arrow

La defensa Luzhin

6,2
1.367
votos
Sinopsis
Finales de los años 20. Un tímido e ingenuo Gran Maestro de ajedrez (John Turturro) viaja al norte de Italia para jugar la partida de su vida. El talento del joven Luzhin se había desarrollado durante una infancia marcada por el tempestuoso matrimonio de sus padres; de ahí la obsesión por el ajedrez como único refugio, como tabla de salvación frente al mundo exterior. Por su parte, Natalia, a pesar de las presiones familiares para que ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
18 de abril de 2007
15 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cada año de la historia del cine viene marcado por algún tema o tendencia especial que hace que se produzcan varias películas relacionadas con dicha temática, igual que ahora estamos con los cómics, cuando empezaba el actual siglo les dio por rodar películas de genios incomprendidos que el amor en cierta forma les redimía. Ese año ganó los Oscar “Una mente maravillosa” y siguiendo esa estela tenemos otras obras como es el caso de “La defensa Luzhin” que es todavía más floja que la anterior.

Parece mentira que siempre haya resultado tan complicado conseguir una buena adaptación de las obras de Vladimir Nabokov, ni siquiera el grandísimo Stanley Kubrick lo acabó de conseguir plenamente y “Lolita” dentro de su filmografía es de lo menos bueno. En este caso la novela “La Defensa” de Nabokov resulta un auténtico desastre.

Y no dudo que la culpable es la señora directora Marleen Gorris, que en primer lugar me extraña mucho que sepa jugar al ajedrez, y que toda la película es una mera excusa para mostrarnos sus alegatos feministas. A los que nos fascina el ajedrez nos hubiese gustado algo más de sustancia de dicha arte o ciencia, como prefieran, y no tanto a la señorita Emiliy Watson poniendo sus caretos cuando no es ni guapa, sino un cayo malayo. Lo del final...de risa.

Me imagino que a la directora la debió de poner negra que esta sea su única película que no lleve título de mujer.

Como se dice en estos casos lo mejor todo el envoltorio del Palacio y del lago Como precioso, la fotografía y la interpretación de Turturro, además de la intención de acercarse al ajedrez y a Nabokov...lo que pasa es que de intenciones está el mundo lleno, y no basta con eso.


Nota: 4,7
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de diciembre de 2011
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nunca he leído la novela de Nabokov que ha servido de guía para la filmación de esta película, así que la crítica estará exenta de cualquier elemento literario. En contraposición, trataré de explicar un poco más de qué va el fascinante mundo del ajedrez para el aficionado casual que se haya topado con esta película o el neófito trebejista amante de las novelas del ruso.

El protagonista de la historia, Alexander Ivanovic Luzhin, es un auténtico lunático producto de una infancia desdichada: sus padres no se llevaban bien (con querida familiar de por medio) y contrataron un instructor para potenciar su intelecto por el ajedrez. Dicho profesor lo dejó tirado al llegar el talentoso ajedrecista al máximo que podía dar, no suficiente para ser el mejor del mundo. Turturro borda con maestría un personaje muy característico que recuerda a ajedrecistas tan desequilibrados como Bobby Fischer (un obseso manipulador que, después de haberse proclamado campeón del mundo en aquel glorioso match contra Spassky en Reikyavik en 1972, dejó de jugar), Paul Morphy (que se retiró en el camino de la locura en la cumbre de su carrera), o Carlos Torre, que se desnudaba en público. Tampoco debemos olvidar que Wilhelm Steinitz, el padre del primer ajedrez moderno, acabó sus días creyendo poder jugar una partida con Dios y ganarle, o la gimnasia de Aaron Nimzowitch en medio de una sala de juego.

Desgraciadamente, el actor John Turturro es el único que sobresale. Los demás personajes son demasiado desvahídos y el contrapunto de Emily Watson y su insoportable y posesiva madre es insuficiente, así como ciertas decisiones absurdas de su caracterización que, si son producto de la mente de Nabokov, resultan muy poco creíbles para alguien que tenga dos dedos de frente. Vamos, que enamorarse de Luzhin es estar verdaderamente necesitada de un polvazo y casi era preferible meterse un alfil como consolador. Groserías aparte, hay bastantes detalles ajedrecísticos que harán la delicia de los aficionados al noble y artístico juego y que se detallan en el spoiler.

En resumen: Película agradable y superior a "Jaque al asesino", pero inferior de todas todas a "En busca de Bobby Fischer" y "La diagonal del alfil". Demasiado insustancial y con sabor a cliché rosa.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de abril de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque resulte tentador, traducir la escritura de Vladimir Nabokov a imágenes no es tarea fácil, como ya demostrara, hace más de cincuenta años, la discutida versión que Kubrick realizó de Lolita. La directora holandesa Marleen Gorris ha sido la última en intentarlo con “La defensa Luzhin, una obsesiva historia de soledad en torno al apasionante (para los que somos aficionados) mundo del ajedrez. Durante la primera mitad de los años treinta, cuando se hallaba en Berlin, Nabokov, hábil ajedrecista aficionado, se ganó la vida componiendo problemas de ajedrez para diversos periódicos de la capital germana. Sin duda fue el recuerdo de esa época lo que alentó al autor de “Lolita” (1955) a escribir “La defensa” (1964) una breve novela de 200 páginas, en el que se basa el film, que narra el descenso a los infiernos del joven maestro Alexander Luzhin, quien usa el ajedrez como defensa ante el abrumador empuje de un sentimiento tan desestabilizador como es el amor, en un infructuoso intento de racionalizar lo visceral. Curiosamente, la personalidad turbulenta y extraordinaria de Luzhin tiene su símil real en el genio precoz de Bobby Fischer.

En las novelas de Nabokov, y “La defensa” no es una excepción, se percibe un sutil elemento fantástico, surreal, al mismo tiempo vivaz y vigoroso, el cual impulsa la ficción más allá de lo que, de otro modo, sería un manojo de excentricidades. Y, precisamente, este es el elemento primordial ausente en la película, pulcra adaptación de un texto que requería, o más bien exigía, en mi opinión, un punto de excitación mental capaz de alimentar ese subterráneo “fantastique” presente en el universo de Nabokov. Por contra, la película no sobrepasa los límites del mero decorativismo, ilustrando con innegable tesón y apagado talento el mundo evocado por la prosa del escritor. En “La defensa Luzhin” brillan con luz propia la dirección artística, la fotografía y el vestuario, técnicamente impecable. Una minuciosa y bella recreación de una época de entreguerras, no ocurre lo mismo con una directora vencida por un plácido academicismo que se dedica simplemente a ilustrar el drama sin profundizar en los personajes.

Alexander Luzhin es un brillante ajedrecista que ya sólo ve la existencia como un problema a dirimir sobre un tablero de juego. El eco de una infancia desdichada, cuyos reflejos se proyectan a través de varios “flash back” durante el film, ha convertido a Luzhin en un ser introvertido y lacónico, sólo obsesionado por el ajedrez y una mujer, Natalia, a la que conoce en un balneario. Es de lamentar la poca consistencia que el ajedrez tiene en esta versión cinematográfica, el poco relieve dramático de unos actores como John Turturro y Emily Watson, unido al desaprovechado personaje de Valentinov (Stuart Wilson), antiguo profesor de ajedrez de Luzhin. Una pena, que Marleen Gorris no sepa darle a la historia la densidad que requiere este desgarrador drama humano.
Antonio Morales
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de noviembre de 2005
7 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Preciosa historia de amor entablada, nunca mejor dicho, con el ajedrez, la historia en general es muy curiosa, se plasma maravillosamente conmoviendo de principio a fin. Perfecto John Turturro, es la primera ver que lo veía actuar y me ha impresinado, lo que le hacen a este es muy duro, un gran jugador de ajedrez, que el ser tan bueno es su perdición.
La idea de una mujer, que se enamora de el es buena, y el final es expléndido, precioso, maravilloso, conmovedor, el director lo borda al final, pienso que es una magnífica pelicula.
Kike
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de noviembre de 2005
6 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque la película se aleje de la novela (que son muchas las que lo hacen), es una bonita historia de amor, muy buena ambientación y fotografía, y no digamos la interpretación de Jhon Turturro,lógicamente es una película para un público especial, no busquen acción ni tampoco una gran emoción.
Muy buen final,conmovedor y bien buscado.
joaa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados