Haz click aquí para copiar la URL

Appaloosa

Western. Drama En 1882, en Nuevo México, el sheriff Virgil Cole (Ed Harris) y su socio Everett Hitch (Viggo Mortensen) reciben el encargo de pacificar Appaloosa, una ciudad sin ley que vive de las minas y que está dominada por Randall Bragg (Jeremy Irons), un despiadado y poderoso ranchero. Pero la llegada de Allison French (Renée Zellweger), una atractiva viuda, amenaza con destruir la larga amistad entre Virgil y Everett. (FILMAFFINITY)
1 2 3 4 10 20 31 >>
Críticas 152
Críticas ordenadas por utilidad
21 de noviembre de 2008
137 de 173 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Cual es la palabra que estoy buscando, cual...? La palabra que estoy buscando es brillante.

Ed Harris recupera la compostura del género de géneros huyendo del nuevo western, obtuso y a menudo sobrevalorado, y aunque no dogmatiza resuelve instintivamente los hechos que aquí acontecen, aportando su grano de arena que en algunos instantes se asemeja a un peñón. Por tanto, sería un error hablar aquí de más de lo mismo. Los personajes, dibujados secamente, vibran con sus acciones y no son la comparsa de ningún guión. Son vitales, están vivos y trasladan fácilmente al espectador sus emociones. Por otro lado, el tratamiento de los giros y la consecución de éstos agranda más si cabe los minutos pasados delante de la gran pantalla. Los guiños (que los hay) ni molestan ni sobran y Appaloosa por sí misma nos relata una bella historia en la que todos los ¿"tópicos"? del cine de vaqueros cobran una vida distinta, refrescante, embriagadora... narrando en imágenes una fuerza y una vitalidad de la que disfruta por todos y cada uno de los que se han embarcado en este viaje se han obstinado en otorgarle. Ya durante el primer minuto de la película el cine se quedó mudo, y conseguirlo filmando un western en el 2008 sigue siendo una genialidad.

La química entre Viggo Mortensen y Ed Harris es absoluta. Lo ayuda la inteligente habilidad del director para compartir un único plano con su amigo durante la mayor parte de la obra. Miradas infinitas llenas de calor. Renée Zellweger encarna la frescura y lo voluble, contrastando de manera abierta y sin disimulos con la torpeza y el rigor de sus acompañantes. Cuando un western no pierde la identidad y además añade con habilidad trazas de suspense y humor... te hace disfrutar. Y cuando el malo es un cínico y se llama Jeremy Irons nada de lo que pueda ocurrir te importará porque estarás servido por ambos bandos.

Los duelos, los amaneceres, las sillas, los sombreros (benditos sombreros), los indios, el final... son obra y gracia del señor Ed Harris, un hombre con la inteligencia suficiente para no estafar al espectador y no defraudar a los que nos lo pasamos pipa cuando el western se viste de lo que realmente es, es decir, de un espectáculo llamado Cine. Argumentar sobre tópicos en esta película es ignorar los caminos que antes que Ed, tomaron muchas celebridades para aupar este género al más alto rango cinematográfico. No se la pierdan; sus diálogos, su ritmo y su pasión merecen mucho la pena. Palabra de honor.

...sí western, hace mucho tiempo que nos conocemos, y hoy has saldado la cuenta que tenías pendiente. Gracias.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de noviembre de 2008
98 de 123 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con un par de disparos. Así es como se resolvían las cosas en el viejo oeste. Disparos secos y raudos, secundados por tipos que no dudaban ni un segundo en desenfundar, si era menester. Y aunque "Appaloosa" nos cuente la historia de un tipo con principios, uno de esos sujeto a sus propias leyes, y sólo preparado para desenfundar cuando fuese necesario, también logra transportarnos a ese oeste rudo, intenso, bucólico. Ese oeste donde los tiroteos se sucedían con una rapidez inaudita, en los que no había cuartel, y todo se desenvolvía con agilidad, pero con la aspereza de un terreno tan árido como las mismas miradas y los propios gestos de los que empuñaban las armas, y tiraban a dar, las veces que fuese necesario. Un tiro, otro, otro y otro más. Y punto a parte.

Con un par de cojones, como Ed Harris, en su "Appaloosa", como un tipo que tiene los suficientes redaños para iniciar un western con ese cauce cómico, para otorgarle otro peso, otro cariz, y sonsacar la sonrisa del espectador más cauto para, acto seguido, continuar con esa relación tan sana, tan entrañable, continuar con ese personaje secundario (Zellweger) que, en otra situación habría resultado un estorbo, y aquí sirve para madurar una obra, para que sus protagonistas empuñen diálogos firmes y sorprendentes sobre el paso de dos rudos tipos por temas como la soledad propia o el intransferible camino a tomar. Temas que muy pocos se habrían atrevido a, si quiera, insinuar.

Con un par de actorazos, como Ed, como Viggo. Uno que a su edad sigue estando en forma, y da veracidad, pulso y una templanza absolutamente portentosa a su caracterización, y lo logra sin apenas despeinarse, sin necesidad de radicalizaciones de ningún tipo. Otro que ha salido a la palestra tras años y años de anonimato, de secundarios que eran como granos de arena minúsculos para construir un montículo que le ha llevado a estar entre los mejores, allí donde merece estar, y con serenidad y estilo nos da las guías para otro personaje leal, serio y honesto como pocos.
Y secundados por Jeremy Irons, por si fuera poco.


(Sigue en el Spoiler)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Grandine
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de noviembre de 2008
105 de 160 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parece ser que el público está sediento de westerns y que los estrenos de este género en la gran pantalla se celebran a lo grande. Parece ser que hay tantas ganas de ver westerns modernos que a cualquier película ambientada en el lejano oeste se la califica como sucesora de "Sin Perdón".

"Appaloosa" parece muchas cosas que no son. "Appaloosa" no es un gran western, y está tan lejos de serlo que incluso me da lástima. No hace mucho que se estrenó otro western, "El tren de las 3:10" de James Mangold, este sí era un gran western, sin embargo el de Ed Harris es una mediocre historia con un puñado de personajes a medio perfilar.

Ed Harris interpreta al sheriff Virgil Cole, de él sabemos que es un gran pistolero y que no suele encontrar las palabras adecuadas para expresarse, además sólo ha estado con prostitutas e indias. Su socio Everett Hitch (Viggo Mortensen) acompaña a Virgil como su mano derecha y se encarga de guardarle la espalda y velar por su seguridad. El villano es el ranchero, Randall Bragg (Jeremy Irons), de él sabemos que no tiene mucho aprecio por la ley. Y para completar la ecuación tenemos a Allison French (Renée Zellweger), una mujer educada que necesita a un hombre dominante a su lado.

Con estos ingredientes se podía haber realizado un buen film, pero a la película y a los personajes les falta carácter. Virgil Cole tiene una personalidad incompleta y poco desarrollada, a veces es un niño, a veces una bestia. ¿Por qué esa falta de vocabulario, por qué permite que Alli se burle de él? Virgil no está definido. El personaje de Everett Hitch me gusta, es sencillo y dispara cuando toca, le es fiel a su amigo hasta el final. Lo que no entiendo es la estúpida voz en off que pone al principio y al final del film. Randall Bragg es el peor villano que recuerdo haber visto en un western. Por otro lado me ha gustado el personaje de Alison French, su necesidad de estar con el macho dominante y su promiscuidad, el problema ha sido Renée Zellweger ya que ha estado desacertada.

"Appaloosa" no convence, además la veo demasiado limpia, incluso el polvo de desierto no era molesto. Ed Harris no le ha impreso a su película el carácter y la mala leche que un gran western debe tener. Aún así se agradece el intento ya que son muy pocos los films del género que han llegado en los últimos años a la cartelera.
Sersolo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de mayo de 2009
33 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
La ‘voz en off’ que inicia y ultima “Appaloosa” constata un dato irrebatible: el verdadero protagonista de la peli no es Virgil Cole (Ed Harris), sino Everett Hitch (Viggo Mortensen).

No os esforcéis, por consiguiente, en pretender desentrañar -y mucho menos, comprender- el perfil psicológico de Virgil Cole. Jamás podréis elucidar su comportamiento, sus reacciones. Porque nadie empatiza con los mitos. Y mucho menos con mitos violentos, caprichosos, histriónicos... Mitos sin sentimientos. Mitos desarraigados, cansados de ir dando tumbos por ahí. ‘Pacificando’, a su manera, ese ancestral y salvaje far west que tantas y tan legendarias historias ha enmarcado para deleite y satisfacción de todos los que nos consideramos adeptos a un género herido de muerte. Agonizante. Pero vivo aún. “Appaloosa” y Harris así me lo han corroborado.

El relevo generacional, sin embargo, ha llegado. Virgil apura sus últimos días como ‘macho dominante’ y sabe que debe cumplir una última misión antes de ‘jubilarse’ al lado de una simpática zorrona. Pero antes debe cederle el testigo a Everett. Su fiel Everett. Tal vez el único personaje con el que podremos identificarnos en “Appaloosa”. El único que tiene sentimientos.

La suerte está echada. Acabemos lo que habíamos dejado a medias y partamos. Cojamos nuestra montura y dejemos que el crepúsculo recorte nuestra silueta en el horizonte. Porque, por fin, somos libres.

Hasta siempre, Virgil.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Taylor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de noviembre de 2009
38 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Por favor, no jodan! ¿Ustedes han visto alguna vez los western de John Ford, de Anthony Mann, de Sergio Leone, de Clint Eastwood, etc?

Me vienen tantos títulos a la cabeza valorados según ustedes incluso por debajo de este manido topicazo del señor Harris...

El hombre que mató a Liberty Valance, La diligencia, Los profesionales, El hombre de Laramie, Raíces profundas, Winchester 73, Open Range, El jinete pálido, Sin perdón, Centauros del desierto, Círculo de fuego, La noche de los gigantes, Grupo salvaje, Duelo en la Alta Sierra, El Dorado, El bueno el feo y el malo, La muerte tenía un precio, Una trompeta lejana, Río Bravo, El pistolero, Duelo de titanes, etc., etc., etc., y muchos etcéteras más. ¿Cuál es su puntuación a estos títulos? ¿Me pueden decir que aporta de original “Appaloosa”? ¿En qué supera a cualquiera de esas películas? No jodamos, señores.

Los personajes
El sheriff Virgil (Ed Harris) es un tipo que no puede caer ni bien , ni simpático, ni admirado. Jamás un personaje de Clint Eastwood (por poner de ejemplo a uno de los actores más vilipendiados en papeles tipo Harry el sucio) se comportó como el tal Virgil, cuando le pega una paliza a un pobre diablo porque sí, porque le sale de los cojones, hijo de puta él.
La viuda Allison (Renée Zellweger) es un putón berbenero que no despierta atracción alguna (está hecha unos zorros la Zellweger, fea, con cara de empanada, con sonrisa estúpida) y mucho menos simpatía. Nadie se cree que pueda subyugar a cuanto tío pase a su lado.
El despiadado Bragg ((Jeremy Irons) es el malo más gggggilipollas que he visto en el “cine del Oeste”. Poco iba a aportar este medicocre actor con cara de estreñido.
Sólo queda el Everett Hitch (Viggo Mortensen), que es el único que tiene algo, el único al que el director parece salvar de la insustancialidad de los demás.
Empiecen a comparar con todos esos personajes de las películas citadas y abran los ojos.

El guión.
Apenas hay nada nuevo. Típico pueblo dominado por poderoso hacendado. Y allí llegan los dos protagonistas para arreglar la situación. Ni tiene la sensibilidad de “Raíces profundas”, ni tiene la belleza de la fotografía de “Open Range”, ni tiene la fuerza de personajes como los de “Sin perdón”, ni tiene los tiroteos efectistas de Sergio Leone, ni tiene una música ni siquiera aceptable. Es que no tiene nada.
Es un guión irregular, con un ritmo muchas veces inadecuado, con tantas meteduras de pata, que no puede uno obviar. Los “malos” tienen bastantes ocasiones de liquidar a nuestros héroes, pero no, nunca es el momento adecuado. El “asalto” al tren para rescatar a Bragg es ridículo sabiendo la puntería de Virgil y de Everett.
Sólo el duelo final y la labor aceptable del Mortensen logran que vote con un 4.

Señor Harris, olvídese de la dirección. Siga de actor, que sabe hacerlo muy bien, aunque en esta película no lo demuestre.
BAKUNIN
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 31 >>
Cancelar
Limpiar
Aplicar
  • Filters & Sorts
    You can change filter options and sorts from here
    arrow