenas, oiga. Por supuesto, hay de todo (Reeves, como de costumbre, cortito y con sifón), pero todos los días veo repartos infinitamente peores. ¿Banda sonora? Digna y con algún momento muy logrado.

Sinceramente, quien critique esta película por las formas merece hacerse el “seppuku” con un abrelatas.

Ahora vayamos a la chicha, al fondo.

¿Se respeta la historia original de los 47 ronin? Para mi sorpresa (grata), y en lo esencial, sí (algo que, irónicamente, algún tarado de por aquí, que por lo visto desconoce cómo terminó el suceso real, critica). Por supuesto, hay los inevitables “añadidos” y “pegotes” hollywoodienses, como la historia de amor entre la hija de “daimyo” y el “mestizo” o los toques de fantasía, pero en general la historia es contada con sumo respeto, sin histrionismos ni demasiadas licencias.

Y en cuanto a los añadidos… Pues algunos funcionan (lo que ya es sorprendente de por sí), y otros, sinceramente, no. De la historia de amor, por ejemplo, cabría esperar lo peor, sobre todo estando “Neo” de por medio (¿Quién no recuerda su irrisorio idilio con Trinity?). Pero, afortunadamente, todo resulta razonablemente adulto y contenido, muy alejado de las cursilerías adolescentes tipo “Crepúsculo”. Verosimil y coherente, sin melodramatismos ni almibar, pero, sin embargo, sumamente emotivo. Que los personajes sólo se besen una vez y casi como hermanos es un detalle sutil y sumamente inteligente que algunos no hemos pasado por alto.

También es de agradecer que los samuráis, supuestos heroes de la historia, sean mostrados en el principio del film como auténticos gilipollas: déspotas, arrogantes y profundamente clasistas. Y es que no debemos olvidar que, más allá de la mítica del bushido y de las idealizaciones posteriores, los samuráis no dejaban de ser los matones del señor feudal de turno, encargados de que mantener sometidos a los campesinos katana en mano.

Cosa distinta, mucho más discutible, son los toques de fantasía a lo “Willow”, como la “bestia” del principio de la película, los monjes “mutantes” o las andanzas de la bruja “transformer” de los cojones, que en mi opinión le sientan a la trama como a un Cristo dos pistolas. No hace falta que diga que la historia hubiera funcionado mucho mejor quedándose en el terreno más realista del drama histórico. Pero… Qué le vamos a hacer: el blockbuster tiene estas servidumbres. Por otro lado, a nadie le amarga un dulce, y lo cierto que algunas de las escenas de la bruja (muy rica la tal Kikuchi, por cierto) son espectaculares.

En definitiva, un más que digno film de entretenimiento, que más allá de algunos problemas de montaje y de ciertas incoherencias, destaca por su maravilloso diseño de producción y garantiza dos horas de entretenimiento un poco más sutil y adulto que lo de costumbre. Cómo pudo ser destrozada de tal modo por la crítica y buena parte del respetable es un misterio digno de que Iker Jiménez le dedique su tiempo.

Aunque no merece tanto, me apetece ponerle un ocho para compensar la injusticia de muchos: es mi particular "bushido". Un pronóstico: esta es la clase de película que los años y los pases televisivos revindicarán, y dentro de 5 años será mucho mejor valorada de lo que es ahora. Tiempo al tiempo.
Jinete nocturno
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de abril de 2014
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Sois de los que visteis el trailer y se esperaba casi Matrix en el Japón feudal? Porque yo sí. 47 Ronin es una de esas películas estafa que más de una vez nos hemos encontrado por culpa de un mal trailer. En el trailer básicamente veíamos efectos especiales de otro mundo, slow motion y música pseudo dubstep. Todo lo que sale en la película en este aspecto es lo que vemos, nada más. Un 5 % del total de la película son esas imágenes, y no hay nada que se le parezca.

¿Es por esto 47 Ronin una mala película? no, pero sí que se ha vendido mal. Nos encontramos con una historia basada en una leyenda mucho más densa de lo que el citado trailer nos dejaba caer. Yo no estaba preparado para eso, y al final pudo más la enorme decepción que todo lo bueno que pudiera tener la película, que tampoco es que fuera mucho. Un Keanu Reeves en modo elegido, una historia de amor insulsa y un tío famoso lleno de tatuajes que sale en dos escenas de la película pero que aparece bien grande en el cartel de la película. Es demasiado difícil tomarse en serio una película que ni siquiera sabe qué es.

Pero como digo, la película no es tan mala. Si hubiera esperado otra cosa (lo que realmente es) quizá hubiera estado predispuesto a un espectáculo mucho más pausado. No me extraña nada que la película haya pasado bastante desapercibida.
NeoJ
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de abril de 2014
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sí, es Keanu. Y sí, la ponen a caldo en casi todas las críticas. Ni caso. Te van las espadas, el samurái sin nombre, el tigre, el dragón, el anime y toda esa deliciosa fantasía que tanto te cuesta encontrar. Pues para. Aquí tienes otra de las nuestras. Que sí, que ¿Keanu no sabe hacer otra cosa? Ya, y Clint Eastwood tampoco. Anda que... disfrútala.
dicaracol
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 10 19 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados