arrow

La profecía

7,4
40.606
votos
Sinopsis
Cuando Kathy Thorn da a luz a un bebé muerto, su esposo Robert le oculta la verdad y sustituye a su hijo por un niño huérfano, ignorando su origen satánico. El horror empieza cuando, en el quinto cumpleaños de Damien, inesperadamente, su niñera se suicida. Un sacerdote que trata de advertir a Robert del peligro que corre, muere en un inesperado accidente. El creciente número de muertes hace que Robert, por fin, se dé cuenta de que el ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 18 >>
9 de enero de 2009
77 de 85 usuarios han encontrado esta crítica útil
Infinitamente superior a cualquiera de sus deleznables pseudosecuelas posteriores, “The Omen” es uno de esos clásicos que todo adicto al cine de terror debe ver sí o sí. Tal vez no posea el lustre o la reputación de “Suspense”, “Psicosis”, “La semilla del diablo” o “El exorcista”, pero la peli de Donner posee caché suficiente para codearse sin ningún tipo de recato con emblemáticos títulos como “Al final de la escalera”, “El otro” o “La noche de los muertos vivientes”, por ejemplo.

Las razones son obvias. Crear un clima de suspense resulta relativamente fácil. Lo complicado radica en mantenerlo e incrementarlo progresivamente hasta transformarlo en terror puro y duro. Sin embargo, el gran logro de Donner no estriba tan sólo en gestionar impecablemente dicha tensión, sino en saber hacerlo a través de la diabólica mirada de Damien, un retraído chiquillo de cinco años que transmite todo el yuyu del mundo sin apenas pronunciar una sola palabra en toda la peli. Y si bien es cierto que Donner supo aprovechar a la perfección el tirón mediático de “El exorcista”, la presencia del mal es mucho más abstracta, intangible y sibilina en “The Omen”. Nada de psicópatas, monstruos, vampiros ni poseídas que vomitan y levitan. Damien, la encarnación del diablo, jiña sin despeinarse porque su sola presencia es capaz de resucitar nuestros temores más atávicos.

Aún así, me gustaría destacar especialmente la sobrecogedora partitura de Jerry Goldsmith. Algún día el mundo del cine en general debería rendir un grandioso homenaje a todos aquellos compositores que, como Hermann, Morricone, Williams o el mismo Goldsmith, han contribuido decisivamente a su eclosión definitiva. Si a todo ello le añadimos, además, dos o tres buenos golpes de efecto y las más que solventes interpretaciones del circunspecto Peck y la siempre bellísima Lee Remick, el resultado final no puede dejar de ser plenamente satisfactorio.

Lo dicho: Buena. Muy buena.
Taylor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de octubre de 2005
57 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película nace a raíz del éxito de " El exorcista", que era del estudio Warner, por lo que la fox decidió hacer un acercamiento más profundo al tema satánico encargándole la labor a David Seltzer, que logró hacer un guión excelente.
Como director al entonces desconocido Richard Donner ( que años después haría para el estudio rival Superman y la saga Arma Letal), logró rodearse de un perfecto elenco de actores, empezando por Peck, que haría el último papel por el que sería recordado; Lee Ramick, que resulta perfecta en el papel de madre y el joven Whitelaw, que hace de satán.
El film transcurre a medio camino entre la intriga y el terror, decantándose más por este último.
A diferencia de " El exorcista", este film nos muestra el terror fantasmal, nos hace tener miedo a algo que no está ahí fisicamente y que todo el mundo ignora qué es, mientras que en el largometraje de Friedkin el terror era de gore, donde el diablo se da a conocer desde el principio.
En definitiva, una perfecta obra maestra, que junto a la protagonizada por Max Von Sydow, hacen las películas más terroríficas en sus respectivos subgéneros de terror de todos los tiempos.
Verbal Kint
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de diciembre de 2008
32 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
De complicada producción “La Profecía” tuvo varios títulos diferentes antes de llegar al definitivo como “El anticristo” y alguno más, por aquella época el diablo se apoderó del éxito de algunas películas que hoy tenemos muy presentes como grandes clásicos del género, las geniales “La semilla del Diablo” (vaya título en castellano al “listo” que se le ocurrió) o “El Exorcista” fueron grandes referentes que sentaron una base dentro de la cultura diabólica de sus relatos. “La Profecía” pudo ser otro gran éxito para la Warner tras “El Exorcista” pero finalmente se desentendieron, obviamente no sabían lo que hacían y fue la Fox quién rescató para fortuna de todos los cinéfilos este film que se convirtió en una de las mejores películas que recuerdo. Y es que la planificación de esta joya es tan perfecta que resulta difícil atribuir el éxito de la misma a un punto en concreto. Debe decirse que al contrario de “El Exorcista” y muy a la par de “Rosemary’s baby” (no me gusta poner “La semilla del diablo”), la actividad terrorífica del film de Donner se elabora en la sutileza de sus acontecimientos, más psicológicos que explícitos, donde los detalles son difusos para sus protagonistas, un dúo maravilloso y de gran personalidad como lo fueron la elegancia de Gregory Peck y la belleza de Lee Remick, sin descuidar a David Warner, Billy Whitelaw o el pequeño Harvey Stephens y su grimosa interpretación de Damien, todos ellos dieron credibilidad a un relato que helaba la sangre precisamente por carecer de ella y basarse en la paranoica búsqueda de algo que pareciendo evidente no lo era tanto, jugando con ellos al gato y al ratón hasta su conclusión.
Si a todo ello le sumamos un score de Oscar en el que por fin hicieron justicia a uno de los más grandes compositores de la historia del cine como fue Jerry Goldsmith que con su Ave Satani logró la estatuilla que tanto se le resistía y se le resistiría posteriormente en una de esas tantas injusticias promovidas por esos dudosos premios, complementamos la perfección de un film que aterroriza sin vísceras ni alzamientos musicales comprometidos para corazones delicados. Un film de imprescindible visionado anual, una obra de arte imperecedera.
Prometheus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de junio de 2006
28 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Richard Donner retomó la antorcha de las grandes películas de terror con el tema satánico de por medio.

Pues bien, esta efectista cinta, acompañada en su día de una enorme publicidad de marketing, como lo sucedido con el reciente remake ahora en nuestras pantallas, fue estrenada un día 6, del mes 6 de un año acabado en 6 (1976), y posteriormente se continuó con la mastodóntica campaña publicitaria, recopilando toda una reputación de cinta maldita apoyada en supuestas leyendas urbanas, tales como la muerte en accidente de tráfico de un técnico de sonido de la película en el kilómetro 166,6 de la carretera hacia Omen (localidad norteamericana), el suicidio días antes de un hijo de Gregory Peck, o la carrera truncada del niño protagonista (Harvey Stephens).

En la peli también todo se inicia un día 6 del mes 6, a las 6 de una madrugada con una destacada personalidad del mundo de la política norteamericana y amigo íntimo del presidente americano, el señor Robert Thorn (enigmático y brillante Peck) metido en un taxi romano de camino al hospital de San Patricio, donde su mujer va a dar a luz...

Finalmente, el hijo de la pareja es un niño con una cara de lo más inquietante y maléfica que jamás se se recuerde, salvo si exceptuamos, la cara standard del niño en la cinta "Los Niños del Brasil".

La pareja de protagonistas, el señor Robert Thorn y su esposa Katherine( una Lee Remick menos sensual que en "Anatomía de un asesinato", y menos caústica y más contenida que en "Días sin huella"), se trasladan a Londres donde Robert prosigue su vertiginoso ascenso hacia la presidencia de la Casablanca al ser nombrado embajador norteamericano en la capital británica.

Inolvidables escenas así mismo, como la del niño en triciclo (más explícitamente terrorífica que la misma del "Resplandor", aunque bastante menos sugestiva también que aquella), los desenlaces de personajes como el padre Brenan, Jennings y la nany inicial, así como el sorprendente e impactante final, o la escena en el cementerio etrusco a 50 kilómetros al sur de Roma.

Altamente interesante y recomendable. T E R R O R Í F I C A.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
burton
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de mayo de 2009
20 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estoy solo en mi habitación. En la casa de mis padres, tengo 12 años. Es el año de 1982. Son las doce de la noche. En la televisión están pasando… “La Profecía”. No siento miedo. Quizá por que es una de las mejores épocas de mi vida. Me sentía protegido por mis padres.

La gente siente fascinación por Damian.
Ya en 1976 se esperaba con ansia la aparición de este villano de villanos. El duelo esperado entre el bien y el mal. El “Armagedon”.La mente catastrofista de la humanidad.
La gran tribulación. 7 años de sufrimiento. El Mesías satánico. El príncipe de las tinieblas. La tercera guerra mundial.
Todos nosotros llevamos parte del anticristo dentro de nuestro ser. El orgullo encarnado. La bestia del 666. Y este personaje detonará en contra de las enseñanzas del maestro Jesús.
El duelo final esperado para dar paso a un nuevo periodo de vida en la tierra.
El libre albedrío nos dará la pertenencia al bando que perteneceremos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
RAMON ROCEL
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 18 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados