arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Ana García
Ordenadas por:
37 críticas
1 2 3 4 5 6 8 >>
7
10 de diciembre de 2018
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los actores argentinos Ricardo Darín y Mercedes Morán protagonizan El amor menos pensado, una comedia romántica dirigida por Juan Vera que trata sobre la vida, sobre las metas personales que uno tiene y que puede realizar o no en pareja. Marcos (Darín) y Ana (Morán) llevan casados 25 años y tienen un hijo adolescente que se ha ido a España a realizar sus estudios. Este es el detonante que hace que Ana comience a replantearse pensamientos y sentimientos en relación a la vida que lleva habitualmente. Su trabajo, su marido, sus hobbies, todo es cuestionable para ella. Y así, en una conversación inteligente e interesante, la pareja llega a un acuerdo.
La historia ofrece la posibilidad de que los espectadores puedan reflexionar y empatizar con los protagonistas durante todo el camino de su búsqueda de la felicidad. Darín y Morán hacen que las escenas que a primera vista puedan parecer simples (por la monotonía de lo escénico o falta de movimiento), tengan un atractivo por el diálogo y por los actores que la presentan. El montaje es muy estático, pero no considero necesario lo contrario para este tipo de género.

En resumen, es una comedia romántica digna de ver tan solo por los actores que la llevan a cabo, pero también por la técnica narrativa y el guión y lenguaje utilizado para contar esta bonita historia de amor.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ana García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
27 de agosto de 2018
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La forma del agua (The shape of water) es una película estodounidense estrenada en ese país en 2017, pero que llegó a España a principios del año siguiente. Dirigida por Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, Hellboy, Blade II), quien escribe el guion junto a Vanessa Taylor, este largometraje lleva un elenco protagonista de la mano de Sally Hawkins, Richard Jenkins, Octavia Spencer, Doug Jones, Michael Shannon y Michael Stuhlbarg.

Una mujer, Elisa, tiene una vida normal. Vive con un amigo más mayor que ella, cuya relación parece más parental, y trabaja en la limpieza de unos laboratorios de alta seguridad y control.

Lo especial de esta historia, y en sí de todo el proceso de montaje del film, es que aparte de la historia y el guion que está muy bien contado, se utiliza más la parte visual, sobre todo de los dos protagonistas, que la parte dialogada entre personajes. Sí, también existe el diálogo, incluso en ocasiones predomina el monólogo de un personaje, pero aquello que da más fuerza a la trama es la manipulación visual. Una de las características de Elisa contribuye a que sea así, y el hombre anfibio desarrolla su lenguaje con los seres que tratan de salvarle de una manera simbólica. Con mucha mímica y lenguaje corporal consiguen que sea una película más emocionante y sentimental de lo que pueda parecer al principio.

La banda sonora que acompaña es muy importante en las secuencias, puesto que a veces al no haber diálogo, es lo único que se escucha junto a los efectos sonoros. Del Toro ha conseguido con este largometraje que lo inusual, lo extraño y lo "anormal", pase a ser algo emocionante, inquietante, acogedor y con ello, dotar al filme de una belleza visual extravagante.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ana García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
10 de diciembre de 2018
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Peter Weir dirige la cinta El show de Truman, una película estrenada en 1998 y producida por Paramount Pictures y Scott Rudin Productions. Jim Carrey es el fantástico protagonista de esta historia en la que se nos muestra un mundo controlado e imaginario.

La historia cuenta la vida de Truman Burbank, un hombre que vive su rutina del día a día con total normalidad. Sin embargo, empieza a notar cosas extrañas a su alrededor que le hacen dudar de la existencia de su mundo real.

¿Cómo reaccionarías si todo lo que sucede a tu alrededor está controlado por alguien que decide todo lo que haces en tu vida? Pues esa es la trama de esta película maravillosa y a la vez, desconcertante. Es un personaje que lo tiene todo para ser feliz, pero cualquier exceso de improvisación en su vida entorpece el controlado mundo real en el que vive.

Una historia para un solo personaje principal pero que contiene un abanico extraordinario de necesidades de producción para llevar a cabo el rodaje. Es como filmar una película dentro de una película, pero de las que están bien hechas realmente.

El guion es excepcional y la interpretación de Jim Carrey es de sobresaliente. Habituado a hacer comedia, tiene algunos rasgos gestuales característicos que hacen que el lenguaje no verbal demuestre lo necesario para hacernos reír, llorar o simplemente, sentir empatía.

No puedo evitar comentar los valores sobre los que deja una notable reflexión como la falsedad, la confianza o el amor. ¿Es posible hacerse amigo de alguien mintiendo toda la vida? ¿Se puede decir que quieres estar con alguien a quien no quieres de verdad? Realmente no estamos tan lejos de la realidad. Existen personas de este tipo, personas tóxicas las denomino yo, y aquí en cierto modo podemos ver que existen aunque de una forma exagerada, pero ojo, existen.

Una cosa que me ha dejado pensando en la lógica de la película es, si toda la gente estaba al tanto de la vida de Truman por televisión, ¿por qué se alegran cuando está intentando salir del mundo inventado? E aquí la muestra de que la empatía, también existe.

El show de Truman te convierte en un espectador interesado y observador en los detalles de la trama y de los planos, y también admite la reflexión a determinadas conductas de comportamiento.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ana García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
10 de diciembre de 2018
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
En octubre de este año se estrenaba en las salas de España, La casa del reloj en la pared (The house with a clock in its walls), un largometraje producido por Steven Spielberg y dirigido por Eli Roth, que narra la historia de Lewis, un chico de 10 años que tras quedar huérfano se muda con su tío a una gran pero vieja mansión escalofriante.

El actor infantil protagonista es Owen Vaccaro, que junto a los adultos Jack Black y Cate Blanchett forman un triángulo perfecto de actuación. El tío de Lewis es interpretado por Black, caracterizando a un personaje novato en esto de cuidar niños. Es serio, amable y un poco disparatado para los ojos de su sobrino que no lo conoce. Cate Blanchett es amiga del tío, y llegará a ser compinche del chico en algunos momentos.

El productor Steven Spielberg le ha dado su toque personal, aunque en mi opinión, también me ha recordado un poco a algunas cintas de Tim Burton, supongo que por los decorados llamativos y sus objetos y maniquís que decoraban esta casa.

Es una historia agradable de ver, divertida a la vez que interesante, dramática y cuidando ese género de aventuras mágicas. Una película para ver en familia, con niños incluidos. El resultado audiovisual de las escenas es maravilloso, dando un aire de inocencia incluso a lo que pueda parecer tenebroso.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ana García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
27 de agosto de 2018
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El largometraje dirigido por Patricia Ferreira, "Thi Mai, rumbo a Vietnam",que se estrenó en enero de este año, está protagonizado por Carmen Machi, Adriana Ozores, Aitana Sánchez-Gijón, Dani Rovira, Pedro Casablanc y Eric Nguyen.

La historia sobre el tema de adopción que se trata, además de darle un tono dramático por lo que supone la muerte de un ser querido, se hace interesante a los ojos del espectador, en mi opinión. No solo porque el guion está bien desarrollado, sino porque el elenco de actores desempeña y transmite el personaje que tiene cada uno. Ademas, no todos los personajes son iguales. El trío de las mujeres son muy diferentes entre ellas, pero a pesar de eso, congenian y se ayudan. Se trata el tema de la ilegalidad, la infidelidad y la homosexualidad, llegando a mencionar sobre este último algunos términos más vulgares.

La pequeña protagonista sobre la que se habla todo el tiempo, aparece en pocas ocasiones, pero en el desenlace la guionista y directora le dejan decir una frase. Dani Rovira hace el papel de "tío" y actúa de nuevo junto a Carmen Machi, después de haber participado con ella en Ocho apellidos vascos y Ocho apellidos catalanes, ambas del género de la comedia, no es el caso de Thi Mai, rumbo a Vietnam, que es una comedia dramática con un tono más emocional.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ana García
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 8 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados