arrow

Viaje al fondo del mar

5,6
510
votos
Sinopsis
Una expedición rutinaria al Polo Norte se convierte repentinamente en una trepidante carrera por salvar a toda la humanidad cuando un cinturón de radiación en el espacio convierte la Tierra en un verdadero infierno. El almirante Nelson y la tripulación del submarino atómico Seaview lucharán contra saboteadores, enormes criaturas marinas y ataques de submarinos enemigos, mientras intentan prevenir una catástrofe mundial... (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
18 de agosto de 2013
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hoy en día, el visionado de una película como Viaje al fondo del mar, resulta risible para la mayoría de gente: de todos modos, yo creo que tampoco es tan mala; sobretodo, viendo la basura que se produce en esta época en la que nos ha tocado vivir.

El guión.
No es que sea una maravilla, incluso me parece que en el aspecto científico, tampoco es muy creíble; pero la verdad, es que a mi, me resulta muy entretenida: mucho mas que otras producciones contemporáneas de ciencia ficción, las cuales, resultan pretenciosas y llenas de violencia gratuita. El argumento, es sencillo y previsible, pero entretiene y a ratos, fascina.

La estética y los efectos especiales.
! Es ahí donde radica el mayor atractivo del filme! Seguramente, a mucha gente (sobretodo a los mas jóvenes) les sorprenderá esta afirmación.
!Pues si! Visualmente, la película, resulta deslumbrante y los efectos, son magníficos; incluso vistos a día de hoy.
Muchos aficionados al cine contemporáneo, calificarían su estética ( con esos contrastes de colores y la anticuada tecnología), como "bizarra"; de mal gusto. Pero yo me hago una pregunta: dentro de 50 años, ¿como calificarán la estética del cine que se produce ahora? Con esos colores apagados; casi grises. con una puesta en escena sobrecargada y con decorados de videojuego. En mi opinión, es posible, que la califiquen de ! insoportable!

Los efectos especiales, son del todo artesanales: utilizando maquetas y buenos trucos fotográficos.

La banda sonora.
Me parece muy atractiva; sobretodo, la canción que suena en los títulos de crédito; con ese ritmo tan elegante, típico de los 60.

En resumen.
Viaje al fondo del mar, no es de las mejores películas de ciencia ficción de su época, pero cumple su cometido, que es entretener con un argumento sencillo y sin pretensiones. Interesante.
Espartaco_60
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de abril de 2008
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Irwin Allen fue uno de esos tipos peculiares que producían, dirigían y escribían en muchas ocasiones sus películas. Pero sin mucha suerte, de toda su filmografía lo único recordado hoy es “El coloso en llamas” del resto poca gente habla ya.

Por traer a colación alguna me ha parecido que merecía la pena “Viaje al fondo del mar”, una película que no es especialmente buena, pero que tiene elementos de interés ya que es una de las mezclas más extrañas que recuerdo ya que conjuga el cine bélico de submarinos (a muchos les recordará a “Marea roja”) el de aventuras (“La isla misteriosa”), la ciencia-ficción (“20.000 leguas de viaje submarino” y por supuesto y como bien dice FA cine de catástrofes (donde ya vemos como a Allen le interesa mucho este subgénero que lo retomaría varias veces hasta la culminación de “El coloso en llamas”)

Se puede pasar un rato agradable, siempre y cuando pongamos cara de imbéciles, porque tendremos que soportar como se pone a parir a la comunidad científica internacional, a la ONU y en definitiva a cualquiera que no esté de acuerdo con el almirante del submarino que por supuesto sabe más física que cualquiera y no necesita permiso de nadie para intentar salvar el mundo mediante la bomba atómica... para que luego digan que no sirve para anda.

Si obviamos todo eso –yo no puedo- se puede hacer hasta entretenida, nada más. Por cierto el que está cochambroso como actor es Peter Lorre, ya estaba entrando en su última etapa y su muerte sería unos pocos años después.

Sólo pasable, y para no apretar mucho el acelerador del cerebro, porque te quemas.
vircenguetorix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de febrero de 2015
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Contrario a lo indicado por el estimado usuario/a "Beccaria", primero fue Viaje al Fondo del Mar, la película; estrenada en 1961 y después; en el año 1964; se estrenó la serie de TV, la cual finalizó en 1967 para un total de cuatro temporadas y 110 episodios de una hora de duración cada uno.

Aquí debo hacer una necesaria acotación para referirme a la serie de TV: La primera temporada de Viaje al Fondo del Mar, la serie, se filmó en Blanco y Negro con 31 episodios y las restantes tres temporadas se filmaron en color.

En la primera temporada de la serie de TV el diseño exterior e interior del submarino "Seaview" fue el mismo que el utilizado en la película de 1961; lo cual le permitió a su productor Irwin Allen reutilizar metraje (Footage) del material original de la película, cosa muy conveniente para Allen, dada su tendencia al ahorro de presupuestos; pero a partir de la segunda temporada, el diseño exterior del "Seaview" fue modificado y pasó a ser diferente y más estilizado ya que ahora debía albergar dentro del casco de proa al legendario submarino volador "FS-1", conocido como el "Aero-Sub"; ésto también trajo como consecuencia que se debiera modificar el Set de Filmación del interior del nuevo "Seaview" para que la escotilla de acceso al "Aero-Sub" estuviera en su posición lógica dentro del Puesto de Observación del ficticio submarino y con vista al Cuarto de Control del mismo, siendo la modificación más resaltante, el número de paneles transparentes o ventanillas de proa de la nave que pasó de ocho a solo cuatro ventanillas. Dichas ventanillas estaban fabricadas, según el argumento original de Irwin Allen, con un novedoso y resistente compuesto metálico transparente denominado "Herculite", inventado por el Almirante Harriman Nelson.

Volviendo a la película Viaje al Fondo del Mar (1961); producida y dirigida por Irwin Allen; la misma se basa en una historia original del mismo Irwin Allen con guión final para la gran pantalla escrito por Charles Bennett. Salvando los aciertos y/o desaciertos argumentales, cinematográficos y seudo-científicos que sirven de fondo para esta película, no se debe olvidar que los mismos están dentro del contexto de la época y de la Guerra Fría (conflicto "no beligerante" entre USA/Occidente y la extinta URSS).

El tema de la película, recurrente en las producciones de Hollywood de la época se puede simplificar a mi entender en tres puntos:
1- "Aparece una Gran Amenaza para la Humanidad".
2- "USA Tiene la Solución y Los Demás Países son Tontos"
3- "USA, contra viento y marea, Salva al Mundo".

Dado lo simple del argumento y guión de la película; los personajes asignados a grandes actores como Walter Pigeon (Almirante Harriman Nelson), Peter Lorre (Comodoro Lucius Emery), Joan Fontaine (Dra. Susan Hiller) y Robert Sterling (Capitán Lee Crane) lucen planos, acartonados, sin carisma y perdidos en el laberinto de pasillos, estancias y compartimentos del set de filmación, siendo la única, verdadera y real estrella de esta película: el Submarino "Seaview", una miniatura de 18 pies de longitud (unos 5,5 metros) muy bien iluminada y fotografiada, tanto en superficie como debajo de ésta, utilizando “Cámara Lenta Escalada” para darnos a los espectadores la sensación de una gran nave surcando el océano.

Todos los efectos especiales, visuales y mecánicos de Viaje al Fondo del Mar (1961), estuvieron a cargo de L.B. Abbott y sus colaboradores, quienes con un presupuesto muy modesto lograron darle “vida” al portentoso submarino nuclear en la pantalla de cine (1961) y luego en la TV durante otros cuatro años (1964 – 1967).

A pesar de todos los artilugios computarizados modernos, las pantallas verdes, azules y de todos los colores y los Gráficos Generados por Ordenador (CGI) que se utilizan hoy en día, no será posible recrear al “Seaview” y su ambientación de la forma que lo hicieron el señor Abbott y sus colaboradores hace mas de cincuenta años, llevando su técnica “primitiva” al extremo durante la filmación de la serie de TV, donde ahora, el gran Richard Basehart como el “Almirante Nelson” y David Hedison como el “Capitán Crane” realizaron lo que no pudieron hacer sus predecesores; darle profundidad, carisma y una sicología propia y creíble a sus respectivos personajes.

Viaje al Fondo del Mar (1961) es más aventura que Sci-Fi, provee lo justo, es entretenida y no aburre, tiene extraordinarios efectos visuales, aun para el estándar actual y debe estar junto a su homónima serie de TV en la videoteca de los que gustamos de la ciencia-ficción y de la aventura sin las picardías, la violencia gratuita, la verborrea cansina, los trucos y malabarismos ópticos que marean y solo sirven para alargar el metraje, y demás entuertos y situaciones sin sentido a que nos tienen hoy día acostumbrados los “productores” de este tipo de cine.

En lo particular – Película Imprescindible y la serie de TV mucho mejor, sobre todo la primera y segunda temporadas, las cuales también recomiendo sin tapujos.
Luis Ramos Janeiro
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de enero de 2010
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aventura en la que peligra el mundo, gadgets de alto copete, FX llamativos (caray, casi parece un film de Roland Emmerich hasta cierto punto), personajes planos, uso de clichés, una aventura que acaba convertida en cuatro conflictos dentro de un decorado, peligros exteriores juliovernianos, diálogos mejorables...

El tiempo la ha tratado mal, la verdad. Y no destaca por su brillante narración además.

Pero todo sea que hagan un remake. Viendo cómo está el tema actualmente...
metabaron
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de agosto de 2008
8 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
En realidad se trata de un film basado en una serie de televisión (moda extraordinariamente extendida en nuestros días) que en España se exhibió, con el mismo título, a finales de los años sesenta. La serie (serie B, valga la redundancia) tenía su gracia, sobre todo al principio, es decir, cuando era en blanco y negro y el cartón-piedra cantaba que daba gusto, sobre todo si el espectador andaba por los diez años (como era el caso del que suscribe). Sin embargo, su traslado a la gran pantalla, con cambio de actores, deja mucho que desear, entre otras cosas un guión un poco más elaborado y un montaje a algo menos lastimoso. Hay planos, y yo diría que hasta escenas enteras, exactamente calcadas de algunos capítulos de la versión televisiva. Pero como son capítulos distintos, eso se nota en la inconsistencia de lo que posiblemente pretendía ser un guión. Los actores sí cambian por completo, y creo que a peor, porque ni Walter Pidgeon ni un Peter Lorre en evidente y triste decadencia encajan en los personajes... sobre todo cuando uno tiene grabada en la retina a los genuinos héroes de la caja tonta.
Así que los nostálgicos que vieron en su niñez las aventuras de "Sea-view" podrán disfrutar de sus recuerdos, pero más allá de ese baño de nostalgia, no esperen mucho de la película. Aunque no deja de tener el toque ingenuo y entrañable de aquel cine pre-tecnológico. Lo que también se agradece.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Beccaria
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados