arrow

El enemigo público

7,6
3.252
votos
Año
1931
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Cine negro | Policíaco. Crimen
Sinopsis
Desde muy chico, ya Tom Powers anda cometiendo fechorías en compañía de su leal amigo Matt Doyle. Y cuando se hacen hombres, la llegada de La Ley Seca, será su gran oportunidad para hacerse un nombre en el bajo mundo del gansterismo. Para Tom (James Cagney), machista y explosivo, la imagen de su hermano Mike, un militar recto y socialmente comprometido, lo pondrá en confrontación con su madre, el único ser en la vida al que ha amado. (FILMAFFINITY)  [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
17 de enero de 2007
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tom Powers (James Cagney) y su amigo Matt Doyle trabajan para un mafioso local, Putty Nose. Cuando van a cometer un robo les descubre la policía y Putty les deja tirados, Tom jura venganza. En poco tiempo consigue cierta fama y empieza a trabajar en el negocio de la cerveza, será el ascenso a la cumbre. Pero, todo lo que sube, baja.

Película que junto con "Hampa dorada" y "Scarface" marcan los códigos del género, aunque en ese momento fuera cine social, pues era la realidad del país. Utiliza una narración cortante y dura, como el propio Cagney, y no da las causas por las que los personajes actúan. Obligado por la censura, no podia mostrar los asesinatos, utiliza el fuera de campo de forma magistral, impacta más que si lo vieramos. Además contiene uno de los finales mas duros de las historia del cine.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
fuller
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de noviembre de 2007
31 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Posiblemente "El enemigo público" ha envejecido mal, pero sin duda fue un precedente y un ejemplo para el resto de películas de cine negro y género policiaco. Aparte de su grandioso final, "El enemigo público" destaca por la inmensa interpretación de James Cagney.

Cagney interpreta a un hombre que desde muy joven a crecido con la delincuencia como bandera, y poco a poco sube puestos como gángster, hasta convertirse en uno de los más importantes y temidos.

Tal vez, William A. Wellman hizo una película llena de moralinas y que no ha envejecido todo lo bien que le hubiera gustado, pero aún así conserva su encantador color azabache. Es un gran film del género con un inconmensurable Cagney y un final inmejorable.
Sersolo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2009
17 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parte del relato "Beer and blood" de John Bright y Kubec Glasman, dos de los co-autores del guión, en donde se narra la vida de varios gansters de Chicago. Fue nominada a mejor guión original y constituyó un éxito de taquilla.

Es una de las grandes películas de gangsters, junto a "Scarface" y "Hampa dorada", que preceden al período de cine negro "clásico". Comparte con ellas varios elementos, fundamentalmente la carrera de ascenso y caída del protagonista. Abarca desde 1909, donde Wellman presenta a un Tom muy joven ya delinquiendo, hasta la depresión de 1929, aproximadamente.
Comienza con unos originales títulos de crédito, en los que va apareciendo el actor junto a su nombre. Le sigue un fabuloso plano-secuencia y y en muy poco tiempo los personajes quedan presentados.
Más allá de aspectos técnicos, la peli es muy entretenida, es concisa, con una narración muy fluída. La estrella absoluta es James Cagney, con una actuación brillante, muy gestual, omnipresente.
¿Elementos negativos? Quizá la ambientación es algo austera en algunos escenarios, como los night-clubs. Otro sería la misoginia de Cagney, especialmente la escena de la bofetada y el pomelo, políticamente incorrecto y que acarreó protestas de grupos feministas.

Posee momentos muy recordados: el famoso pomelo restregado en la cara de Mae Clark (Kitty), el del piano, el del caballo o cuando entra en vigor la Ley Seca, con el pueblo abasteciénose de alcohol de cualquier manera.
Se dice que William A. Wellman le prometió a Zanuck (encargado de la producción de la Warner de 1931 a 1933, antes de fundar la Fox), hacer la película más dura hasta la fecha si el elegido finalmente era él, y parece ser que así fue.
En un principio Cagney iba a hacer otro papel, el de Edward Woods, pero el director, entusiasmado con los registros de Cagney, intercambió los papeles de manera que éste obtuvo un gran éxito y alcanzó el estrellato.

El final forma ya parte de la historia del cine. Absolutamente genial e impactante.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Gabriel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de noviembre de 2008
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película está basada en la historia escrita por dos farmacéuticos de Chicago, Kubec Glasmon y John Bright, titulada Beer and Blood (Cerveza y sangre). Y el título, como el algodón, no engaña. La cosa va de cerveza ( y licores en general) y sangre, mucha sangre.

Claro que, a diferencia de estos tiempos tan "avanzados" en los que vivimos, las películas de aquellos tiempos no se "regodeaban" mostrando el vital fluido rojo. Ni siquiera lo hacían en el equivalente tono gris del cine de la época. Y yo soy de los que, sin espantarme, agradezco el detalle. Bastante es saber que un indefenso caballo pase a mejor vida (¿tienen los caballos mejores vidas?) por el único delito (¿cometen delitos los caballos?) de haber causado involuntariamente (y no sigo preguntando) un accidente mortal a un gángster de renombre. Y por seguir con esta línea argumental, recordemos El Padrino...

Beer and Blood recrea, de forma ligera, la vida de un gángster de aquellos tiempos Earl "Hymie" Weiss, lider de la época de la Prohibición quien fue uno de los rivales más destacados de Al Capone y que, como no podía ser de otro modo, murió "prematuramente" a la edad de 29 años. James Cagney da vida al personaje de forma tan magistral que consiguió con este film su primer gran éxito de su carrera y un encasillamiento casi de por vida en este tipo de papeles. Solo recordaré, por haberlas visto últimamente, Ángeles con caras sucias, Los violentos años 20 y Al rojo vivo, pero si han habido gángster cinematográficos por excelencia, Cagney ha sido uno.

La película también documenta perfectamente una época, la de la prohibición del alcohol y consigue que nos imaginemos paseando por la ciudad de Chicago en las horas previas al inicio de la nueva ley, viendo el descontrol, el desenfreno y el acaparamiento de existencias etílicas. E, igualmente, es un exponente de la actuación de las bandas organizadas, de las guerras entre ellas, de la coacción, de la extorsión y en definitiva de la violencia.

En el terreno cinematográfico, gran interpretación de Cagney, desbordante sensualidad de Jean Harlow, actriz cuyo erotismo superaba, a mi juicio, su belleza, inolvidables escenas (la expresión de Tom bajo la lluvia o la secuencia del pomelo, entre otras) y un final... (para no contarlo), inolvidable.
FATHER CAPRIO
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de julio de 2006
30 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El enemigo público" es la prueba de que algunas películas no sobreviven al paso del tiempo. Al igual que la anterior película de William A. Wellman ("Alas"), vista hoy, "El enemigo público" resulta demasiado obvia, infantil y aburrida. Esto no es un ataque al cine clásico, pues yo soy el primero en disfrutar de genialidades como "El hombre tranquilo", "Ladrón de bicicletas", "El séptimo sello", "El apartamento" o "Remordimientos". Pero los años no tratan igual de bien a todas las películas.

Sin embargo hay que reconocer que es un clarísimo antecedente de "El padrino", con quien comparte no sólo temática, sino también algunos puntos del argumento. Pero si la maravillosa obra maestra de Coppola no ha envejecido ni un ápice, "El enemigo público" sólo se la puedo recomendar a los incondicionales del cine clásico de gangsters. Porque personalmente, no me entusiasman esas películas clásicas sobre el alzamiento y la caida de un (anti)heroe americano, interpretado esta vez por un sobreactuado James Cagney.
Pabloody
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados