arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Crímenes americanos: El caso O.J. Simpson (Miniserie de TV)

Serie de TV. Intriga. Drama Miniserie de TV (2016). 10 episodios. Basada en el libro de Jeffrey Toobin "The Run of His Life: The People V. O.J. Simpson", tiene como eje central el controvertido caso del deportista O.J. Simpson, quien, a pesar de las pruebas que lo incriminaban en un doble homicidio, fue declarado inocente por el jurado popular. Cuenta todo el proceso judicial desde la perspectiva de los abogados de Simpson y muestra las maniobras y estrategias ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 7 >>
7 de marzo de 2016
51 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
En tiempos de grandes series como Better Call Saul, Vinyl, House of Cards, El infiltrado, 11/22/63, y bastantes más, debo reconocer que ninguna me ha enganchado tanto últimamente como esta primera temporada de American Crime Story, centrada en el famoso juicio de O.J.Simpson. La recreación es tan exquisita, los detalles tan cuidados, que entiendes perfectamente la fascinación que ejerció este caso en los EEUU. Todos los puntos de vista quedan representados brillantemente; los actores están excelsos, desde Cuba Gooding Jr., Travolta y Sarah Paulson hasta el menos importante de los secundarios.

Tras cada capítulo es inevitable echar un vistazo por la red e investigar un poco acerca de lo que sucedió en la realidad. Lo que uno encuentra ahí no hace sino confirmar la calidad de esta gran miniserie.
Murray Franklin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de abril de 2016
34 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hacía tiempo que no me enganchaba tanto a una serie. Lo mejor que hace ‘The People v. O.J. Simpson’ es exponer el caso más controversial de la historia de los Estados Unidos desde distintos puntos de vista, basándose en los hechos y sin inclinarse hacia ninguna postura. Ryan Murphy, creador de otras series como ‘American Horror Story’, ‘Glee’ o la infravalorada ‘Scream Queens’, nos trae lo que sin duda es ya uno de los shows del año. Por mi parte, hasta que empecé a ver esta serie no sabía nada acerca del caso de el ex jugador de fútbol americano y actor O.J. Simpson “Juice”, que en Junio de 1994 fue acusado de asesinar a su ex mujer Nicole Brown Simpson y al camarero (supuesto amante de ésta) Ronald Goldman.

La amplia cobertura de los medios, los personajes involucrados y los hechos que se fueron sucediendo mantuvieron a millones de americanos enganchados a la pantalla de sus televisores durante un caso que dio cierre un año después (en Octubre de 1995) y que se desarrolló en un contexto racial que agitó los Estados Unidos.
Fácilmente uno llega a entender el impacto que tuvo este caso en la sociedad americana. La verdad es que todo el embrollo es de telenovela. Se dice que este caso, ampliamente emitido en abierto, fue el primer reality show de la televisión estadounidense. Yo mismo me he visto inevitablemente enganchado al caso gracias a esta serie, que con su gran ritmo y fantásticas interpretaciones se erige como una de las mejores series de este 2016.

Sarah Paulson está maravillosa, la que ya trabajó con Ryan Murphy en ‘American Horror Story’, aquí es la mejor de largo y apunta a una de las favoritas para la temporada de premios. Cuba Gooding Jr. también me parece que está muy bien, no sé si para premios pero seguro que es su mejor trabajo en mucho tiempo, y John Travolta cumple para lo que su personaje requiere. Cabe mencionar a David Schwimmer (Robert Kardashian) y Courtney B. Vance (Johnny Cochran) como parte del “Dream Team” interpretativo de este show. A algunos esta serie les podrá parecer populista y plenamente comercial, lo que vendría a ser un blockbuster en el cine, que no me parece negativo pero la realidad es que pocas series hay actualmente tan adictivas y consistentes como esta. Tanto interpretaciones como guión y dirección son notables. ‘The People v. O.J. Simpson’ va paso a paso a través de los procesos criminalistas, judiciales y sociales sin que el público no sabedor del caso se pierda y de una manera sobria y atractiva. Es un éxito, otro gran triunfo para la televisión americana.
Cinemadeus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de agosto de 2016
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
138/21(26/07/16) Notable serie del canal FX, radiografía con excelente factura técnica uno de los casos judiciales más sonados de la historia estadounidense. El caso del ex jugador de fútbol americano y actor O.J. Simpson, el 13 de Junio de 1994 fue acusado de asesinar a su ex mujer Nicole Brown Simpson y al camarero (supuesto amante de ella) Ronald Goldman. A través del caso se hace una deconstrucción sangrante de la sociedad norteamericana, sobre el distorsionador rol de los medios de comunicación, la fama generada por personajes involucrados, las tensiones raciales (marcado en el prólogo de la serie con imágenes de los disturbios producidos en Los Ángeles en 1992 con motivo de la sentencia absolutoria a los policías que pegaron a un indefenso detenido, Rodney King) , historia que mantuvo a millones de americanos enganchados a sus televisores (gracias a que el juez lo permitió) durante más de un año, en octubre de 1995, se cerró el caso. Producida por Ryan Murphy (“American horror story”), y con ingenioso guión de Scott Alexander y Larry Karaszewski, coguionistas ambos de “Ed Wood”, basándose en el libro de 1996 del escritor Jeffrey Toobin “La ejecución de su vida: El Pueblo v OJ Simpson”, este ha ejercido de consultor para la serie. Fresco poliédrico del caso, abordando desde una postura objetiva los acontecimientos, no presuponiendo nada, no hay flash-backs que aclaren nada, nunca conoceremos a las víctimas, con lo que no empatizaremos con ellos, tampoco seremos manipulados, nos atenemos a una visión neutral, con la dificultad que todos (supongo) conocemos el final, pero sabiendo subsanarla con un desarrollo fluido, ágil, inteligente, en que el espectador en todo momento es tratado como mayor de edad, capaz de sacar sus propias conclusiones, y con un elenco actoral que hace radiante y merecida ver la serie. La productora en el tráiler: “Usted lo ha visto todo, pero no se sabe ni la mitad”.

Collage muy sugestivo, se dan cita los diferentes personajes, el acusado, el equipo (llamado “Dream team”) de abogados defensores), fiscalía, policía, periodistas, testigos, amigos, en un mosaico atractivo, en que se tocan temas como asesinatos, sentimientos de culpa, violencia de género, tensiones raciales, conspiraciones, la corrupción policial, el machismo imperante, escándalos de famosos, lo maleable de la justicia, el aprovechamiento de desgracias en mísero beneficio propio, esto tratado de modo punzante, en un lienzo desolador de la sociedad década de los 90, embrión del sensacionalismo televisivo. Pero sobre se entrelazan de forma retorcida el racismo con la celebridad, donde lugar a que el juicio se convirtiera en un circo de varias pistas, donde lo importante no es la verdad si no lo capacidad de manipulación que tengas, cumpliendo la máxima de tendrás tanta justicia te puedas pagar, y Simpson se pagó mucha. Todo filtrado con sentido pulcro, no hace juicios (valga la redundancia) de valor, no hace hagiografía de ninguno de los protagonistas, todos son delineados con defectos, con matices, con aristas, es decir, muy humanos, enmarcados en situaciones que fluyen con vigor. Tiene la cualidad de a pesar de ser un caso hiperconocido lo encaran desde desiguales, se afronta un capítulo para la famosa huida a ninguna parte en el bronco de OJ, dedican otro episodio al jurado y su complicada convivencia entre ellos y como son manejados cual peones en juego de ajedrez por los abogados, otro a como los medios de comunicación rezuman machismo, demostrado en el episodio “Marcia, Marcia, Marcia”, otro a la importancia de ser negro en una sociedad blanca, otro al icónico guante, otro al policía racista, y todo con gran sentido orgánico, muy cuidado, con esmerado mimo, desde los asesinatos, la acusación, la formación del equipo de abogados, las luchas de egos entre estos divos defensores, la resonancia mediática, la elección del jurado, el uso perverso del racismo, el juicio, las pruebas, los testigos, ello en un fascinante increscendo dramático, con picos formidables (la huida por autopista televisada, que incluso interrumpió la final NBA por tv, los guantes negros, el testimonio de Mark Fuhrman, el veredicto final...), con un desarrollo dotado de intensidad, que salpica sagazmente dosis de humor que otorga naturalidad al relato.

Fenomenal puesta en escena, con un notable diseño de producción Jeffrey Mossa (“Terminator: Genesis”), y Richard Sherman (“La saga Crepúsculo: Amanecer”), rodándose íntegramente en diferentes lugares de Los Ángeles, transmite realismo, mas a un veraz diseño de vestuario de Hal Bahmet (“Casa de arena y niebla”), esto enaltecido por la estupenda fotografía de Nelson Cragg (“Homeland”), en tonos cuasi-sepia, hace brillante labor para trasladarnos a este tiempo, añadiendo dinamismo, espléndidos primeros planos que exprimen lo mejor de cada actuación, con planos generales que captan el bullicio y la expectación del gentío, bien sea en la sala del juicio o en la calle, todo esto sumado da una gran postal.

Los actores despliegan tremenda veracidad. Cuba Gooding Jr. sabe imprimir ambigüedad moral a su rol de OJ, narcisista, arrogante, frágil, alterna con complejidad en un arco de desarrollo creíble, sabiendo emitir esos momentos bajos con los de furor. Sarah Paulson está magnífica como la fiscal, transmite frescura, debilidad, angustia y ello con gran personalidad, teniendo que moverse entre su vida privada, envuelta en un divorcio con la custodia de los hijos de por medio, y la presión de los medios por un popular juicio. Courtney B. Vance como el carismático Johnnie Cochran, lo encarna con vigor, con energía, con auto convicción, con electricidad, tipo que se convirtió en un personaje público tremendo, que el actor mimetiza en su grandilocuencia histriónica, que no sobreactuación, pues el tipo real era así, simpático, divertido, demagógico, manipulador, egocéntrico, y sobre todo muy inteligente, y todo eso lo irradia el intérprete de modo sólido. (continua en spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
TOM REGAN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de febrero de 2016
18 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cómo están aprendiendo los americanos de los ingleses, pioneros en la idea de hacer temporadas cortas, de trama autoconclusiva, y luego hacer segundas o terceras temporadas, cambiando actores y escenarios pero manteniendo el espíritu. "American crime story" viene a sumarse así a "American crime" "True detective" "Fargo", "American horror story" etc.
Ese formato ayuda a que las estrellas de Hollywood se animen a protagonizar estas series, breves pero intensas.
El caso del juicio de O.J. Simpson es tan famoso que ha dado pie a documentales,reportajes de tv etc, tan famoso que no hay mucho margen para salir del guión. eso lo compensa la serie con unas interpretaciones poderosas. Cuba Gooding, nos demuestra porqué ganó un Oscar. Está soberbio como O.J. Simpson. Travolta, como su abogado conoce una segunda resurrección, después de que Tarantino lo rescatase del ostracismo por primera vez, aunque a mí personalmente el personaje que más me llena es Sarah Paulson como la fiscal Marcia Clarck
Añadir que la serie además del caso de asesinato y su juicio, paralelamente hace mención a cómo grupos por los derechos de los negros apoyaron, un tanto irreflexivamente, a Simpson, por ser negro y las víctimas blancas, y también los entresijos y cambalaches del abogado, así como el trato de favor que Simpson recibió inicialmente de la policía por ser quien era.
A lo largo de los capítulos veremos cómo se desarrolla el caso desde distintos puntos de vista. El del propio Simpson, el de su abogado, el de la fiscal, la policía, los periodistas, incluso desde el punto de vista de su amigo Bobby Kardashian, del clan del mismo nombre.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de abril de 2016
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Poco se ha hablado de esta serie, con formato limitado de diez episodios y emitida por FX, que el martes tuvo su capítulo final. American Crime Story se centró en su primera temporada en el caso judicial por doble homicidio del estado de California contra O.J. Simpson. En una época en donde el drama judicial parece apoderarse de la pantalla chica en materia documental (The Jinx, Making a Murderer), le tocó el turno a la ficción para tomar el relevo. Y mediante dos palabras lo ha hecho: compacto e intenso.
La serie entrega momentos rarísimos de ver, pero formidables (en particular los que muestran el trabajo de los abogados de ambos bandos en la recolección de pruebas y las audiencias dentro de la Corte). Esta brillantemente planeada y ejecutada, y seguramente se cuele entre lo mejor de los últimos años dentro de la TV. Toca millones de aristas: la culpabilidad, la fama, el escándalo, la caída, la violencia doméstica, el sexismo, el conflicto racial y la duda sobre la verdad. Y va más allá, porque nos habla de un Estados Unidos frágil, sensible y convulsionado.
Y se toma el tiempo de ocuparse de todos los detalles del extravagante juicio (incluso, hay un capítulo entero dedicado al jurado, que parece haberse filmado en una trinchera). Por ende, O.J. Simpson no es el protagonista, sino su caso. Algunos episodios muestran apenas un par de planos de Cuba Gooding Jr. y a otra cosa.
Gran parte de que funcione, también, se debe al trabajo del elenco. Las actuaciones son impresionantes, y van más allá de la simple imitación. Allí, Courtney B. Vance, Sarah Paulson, John Travolta y el propio Gooding Jr. se llevan el premio, pero el resto del ensamble interpretativo es brutal.
American Crime Story arriesga por una forma de hacer televisión que no escatima ni en lo técnico ni en lo narrativo: todo se cuenta con rigor. Nada aburre, todo importa y mucho sorprende. Tiene un ritmo que asusta cuando se ven los créditos. En lo personal, no recuerdo haber lamentado tanto el final de una serie como con esta. Pero lo bueno, si es breve, es dos veces bueno. Y este producto, manufacturado por Ryan Murphy de lejos, es más que bueno. Es casi perfecto. Y se nota.
Santiago López
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2022 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados