arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Del lado del verano

5,1
477
votos
Sinopsis
La vida rutinaria de una familia se ve alterada cuando muere el padre. Una de las hijas, sueña con volar lejos del entorno familiar pero, ¿cómo desertar de la familia sin perderla? Al parecer, la autora intentó reflejar en esta película la peculiar forma de ser de los canarios. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
5 de noviembre de 2013
12 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras un primer paso en la dirección de largometrajes tan fallido y poco consistente como fue Tú eliges (2009), se esperaba que en su segunda intentona Antonia San Juan hubiera aprendido algo del error y Del lado del verano supusiera, de algún modo, una evolución en su faceta de realizadora. Nada más lejos de la realidad. Al menos en la primera, la San Juan supo brindarle un merecido lucimiento a una actriz altamente desaprovechada por nuestra industria, Neus Asensi, que salvaba como podía (o como la dejaban) la parte que le tocaba de la función. En Del lado del verano, ni eso. Porque este pretendido reflejo de la idiosincrasia y del espíritu vital inherente a los habitantes de las islas, se nos antoja más un chapucero cóctel de elementos trágicos y dramáticos que, por acumulación, se torna pronto en una caricatura de los mismos, erigida por su propia creadora casi más como un juguete de su personal vanagloria, que en un homenaje a sus paisanos, que poco orgullosos debería sentirse de serlo tras ver Del lado del verano.

Drogas, alcoholismo, cáncer, homosexualidad, SIDA, homofobia, machismo, esquizofrenia, infidelidad y tantos otros elementos catalizadores de mil y un dramas se entremezclan en la trama de esta película, que pone sus miras en las relaciones disfuncionales de una familia de clase media canaria, donde cada uno de sus miembros posee una tara social concreta. La verosimilitud brilla por su ausencia no sólo por tremendo planteamiento, sino también por la forma exagerada e impúdica con la que tales deficiencias se pasean incólumes por la pantalla. De este modo, el más que rebuscado drama surge en la cinta de San Juan de manera extravagante y del todo inconexa, pues no hay atisbo alguno por parte del texto por justificar mínimamente, con algo cercano a la sensibilidad o a la lógica, tremendo mejunje de tragedias personales, más influida la directora por la estrambótica y exacerbada concepción del melodrama del peor Pedro Almodóvar, que por la armonía y la calidez tonal de los clásicos de Douglas Sirk. O, en otras palabras, la célebre telenovela venezolana Topacio (1984) resulta el colmo de la originalidad melodramática y la mesura narrativa, comparada con este segundo largometraje de Antonia San Juan.

El ridículo alcance y resultado final de la parte trágica se ve reforzado por la comicidad extravagante con la que la directora entremezcla todo el cotarro, basada en un cansino ejercicio de contrastes entre lo que se ve y lo que se oye, pues todo el fatídico humor que desprende Del lado del verano surge por la acumulación en los diálogos de un sin fin de tacos y barbaridades mil o, ya llegados casi al final, por la entusiasta intención de la directora y guionista por rizar el rizo de lo dramático, hundiéndose en la parodia y rozando lo escatológico. No hay, ni siquiera, un trabajo de puesta en escena que merezca tal denominación, pues toda la farsa se desarrolla a través de un lenguaje acartonado, funcional de puro aséptico, que bebe terriblemente de parámetros televisivos, lo que denota que el fiasco producido por su ópera prima no debe ser achacable a la impericia de una debutante, sino a la, ahora sí, constatada incompetencia de Antonia San Juan para construir como es debido una obra cinematográfica. Siendo Del lado del verano la gran favorita a obtener el título, de dudoso honor, de ser la peor película española del año.

Ni tan siquiera en la dirección de actores es capaz la habitualmente actriz de sacar algo que justifique el precio de la entrada. A Macarena Gómez le confiere altas dosis de lucimiento, pero al mismo tiempo la hace lidiar con unos parlamentos con molesto tufillo a libro de filosofía barata, algo que, unido al artificioso acento canario que luce, terminan poniendo en evidencia la poca credibilidad de la actriz en un registro que se aleje de los roles alocados que la han hecho famosa. Eduardo Casanova está forzado y antinatural, terrible de puro desentonado, por lo ampuloso de cada una de sus apariciones. Luis Miguel Seguí jamás intenta sacar a su personaje del plano bidimensional, consiguiendo con su caricatura de ese tartamudo que echemos verdaderamente en falta el cine de Mariano Ozores. El abanico de actrices secundarias actúan cada una de ellas en registros bien distintos, redundando así en la insostenible disparidad del conjunto y, muchas de ellas, mereciendo la cárcel por sus nada trabajados personajes, incorporados desde un espontaneísmo sucio y chabacano. Sólo Secun de la Rosa puede salvarse de la quema, aunque más por simpatías subjetivas de este servidor que por llevar a cabo un trabajo verdaderamente digno. Para terminar, como no podía ser de otro modo, la directora se reserva para sí misma las más cuantiosas dosis de lucimiento, de su verborreica y deslenguada vis cómica por un lado, y, el colmo del despropósito, de su histriónico y crispado registro trágico, tan inservible como todo lo demás para conferir emoción a una película incongruente y desatinada. Solo para incondicionales (que ya es mucho).

http://actoressinverguenza.blogspot.com
Juanma
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de noviembre de 2016
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siempre me ha gustado Antonia San Juan, y para empezar quiero decir que quien arriesga y pone en juego tanto su talento, como su dinero, produciendo, interpretando y dirigiendo.... tiene todos mis respetos.

Ahora vayamos a la crítica objetiva. En las primeras obras se suele cometer el error, que el proyecto acabe en un batiburrillo de cosas que queremos contar y también decir, y el resultado sea ciertamente caótico.

DEL LADO DEL VERANO, tiene su gracia, su aquel, su desparpajo, sus toques de comedia, y sus actuaciones definidas.

Los personajes, aunque de un solo trazo resultan entretenidos y a mi entender han bebido de las fuentes de PACO LEÓN... en las magistrales CARMINAS. De las que me parece se han sacado algunas ideas... cosa por otro lado, encuentro perfectamente entendible.

¿Me ha gustado? Si, ¿Me parece una película entretenida? Tambien.... Pero Antonia San Juan, todavía debe cocerse un poco más, para encontrar el ritmo y dar cierta coherencia a personajes que en esta, se confunden entre ellos.

Por cierto. El título de mi crítica está sacado de una frase de la propia película.

UN 6
LEUGIM
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de noviembre de 2013
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siempre han existido dos vertientes en el cine de cara al modo de tratar la realidad. Para muchos, lo ideal es alejar la película todo lo posible del mundo que vivimos, llevar al espectador a una esfera onírica con el objeto de que durante dos horas se abstraiga de todos sus problemas; es lo que muchos han llamado “la magia del cine”. Otros, en cambio, defienden que el cine debe reflejar la realidad del momento para así realizar una crítica social, una postura que sus defensores argumentan como la que verdaderamente refleja el carácter artístico de este medio. Algo innegable, pero suscita una pregunta: ¿hasta que punto lo real es interesante?

Del lado del verano es de esas películas que tratan de reflejar el estilo de vida de un grupo concreto. En este caso, la directora Antonia San Juan nos dirige a una familia canaria sin aparentes problemas de dinero, pero con un enorme agujero social y cultural. Casi todos sus miembros son de lo más vacío, zafio y repelente que se pueda imaginar una persona que haya tenido alguna vez en la vida un libro entre sus manos. A los pocos que no adoptan este modelo de conducta, les exigen cambiar: “Esta es nuestra familia”, le exhorta Estela a su hermana Tana, una joven universitaria que reniega de los malos modos de sus parientes.

Por tanto, lo que esta cinta plantea es muy sencillo: un análisis social de la que podríamos llamar Generación Sálvame, integrada por todos aquellos que sienten que ser vulgar no sólo es lo correcto, sino que hay que estar orgullosos de ello; que ven a las personas como unos seres sobre los que chismorrear, sin importar el daño que se les pueda causar aunque se trate de sus propios hermanos; que educan a sus hijos según lo que les digan ellos y no los profesores. En definitiva, el tipo de gente que cree que Marcel Proust es un futbolista del Getafe.

El problema que tiene Del lado del verano es que en ningún momento queda claro si se está criticando o defendiendo ese estilo de vida. Si atendemos a lo que dijo su directora, la cinta tiene que tener un efecto “terapéutico” en la gente. Pero el estilo en el que está contada es tan superfluo que es difícil pensar que la película pueda servir para algo más que para reírse. Sí, porque el ser humano es tan peculiar que ante abominaciones como los personajes que pululan por esta obra no puede hacer otra cosa que desternillarse, aun cuando sepa perfectamente que en algún lugar no muy lejano al suyo, existe alguien similar.

Tampoco invita a reflexionar el irregular guión, que avanza con más o menos decencia en la primera hora de película para luego ahogarse en un mar de tópicos, hipérboles y situaciones cogidas con pinzas durante los cuarenta minutos finales. Trata de abordar una pléyade de temas (adulterio, muerte, enfermedad…) que no aportan nada al conjunto, ya que en cien minutos sólo se pueden tratar de una manera muy superficial, como desgraciadamente sucede en el caso que nos ocupa. Eso sí, la música está presente en todo momento para hacernos despertar unas emociones que no logran las imágenes por sí mismas.

El que aquí escribe es el primero en agradecer el esfuerzo por intentar retratar una corriente tan nociva para el ser humano como la del suicidio cultural, que parece estar de moda durante los últimos años en nuestro país. Empero, para criticar un estilo de vida tan vacío se requiere un cine profundo, que destape las vergüenzas poco a poco, y no un cine igual de vacío y exagerado en sus formas que hace que el espectador se quede igual que al principio, cosa que le ocurrirá a la mayoría tras ver Del lado del verano.


Álvaro Casanova
Crítica para www.cinemaldito.com
@CineMaldito
Kasanovic
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de febrero de 2014
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tragicomedia simpática de una familia que a la muerte del padre de ésta la tranquilidad se ve alterada aflorando rencillas y disputas del pasado y otras nuevas situaciones que van ocurriendo como drogas,enfermedades,muertes,bodas,homofobia,infidelidad,homosexualidad aderezados con situaciones ridículas,humorísticas con bastante dosis de humor negro.
Cinta entretenida que quizás guste mas a los fans de Antonia San Juan y los que de alguna forma se reconozcan en situaciones parecidas a las que ocurren en el film.

Un 5,5

http://filmefilico.blogspot.com.es/
Médano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de diciembre de 2014
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Acostumbrados como estamos a las vidas enlatadas que se emperra en vendernos la industria hollywoodiense, de historias simples y finales felices, “Del lado del verano” será para muchos, sin duda, como un trozo de pan duro: incómodo de masticar y poco satisfactorio.

Sin embargo, no puedo pasar por alto la sinceridad con la que este filme me sorprende. Porque, aunque en ocasiones parezca exagerado, lo que nos presenta es la vida, sin más. Sin aditivos, sin paños calientes. Una vida dinámica; plagada de personas, de sucesos y, cómo no, de obstáculos.
“Es que un momento estás riendo y, al siguiente, te plantan una desgracia” – se quejan algunos. Pero, ¿es que vivir no es justo eso?

Así pues, ante el disgusto manifiesto de gran parte del público de esta película, no puedo dejar de preguntarme ¿es la realidad lo que quiere ver el público cuando se sienta en una sala de cine? ¿Hasta qué punto es interesante (e incluso creíble) narrar el día a día de una familia absolutamente normal?
En un mundo donde todo lo que nos venden son imágenes idealizadas y asépticas, ¿creeríamos que nuestra propia vida es pura ficción si la proyectaran ante nosotros?

Confieso que me senté ante la pantalla con la cabeza cargada de prejuicios.
No esperaba que esta película me resultara interesante. Mucho menos esperaba reírme, pero lo hice y con ganas. Es más, para mi sorpresa, encuentro en esta cinta un guión plagado de perlas y un par de detalles que, aunque a priori me parecen un sinsentido por no haberlos visto nunca antes en 35mm, me recuerdan a mi casa, a mi familia.

No digo con esto que sea una buena película. El humor es tosco y el drama no me alcanza el estómago.
Los intérpretes, empeñados en sobreactuar, y un “product placement” poco delicado sacan al espectador constantemente de la historia. Los personajes son demasiados y no es tarea fácil empatizar con ellos. Las situaciones que viven se vuelven increíbles de puro abuso, dejando al espectador ese regustillo de “venga, ¿y qué más?”.
La guinda del pastel la ponen una pila de injustificados monólogos y el esfuerzo sobrehumano de la directora por acaparar metros de cinta.

Todo ello hace de esta película, en mi humilde opinión, una caricatura (y no en términos de crítica social, como intuyo que pretende) plagada de clichés de difícil consumo.

No voy a quitarle a San Juan el mérito que tiene haber presentado una historia tan descarnada como ésta. Es una apuesta valiente sin duda. Pero tampoco puedo obviar que es un película algo forzada, que huele a improvisado y parece haber sido concebida sin mucho cariño.
Twinkie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados