arrow

Her

7,5
65.173
votos
Sinopsis
En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 84 >>
14 de enero de 2014
493 de 559 usuarios han encontrado esta crítica útil
Her no es una película. Es algo mucho más imporante que eso. Es un experimento social que aborda al ser humano y al mundo tecnológico en el que vive.

Spike Jonze se saca de la chistera una idea brillante para convertirla en uno de los mejores guiones del cine reciente. De una manera muy original e inteligente nos habla del amor y el desamor. Sin embargo, estos temas son solo la superficie de lo que va a explorar. El quiere adentrarse mucho más lejos. Su objetivo es medir la capacidad sensorial del ser humano (y lo que no es humano) y enseñar como este va evolucionando en su entorno y en los cambios que en él se producen.

Nos situamos en un entorno en teoría futurista. Digo en teoría, porque el mundo actual en el que vivimos, ese que esta casi monopolizado por la tecnología, nos hace creer que se trata de un futuro bastante próximo. Conocemos a Theodore, un hombre que trabaja escribiendo cartas de amor para otras personas y que se ha separado recientemente de su mujer. Theodore decide comprarse un ordenador con un moderno SO que se adapta a los gustos y a la personalidad del usuario. Ante esto, nos planteamos si la tecnología fomenta la soledad o ayudad a superarla. Es curiosa la primera pregunta que le hace el SO: “¿Eres social o anti-social?”

Poco a poco va estableciendo una relación con Samantha (la voz femenina del citado SO), hasta que finalmente ambos se enamoran.


¿Puede un humano enamorarse de un SO? ¿Y viceversa?

Puede parecer una pregunta de locos, pero tras ver la película creo que casi todos tendríamos la misma opinión. Spike Jonze me convence contundentemente. La idea de “querer” está en la mente, en los recuerdos, en los sentimientos y sensaciones que van brotando en nosotros. Lo que nos hace experimentar alguien, ya sea inteligencia humana o artificial. Todo se resume en como nos sentimos por la forma de ver las cosas de ese ser, por sus actos, por su comportamiento con nosotros y los demás. No hace falta un cuerpo para transmitir y recibir sensaciones. Vamos a explicarlo:

¿Se deja de querer a una persona cuando esta muere?

Por supuesto que no, y no hay cuerpo. ¿Por qué seguimos queriendo? Por lo que ya he citado, todo está en la mente, en los recuerdos, en las sensaciones ya vividas.

¿Puede Theodore amar a Samantha sin ser esta real?

¿Qué es real y qué no es real? ¿No es acaso real la felicidad y las ganas de vivir que tiene Theodore tras conocerla? ¿No es real el sexo (maravillosa escena con el fondo negro) que tienen ambos? El sexo también trasciende más allá de lo físico, de lo palpable. Va más allá, en cómo evadirte de todo y estar mentalmente dónde quieres estar con quién quieres estar.

Podría resumirse: “Si te hace sentir, es real”

Y después tenemos el tema de la evolución de un ser en el mundo y en el entorno en el que vive. Samantha gracias a Theodore conoce el mundo humano, crece como ser, no está programado para ello pero experimenta y vive nuevas cosas. Ama a Theodore pero es precisamente ese desarrollo en el mundo el que le hace ver que quizás necesite otra cosas. Necesita seguir avanzando, dar nuevos pasos para encontrar nuevas sensaciones. Y lo mejor es que al igual que Theodore, “ya sabe cómo”.

El desenlace puede parecer confuso pero hay un claro mensaje en la película:

“A veces pienso que he sentido todo lo que voy a sentir”

“Es como si estuviera leyendo un libro, un libro que amo profundamente. Pero ahora lo leo muy lentamente. Las palabras están muy separadas y el espacio entre ellas es casi infinito. Aún puedo sentirte a ti y a las palabras de nuestra historia. Pero en este espacio infinito entre las palabras es dónde me estoy encontrando a mí misma. Es un lugar que no existe en el plano físico. Es dónde está todo lo demás”

Por reflexiones como estas, el guión de Her merece todos los elogios posibles. De la música mejor ni hablamos, la secuencia de Joaquin Phoenix con “The moon song” de fondo (impagable el momento ukelele), es la infinita esencia de la vida, el máximo momento de la efervescente y efímera felicidad.

Joaquin Phoenix consigue uno de los mejores papeles de su carrera. Cambia la cara malvada de "Gladiator" y el registro atormentado de "En la cuerda floja" para robarnos el corazón con su personalidad. El bigote, unas dulces palabras y una tímida mirada bajo a unas gafas, logran que nos acerquemos mucho a él. Hay intimidad y melancolía con su personaje y se nota con creces. En una palabra, “entrañable”

Fabulosa interpretación de Scarlett Johansson. No sale ni un minuto en pantalla y hacer su mejor papel desde "Lost in Traslation". Por cierto, hay ciertos planos de la ciudad de Los ángeles desde la ventana que evocan un poco la atmósfera de aquella cinta. Scarlett es otra metáfora de lo que es real y no real. ¿Es necesario que un actor salga en pantalla para hacer un buen papel? Pues queda claro que no, su preciosa, sugerente y sexy voz hacen que nos la imaginemos a cada momento. Fantástica la conexión de la actriz con su personaje.

Amy Adams a pesar de que tiene un pequeño papel, he de decir que me ha gustado más que en "La Gran Estafa Americana". Esta chica siempre raya a un nivel muy alto. La verdadera amistad que tiene con Theodore y el apoyo que le brinda se palpa en sus conversaciones. Una adorable interpretación que se cierra en un precioso plano final. Dos seres melancólicos, solitarios y heridos, se acurrucan en lo alto de un rascacielos mirando al horizonte. Ya se han encontrado a sí mismos, ya han perdonado a su pasado y por fin pueden mirar al futuro.

En un año marcado por Hobbits, astronautas, latigazos, estafadores setenteros y ejecutivos avariciosos de Wall Street, se cuela por la puerta de atrás una bocanada de aire fresco, un canto a la soledad (y a cómo superarla) llamado Her.

Solo Ádele y La Gran Belleza pueden toser a esta maravillosa cinta.


Sígueme en:

www.loqueelcinesellevo.com

www.facebook.com/loqueelcinesellevo

@elcinesellevo
jita
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de febrero de 2014
206 de 250 usuarios han encontrado esta crítica útil
Querido Spike Jonze,

Seguramente tenía que haber enviado esta carta de amor tiempo atrás aunque no me arrepiento de hacerlo en este momento. Puedes pensar que soy un oportunista por tratar de escribirte ahora y no en el pasado cuando me compré el DVD con tus gloriosos clips a Björk, Beastie Boys, Daft Punk o Fatboy Slim y casi lo desgasto de tanto ponerlo y tener la dificultad de manosearlo convenientemente por tener dos caras. Tampoco me atreví a dirigirte unas palabras y posiblemente pecara de considerar a Charlie Kaufman responsable de los méritos de “Cómo ser John Malkovich” y “Adaptation”. Ni te remití ninguna frase de agradecimiento por superar la ruptura de su cordón umbilical gracias a Maurice Sendak y Karen O en “Donde viven los monstruos”. Ni te compensé lo suficiente por tu corto de amor robótico titulado “I'm Here” o esa fructífera unión con Arcade Fire. Te pido disculpas, lo siento. Soy un bastardo, ¿qué esperabas? Pero como si el destino hubiera tensado y fundido lo anterior, todo aquello que fue transitado se hizo presente. Un eterno presente aunque, tal y como dices, el pasado es una historia que nos contamos a nosotros. Una historia que se hizo amor y carta (de amor) en “Her”.

Te criticaran por ceñirte a la estructura clásica de la película romántica. Dirán que la cinta es incluso rutinaria, superflua y previsible pero todos sabemos que el amor no puede reinventarse pese a ser abstracto e invisible. Tu película desciframos que forma parte del reflejo de amar a un sueño, como en “Vértigo”, como en “Laura”, como en “Her”. Pero realmente tu film no habla de la soledad sino de asimilar la ruptura, de la dificultad que tenemos de superar el adiós y la facilidad para aislarnos en la depresión por muy luminoso y moderno que sea nuestro entorno. Seguramente se deba a que somos seres que enmascaramos nuestra simpleza en capas de complejidad para eludir nuestras incapacidades y frustraciones, que actualmente nos abocamos a la tecnología como escape y pretexto para evitar interactuar con el mundo real. Y seguramente en el futuro acabemos utilizando a gatos muertos para estrangulamientos sexuales virtuales o sistemas operativos de inteligencia artificial complemente conscientes ante nuestra inconsciencia. Siempre queremos ir a más pero tenemos miedo al futuro y volvemos hacía atrás, incapaces de avanzar, atrapados en el tiempo y elementos pasados. Lo llamamos vintage por no decir retro, por no afirmar que somos unos cobardes que seguirán pidiendo en el futuro que otros escriban sus cartas y plasmen sus emociones más íntimas en BeautifulWrittenLetters.com. No hace falta disfrutar de cada página de tu cuento para darse cuenta de esconde una maliciosa y perversa historia de amor que debido a nuestra limitada capacidad racional no pudiéramos entender. Somos humanos y nos quedamos al lado de Theodore como hubiéramos seguido los pasos de Amy. Somos, en realidad, demasiados diminutos para entender una película tan inmensa como “Her”.

Quiero pensar que tu película parte de esa luz que nos golpea y nos despierta, que nos estimula a aventurarnos en nuevas historias que se proyectan ante nuestros ojos, que nos hipnotiza para que volvamos a reproducir otra canción melancólica en nuestro día a día. Solo quería que supieras que todos nos podemos sentir como Theodore o Amy, perdidos en la inmensidad del destino y simplemente separados físicamente por un muro. Ahora, “Her” forma parte de mí y te estoy agradecido por eso y donde sea que te encuentres en el mundo te envió mi amor.

Con amor eterno, Maldito Bastardo.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de enero de 2014
120 de 159 usuarios han encontrado esta crítica útil
A día de hoy, una película de Spike Jonze es para muchos un acontecimiento, más aún que el anuncio de nuevos estrenos de directores con más nombre y más carrera, pero los que le seguimos hace tiempo y conocemos su cine, salivamos a la mínima noticia de que este genio está preparando algo.
Y lo ha vuelto a hacer. Porque Her es, sin duda, la mejor película de 2013, ni esclavos, ni estafadores, ni astronautas, ni tiburones de Wall Street. Ha vuelto a darnos algo totalmente orginial pero con su esencia, una historia de ciencia ficción romántica, un cuento futurista y conmovedor, una visión no muy alejada de lo que está a la vuelta de la esquina, todo eso rodeado de una atmósfera melancólica ya veces casi asfixiante que me recuerda a "Lost in Translation". De hecho las escenas que más me recuerdan a la película de Sofia Coppola son las rodadas en Shangai.
La visión que aqui nos presenta Jonze no es tan ficticia como podría parecer y en la cara de Joaquin Phoenix es totalmente creible. De hecho su "relación" con Samantha es mucho más real que la mayoría de historias de amor que se ven hoy en día en la gran pantalla. Esos sentimientos que transmite el protagonista (gran uso de los flashbacks) los sentimos casi nuestros y la música, perfecta, solo sirve como el medio de transporte adecuado para saborear con mayor esencia la película, que es algo más que la suma de sus partes, aunque hay varias escenas que se me han quedado grabadas (el buho en la pantalla detrás de Joaquin Phoenix, por ejemplo).
Puede que no sea tan grandilocuente como ese viaje espacial que nos presentó Cuarón, ni tan trascendente como la historia de McQueen. Puede que la película de O.Russell sea más divertida, y que Spike Jonze no tenga ni Coen ni Scorsese como apellido, pero todas esas películas no tienen lo que tiene Her. Porque Her es perfecta.
funkie_83
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de enero de 2014
84 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
Spike Jonze puede ser muchas cosas pero ante todo es un cineasta único. Asociado en sus dos primeros trabajos a Charlie Kaufman, con quien dió luz a "Cómo ser John Malkovich" y la notable "Adaptation (El ladrón de orquídeas)", su independencia creativa confirmó su talento no sólo tras la cámara sino también metiendo mano en el guión. Cuatro años han pasado desde que magnífica "Donde viven los monstruos" llegara a los cines pero la espera por fin ha terminado. Y permitidme adelantar: ha merecido muchísimo la pena, porque "Her" es una pequeña maravilla que, en la línea de su mediometraje "I'm Here", parte de una idea curiosa pero consigue elevarse y ganar fuerza a medida que transcurren los minutos. Así lo que podría ser una pequeña anécdota, un pie de página, adquiere una forma completa en calidad de prodigio de la imaginación y del buen hacer de Jonze.

En un futuro alternativo, Theodore es un hombre solitario que trabaja escribiendo cartas afectuosas para gente que no conoce; un día, descubre la existencia de un nuevo sistema operativo con una inteligencia artificial tan avanzada que aprende, evoluciona y mejora con el uso. Esta es la premisa, que se desarrolla en forma de película romántica sin juicios ni dedos apuntando a la forma en la que actúan los personajes. Lo que podría haberse convertido en una sátira salvaje en la medida de Black Mirror (difícil no recordar el episodio 2x01, "Ahora mismo vuelvo") prefiere apostar por la candidez para permitir que Theodore aprenda sin recibir latigazos por el camino, que descubra, al igual que Samantha, cómo pueden ser las cosas si se les da una oportunidad. Lo mejor de la película es precisamente que se limita a mostrar, algo que por ejemplo no funcionaba de la misma manera en una película que también revertía los códigos del cine romántico para llevarlos a su terreno, como fue el caso de "Lars y una chica de verdad" (2007). Ahí la cosa forzaba tanto la idea que terminaba por ser inverosimil. Jonze, sustentando su película en una distopia, sortea todos estos problemas y lo hace además creando a unos personajes magníficos.

El mejor de todos, indudablemente, ese Theodore solitario, interpretado de forma magistral por Joaquin Phoenix, en la que podría ser la mejor interpretación que ha entregado en los últimos años. Y eso es mucho decir, pues sólo hay que ver "Two Lovers" o "The Master" para encontrar dos monumentos a este oficio. Su personaje no es disfuncional, no está loco, no tiene problemas para relacionarse, ni para vivir y compartir con los demás. Sencillamente toma una decisión: la de abrazar su relación con Samantha, el sistema operativo al que pone voz Scarlett Johansson. La actriz, que se limita a ser 'una voz', hace un trabajo extraordinario consiguiendo transmitir todo tipo de sentimientos a medio camino entre la forma de actuar de lo humano y de lo artificial. Es una pena que su papel vaya a desaparecer en la versión española, y sólo espero que la responsable de sustituirla esté a la altura; lo tiene difícil. Secundando, actrices siempre agradecidas como Amy Adams, Olivia Wilde o Rooney Mara. El casting es realmente sólido, incluso pese a que este sea el 'show' de Phoenix: nunca se le ha visto tan calmado, tan pequeño y tan normal.

"Her" de Spike Jonze es, en resumen, una píldora de fantasía para un mundo en el que lo real y lo ficticio comienzan a ser dificiles de separarse. Su ficción se establece sobre una base no demasiado radical y su candidez, que podría ser entendida como sensiblería (cuando en realidad, es sensiblidad), ayuda a que al final todo termine por encontrar un sentido perfecto. Una de las mejores películas de 2013 y quizá la más inesperada de todas, imposible de replicar y difícil de olvidar. Su preciosa banda sonora y la fotografía de Hoyte Van Hoytema ("Déjame entrar", "El topo") terminan por cerrar un círculo casi perfecto. Hay que ver "Her", y hay que dejarse enamorar por esa voz. Es la única opción posible.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de febrero de 2014
94 de 152 usuarios han encontrado esta crítica útil
Decepción y hastio son las sensaciones que me ha producido la tan aclamada cinta. Spike Jones parte de una idea interesante que no sabe llevar a buen puerto a causa de un guión (nominado al Oscar) pobre y sin recorrido.
La profunda soledad del individuo en un mundo interconectado, oxímoron fundamental de la naciente era cibernética, es el objeto del film. El tratamiento oscila entre la comedia satírica y la ciencia-ficción filosófica - la relación humano-máquína nos retrotrae a "2001 odisea del espacio" y sobre todo a "Blade Runner, obras inconmensurables al lado de esta nadería-.
Salvamos de la película algunas secuencias -los ciudadanos autistas caminando por la calle hablando con su terminal-, la plasticidad de algunos planos de la megaurbe y la actuación de Joaquin Phoenix, que hace lo que puede para hacer verosimil su personaje. Pero, no llegamos a creernos la historia y se nos hace larga y pesada, cargante la voz del OS - versión doblada, no puedo referirme a Scarlett Johansson-.
Ante tanta alabanza en los medios y en la prensa especializada, estoy pensando que quizás mi Sistema Operativo Intelectual esta quedando obsoleto y no es compatible con los tiempos. Tendré que resetearlo y ponerlo al día.
floren
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 84 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es una web independiente, en ningún caso comparte los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados