arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Sueños imperiales

5,6
504
votos
Año
2014
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Drama | Cine independiente USA
Sinopsis
Un joven regresa a casa de la cárcel lleno de sueños, como disfrutar de su hijo y ser escritor, pero el delito, la pobreza y el sistema ponen en riesgo sus planes. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 >>
6 de febrero de 2017
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
La rehabilitación tras la cárcel, en algunos casos, es un cuento demasiado cruel.
Te dicen que es posible, que tienes todos los medios a tu alcance, que si no se reincide tendrás muchas posibilidades de encauzar tu vida, de tener un empleo... y en algunos casos son solo eso, posibilidades, ilusiones de posibilidades.
La realidad es que el sistema ya tiene demasiado encima como para volver a tender la mano a los que desperdiciaron su primera oportunidad.

Bambi no sabemos si la desperdició o se la quitaron, pero desde luego la perdió.
Su vuelta a casa tras el arresto está llena de miedo e incertidumbre, pero también de esperanza: le han contado aquel relato fantástico, el cual dice que si haces lo correcto podrás ir a la maravillosa tierra de oportunidades donde nadie recuerda tus pecados.
Él hace mucho que salió del barrio, y le gustaría pasar el menor tiempo posible. Pero es el barrio el que no ha salido todavía de él.

'Imperial Dreams' podría ser la historia de un fracaso anunciado, derrumbando los esforzados intentos de un joven afroamericano por no seguir el camino que parecía dictado para él.
Pero Bambi lo intenta con tanta fuerza, se resiste tanto a no volver por el camino fácil que, pese a que no podría decirse que triunfa, sí consigue sobrevivir un día más: en su cuaderno y su cabeza se traza una historia que él se cuenta a si mismo, donde es capaz de desnudar su triste realidad en conceptos absolutos que parecen insignificantes cuando se miran bien, cosas que le permiten levantarse un día más para buscar la vida digna que le prometieron.

Es imposible no ver que, cuidando a su hijo, en verdad está intentando cuidarse a si mismo, dándose otra segunda oportunidad en la piel de alguien que podría seguir sus pasos si él no hubiera estado allí.
El barrio es así, ni pide ni perdona, pero empuja y ahoga, hasta que por fuerza se deben obedecer sus normas, unas que no escribe nadie y a la vez escriben todos, unas que dictan a sus seguidores vivir fugazmente, sin la corona que intentaron ponerse, y profundamente solos.
"Los reyes aquí se erigen sobre pistolas, hasta que acaban con sus sesos fuera" escribe Bambi, condensando en una frase la amarga deriva de su gente, siempre viviendo bajo los focos de la ley, resistiendo sus embestidas, hasta que se rinden a ella sin gloria alguna.

Bambi quiere ser diferente, él no desea ser un rey, solo un padre.
Por eso hace de su coche un apartamento con vistas, eligiendo el camino difícil, cuando el propio espectador ya daba por sentado que tendría que plegarse a lo que se le pide.
Pero lo que Bambi no sabe, y aprenderá a lo largo de su historia, es que en su entorno ser quién se quiere nunca viene fácil, y esperar lo contrario habría sido iluso: es así, toca aceptarlo.

Sin embargo, las pérdidas pueden sucederse, los retos nunca marcharse... pero hasta el miedo puede morir, cuando no le dejamos crecer lo suficiente.
Esta es la historia de un padre que aprendió a madurar a golpes, resistiendo la tentación de volver a su cómodo colchón de crimen y vida fácil.
Y a todo le llega su recompensa, si sabemos esperarla adecuadamente.
Charles
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de febrero de 2017
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
No estamos ante una superproducción de Hollywood, pero ante nosotros tenemos una gran película que reflexiona sobre los valores, tanto de la vida como de la sociedad. Nada más comenzar, nos encontramos a Bambi, interpretado por John Boyega, saliendo de la cárcel. No sabemos el motivo de su encarcelación, siendo este un punto abierto hacia la reflexión, ya que a lo largo del film, según su forma de actuar, podemos pensar o imaginarnos en porqué.

Bambi en un chico joven que busca reinsertarse en la sociedad, la cual al mismo tiempo ofrece opciones de reinserción, pero que a la hora de la verdad no es así, tal como podemos observar a lo largo de la película. Bambi hace todo lo posible por conseguir esa reinserción, pero por mucho que lo intenta, la propia sociedad y el comportamiento de las demás personas se lo impiden. Aquí es donde Malik Vitthal nos lleva a la reflexión, a pensar si la sociedad actual es tal y como la queremos. Porque es verdad que se habla de la reinserción y de muchos otros aspectos que a la hora de la verdad no se llevan a la práctica. De esta manera, presentando esta idea, el director realiza una elaboración magnífica, donde los actos de las personas son los protagonistas.

En cuanto a las interpretaciones, nos encontramos con un grandioso John Boyega, que interpreta a su personaje de forma magistral, transmitiéndonos sus principios e ideas de forma directa, sin titubeos. De todos los actores que forman parte del reparto, Boyega es el que sobresale por encima de todos, ya que es el protagonista de la historia, el que lleva el timón.

Por lo tanto, estamos ante una película sencilla, que no busca la complejidad, pero sí nos lleva a la reflexión, es decir, a reflexionar sobre la sociedad y como nos comportamos, ya que los comportamientos de las personas son los que acaban definiendo a la propia sociedad.
ferrugas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de abril de 2017
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me ha gustado, buen tema, buenas actuaciones, buen ritmo. A mi juicio, más drama sentimental que callejero. Si hubiese tenido más escenas de violencia, más hip hop, más bandas, me habría gustado mucho más, pero aún así, es totalmente recomendable.
fernando mora lópez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de marzo de 2017
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay productos que cambian nuestra percepción de ciertos temas para siempre, como la redonda The Wire, de David Simon.

El tema central es la pobreza, marginación social y la violencia del colectivo afroamericano, un análisis sociológico de clase, donde volvemos a presenciar que nacer en ciertas comunidades impide la realización del yo, atajando toda emancipación. Es un circulo vicioso donde el no tener medios, sumado a la no intervención estatal que salga en tu ayuda y una losa burocrática (sin caer en discursos liberales) impiden salir de esa situación.

El problema de esta película no es que este mal realizada o que las actuaciones sean pobres, más bien es que David Simon ya nos ha dado varias master class (The Wire, Show Me a Hero) sobre esta temática, y hace de este un producto más plano y descafeinado.
carryash
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de marzo de 2019
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Gran sorpresa, Imperial Dreams.
Malik Vitthal debuta en la dirección dirigiendo con acierto este conmovedor drama sobre la difícil reinserción social de un delincuente juvenil que encuentra todo tipo de palos en las ruedas para mantenerse "limpio" e iniciar una nueva vida con su hijo sin meterse en más líos, una dificultad que le impide tener un permiso de conducir o un trabajo normal, incluso mantener la custodia de su hijo. Es cierto que la película no ofrece nada nuevo y está plagada de tópicos, pero el resultado es tierno, emotivo y bastante acertado en su presentación de los temas que trata.
Sobre todo, hay que agradecer a un enorme John Boyega el alma que pone al personaje de Bambi, alguien que podría no haber resultado simpático o agradable a ojos del público por los errores y delitos cometidos en su adolescencia, pero que en manos del actor británico resulta una roca de fe y voluntad. Es él quien consigue que Bambi se gane al espectador desde el primer minuto en su apasionada defensa de su hijo y sus denodados esfuerzos por salir adelante. La relación con Day, su hijo, es preciosa, y el trío que forman con Samaara, la madre (excelente Keke Palmer), que está en prisión, ofrece las mejores escenas de la cinta.
En definitiva, una película notable que no necesita meterse en berenjenales de racismo para contar una historia de superación y lucha.

Lo mejor: John Boyega y la emotividad de la película, especialmente en la relación entre Bambi, Day y Samaara.
Lo peor: Podría haber profundizado más en los personajes secundarios y se echa en falta que no dure más.
Sibila de Delfos
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados