Deadwood (Serie de TV)

7,9
6.505
votos
Sinopsis
Serie de TV (2004-2006). 3 temporadas. 36 episodios. Aclamada serie de televisión ambientada en la época de la fiebre del oro en Norteamérica. Año 1876. La reserva india en Black Hills, dos semanas después de la última acción del general Custer. Allí surge el nacimiento de una ciudad fronteriza americana, así como la implacable lucha por el poder entre sus pioneros. En una época de saqueo y codicia, la fiebre del oro norteamericana hizo ... [+]
Críticas ordenadas por:
añadir crítica ver por títulos
1 2 3 4 9 >>
user-icon KesheR   Atlántida (Fidji)
Muy buena
15 de Septiembre de 2006
93 de 111 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Esta serie es la leche. O sea, te lo digo ya de entrada. ¿Por qué le pongo un 9 y no un 10? Por los cuatro primeros capítulos, bastante confusos y que pueden hacer perder el interés a más de un posible fan. A partir de un suceso clave en el cuarto capítulo aquello se vuelve una maravilla.

La serie trata sobre Deadwood, un poblado situado más allá de la frontera de EEUU (en territorio indio) al principio de la serie. No hay ley, no hay gobierno, no hay autoridades, y cada uno debe salvaguardar sus propios intereses. Por la serie desfilan algunos personajes históricos como Seth Bullock, Wild Bill Hickock o Calamity Jane. Si buscáis en Internet sobre ellos encontraréis información, pero NO LO HAGÁIS porque os destriparía cosas del argumento. En todo caso os aconsejaría que después de ver el quinto capítulo leyeseis una biografía sobre Wild Bill Hickock.

Los actores son de traca. Los que deben interpretar a tipos duros no se limitan a forzar la voz y poner poses, también saben dotar a sus personajes de sentimientos y dudas. La producción es ACOJONANTE. Estos cabrones de la HBO reconstruyen un poblado del lejano oeste con pelos y señales. Hay incluso secuencias sólo dedicadas a exhibir sus decorados, y están en su derecho, porque vaya tela. La dirección es genial siempre. Todo el tiempo se mantiene una dinámica constante, un tira y afloja entre los que pueblan Deadwood que resulta absorbente.

Y lo mejor de todo: no hay ni un solo tópico. No hay cowboys, no hay indios, no hay séptimo de caballería. De hecho la serie parece adaptarse mejor al género de mafiosos que al del western. La mayor parte de la trama son disputas entre los del campamento, centrándose la acción alrededor de los dos burdeles: The Gem y Bella Union.

En conclusión: recomendadísima para cualquiera, incluso para los que no gusten del western. Que, por cierto, con esta serie perderán sus prejuicios absurdos por el género.
(El resto de la crítica puede contar partes de la película) Ver todo
KesheR
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Sersolo   Brighton (Reino Unido)
Muy buena
15 de Enero de 2009
55 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil.
En este pueblo fronterizo se respira el polvo, huele a sudor y sangre, a animal muerto, huele a inmundicia, a supervivencia en cada paso que hundes tus botas en el barro. "Deadwood" es sucio y salvaje, "Deadwood" es vida, y cuando deja de serlo, comienzas a oler la muerte. Si sobresale algún aspecto en esta serie, ese debería ser su ambientación. Únicamente "Carnivale" iguala a "Deadwood" en este apartado.

Acabó la tercera temporada, acabó "Deadwood". No habrá películas, no habrá final para una de las mejores series de la historia. Jode, porque no me gusta como finaliza la tercera temporada, porque como mínimo tenían que haber realizado otra temporada más. Eso no será posible debido a su elevado coste de producción, al igual que tampoco se realizarán las dos películas que deberían de haberle dado un final digno a esta pedazo de serie.

Hay muchos cinéfilos sedientos de buenos westerns y aquí encontrarán el mejor western realizado en décadas. Se desmitifica en cierto modo la figura del vaquero y se nos muestra un salvaje oeste mucho más salvaje que el conocido. "Deadwood" es una ciudad sin ley donde los colonos intentan mantener su poder en un pueblo en el que está todo por hacer.

Como en otras grandes series, no hay serie si no hay un personaje en el que descargar tu odio, tu amor, tu ira y tus frustraciones. En "Deadwood" este personaje es Al Swearengen (Ian McShane), un personaje a la altura de Tony Soprano de "Los Soprano". Sweagy -así lo llama el chino Wu- es el gerente del primer burdel del pueblo, un cabrón sin escrúpulos capaz de rebanarte el cuello con su cuchillo al mínimo despiste.

Al Swearengen es el alma de la serie, pero también destaca el temperamental Seth Bullock (Timothy Olyphant); Dan Dority (W. Earl Brown), el matón de Al; o la prostituta Trixie (Paula Malcomson), entre otros grandes personajes como el legendario Wild Bill Hickok, Calamity Jane, Doc Cochran o Silas Adams. Son decenas de personajes haciendo actuaciones memorables. "Deadwood" es sencillamente una serie extraordinaria. Lo jodido es que no veremos su final.
Sersolo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Gilbert   Barcelona (España)
Notable
11 de Enero de 2007
69 de 93 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Esta serie es la bilblia en verso. Vamos, que es la leche. No le doy un 10 porque creo que es imposible darle un 10 a una serie: no todos los capítulos pueden ser una obra maestra. Hay algunos que sólo son buenos o muy buenos.

La producción es espectacular. En el DVD de la segunda temporada salen fotos antiguas del Deadwood verdadero y es... ¡igual! ¡Qué pasada!
Los personajes son excepcionales, tanto los históricos como los imaginados, pero quisiera destacar a Al Swearengen (interpretado por Ian McShane). Es alucinante su actuación, no me extraña que produzca tanto pavor en sus lacayos, sólo que te mire y te cagas de miedo. Y si encima lo ves en V.O. alucinarás con su voz. Cada capítulo se adueña más de la serie, y no me extraña.

Yo sólo he visto 2 temporadas y claro, como todas las series, hacer una crítica hasta que no la has visto enterita es precipitado, pero no he podido reprimirme porque la recomendaría vestido con mallas, con pompones y haciendo acrobacias circenses.

Vedla y disfrutad. No veréis otra cosa igual.
Gilbert
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Maldito Bastardo   Raccoon City (Estados Unidos)
Notable
29 de Diciembre de 2010
49 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Antes de ver esta excelente serie castrada (por y) de la HBO debe tener en cuenta:

• Si Al Swearengen te quiere muerto y te encuentras a menos de metro y medio eres un cadáver desangrado.
• El consumo medio de alcohol por habitante de Deadwood es de cuatro litros al día.
• El índice de mortalidad es el 10% en las minas y del 40% en el pueblo. Del 95% si eres enemigo de Al Swearengen.
• Poder, respeto y autoridad valen menos que un cuchillo y una buena estrategia.
• Las manchas en el suelo de sangre salen frotando con fuerza y perseverancia.
• Nadie decía ‘cocksucker’ ni ‘fuck yourself!’ en aquellos tiempos pero queda tan bien…

Es triste escribir sobre lo que fue y nunca terminó, sobre aquello que vimos, sentimos y nos hizo dilatar nuestro corazón para dejar un hueco allí y que nunca supimos cómo acabó. Las leyendas escriben su historia por lo que otros cuentan de ellas. “Deadwood” es leyenda desde que la HBO la cancelase. Los 36 episodios que vivimos forman parte de un mito. De una de las grandes series que parió la HBO y que fue desterrada de la posibilidad de tener, al menos, una temporada final como “A dos metros bajo tierra”, “The Wire” y “Los Soprano”. Un epílogo y despedida que quedó en los extras, a modo de documental, que explicaba y concluía la vida de todos sus protagonistas.

Uno de sus puntos fuertes era el anacronismo del insulto que lo enlazaba con nuestros días: en la serie se emplearon 2980 ‘fuck’ y derivados y un personaje mítico y monumental interpretado por Ian McShane. La filosofía del villano que acaba siendo un héroe temido, admirado y showman del espectáculo es conocer a su enemigo para rebanarle el cuello si es necesario.

Entre la realidad y la ficción, entre la leyenda y la sutil diferencia por la creación del mito, entre el barro y el sabor a sangre y pólvora. Porque en “Deadwood” hay pocos tiroteos que desvinculan la serie del género, hay intensidad por el odio y el beneficio, el cuchillo queda afilado para apuñalar y segar vidas. Hay entretenimiento monumental por humor negro y afilado, por socarronería y devoción, por risas entre la tragedia y la locura. El mundo que nos presenta David Milch es un nido de ratas hambrientas y deseosas de devorarse entre ellas e incluso a sí mismas.

Un caballo salvaje galopa y emerge de las profundidades del bosque. Llega la civilización, la violenta fiebre por el oro, la avaricia del deseo, la cuenta atrás de un reloj de arena con pepitas sangrantes y costosas. El apetito de las bajas pasiones, sinuosas curvas hundidas en el fragor del un baño purificador de pecados, del placer pagado por cinco dólares hasta los efluvios etílicos a golpe de lingotazo. Lingote y barro, barro y sangre mezclada con el lento galope de un caballo que mira el nuevo florecimiento urbano. Las leyendas se marcan a golpe de imprenta, en el reflejo de lo que nunca fue y siempre ha sido. Bienvenidos a Deadwood.
Maldito Bastardo
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Chagolate con churros   Altamont (España)
Muy buena
17 de Septiembre de 2007
36 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Nos encontramos ante una de estas series marca HBO. Que como los Soprano, parece que no pasa nada para que luego, te des cuenta que está pasando de todo. Los guiones son de una sutileza descomunal. Quizá, tengan que pasar unos cuantos capítulos para que empieces a cogerle el gusto, para que vayamos entendiendo lo que nos están planteando con la astucia del que espera recoger la cosecha que siembra en la temporada anterior. Deadwood es como la fuerza de un viento, empieza soplando con suavidad, y luego, arrastra todo lo que encuentra a su paso, se mete en cualquier vericueto y teja una estela de polvo que lo cubre todo y tarda tiempo en irse.

Deadwood es cine del bueno, son actuaciones magistrales (madre mía, desde que Angela Chanin desapareciera de las parrillas de televisión no teníamos a un personaje con quien disfrutar como Al Swearengen, interpretado por Ian McShane), son guiones soberbios, es una ambientación extraordinaria, es magia.

Cada vez, me gusta más la televisión.
Chagolate con churros
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
1 2 3 4 9 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados