arrow

Master and Commander: Al otro lado del mundo

6,9
48.879
votos
Sinopsis
1805. Guerras napoleónicas. Bonaparte domina Europa. Inglaterra consigue resistir porque es la primera potencia naval del mundo. Precisamente por eso los mares se convierten en un crucial y estratégico campo de batalla. En el Atlántico, el Surprise, un navío inglés capitaneado por Jack Aubrey (Crowe), es atacado por sorpresa por un buque de guerra francés. A pesar de los graves daños sufridos por la nave, Aubrey decide navegar a ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 10 20 23 >>
user-icon Aubrey75   La Laguna (España)
Excelente
23 de agosto de 2005
108 de 122 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me he arrepentido muchas veces de entrar en el cine a ver una película, pero sólo dos de no haberlo hecho, y ésta es una de ellas. El trailer era bastante soso y, he de reconocer que el protagonismo de Russell Crowe acabó de decidirme por no ir a verla. Mis amigos hablaban maravillas del film, pero yo seguí en mis trece, de modo que la película salió de cartelera (con más pena que gloria, por cierto) y yo me olvidé de ella hasta que, a principios de este año, un amigo me la prestó en DVD. El hastío de una noche insomne de invierno me forzó a poner algo para pasar las horas y, bastante poco convencido decidí visionar la adaptación de las novelas de Patrick O’Brian. En dos días ya la había visto dos veces, y en mi humilde opinión, pasó de película maldita a obra maestra. El éxito de la película no se basa en efectos espectaculares o batallas épicas, sino en la relación existente entre todos y cada uno de los integrantes de la tripulación, incluyendo la “Surprise”, que se erige como uno de los protagonistas de la historia. La amistad entre Aubrey y Maturin, el respeto/resquemor de los marinos hacia los oficiales, la unión de la tripulación ante la batalla, son las pinceladas que hacen que la obra sea única en su género. La factura técnica es impecable se mire por donde se mire: fotografía, sonido, producción, reparto, iluminación, efectos especiales, etc, siendo lo más destacable lo bien que engarzan todos estos aspectos unos con otros.
Algunos esgrimen en su contra el excesivo metraje de la cinta. Yo lo único que sé es que cuando Aubrey y Maturin tocan a dúo el fragmento final de Boccherini sólo deseo que la “Surprise” alcance a la “Acheron” y la historia continúe, al menos media hora más. Lo peor es que creo que nunca sabré cómo sonaban los cañonazos de la “Acheron” en una sala de cine.
Aubrey75
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Neathara   Demonlandia (Tajikistan)
Excelente
16 de octubre de 2010
99 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
1- Las batallas a mar abierto, impresionantes. Probablemente las mejores que se hayan visto nunca en el cine.

2- La amistad entre los protagonistas principales y la contraposición entre Aubrey- la masculinidad, la épica, los valores de toda la vida- y Maturin - el progreso, la ciencia, la voz de la razón.

3- La creíble y realista plasmación de la vida en un barco a principios del XIX y el documentado lenguaje náutico que se utiliza.

4- La dirección de Peter Weir: ni un solo plano fuera de su sitio.

5- La música, tanto el score original como las piezas clásicas que se incluyen.

6- La aventura en sí misma. El conocimiento de que, al final, la aventura concluye pero deja suficiente vía para intuir que ninguna aventura termina del todo.

7- Que no metan con calzador a una ágil alfereza trepando por los trinquetes hasta la cofa todo al servicio de Su Graciosa Majestad y de la corrección política.

8- Que los diálogos se ajusten al contexto, nada de anacronismos horteras ni ideas del siglo XXI metidas con calzador. Los personajes piensan y hablan como personajes del siglo XIX.

9- El casting, desde Russell Crowe en su salsa haciendo de Aubrey hasta el último marinero desdentado de la tripulación, todos muy auténticos y muy en su papel.

10- El mar, la mar: sólo la mar. Y esa extraña especie de pájaro sin alas que "estará allí cuando volvamos".
Neathara
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Weis   Madrid (España)
Muy buena
25 de marzo de 2008
43 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
Peter Weir, director de "Único testigo" o "El show de Truman", entre otras, consigue darnos una obra que sobrepasa los límites de la comercialidad o la típica historia de los barcos y los piratas.Se trata de una más que correcta adaptación de principios de siglo 19 cuando Napoleón se proponía conquistarlo todo a su paso, ya sea tanto por tierra como por mar.
Una fantástica dirección movida por una difícil puesta en escena al tratarse de tan nutrido número de personajes.Sin embargo, todos funcionan a la perfección, destacando cómo no a Russell Crowe.Su barco toma un rumbo difícil, pero su pericia y su "fortuna" le llevan a la victoria, el mismo camino que se encuentra Weir.
Expléndida la banda sonora, de Bocherini, que acompaña suavemente el firme transcurso de la película, sin excesiva acción pero sin decaer nunca en su desarrollo y dirección.
Una obra de gran calidad, dirigida por un director con una soberbia capacidad para instruir a sus actores, y que forman parte de esas películas que al terminar piensas...he pasado dos horas de mi vida disfrutando de una felicidad absoluta.
Weis
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon indy   Valencia (España)
Excelente
26 de febrero de 2007
38 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con una sola andanada hundiría Aubrey a todos los piratas del Caribe. Y es que es inconcebible que una película tan increíblemente mala como los Piratillas consiguiera mayor taquillaje que esta maravilla que firmó uno de los mejores directores de finales de siglo, el señor Peter Weir.
Soy de esos que suelen ir al cine a ver todas las películas épicas que se estrenan, y en el 99 por cien de los casos, salgo tremendamente decepcionado de lo que podía haber sido y lo que realmente llegó a ser. Pero de vez en cuando una obra maestra asoma a nuestras pantalla, a menudo de tapadillo, alegrándote el día, la semana, el año y posiblemente la vida entera.
Master and Commander partió con una confusa campaña de publicidad que pretendía hacerla converger con subproductosde la factoría Disney como Piratas del Caribe, lo que llevó a engañar a propios y a extraños, ya que a los amantes del género de aventuras nos dió la sensación de que iba a ser otro fiasco, y a los seguidores de los Videojuegos caribeños les llevó a ver una película para la que no estaban preparados, lo que provocó algunas injustas críticas por parte de la chiquillería.
Sin embargo, sólo los primeros 20 minutos de metraje son suficientes para marcar la pauta de todo el film, llevándolo a un estilo próximo al de Jonh Huston por su sentido de la documentalidad, aunque alejado del maestro de la aventura por la temática (aquí los personajes no son perdedores y la aventura ya no es un medio, sino un fin).
Hay que destacar el trabajado casting en el que sobresale, con rango de estrella intemporal, el gran Russell Crowe, quien, cuando deja papeles sosos de profesor de matemáticas y se adentra en registros épicos, alcanza cotas similares a actores míticos como Kirk Douglas.
Gran fotografía y efectos supeditados a la historia completan la mejor película de aventuras desde la desaparición del gran Huston.
¿A dónde enrolan para la Surprise?
indy
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Vivoleyendo   Huelva (España)
Muy buena
25 de abril de 2009
23 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
El diversificado Peter Weir salta de un registro a otro con una facilidad pasmosa. Ha tratado múltiples temas en su filmografía, y cada película suya que he visto se ha ganado mi respeto. La sencilla pero tierna "Matrimonio de conveniencia", la crítica y sorprendente "El show de Truman", la intrigante y misteriosa "Picnic en Hanging Rock"... Y ya conocemos otros grandes títulos suyos, como "El club de los poetas muertos" o "El año que vivimos peligrosamente".
En "Master and Commander", Weir se pasó al género de aventuras de época. Y no se conformó con una superproducción palomitera, restallante de efectos especiales y mucho fuego de artificio. Porque, aparte de su tremenda espectacularidad (lo cual la hace muy fácil y atrayente de seguir), Weir le insufló alma y marcas de identidad, con lo cual la confirió con un velo de respetabilidad y de calidad que la convierte en una de las grandes películas de aventuras que podamos tener en la videoteca.
Viendo la luz gracias a tres gigantes, Twentieth Century Fox, Universal Pictures y Miramax Films, "Master and Commander" es ya todo un clásico que emociona y transporta a océanos inabarcables, a persecuciones navales, a batallas a cañonazos, a abordajes, a estrategias y maniobras hábiles y audaces, a las relaciones personales entre los miembros de la tripulación, a la humanidad de todos esos lobos de mar cuyo hogar es un barco que simboliza la libertad, el valor, el trabajo duro, el trabajo en equipo, y algo que defender y por lo que luchar. Ese querido cascarón de madera que, en representación de Inglaterra y en abierto desafío hacia la Francia de Napoleón, transporta el orgullo de unos hombres indomables que aman los confines del mundo.
A bordo del Surprise y bajo el mando del capitán Aubrey, el horizonte es suyo.
Preciosa fotografía, buen plantel de actores, elegante banda sonora con temas clásicos, un guión que no sólo persigue la grandilocuencia, interesante retrato de época, con la rivalidad naval entre Francia e Inglaterra y el auge de las ciencias naturales que dedicaban su estudio a la incontable variedad de especies de seres vivos (y que años más tarde conocería a su máximo representante en Darwin).
Mucho más que un largometraje de aventuras.
Vivoleyendo
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 4 10 20 23 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados