arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Diablo rojo (PTY)

Terror Un chófer acompañado de su asistente, un sacerdote y dos policías, deberá enfrentar los poderes de la oscuridad y el veneno de sus pecados en medio de la selva panameña de Chrunqui con el viejo autobús llamado “Diablo rojo” como su único refugio. Primera película de terror panameña.
Críticas ordenadas por:
16 de octubre de 2019
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si siempre te has preguntado si se puede bendecir cualquier líquido, esta película te dará la respuesta.

La verdad es que he caído en esta sesión de rebote, no toco mucho el palo del terror y en realidad fui a ver la que daban antes, un documental sobre refugiados, y como no tenía otra cosa que hacer también me quedé a ésta. Resulta que era una de esas sesiones especiales, con directores y todo para comentar la jugada. En concreto esta película no se sabe si se llegará a estrenar en España, han dicho que ahora empieza su ciclo de festivales y ya se verá. Me han caído bien y aunque la nota que he puesto es 5, hay que tener en cuenta que el presupuesto es el que es y encima les timaron con la fabricación de un monstruo. Merecen que alguien escriba algunas líneas, aunque sean estas. Ya vendrán mejores.

La película se empaqueta como "la primera película de terror panameña", que muy bien porque siendo así ya tocaba. Los diablos rojos que le dan título son unos autobuses ilegales (¿o en el limbo legal?) de Panamá que por lo visto son lo más parecido a "El diablo sobre ruedas" en la vida real, tuneados de forma atroz. Tienen un elevado índice de mortalidad y compiten al estilo "Ben-Hur" para llegar antes a las paradas. Dan ganas de montarse y no me sorprendería que al tiempo se regulen y transformen en un reclamo hortera para turistas.

Dicho esto, la película no va ni remotamente de los diablos rojos, aunque uno de ellos, junto con el conductor (Carlos Carrasco, que ya estuvo en el autobús de Speed) y su ayudante, sean los protagonistas. Es más bien una fusión entre respetuosos homenajes al género de terror y folklore y leyendas de la provincia de Chiriquí. No es que me haya dado cuenta de nada de esto durante la proyección, pero lo han comentado en el turno de preguntas. Por ejemplo, un gafapasta ha demostrado su erudición y cierto clasismo inconsciente preguntando si en Panamá pillaban las referencias, como pelis italianas de los 70, y le han respondido que sí y no sé qué de la música de Holocausto Caníbal.

Otra cosa curiosa que han dicho es que en Panamá se han escandalizado más por los tacos que por las muertes, sangre y vísceras. Y es que aquí y en Panamá, para prosperar en esta vida cuenta más hablar bien que actuar bien, no lo olvidéis amigos.

Gustará a: conductores de autobús, Balrog, José Luis López Vázquez
No gustará a: capillas católicas del Sagrado Corazón de Jesús, bebés, holandeses
eristuff
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de octubre de 2020
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Crecí en medio de leyendas y folklore.

Desde que era un chico, toda reunión tenía una especie de momento magno en el que las historias de horror aparecían y ahí venía el especialista que como un nerd había leído todo el material disponible, y había escuchado los cuentos de ancianos que alimentaban la imaginación de quien les escribe. Cuando ese contenido sobrepasaba los límites de la incredulidad y de alguna forma justificaba un horrible acto real, la sangre se me helaba. ¿Hasta qué punto era aceptable culpar a algo ficticio de un horrible acto? No tiene mucho que ver con lo que hoy escribo sobre Diablo Rojo PTY, pero es un elemento que añade sustancia al poder de un cuento, una leyenda que trasciende generaciones.

El filme Diablo Rojo PTY es una linda colección de esos testimonios en forma de película de horror. Debo admitir que no le tenía confianza a lo que supuestamente es una película pionera de Panamá en materia de género; es un país que no suele tener producciones de escala mayor.

Pero la pasé muy bien. Y aunque es imposible dejar de ver sus fallas, Diablo Rojo PTY es lo más notable del Salem Horror Fest que he visto hasta ahora. Me reí a carcajadas, me asusté con algunas imágenes, y recordé esas leyendas que alimentaban los cuentos de terror que contaba desde que era un chico.

Las leyendas se hacen realidad en Diablo Rojo PTY cuando un conductor de buses y su asistente se ven atrapados por un hechizo. El encuentro con una bruja, los policías que los detienen y empiezan a formar parte de la noche de terror, y un sacerdote inocente, pero con un pasado importante, serán los factores que disparan el final inminente para este grupo de hombres.

Diablo Rojo PTY es una película hecha con ganas. Su trama llega a ser tonta en ocasiones, pero forma parte del estilo elegido por Sol Moreno, su directora, para mantenerse al límite de lo posiblemente derivado del género. Se suma la necesidad de utilizar efectos especiales “prácticos” para tener una noche de horror como solo podíamos tener hace décadas. Adoptar la “vieja escuela” es arriesgado en la actualidad, pero a Moreno le funciona.

Y si creen que Diablo Rojo PTY es un splatterfest de comedia, creo que no me entendieron desde el principio. Es una película cuyo tratamiento es típico del cine “no serio” que desea entretener y asustar al mismo tiempo. Pero el contenido abordado habla de brujas y hechizos, con la madurez suficiente para entender que esto viene de libros no escritos, y de testimonios constantemente renovados para asustar al próximo chico, a la próxima generación. No se trata de una densa situación que nos hace reflexionar sobre los efectos morales de la historia, debido que ya los personajes tienen bastante de esto. Se trata de entender que detrás de toda leyenda o cuento, existe una moraleja relevante que a veces solo llega a evidenciarse a través de una sólida película de horror que poco a poco va levantando la mirada.

**** Originalmente publicada en https://cinelipsis.com/diablo-rojo-pty/ ****
Federico Furzan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de marzo de 2021
Sé el primero en valorar esta crítica
Primera película de terror que viene desde Panamá, utilizando como recurso el propio folklore del país en cuanto a brujería. La película es la ópera prima de su directora, y está protagonizada por Carlos Carrasco (Parker, 2013), y Alejandra Araúz (Donaire y Esplendor, 2017).

Un chófer acompañado de su asistente, un sacerdote y dos policías, deberá enfrentar los poderes de la oscuridad y el veneno de sus pecados en medio de la selva panameña de Chrunqui con el viejo autobús llamado “Diablo rojo” como su único refugio.

A este film se le nota mucho el presupuesto ajustado que maneja, con algunos efectos digitales sonrojantes que se podrían y deberían haber evitado y sustituido por efectos prácticos. Las actuaciones también dejan que desear en algunos casos, aunque no desentonan con el tono serie B que inunda la pelicula en todo momento, y la historia, sobre simple, consigue ofrecer ciertos elementos que entretienen y aportan algo de frescura al basarse en el folklore de un país muy poco conocido cinematográficamente hablando, lo cual también es un arma de doble filo, ya que el espectador que no sea del país no entendera del todo algunos elementos importantes de la película como el autobús en el que se desarrolla gran parte del film, y deberá buscar información a posterioridad.

Diablo Rojo tiene muchos defectos, pero tiene los suficientes elementos como para que un fan del terror de serie B pase un rato entretenido viendo un terror de una procedencia poco común.

Nota personal: 5/10
ElChicoDeLosHorrores
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados