arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El rostro de la venganza (Bruiser)

4,6
446
votos
Sinopsis
Un ejecutivo, maltratado por su jefe e ignorado por su esposa, se levanta un día y ve cómo su rostro está borrado y ocupado por una gran mancha blanca, de la que no puede deshacerse. Pero ahora tendrá la oportunidad de vengarse de todos los que hicieron su vida imposible y miserable: amigos, jefes y su propia esposa... (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
26 de septiembre de 2007
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me alegra ver que mr Romero es capaz de hacer algo más que decapitar zombies y revolver tripas ( aunque reconozcamos que en ese campo es todo un artista ).
Una cinta repleta de suspense, con momentos francamente escalofriantes ( que no terroríficos ) y muy, muy original.
Unos "malvados" repugnantes a los que da gusto ver bajo tierra ( el maldito jefe de henry...es odioso...) es sinónimo de un argumento con el que el espectador se identifica...o peor aún: teme identificarse....uuuuuhhh(...)lo que conlleva entretenimiento asegurado.
Quizás sea un poco extraña y carente de realismo...o es infravalorada al no tener nada que ver con el resto del cine de Romero: pero a mí me encantó.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Dr_H_Lecter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de diciembre de 2008
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Bruiser" no es una película de terror. Es un relato frío y absolutamente surrealista sobre la indefensión, la impotencia ante el tiranismo, pero sobre todo, la FRUSTRACIÓN. Existe un límite en todo ser humano donde la frustración nos supera y nos hace reaccionar. En segundo plano, se refleja una feroz crítica a la supericialidad, a la "belleza a seguir" de la sociedad norteamericana. Prácticamente de cualquier sociedad.

Sin duda la crítica central sobre la que gira el argumento es la imposibilidad de alcanzar tus objetivos siendo un hombre honesto cuando el resto del mundo es brutalmente despiadado e irrespetuoso. Y así, mediante una escalofriante metáfora en forma de máscara, el protagonista construirá su nueva identidad sobre parámetros bien distintos, y se hará justicia. Cuando es un buen tipo todo se tuerce. Irónicamente, cuando emerge el mal, nada parece detenerle.

El guión es bastante obtuso, comprendo que a muchas personas esta película pueda resultarles aburrida, lenta, decepcionante (pues jamás se siente terror y la cantidad de sangre vertida es casi nula), pero se debe mirar más allá. Aviso a quienes la visionen que abran su mente y sean capaces de aceptar un discurrir de los acontecimientos bastante particular y surrealista. Es imposible que las cosas sucedan así, pero realmente no importa, lo que interesa es la sensación que nos deja el conjunto. Y la sensación es entre turbadora y positiva. La venganza como vía para solucionar el conflicto interior es algo aparentemente muy simple pero que conlleva grandes repercusiones y ciertamente nos sacia.

Bruiser contiene una historia salpicada de malas actuaciones (la del jefe es realmente odiosa, muchos secundarios son horribles y el protagonista sobreactúa), un guión flojo y exceso de surrealismo bizarro, con algunas escenas francamente de director nóvel, principiante, demasiado rápidas y forzadas. Pero también goza de una dirección cargada de elementos subjetivos (una vez más en la filmografía de Romero), objetos que insinúan, escenarios interesantes, tomas magníficas y algo más de coherencia que en otros de sus trabajos digamos menos conocidos, como puede ser "Martin" (mucho más ambigua). Su atmósfera oscura y tenebrosa va in cescendo a lo largo de los minutos, y la banda sonora, desde sus títulos de inicio, es absolutamente genial y sugestiva. Un trabajo realizado con mimo.

No la masacréis sin más, no os limitéis a seguir esta historia de locos. Es necesario un análisis más profundo. Pero tampoco es ninguna maravilla del séptimo arte. Sólo una interesante experiencia.
Pluscuamperfecto
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de octubre de 2009
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Quien quiera encontrar en "Bruiser" una película de terror al uso con proliferación de vísceras, sangre y trozos de materia orgánica, se va a llevar una desilusión mayúscula. No estamos ante una típica película gore del señor George Romero, el señor de los muertos vivientes.
Tampoco estamos ante una historia de terror propiamente dicha. Más bien, se trata de una cruenta e irónica reflexión sobre la cruda realidad de nuestra sociedad actual. Una metáfora hecha película, si lo prefieren donde el señor Romero demuestra una vez más que es un genio en esto de contar historias cargadas de denuncia social. Ya lo hizo en su saga sobre los zombies. Cada una de ellas era una reflexión sobre la sociedad del momento.
La película goza de un ritmo frenético, de unas interpretaciones más que correctas y de una banda sonora bestial (Misfits incluidos en el metraje tocando en directo)
Quizás puede pecar de tener cierta estética de telefilme, lo que la hace parecer una película de sobremesa, pero nunca hay que olvidar que nos encontramos ante una criatura más de este genio que es y ha sido George. A. Romero y que por tanto, telefilme o no, no nos dejará indiferentes.
lucio fulci
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de mayo de 2009
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
George A. Romero es un todoterreno del pastizal en que mejor se ha desenvuelto; el terror, y en su noventa por ciento, el subgénero de zombis con sus dosis de "slasher" con mensaje subliminal en cada una de sus obras apocalípticas que cada uno de sus fans esperamos con aplausos, cuando no se preocupa en virar hacia otros temas, algunos con el visto bueno de Stephen King, o rarezas; como fueron las inclasificables "Martin" y "Los Caballeros de la Moto". Su grado de miopía tras esas rotundas lentes acolmenadas de sabio gurú de saber hacer cine de estar por casa no ha sido impedimento para que rodara películas como "Bruiser", la cual disimula su autoría pero a la vez, vista de buenas a primeras a más de uno le puede resultar un producto deleznable, tópico y mezquino con requisitos de telefilm a emitir en horas intempestivas de madrugada. Aquí pasó desapercibida comercializándose en baratos DVD; como una pequeña joya guardada en una caja de cerillas antes que en su estuche adecuado.

Craso error el que "Bruiser" se haya vendido como mero terror. George A. Romero se lanza de lleno al thriller criminal con el apunte fantástico de que Kafka está al otro lado del espejo donde su protagonista se afeita cada mañana y que su nuevo reflejo pasa a ser real como reacción a la estupidez cotidiana de dicho subordinado por un jefe odioso, una esposa tan deseable como indeseable y un caniche a quien más de uno le de daría el royal canin en la mesa para serrar antes que en el frío suelo de la cocina. La blanca máscara que le asfixia, no orgánica pero si psicológicamente, hace que el que fuera un chupatintas acosado por todos acabe convirténdose en un vengador sin escrúpulos. Como el Lester Burnham de "American Beauty", Henry Creedlow (Jason Flemyng, fetiche de Guy Ritchie en "Lock & Stock" y también visto en "El Caso de benjamin Button") el apacible ciudadano y contribuyente tan repleto de ambiciones como de deudas iniciará un camino basado en una vorágine de acciones que le darán un nuevo sentido a su vida cuando antes solo eran una proyección mental fruto de su inaginación desbocada. Podría resultar un personaje de cómic fuera de album pero en este punto escasea ya que las intenciones de Romero es romper con ese esquema aunque parezca caer en ese estado de gracia. Por lo que la secuencia de la fiesta privada daría sentido a ello, parece más un homenaje a "El Fantasma del Paraiso", de Brian De Palma. Es por eso que "El Rostro de la Venganza" se congracie de la ventaja de que en unos años la eleven a la categoría de film de culto. Y nos olvidemos ya de una puñetera vez de familiarizar al abuelo George con los muertos que nunca descansan.
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de noviembre de 2012
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde Night Of The Living Dead, George A. Romero nos tiene acostumbrados a su uso del género del terror para revestir reflexiones minuciosas sobre asuntos que le impelen. En Bruiser su personaje principal, Henry, es un ser falto de carácter cuya identidad ha ido palideciendo debido a la inercia de sus hábitos y al dominio que sobre él ejercen las personas que le rodean (esto se hace patente en una escena grotesca en la que Henry, sin protestar, a mitad de una fiesta es testigo de cómo su esposa desvergonzadamente masturba a su jefe). Trayendo a la memoria la premisa de sus películas de muertos vivientes en las que no sería de esperar que en algún momento estos se levantasen en masa para desencadenar un pandemónium en el que el orden de la sociedad se viera trastocado, Henry sorpresivamente amanece de un día para otro con una máscara blanca adherida a su rostro, un interruptor se ha activado en su psique y deja der ser el individuo abúlico y manso, que concede ser apocado incluso por su propia sirvienta, para dar paso a un ente instintivo cuyo único propósito es hacer pagar a todos aquellos que en algún momento se burlaron de su persona. El logro de Romero es que su propuesta nos hace identificarnos directamente con su antihéroe, de inmediato hay una empatía con sus razones y nos situamos detrás de esa máscara ausente de gestos, celebramos la serie de crímenes que ejecuta reivindicando el trato cruel contra su persona como si hubiésemos sido nosotros mismos las víctimas de las humillaciones, esperamos que se salga con la suya y, sobre todo, que al final no se le castigue; hasta cierto punto la nueva persona de Henry –una suerte de justiciero vengador anónimo– es la mimesis del Patrick Bateman de Bret Easton Ellis de American Psycho que descubre su verdadero yo en sus actos violentos o porqué no, del Gregorio Samsa de Franz Kafka de Metamorfosis que ha despertado una mañana convertido en un monstruo semejante a una cucaracha y a partir de ahí lidia con esta nueva identidad. No obstante las situaciones delirantes e inverosímiles en Bruiser, conseguimos captar ese mensaje cifrado de insubordinación que Romero nos envía: en algún momento la bestia dormida y aparentemente sedada puede abrir los ojos, dar la sorpresa y tirar el zarpazo a la yugular contra ese amo que alguna vez le puso la cadena y el grillete. Una vez más Romero desarrolla una interesante metáfora en la que sin miramientos critica el estado actual de las cosas y los puntos débiles del sistema.
Eric Packer
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados