Hatfields & McCoys (TV)

7,2
1.445
votos
Sinopsis
Aclamada miniserie que recrea el violento y aparentemente irresoluble enfrentamiento vivido durante décadas entre dos familias vecinas de West Virginia y Kentucky durante y tras el fin de la Guerra Civil Americana (1861-1865). Kevin Costner interpreta al patriarca de la familia Hatfield, cuyo enfrentamiento con los McCoy a punto está de provocar un conflicto...  Leer sinopsis completa
Críticas ordenadas por:
añadir crítica ver por títulos
1 2 3 >>
user-icon Avenger   Las Palmas (España)
Notable
21 de Julio de 2012
32 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Si te gusta el western, tienes que ver esta mini serie de tres capítulos, y no hay más que hablar. Teniendo claro que no es Deadwood, debo decir que la he disfrutado como un enano, sobre todo viendo a un Kevin Costner que está claro que da lo mejor de sí cuando tiene un revolver a mano. Su interpretación de Devil Anse Hatfield, es genial, y está bastante bien acompañado por personajes que llegan a convencer, como Uncle Jim, Johnse o Roseanne.

En Hatfields & McCoys nos encontramos como una pequeña rencilla puede empezar a aumentar y aumentar en importancia, como una bola de nieve montaña abajo, hasta alcanzar dimensiones colosales.

A medida que vamos viendo la serie, podemos ver como la relación de ambas familias, situadas en estados fronterizos y separadas por el río Tug Forks, empiezan a complicarse cada vez más, hasta que pronto te das cuenta que no va a terminar nada bien.

Es un western duro, en el sentido de que aquí no hay héroes pistoleros, ni duelos al sol, es quizá más parecido a Open Range. Emboscadas, disparos y ataques por la espalda, trampas al amanecer y gente con el cuajo suficiente para no tener escrúpulos a la hora de cargarse a alguien.

Y no quiero contar mucho más, pero recomiendo muy mucho que se sienten con calma, y la disfruten.
Avenger
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Paco Garrido   Almería (España)
Notable
19 de Noviembre de 2012
10 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Estupenda y soberbia miniserie emitida y realizada para el Canal Historia, lo que conlleva estar basada en el enfrentamiento y la historia real entre las familias Hatfields y McCoys. Dirigida por Kevin Reynolds ('Waterworld', 1995) y protagonizada por dos buenos actores que ya han trabajado con otros directores y en otras películas del mismo género, Kevin Costner ('Bailando con lobos', 'Open Range') y Bill Paxton ('Frank & Jesse', 'Un plan sencillo') donde su carisma y fundamentos como líderes de ambas familias están indiscutiblemente en su mejor línea tanto interpretativa como emocional.

La trama transcurre después de la guerra Civil Americana, contando la historia de los dos personajes principales desde la fuga de 'Demonio' Anse Hatfield del frente de batalla hasta los últimos finales de vida de Randall McCoy y sus demonios. El guión es de los mejores vistos en los últimos años, a la vez que unas magníficos decorados, montaje, música general y bien insertada dentro de la cinta. Dos grandes personajes orquestados por un buen elenco de actores a su alrededor, con papeles secundarios mucho más carismáticos dentro de la historia que quieren contar que en otras películas del mismo género. La duración me parece correcta, ya que no decae casi en ningún momento del transcurso. Me gustan las historias bien contadas y con lujo de detalles aunque eso conlleve una duración excesiva.

**Lo mejor:
- El guión del enfrentamiento de las dos familias y sus diferentes personajes que concuerdan de auténtico lujo dentro de la historia que nos quieren contar.
- La trama y el desarrollo no decae en ningún momento, incluso mejora con el paso de los minutos.

**Lo peor:
- El final no llega a ser sorprendente y hasta falto de emoción con algunos personajes que habían tenido mucha repercusión en otros momentos de la trama.

Conclusión: De lo mejor que he visto dentro del género Western (que tanto me gusta) en los últimos años, no llega a ser tan bueno como los grandes clásicos de Leone, Ford o Eastwood pero para lo que nos encontramos en la materia actualmente raya a un gran nivel.
Paco Garrido
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Triple H   Pereira (Colombia)
Notable
11 de Febrero de 2013
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Ésta muy grata sorpresa viene de parte del canal History Channel, el cual dejó a un lado su seudos teorías alienígenas y cienciológicas, y encaminó sus esfuerzos por recrear una historia verídica y de la más profundas entrañas del pueblo norteamericano. “Hatfields & McCoys” miniserie de casi cinco horas de duración, protagonizada por caras conocidas del cine yanqui como Kevin Costner, Bill Paxton y Tom Berenger, presenta de manera intensa y bien narrada la histórica rivalidad entre las familias Hatfields de Kentucky y sus vecinos McCoys de Virginia Occidental. Rivalidad surgida tras el final de la Guerra Civil y que se acrecentó con una serie de sucesos que avivaron la llama del odio a través de los años.

Filmada en Rumania como la premiada Cold Moutain (2003), para ejemplificar de mejor forma los paisajes del río Tug Fork, lugar donde históricamente se dieron los acontecimientos, el filme sorprende por la calidad de sus interpretaciones, así como por la puesta en escena de la época de posguerra de secesión con detalles como vestimenta, alimentación, armas, medios de transporte y vida cotidiana.

La miniserie muestra a Kevin Costner como “Devil Anse” Hatfield, tal vez en uno de los géneros que mejor le sientan, el western, actuación por la que ganó el Globo de Oro como mejor actor principal en serie de televisión. Por su parte, Bill Paxton, como el patriarca Randolph McCoys, hace para mí gusto la mejor interpretación de toda la miniserie, como predicador de la palabra de Dios incapaz de perdonar, inundado por la desolación de la guerra intrafamiliar y consumido por el alcohol. De igual forma destaco la actuación de Tom Berenge como el sanguinario Jim Vance y a Mare Winningham como la sufrida Sally Mccoy.

A pesar de su larga duración la miniserie “Hatfields & McCoys” consigue una trama atrapante, dinámica, que fluye a medida que sus personajes despliegan el odio hacia el bando contrario. La inclusión de personajes como Frank “el malo” Phillips, que da vida el galés Andrew Howard, le conceden a la obra una excelente representación del más clásico y entretenido cine western.

En fin, estamos ante un telefilm para disfrutar durante una buena y larga tarde en casa, que pone en desarrollo un tema histórico como lo fue el honor familiar (tan difícil de comprender por las mentalidades modernas), que despliega acción, drama, traición y otros condimentos ofrecidos por la excelente puesta en escena del contexto histórico yanqui de fines de siglo XIX, que la convierten en una muy digna obra visual.
Triple H
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Rim Rockas   Plasencia (España)
Buena
1 de Marzo de 2014
0 de 0 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Antes de exponer mi crítica querría comentar que hacía más de 4 años que no escribía una, aunque he seguido puntuado todas las películas que voy viendo, pero bueno, me he animado y espero volver a cogerle el gusto a esto.

Ahora sí, ahí va mi crítica:

Descubrí esta miniserie al leer un artículo en el que se mostraban algunas de las consideradas mejores miniseries de la historia. Este hecho y el que también se tratase de un western (los cuales me gustan bastante) fueron suficientes para animarme a verla.

La serie en sí consta de 3 episodios de un poco más de una hora y media cada uno, en los que se narran la historia (real) de odio y enfrentamiento entre dos familias de estados vecinos de la America post - guerra civil. Por un lado tenemos a los Hatfields, liderados por el patriarca Anse "Demonio" Hatfield, interpretado de forma excelente por Kevin Costner; y por el otro lado tenemos a los McCoys, cuyo gran jefe es Randall MacCoy, representado también eficazmente por Bill Paxton.

En mi opinión se trata de una lucha desigual, ya que (o por lo menos a mi me lo pareció así), los Hatfields llevan la voz cantante, mientras los McCoys son unos pobrecitos que siempre se están quejando de todo lo que les ocurre, reflejando de forma brillante este sentimiento en la figura de su patriarca, Randall McCoy.

En lo referente a la miniserie en sí, podemos decir que las más de hora y media de cada capítulo no se hace pesada, que la ambientación está muy bien lograda y que la historia te atrapa desde el inicio. Es llamativo ver como existe una contínua progresión en el conflicto entre ambas familias y cómo un hecho concreto y significativo (spoiler) supone un antes y un después en este aspecto, creciendo exponencialmente la animadversión entre Hatfields y McCoys.

Gran parte de culpa del buen hacer de la serie la tiene la interpretación de Kevin Costner, que una vez más demuestra que con un trabuco y escupiendo por doquier se siente como pez en algua.

También me gustaría destacar el aspecto musical, soberbio.

Como puntos negativos, pues podemos el final, que parace algo atropellado y con menos "mimo" que el resto de la serie.

Lo dicho, si te gusta el western esta miniserie te va a gustar, muy recomendable.
(El resto de la crítica puede contar partes de la película) Ver todo
Rim Rockas
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Seldon   Sevilla (España)
Interesante
5 de Marzo de 2014
0 de 0 usuarios han encontrado esta crítica útil.
La verdad es que yo no conocía la historia de las familias Hatfield y McCoy antes de ver esta miniserie, pero al parecer es muy famosa en los Estados Unidos, hasta el punto de haberse convertido en el paradigma de cualquier enfrentamiento entre clanes, u odios enquistados durante años.

Vamos, poco más o menos como en España lo de Puerto Hurraco, pero, al tratarse de los Estados Unidos y del salvaje oeste (segunda mitad del siglo XIX) con muchas más armas y muchos más muertos de por medio.



Lo cierto es que llegué a esta serie simplemente por ser un western protagonizado por Kevin Costner, aunque en puridad no se desarrolla precisamente en el oeste de los Estados Unidos, sino todo lo contrario, en el este, en la zona del río Tug Fork, la frontera entre Kentucky y el recién creado -por entonces- estado de Virginia Occidental.

Está acabando la guerra de secesión (la guerra civil norteamericana) y los soldados van volviendo a sus casas. Entre ellos, están “Diablo” Anse Hatfield (Kevin Costner) y Randall McCoy (Bill Paxton). Ambos combatientes por el sur confederado, ambos conocidos, casi amigos, y patriarcas de familias vecinas.

El clan de los McCoy vive en la orilla de Kentucky del río Tug, mientras que el cland de los Hatfield lo hace en la orilla de Virginia Occidental. Por lo que puede verse los Hatfield son más acomodados (tienen prósperos negocios madereros) y tienen mejores conexiones políticas (por ejemplo uno de sus miembros es juez). Y aunque son familias amigas, el hecho de que la guerra haya tratado mejor a Diablo Anse, hace que Randall McCoy esté un poco envidioso y resentido.

Y todo podría quedar ahí, pero ya se sabe, no habría serie. Ambos clanes son de gatillo fácil, y oídos sensibles ante insultos, la guerra está muy reciente, la sensibilidad muy a flor de piel,... Y pronto comienzan los enfrentamientos.

Lo que podía haber quedado en alguna enemistad por algún asunto material (la posesión de un cerdo) acaba llevado por ante los tribunales por un abogado (familiar de los McCoy) ante un jurado completamente dividido entre los dos clanes y con un juez que es de la familia Hatfield). Con lo cual no se arregla nada, porque una de las partes siempre se va a considerar tratada injustamente, y la escalada de violencia comienza poco a poco a ascender.

Al parecer toda la serie está basada en hechos reales y va retratando los enfrentamientos tal como se produjeron: provocaciones, insultos, peleas,... hasta que conduce a la muerte de un miembro de una de las familias. Muerte que necesita ser vengada, por lo que la familia contraria embosca y mata a alguien del clan contrario aunque no tuviese nada que ver con el asunto.


Y claro el otro clan quiere justicia, aunque en este caso la justicia se toma por mano propia: se captura a los autores, o alguno que pasase por allí se forma un pelotón y sin juicio ni jurado se les ejecuta. Y poco a poco la escalada va subiendo de tono.

Esto es quizás lo peor que tiene la serie: al final se convierte en una sucesión de réplica/contrarréplica, de acción/reacción entre los dos bandos que llega a cansar un poco, la verdad, y a parecer repetitiva (aunque no lo fuera en la realidad). Creo que el formato tiene mucho que ver: son pocos capítulos (sólo 3) pero muy largos (hora y media cada uno): Si quieres hacer una miniserie, hazla de 6 episodios de tres cuartos de hora; si vas ha hacer episodios tan largos como una película mejor sería que cada episodio fuese una historia autocontenida, con su propio inicio y final.

Es curioso ver como, aunque los cabecillas de ambas familias se contengan, una vez iniciada, la violencia se va realimentando ella sola y ya nada la puede parar.

Aunque algunos miembros de las familias estén por poner freno y no contestar a una venganza con otra, siempre hay otros más que dispuestos a hacerlo, bien por la vía del calentón poco reflexivo (se llega a cercar una cabaña con mujeres y niños y a prenderle fuego), que luego lleva a lamentar las consecuencias, bien por la más sibilina e insidiosa (uno de los personajes más insidiosos es el del abogado, miembro de uno de las dos familias).
Incluso en algún momento de la historia parece que aquello se va a convertir en algo así como un Romeo y Julieta en el Oeste: dos clanes enfrentados durante años y el hijo de uno (Jonhsee Hatfield) que se enamora de la hija del otro (Roseanne McCoy). Como os podréis imaginar esa historia de amor tenía un futuro muy negro...

El caso es que la serie continúa con más pena que gloria acumulando cadáveres en la pantalla, venganza tras venganza, siguiendo fielmente lo que pasó en realidad durante varias décadas.

De hecho fue por entonces cuando se hicieron famosos: la violencia escaló hasta que hubo una batalla campal, literalmente, entre ambas familias.

Se llegó hasta el punto de ofrecer recompensas y de formarse cuadrillas para arrestar a los miembros de una familia en otro estado para poder juzgarlos en otro estado soberano, la cosa estuvo a punto de provocar un serio incidente entre Kentucky y Virginia Occidental, la historia llegó a los periódicos que vinieron a entrevistar al clan McCoy, y tuvieron que intervenir los gobernadores de ambos estados.



En cualquier caso, se ve que el director Kevin Reynolds, que ya ha repetido con Costner en varias ocasiones (Waterworld, Robin Hood, príncipe de los ladrones) tampoco está demasiado fino aquí, y lo que podía haber sino una gran serie, no pasa de ser un western muy largo, lo bastante entretenido, y moderadamente interesante, al que quienes salvan de verdad son los dos actores principales, los cabecillas de las dos familias: Kevin Costner y Bill Paxton.

http://el-pobre-cito-hablador.blogspot.com.es/2014/03/hatfields-mccoys-famosos-por-matarse.html
Seldon
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
1 2 3 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados