arrow

El gran hotel Budapest

7,2
57.079
votos
Año
2014
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Comedia. Aventuras | Años 30
Sinopsis
Gustave H. (Ralph Fiennes), un legendario conserje de un famoso hotel europeo de entreguerras, entabla amistad con Zero Moustafa (Tony Revolori), un joven empleado al que convierte en su protegido. La historia trata sobre el robo y la recuperación de una pintura renacentista de valor incalculable y sobre la batalla que enfrenta a los miembros de una familia por una inmensa fortuna. Como telón de fondo, los levantamientos que ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 10 51 >>
29 de marzo de 2014
80 de 131 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hacia bastante tiempo que no salía de un cine con la sensación de que me habían tomado el pelo. Esta película es un bodrio. No puedo entender todas esas críticas tan laudatorias que la preceden. Lo único a destacar es la fotografía y algunas imágenes excelentes.

El argumento, por llamarlo de alguna manera pues es casi inexistente, es una sucesión de situaciones estúpidas carentes del menor interés, inconexas entre sí, con frases hechas sin contenido. Ni hay ternura, ni parodia, ni humor. Todo es una sarta de estupideces y vacuidades. El pretendido surrealismo de las escenas carece de fuerza dada la estupidez de la trama, lo aburrido y reiterativo del guión. El carrusel de actores famosos da la sensación de servir para diversión de ellos mismos ante la perplejidad y aburrimiento del espectador.

Pero lo que mas me ha molestado ha sido la continua referencia, tanto de su publicidad, declaraciones del director, como en los créditos al final de la misma, al escritor austriaco Stefan Zweig. Utilizar su nombre para engrandecer este film es un despropósito. la obra de Zweig es seria, profunda y llena de contenido. Sus descripciones de ambientes de Europa antes y después de la Gran Guerra son memorables. Muy al contrario que la sarta de trivialidades de esta película. Si lo que se pretende es evocar el mundo de Zweig, el dislate es mayúsculo, pues tanto la Centro Europa de principios de siglo XX como de entre-guerras, queda escualidamente retratada por el director. Otros filmes con menos pretensiones me vienen a la memoria donde esto se ha conseguido.

En conclusión, el Gran Hotel Budapest es un gran timo de los realizadores de este film hacia el espectador.
Norbert
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de marzo de 2014
58 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al terminar la película, se encienden las luces, y una sala a rebosar se despereza en medio de un inmenso e incómodo silencio como no había presenciado nunca. No era lo esperado. Tanta crítica alabándola no le hizo ningún bien y el espectador se espera una película redonda.
Wes se recrea en jardines ya cultivados, donde el se encuentra a gusto, pero el espectador pide variedad de flores y ambientes.
Personajes planos, escenas muy teatrales, historia amplificada sin mucho interés y música saltarina y a veces contundente para que no te duermas.
Vosotros sabréis. Yo no la recomiendo. Y me encantaron los Tenembaus.
corocota
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de marzo de 2014
37 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
Fui a ver esta película con grandes expectativas por la alta calificación que aquí tiene y porque me daba buen rollo. Y la cosa empezó bien: la película se desarrollaba en localizaciones y decorados evocadores (aunque un poco obvios de más), y se planteaba en tono de farsa, con aspiraciones de humor inteligente, surrealista y romántico; como a medio camino entre Charlot y Delicatessen (la película francesa de Jeunet y Caro).
Pero pasado un tercio del metraje empezó a perder gracia, originalidad e interés. El discurso del conserje protagonista se fue haciendo repetitivo y cansino, y la simpática y sugerente expresividad del botones se fue desinflando, a medida que el guión parecía perderse entre lugares comunes y escenas que parecían ya vistas en el cine (pero mejores). Incluso la música terminó resultando machacona y molesta en su animoso acompañamiento de las escenas de acción. Nada que ver con Charlot o Delicatessen, y mucho menos con Stefan Zweig, a quien se tiene el morro de citar como inspirador en los títulos finales.
Por lo demás la película no te saca del cine. Se ve. Tiene atractivo visual (con más pretensiones que logros originales), un buen arranque y buenos momentos. Pero nada más.
Esperaba algo mucho mejor. Otra decepción. A ver si voy a ser yo.
Becerreo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de julio de 2014
28 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo se, lo reconozco. Entiendo que si no me ha gustado "El gran hotel Budapest" significa que mi gusto por el buen cine nulo. Pues no! no me gusto. No me gusto ni un poquito siquiera. Ojala me hubiera gustado y así me podría codear anchote con el resto de culturetas que le dan esas (a mi parecer) infladas puntuaciones a este esperpento de película, repito, a mi parecer.
Me estoy acojonando, si, acojonando. Últimamente se están poniendo de moda las peliculas en las que el director se preocupa mas del envoltorio que del sabor y calidad del chocolate del bombón. Una música genial, con un reparto espectacular...una fotografía de ensueño, un montaje de mucha calidad...vamos que técnicamente son espectaculares. Lastima que cada vez sea menos importante la película en si. La calidad de la trama, lo que nos cuenta. Lo que recordamos a fin de cuentas.
Pues, nuevamente, a mi parecer, "El gran hotel Budapest" es eso. Una película sobrevaloradísima por su envoltorio pero que a la hora de valorarla por su contenido es floja, flojísima, una película que recordaremos por su estética (aprovecho para reconocer que nunca me gustaron las peliculas con este tipo de estética) en lugar de por su historia.
Si mezcláramos "El imaginario del Doctor Parnasus", "Alicia en el país de las maravillas", "Amelie" agitáramos, coláramos el producto resultante y lo añadiéramos como acompañamiento de un capitulo de "Tom & Jerry" ....tendríamos algo muy parecido a este ESPERPENTO.
jorgealgenet
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 de abril de 2014
28 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El gran hotel Budapest" es quizá la película más equilibrada de Wes Anderson, una en la que la comedia y el drama encajan perfectamente para construir algo excepcional. El realizador, uno de los más grandes de las últimas dos décadas, construye una hermosa historia de amistad como hacía tiempo que no se veía, revistiéndola de un ejercicio de nostalgia por y para el placer de cualquiera que se acerque a ella. Todo esto lo hace en poco más de hora y media, apelando a su universo único e intransferible, si bien (quizá porque tengo recientes varias de sus películas) me haya hecho recordar un poco a Aki Kaurismaki (ese uso del color, el sentido del humor). También puede ser -argumentalmente- la literalización del principio básico de Hitchcock, con un falso culpable del que conocemos toda la información y en torno al cual gira la narración. En cualquier caso, funciona como ejercicio estilístico en primer nivel y como artefacto emocional, inmediatamente después.

La voluntad de Anderson del cambio de formato de imagen dependiendo de la época en la que transcurra la historia puede tener algo de caprichoso al principio, pero adquiere total coherencia cuando se analiza un poco la forma en que ha rodado la película, forzando la simetría de sus imágenes para crear algo casi mágico, una fábula que hace parecer fácil lo difícil. La composición de los planos es extraordinaria y no creo equivocarme al decir que es la película más bella (en este sentido) que he visto en varios años. Simplemente, es un puro placer. Todo esto es indivisible de las melodías que Alexandre Desplat ha compuesto para el film, que no sólo encajan de forma perfecta con la imagen sino que casi parecieran ir a su propio ritmo. De todas las colaboraciones entre el músico y el director, diría que esta es la que más lejos ha llegado a todos los niveles.

"El gran hotel Budapest" es más que una dirección brillante y una música excepcional; también es una historia enternecedora levantada por un reparto en estado de gracia. Anderson siempre ha sacado petróleo de sus actores, pero lo que hace Ralph Fiennes está muy por encima de algo tan maleable como los premios Oscar. Tampoco está mal el recién llegado Tony Revolori, pero es que -Fiennes al margen- no destaca nadie por encima del resto. Todos son magníficos y (además) se nota que han trabajado previamente con el realizador por la forma en que abordan sin complejos ni tics aparentes aquello para lo que han sido elegidos. Dafoe, por ejemplo, parece sacado de un cartoon clásico de Hanna Barbera. Si además de todo lo anterior (¿he dicho ya lo divertida que es? pero no de carcajada gratuita, no, divertida de verdad) se le suma que tiene algunas escenas que pasan al imaginario de lo mejor que ha dado Wes Anderson (esa huída de la cárcel, maravillosa) no queda otra que rendirse al (raro) talento de su realizador y aplaudir su nueva joya, que no tendrá dificultades para mantenerse entre lo mejor del año.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 10 51 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados